cantabile Apolo K.

“Tengo novia”, había dicho. Así había comenzado la mentira. Toda mi familia en la mesa me miró con incredulidad. No hay ni que decir, que se arruinó un poco más, cuando Nolan, mi poco brillante y casanovas, mejor amigo, le puso el nombre más anticuado que logró pensar "Lucrecia". Pero las cosas se complicaron un poco más, cuando mi supuesta novia, decantó en una persona real y también en una que comenzó a mostrarme facetas que no conocía de mi mejor amigo y que terminaron por cambiar muchas cosas incluso de nuestra amistad. -TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Código de registro: 2406188297450


#2 Dan LGBT+ Interdit aux moins de 18 ans. © None

#amor #amistad #lgbt #amigos #amorgay #friendstolover
550
36.6mille VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les dimanches
temps de lecture
AA Partager

Uno. Mi primera mentira: Tengo novia.



Las primeras veces y el amor a veces dan miedo.

Esta historia va para todos aquellos que se atrevieron.

Y también para los que aún lo están intentando.

Cantabile.





—Tengo novia.

Así empezó la mentira.

Todos los que estaban en la mesa me miraron enarcando las cejas.

Por supuesto que resultaba imposible para mis dos padres, mi hermana, su novio y mi mejor amigo que, de repente, después de veintinueve años solo, saliera diciéndole a todo el mundo que tenía novia. Creo que incluso aunque hubiera dicho que estaba saliendo con mi amigo les habría resultado más creíble, pero bueno, no estaba en posición para permitirme ser quisquilloso.

No hay ni que decir que todo se arruinó un poco más cuando Nolan, mi descerebrado mejor amigo, le puso el nombre más anticuado que logró pensar "Lucrecia".

Rodé los ojos mirándolo con incredulidad ¿Acaso estaba loco? Seguramente esa era la razón por la que continuaba juntándose conmigo, después de tantos años. Él con su cabello rubio, ojos azules, solíamos molestarlo y llamarlo "el gringo". Pero, sin duda, no tenía los mismos problemas para conseguir novia que yo. A él le llovían las chicas, incluso aunque fuéramos a una fiesta común y corriente.

Mi hermana sonrió un poco —Bastante poco creativo chicos...

Tomé mi celular por debajo de la mesa y le escribí un mensaje "Imbécil, ¿No pudiste pensar en un nombre un poco más realista?".

Me dio una de sus sonrisas con las que solía derretir a todas las chicas, esas ladeadas, algo juguetonas y me escribió de vuelta: "Es que cuando estás cerca mío no puedo pensar".

Le mandé mi más elegante ícono de dedo del medio y rodé los ojos. Soltó una risa mientras se dirigía a mi hermana —Es verdad, es la hermana de mi ex. Llevan juntos poco tiempo casi un mes, por eso, Adam, no les había querido contar aún.

Sí, ese era yo, Adam Halles. Un tipo que había sacado la universidad en varios años, pero que había tenido el cerebro suficiente para estudiar en una de las mejores universidades del país, aunque sin duda, no me había servido de mucho, como todo al resto de los mortales, me había costado bastante encontrar trabajo cuando terminé. Era también, un tipo "forever solo". Estaba casi seguro de que el problema era yo, Nolan, solía repetírmelo, que estaba buscando un amor de cuento, en un mundo que no tenía nada de ello. Quizás tenía razón, pero de alguna manera no lograba convencer a mi cabeza.

Mi madre me miró con una sonrisa —Pues entonces, te felicito. Aunque sus padres no fueron muy piadosos con el nombre de esa chica.

Le solté una sonrisa algo dolorosa, pero Nolan, ya se había subido en la moto y yo que lo conocía hace seis años, sabía que una vez que se subía no había forma de bajarlo — Le pusieron ese nombre por su abuela, pero solemos llamarla Anna.

¿Acaso estaba hablando de esa Anna?

¿Anna, de metro setenta, ojos grises y un cuerpo que haría llorar a cualquier modelo?

¿Estaba de broma?

Esa Anna, ni siquiera sabía de mi existencia, apenas habíamos hablado un par de palabras, mucho menos sería mi novia.

