arosales Alvaro Rosales Riffo

Nueva York, Año 2020 Una terrible pandemia hace estragos en la población. Todos sufren, todos lloran. Hasta que de la nada... una flota de barcos piratas invaden la Gran Manzana, saqueando y bebiendo tan solo dos elixires mágicos: Cerveza y Ron...hasta que descubren que existen otros piratas sanguinarios, dispuestos a todo con tal de destruirlos. Esta es la historia del Capitán Ferris y sus amigos, quienes desde los cálidos mares del Caribe recalan en Nueva York para demostrarle al mundo entero que aunque el Covid sea peligroso y no podamos salir jamás, la vida pirata es la vida mejor y que no hay nada más hermoso que beber un buen licor hasta emborracharse y caer como ballena en los brazos de una hermosa sirena. La invasión pirata ha comenzado. ¡AL ABORDAJEEEEEEEEEEEEEEE!


#14 Dan Action Interdit aux moins de 18 ans.

#piratas #sirenas #aventura #cerveza #sangre #batallas #mar #maldicion #nuevayork #militares #ron #marqueserrante #humor
12
7.1mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Antes de la Tormenta (Prólogo)

El mundo ya no es el mismo de antes. La aventura del mar ha sido reemplazada por una mísera pantalla táctil y las personas ya no creen en tesoros y sirenas, sino más bien en reggaetoneros drogatas y asiáticos femeninos. Sin querer, el mundo se volvió patas para arriba…hasta que el castigo les llegó directamente desde el oriente.

Como si se tratara de un mal sueño, un virus letal fue lanzado contra el mundo y millones de personas tuvieron que resguardarse entre cuatro paredes, encerradas en sus propias casas, para evitar morir frente a un microorganismo dispuesto a todo con tal de matar los sueños y esperanzas de todos.


Desde entonces, el mundo se ha detenido de forma abrupta, con las ciudades totalmente paralizadas, unos pocos policías y militares resguardando las calles y el planeta respirando tranquilo por un momento.

Pero…algo extraño ocurrió durante este tiempo, y es el momento propicio para contarlo.


Más allá del horizonte, lejos del puerto de la ciudad de Nueva York, una misteriosa isla emergió a la superficie, cuyas montañas hechas de barro y hueso, crean la imagen de un gigantesco cráneo con forma de calavera.

Debido a que los habitantes no podían salir por miedo al virus, solo unos pocos pudieron registrar por video el extraño fenómeno. Sin embargo, nadie le prestó importancia, a excepción de los marineros.

Algunos barcos intentaron aproximarse hacia dicho lugar, pero a medida que se acercaban, la isla se alejaba cada vez más y más, cosa que no se explicaba con palabras o explicaciones lógicas.

Incluso desde las praderas lejanas a la gran ciudad, había personas que, ignorando por completo la existencia del virus, salían afuera para presenciar por las alturas lo que estaba sucediendo, divisando a lo lejos aquella remota isla con forma de calavera.


De pronto, una niebla misteriosa emergió de la nada, causando estupor no solo entre los habitantes de la ciudad y alrededores, sino también en los marinos mercantes que navegaban cerca de la costa neoyorquina. Era como si algo raro hubiera causado semejante fenómeno, pero aun así no se podía explicar con certeza.

A pesar de aquello, los valientes hombres de mar continuaron con su proeza de alcanzar, por todos los medios disponibles, la ribera de aquella misteriosa isla. Sin embargo, cuando las únicas dos embarcaciones se adentraron en lo más profundo del océano, se encontraron con una particular sorpresa.

Sin previo aviso, emergieron desde lo más profundo de la niebla una seguidilla de barcos totalmente distintos a las naves que estaban allí. No parecían ser ni mercantes ni marinos armados, sino todo lo contrario, pues se trataban de inmensos galeones de madera, antiguos para nuestra época, aunque increíblemente restaurados, las cuales atravesaron el paso de los barcos pesqueros, cuyas tripulaciones quedaron estupefactas tras ver como una tras otra salían diversas naves de batalla antiguas.

En efecto, se trataba de una gigantesca flota de galeones enarbolados con la bandera pirata. De entre ellos la que iba a la vanguardia era la embarcación más grande y maciza jamás vista por los hombres y mujeres de esta nuestra reciente época. Sus líneas estaban hechas de un roble macizo, reforzadas con metal y barro. En la proa portaba un gigantesco mascarón que representaba a la imponente diosa de los mares, la gran Calipso, mientras que en la popa estaba inscrito en letras de madera el nombre de aquel enorme barco pirata: “El Marqués Errante”.


Luego la niebla se disipó y todos los habitantes en tierra pudieron visualizar a la distancia el arribo de las imponentes naves piratas, las cuales iban en ruta hacia el puerto principal de la ciudad de Nueva York. Nada impedía su camino, ni siquiera una lancha patrulla de la policía, la cual estaba amarrada a la costa debido a que la mayoría de los oficiales se encontraban confinados en cuarentena a causa del virus, por lo que no había seguridad para las riberas urbanas.

Tras haber navegado toda la costa atlántica, finalmente el Marqués Errante recaló frente al puerto de Nueva York, mientras que el resto de las otras naves atracaban en otros sitios, bloqueando así el acceso marítimo, a vista y paciencia de todos.

Y desde el mástil mayor de la nave comandante, apareció la figura de su capitán. Era un personaje de altura espigada, cabellos castaños, ojos color café, una prominente nariz y no muy corpulento en el torso. Tenía además los brazos y piernas largos, pero eso le acompañaba para usar un largo traje rojo y blanco, más un sombrero con plumas y el característico y usual parche negro. Portaba también una larga espada y un curioso arcabuz con tan solo una bala, clásico de pirata.

Una vez que el Marqués se detuvo, el imponente capitán desenvainó su espada y elevándola a los cielos, gritó con todas sus fuerzas:


— ¡AL ABORDAJE!


Y así fue como la invasión pirata dio inicio.

20 Mars 2023 00:00 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
2
Lire le chapitre suivant Capítulo 1: ¡Al Abordaje!

Commentez quelque chose

Publier!
J.M. Argot J.M. Argot
Abordo
September 12, 2023, 18:58
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 17 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!