elenasiles Elena Siles Bernal

Los guerreros dragers han combatido a sus enemigos desde su creación dos siglos atrás por un mago. Su destrucción total parecía algo imposible hasta que nació Ran, una hexen, cuyo poder podría resultar la solución definitiva para eliminar a los dragers. Cuando Ran se gradúa como guerrera drager su aventura para eliminar a estos terribles seres comienza.


#24 Dan Fantaisie #7 Dan Épique Déconseillé aux moins de 13 ans.

#juvenil #aventuras #acción # #aventure
51
7.0mille VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les vendredis
temps de lecture
AA Partager

Introducción

En Atlus existen diferentes razas humanoides: los centauros, los varluvs, los awyrs, los flaks, los faeths, los katuens, los elfos, los humanos, los hexens y las náyades. Los centauros es una raza mitad humano mitad caballo, no nacen con cristales ni poseen poderes mágicos, pero son excelentes guerreros. Viven en Varlsilare.

Los varluvs es una raza humanoide con aspecto de lobo, con un agudo sentido del olfato y enorme fuerza. Pueden controlar su transformación al igual que los katuens. Viven en Aurinko y Dragavyr.

Los awyrs es una raza humanoide con aspecto de águila gigante, pero con brazos y torso humanos. Los awyrs tienen pico, dos alas en la espalda, garras inferiores y plumas por casi todo su cuerpo; por lo que no suelen llevar ropa. Al ser enemigos de los dragers su raza está casi extinta. Viven en las montañas de Yaevdhal y Varlsilare.

Los flaks es una raza humanoide con aspecto mezclado entre una rana y un pez. Viven en la Islas Ryuslag. Son más longevos que los humanos y no poseen poderes mágicos.

Los faeths son una raza con aspecto humanoide, pero con las orejas puntiagudas y suelen ser muy bajitos. Poseen tres alas en su espalda y tienen la habilidad de ser muy inteligentes, pero no pueden hacer magia. Viven en Varlsilare y Yaevdhal.

Los katuens son una raza humanoide con aspecto felino. Tienen un sentido agudo del olfato y pueden ver con facilidad en la oscuridad. Viven en Yaevdhal y Varlsilare.

Los elfos son una raza similar a la humana, pero con orejas puntiagudas, ojos alargados y suelen ser más altos. Suelen ser igual longevos que los varluvs. Viven en Varlsilare.

Los humanos es la raza humanoide más antigua. Son los menos longevos y quedan muy pocos de su raza. Pueden llegar a poseer cristales mágicos. Viven en Aurinko y Yaevdhal.

Los hexens son una raza similar a la humana, pero con poderes mágicos muy poderosos. Son identificadas por las marcas culturales que lucen. Viven en Yaevdhal.

Las náyades viven en el mar, son más longevos que los humanos e igual de longevos que los flaks. Tienen el don de cambiar su forma a la de un humano cuando salen del agua, pero no suelen durar mucho tiempo así, necesitan mojarse a menudo a igual que los flaks.

Y por último están las bestias entre las cuales destacan los dragers. Un drager es un monstruo reptiliano con alas que posee fuertes poderes mágicos y pueden escupir fuego.

Suelen ser de colores llamativos, además son inteligentes y peligrosos. Viven en las montañas. Los cristales de poder son concedidos al nacer y están ubicados en el corazón; y dependiendo del número de cristales tu poder es mayor, los poderes que adquieres con cada cristal se suman y evolucionan. Con un cristal tenías una habilidad distinta dependiendo de tu raza. Con dos manejas un elemento ya sea tierra, agua, aire o fuego, a nivel básico. Ya con tres eres un mago a nivel básico y con cuatro puedes manejar la magia negra y hacer artilugios mágicos.

Con cinco puedes regenerarte rápidamente y resucitar tantas veces como cristales posees. Si tienes seis cristales desarrollabas las capacidades de fuerza, agilidad y velocidad. Con siete cristales desarrollas un elemento al máximo, el cual también puedes elegir. Con ocho cristales puedes volar y tienes otro poder que también eliges. Con nueve cristales puedes controlar el uso de los propios cristales como rellenar los huecos de tus cristales y quitárselos. Y por último con diez puedes crear vida, incluso seres mágicos. Se cree que con más con más de diez cristales mueres por sobrecarga de magia.

En Atlus existían los siguientes reinos: Aurinko, Varlsilare, Dragavyr y Yaevdhal. Yaevdhal era el reino más importante porque gracias a este reino los dragers habían quedado reducidos detrás de las montañas, lo que hacía que la implacable invasión hubiese terminado. Ahora debían mantener sus fronteras contra los dragers y seguir luchando por encontrar la forma de erradicar a los dragers de una vez por todas.

Yaevdhal poseía condados en los cuál poseía un dirigente al servicio de la reina, Ainara, así su estructura de gobierno estatal consistía en controlar el gobierno condal y cada condado controlaba a sus ciudades. Era un sistema mucho más fácil para acordar el número de escuelas, juzgados, cárceles y hospitales por condado según su población, así como que universidades se implantarían en el condado y su distribución por el mismo. Sin embargo, todo el reino poseía la misma legislación y en ningún caso el condado podía crear leyes contradictorias a las creadas por la reina.

Los condados tenían la competencia para crear un control sobre los ciudadanos del pago de sus impuestos y la capital inspeccionaban a los condados. Los ciudadanos por tanto debían llevar un registro anual de sus ingresos y si se encontraba un posible fraude las condenas eran realmente disuasorias.

Aquellos que no pagaban impuestos por situación de pobreza disponían de un sistema educación gratuita, la atención médica hospitales gratuitos y un subsidio de comida mínimo a cambio de trabajar para el estado.

La ley más importante de todas era La Ley del Estatuto del Reino en la cual se especificaba los derechos individuales y colectivos totalmente inexpugnables como el derecho a la vida y a la libertad de expresión entre otros.

Otros estatutos eran el código penal y civil que recogía todas las demás leyes, deberes y derechos de los ciudadanos. Podrían añadirse más leyes si aparecieran nuevos delitos o modificar algunas siempre y cuando no vulnerase el estatuto del reino, y fueran aprobadas por la reina, sus consejeros y por al menos cuatro de los gobernadores de los condados. Desde su creación como reino había elecciones cada cuatro años por sufragio universal para elegir a los seis consejeros de la reina, el gobernante de su respectivo condado, a los alcaldes de sus pueblos y a los jueces del estado; encargados de vigilar a los jueces de los condados. Podrían presentare cualquier ciudadano que fuese mayor de edad y residente en la zona durante al menos más de diez años o nacido en Yaevdhal. El reino de Yaevdhal era sin duda el más avanzado en términos diplomáticos y políticos, a pesar de seguir teniendo una monarquía con mucho poder; por lo que vivir en Yaevdhal se consideraba incluso un lujo y los que vivían allí eran por tanto muy patrióticos.

5 Mai 2023 17:25 3 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
13
Lire le chapitre suivant Capítulo 1: El comienzo de la aventura

Commentez quelque chose

Publier!
Señor Polilla Señor Polilla
Que gran mundo medieval has creado! Esta bastante piola, al menos puedo ayudar con un like. Sigue asi!
May 22, 2023, 22:15

~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 21 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!