—¿Qué mierd...? — mascullé entre dientes sin quitar mi sonrisa.

Pero Nolan me palmeó el hombro, su mano se quedó allí mientras me apretaba un poco la zona, un claro mensaje de que quería que me quedara en silencio.

Mi hermana nos miró a ambos con expresión confusa. Yo tenía más que claro de que había tenido sentimientos por el tipo a mi lado en algún punto y que eso casi la hace cortar con su ahora novio de casi 8 años.

Nolan sacó su teléfono y les mostró una foto del instagram de mi ahora nueva novia en cuestión y eso hizo explotar la mesa.

"Tantos años de espera habían valido la pena".

Casi podía escuchar a mi mamá diciendo eso, incluso mi padre que no solía ser tan expresivo estaba algo sorprendido, por supuesto que con esa noticia, se olvidaron del resto de la conversación y no hablaron de nada más por el resto del almuerzo.

—Fuiste demasiado lejos esta vez — le dije entre dientes mientras caminábamos de vuelta a mi apartamento.

Soltó una risa —Adam, tus padres necesitaban un poco de acción de tu parte. Y ya me estaba resultando doloroso que te preguntaran por una novia una vez al mes por seis años.

—Dímelo a mí.

—¿No ves? Es algo bueno para todos.

—Hasta que me pidan que la lleve a la casa, o la vean por ahí con otro tipo.

—No está saliendo con nadie.

—¿Cómo sabes eso?

—Sólo lo sé, no preguntes.

Lo miré con una ceja enarcada. Todo eso que no contaba solía ser... —No me digas que tú...

Abrió los ojos y me interrumpió al instante —¡De ninguna manera!

—Al menos eres lo suficientemente decente como para negarlo, ¿Cómo van las cosas con tu novia? ¿Ya te engañó en el extranjero con su nuevo mejor amigo?

Hizo una mueca —Un poco de esto, un poco de aquello. Lleva tres meses afuera y ya apenas contesta al teléfono. Creo que no hemos hablado por casi una semana.

—Seguro encontró muchos gringos más guapos — le dije con algo de sorna.

Nolan rodó los ojos, pero sonrió un poco —Gracias por el apoyo, hijo de la soberana mierda.

Solté una risa, sabía que jamás había estado profundamente enamorado de la chica, creo que jamás lo había visto perdidamente enamorado de nadie. Ni sufrir por amor. Todas su relaciones solían ser más bien, bastante superficiales.

—¿Qué te parece esto? Te invitaré a un trago para pasar las tristezas.

—Pues ya era hora — me dijo mientras me abrazaba por los hombros y caminaba a mi lado directamente a mi casa.

Pues está bien.

A pesar de que a estas alturas de nuestra vida, cada uno tenía un apartamento en casi el mismo vecindario. El mío por renta, el suyo comprado por su familia. Solíamos pasar bastante tiempo en la casa del otro (cuando el idiota a mi lado estaba soltero), lo cual resultaba en que ambos solíamos tener cosas en la casa del otro. Lo miré con una ceja enarcada mientras se desparramaba en mi recién ordenado sofá, lanzando un par de cojines al suelo. Era un maldito desastre.

—Adam ¿Por alguna casualidad de la vida dejé mi laptop del trabajo aquí? — dijo de repente.

Solté una risa incrédula apuntándole un rincón de la mesa de la televisión —Lleva ahí casi una semana ¿Acaso vas a dormir al trabajo?

Me sonrió de vuelta mientras le daba una mirada algo aburrida —Algo como eso, tuve que arreglármelas con la computadora del escritorio toda la semana. Fue una reverenda lata, la cosa no cargaba jamás. Recuérdame que tengo que llevarla mañana conmigo.

—¿Te vas a quedar aquí? — le pregunté mientras le ponía el vaso con whiskey al frente.

Asintió —No tengo nada mejor que hacer, es domingo después de todo.

—¿Ordenar tu apartamento te parece demasiado terrible? —le mencioné entre dientes y lo vi soltar una risa.

—Totalmente.

Encendimos la televisión casi por costumbre y pusimos un partido del Real Madrid, ninguno de los dos resultaba ser un apasionado del fútbol, pero era eso, o la película romántica del canal seis.

