no- Voidout

Tras la batalla de los Apalaches, La Fuerza 17 se recupera muy lentamente, un nuevo equipo se une a la formación, Y Mientras que el D.U.P se prepara para nuevas operaciones, La Orden avanza con sus objetivos, pues tras descubrir una serie de planos robados durante la batalla previa, deciden que es hora de avanzar al siguiente paso.


Action Tout public.
8
8.9mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Prólogo: Golpe de realidad

2409, a tan solo meses después de la batalla en los Apalaches.


...


Jean permanecía en el suelo, sus oídos no podían percibir ningún sonido excepto por aquél pitido.


Podía ver a su amiga Aiko, abriendo fuego, mientras protegía a Christen, quien era atendido por María y otro Agente más.


El Agente recibió un disparo directo hacia la cabeza, María tiró a Aiko directamente al suelo.


Logró leer los labios de su camarada, parecía estar gritando:

"Tirador", "Tirador".


Jean parpadeó.


Habían civiles muertos alrededor.


Civiles inocentes, usados como escudos humanos por La Orden.


El D.U.P no se tragó aquella estrategia, y ordenó a la fuerza 17, en conjunto con un pelotón de infantería a arremeter violentamente con la ciudad.


Apoyados por un dúo de pilotos, quienes sobrevolaban los cielos en una nave Spitfire, repartiendo balas, y causando muchas más muertes tanto de civiles, como de Legionarios.


A estos se le sumaba un bombardero pesado Visund, quien muy constantemente desplegaba racimos de bombas cargadas con concentrado de Minerva, incendiando hectáreas enteras a los alrededores.


—¡Jack!—Exclamó Aiko.—Dile a Kruger que sobrevuele por el Sector Delta Nueve Cinco, coordenadas 1-3-6 noroeste. —Añadió.


Kruger, quien pilotaba la nave, contactó en tierra con el equipo de Aiko.


—Hoja Uno a Eco Tres Tres, el sector Cuchilla Nueve Nueve está bajo el control del equipo de Estabilización, repito, El Sector Cuchilla Nueve Nueve está bajo el control del Equipo de Estabilización—Respondió Kruger.


Este había perdido contacto en tierra, pues el encargado de portar la radio con quien mantendría comunicaciones había muerto incinerado producto de las tropas Infernales de La Orden.


—Aquí Eco Uno Alfa, ¿Me reciben?—Preguntó Colt.


—Aquí Eco Tres Tres, reporte de situación—Respondió Aiko.


—Sufrimos de graves bajas, el equipo de Estabilizadores reanuda la arremetida contra las fuerzas Legionarias, necesitamos de apoyo aéreo inmediato—Exclamó Colt.


—Negativo Eco Uno Alfa, las condiciones no permiten un sobrevuelo en la zona, tendrán que retroceder hasta el sector Hammer 3-3-5-6-1-1-22.—Respondió Aiko.


—Copiado Eco Tres Tres, la mantendré informada—Dijo Colt.


Jean se levantó, y de rodillas, notó con asombro e inquietud, como ondeaba la bandera de La Orden, aunque Distante. Pero sin duda demostraba el poder y la fiereza de los combatientes.


Pues estos no sufrían de moral.


Jean estaba anonadado, La poderosa rama Militar del D.U.P, quienes el creyó eran protectores de la libertad, en realidad eran asesinos.


Habían matado a incontables civiles, y convertido un gran asentamiento de personas independientes, en un brutal campo de batalla.



23 Mars 2023 23:44 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
2
Lire le chapitre suivant Capítulo 1: Heridas de guerra

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 43 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!