Que ya habíamos visto varias veces y habíamos decidido que la chica era demasiado compleja para nuestra inteligencia.

—Oh mierda, si no mete el gol al próximo intento juro que voy a ir comprar cervezas desnudo, no puedo seguir mirando esto, es demasiado doloroso. Que me parta un rayo si no lo hago — maldijo entre dientes mientras miraba a los jugadores correr nuevamente a la defensiva.

Enarqué una ceja, pero no dije una palabra. Hasta que volvieron a perderse otro gol, sólo entonces solté una carcajada y le di una palmada en el hombro —Oh sí, me encanta cuando haces promesas sin pensar.

Me miró perplejo por los veinte segundos que le costó procesar mis palabras y luego se rió un poco —Sólo era un decir....

—No existen esos en mi diccionarios, anda, desnúdate, ve por mi cerveza — dije mientras lo instaba a que se parara —Eres un hombre de palabra, no queremos que te parta un rayo ¿No es así? — le dije casi juguetonamente, mientras una sonrisa de complicidad aparecía en su rostro.

—Voy a terminar en la cárcel y va a ser tu culpa— dijo mientras rodaba los ojos y se ponía de pie.

A pesar de que el demente de mi mejor amigo ya iba de camino a quitarse los pantalones, lo retuve por la mano negando —No creo que la divinidad que te vigila, quiera ver como traumas a la gente allí abajo. La camiseta será suficiente.

Me regaló uno de sus no muy elegantes dedos del medio desde la calle, mientras yo lo grababa desde mi balcón riéndome a carcajadas.

Unas chicas sentadas desde las bancas del parquecito que colindaba con mi apartamento comenzaron a darse codazos al ver su torso dorado y musculoso al sol. Era atractivo, como si tuviera una manera de negarlo, había nacido con todas esas ventajas que el resto sólo podíamos soñar.

Cuando venía de vuelta con las cervezas, una de las chicas más guapas de ese grupo se acercó a él. Seguramente para pedirle el número, lo miré sonreír un poco y asentir. Seguro no tardaría en encontrar una nueva novia, incluso aunque Christina, su actual chica lo engañara y lo dejara.

Sin embargo, sin previo aviso, señaló en mi dirección, haciéndome una seña, enarqué las cejas al ver su sonrisa algo tonta ¿Qué mierda estaba maquinando?

Le hice un claro gesto de "¿Qué?" con la boca, sin embargo, sonrió un poco más y levantando las cervezas, gritó —¡YA VOY MI AMOR! SÉ QUE TENEMOS QUE ALIMENTAR A NUESTRO HIJO, NO TE IMPACIENTES.

Se me encendieron las mejillas y corrí al instante al interior del apartamento, completamente avergonzado. Aún venía riéndose cuando subió en el ascensor.

—Van a llamar servicios sociales — le dije cuando entró y me crucé de brazos mirándolo dejar las cervezas en la mesa de centro.

—¿Por dejar a nuestro hijo morirse de hambre? Ya lo creo que sí.

—¿Qué les dijiste? — dije apretándome el entrecejo. Aunque ya estaba acostumbrado a este tipo y sus locuras no podía evitar los tremendos dolores de cabeza que me daba a veces.

—Pues querían mi número y habría sido demasiado aburrido decirles simplemente que tenía novia ¿No te parece? — comenzó a decir.

—¿Y entonces? — dije con precaución, mientras levantaba la mirada a su rostro relajado y sonriente.

Se sentó a mi lado y abrió la cerveza —Pues les dije que estábamos esperando un hijo — dijo con aplomo.

Me puse de pie algo exasperado —¿ACASO ESTÁS LOCO? — le grité y luego miré su sonrisa aún tranquila y me senté de nuevo a su lado soltando un suspiro y abriendo una cerveza —Olvídalo, ni sé por qué te pregunto, claramente lo estás.

—Gracias — dijo dándome una mirada.

—No era un cumplido.

—Lo sé.

—¿Entonces por qué...?

—Sólo gracias... — dijo tendiéndose en mi sofá más cómodamente aún sin polera. Rodé los ojos, mientras lo miraba cambiar los canales. Su piel tostada se veía muy suave y parecía casi adherirse a su pecho musculoso y sus firmes brazos. Me pilló mirándolo y me dio una mirada casi divertida — Estoy aburrido así que he gastado mi energía en el gimnasio.

—Creo que algo más que aburrido — dije entre dientes mientras me daba una mirada rápida a mí mismo —Ojalá pudiera usar mi aburrimiento de la misma forma que tú.

—Bueno, no es muy probable si pareces tener una alergia con el gimnasio.

—¿Qué quieres que haga? Me siento como un hámster corriendo en una rueda.

—Sin duda, entre los hámsters serías uno de los más guapos.

Rodé los ojos —Entre los hámsters...

—También entre los hombres.

Le di una mirada algo escéptica a él y su grandiosa belleza y negué un poco —No importa cómo sea, al final nadie va quedarse conmigo.

—Yo me quedaría— susurró y se incorporó de repente para mirarme a la cara — Yo me quedaría... —repitió — Contigo, para siempre, no importa lo que pase.

Le di una mirada, que me devolvió con intensidad, parecía estar estudiando a fondo cada una de mis expresiones, se me entreabrió la boca, cuando se acercó un poco más a mí. Quizás estaba haciendo cortocircuito, quizás estaba simplemente un poco borracho después de un par de vasos de whiskey. No tenía idea, pero no me moví, ni le quité mirada mientras se acercaba un par de centímetros más.

En ese segundo, el mundo podía haber comenzado a arder y no lo habría notado.



———————————

Mini presentación:

Bienvenido todo el mundo a esta nueva creación de mi mente, gracias por llegar hasta aquí.

No tengo idea qué será de esta, historia, pero me divertí un montón escribiendo este primer capítulo y quería compartirla con ustedes.

No sé cuánto demoraré en darle continuidad, tampoco si será pronto, depende del recibimiento que tenga.

Les deseo una linda semana,

Cantabile. (20/03/2023)

20 Mars 2023 04:55 10 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
99
Lire le chapitre suivant Dos. Compañeros.

Commentez quelque chose

Publier!
DD Dawn Dg
Me encanto!!
January 09, 2024, 21:59
Judith H. Judith H.
Casi no leo este tipo de historias, ya que me es difícil enganchar en una. Pero la tuya es una la excepción, me a atrapado y quiero seguir leyendo. ❤️
September 09, 2023, 18:17
🟪Ody Sse⬜ 🟪Ody Sse⬜
Sigue escribiendo ¡por favor!
September 04, 2023, 13:58

  • Apolo K. Apolo K.
    ¡Gracias por esto! Voy a trabajar duro lo prometo. September 09, 2023, 00:38
JB JordyA Bustamante
Me encanta tu forma de escribir, Me encanta, sigue asi.
August 24, 2023, 16:12
Angie Nahomi Angie Nahomi
Realmente soy amante de las historias gays y el ver cómo escribes realmente me atrajo , sigue escribiendo por favor realmente haces un gran trabajo, no sé si tengas más historia pero está es la primera que leo. De echo instale inkispired ayer asi que aún no le entiendo bien
May 17, 2023, 21:01

  • Apolo K. Apolo K.
    ¡Angie! Muchas gracias por comentar, no sabes lo mucho que me llenan de ánimo y ganas de seguir comentarios así. Ya estoy trabajando en el siguiente capítulo, espero poder leerte allí también. May 22, 2023, 03:37
Jonny Aguila Jonny Aguila
Wowow, yo me estaba divirtiendo bastante cuando derrepente fue como de "espera, que hay besooooooo" jsjs
April 10, 2023, 09:30
Isy Isy
Sigo diciendo que me encanta como escribes. Ahora que retomé la plataforma esperaré el tiempo necesario para la continuación. El primer capítulo fue muy gracioso 😂♥️
March 20, 2023, 10:08

  • Apolo K. Apolo K.
    ISYYYY estoy tan feliz de verteeee de vuelta, por ti seguiré escribiendo jaja March 21, 2023, 20:40
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 25 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!