rafael-villafuerte1583025906 Rafael Villafuerte

Al principio yo tampoco lo creía, pensaba que eso de los muertos vivientes eran una creación para entretener a la gente. Todo comenzó una noche mientras dormía en casa de mis abuelos paternos con los cuales había ido vivir por una temporada. Mi habitación se encontraba aislada en el fondo de un inmenso patio, al igual que la casa también tenía gruesas paredes de sillar que de noche le daban un aspecto siniestro, con las luces apagadas casi parecía una cueva.


Thriller/Mystère Tout public.

#misterio #casa #ciudad #subterráneos
Histoire courte
0
2.7mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

...

Al principio yo tampoco lo creía, pensaba que eso de los muertos vivientes eran una creación para entretener a la gente. Todo comenzó una noche mientras dormía en casa de mis abuelos paternos con los cuales había ido vivir por una temporada. Mi habitación se encontraba aislada en el fondo de un inmenso patio, al igual que la casa también tenía gruesas paredes de sillar que de noche le daban un aspecto siniestro, con las luces apagadas casi parecía una cueva.

Pero había otro detalle que me inquietaba más, y este eran los extraños ruidos que provenían del piso de madera, empecé a oírlos en las madrugadas, se escuchaba débilmente, era como si una o varias personas caminaban lentamente debajo de mi cuarto, a veces los sonidos se hacían un poco más intensos en la zona que estaba debajo de mi cama.

Realmente estaba asustado y muchas veces dormía con las luces encendidas, solo así podía soportar el miedo, de vez en cuando uno de mis abuelos se levantaba en las madrugadas y molesto me ordenaba que apagara la luz y me decía que ya no era un niño para tenerle miedo a la oscuridad.

A veces el sonido era realmente escalofriante, me parecía como si alguien intentase subir y abrirse paso por entre las gruesas tablas de madera de la habitación, los días pasaron y la situación se volvió insoportable. No podía decirle nada a mis abuelos, estaba seguro que no me creerían.

busque información en internet, algo relacionado con sonidos fantasmales en casonas de la ciudad y cosas similares, indagando me encontré con un artículo que hablaba de la existencia de subterráneos en la catedral de la plaza de armas, los cuales se sospechaba se interconectaban con otras iglesias y casonas de la ciudad.

Imaginé que tal vez habían túneles olvidados por el tiempo debajo de la casona de los abuelos, en ese caso los ruídos que yo percibía como sobrenaturales podían ser explicados por pequeños desprendimientos, pensé que quiza los túneles se estuviesen desmoronando o algo así, decidí buscar una entrada.

Tenía que hacerlo durante el día pues me daba mucho miedo, busqué cuidadosamente en el piso alguna ranura en forma rectangular, no encontré ninguna a la vista. Finalmente deduje que el piso de madera había sido colocado deliberadamente para ocultar la entrada, también pensaba que esta podía hallarse debajo de mi cama pues allí era donde los sonidos se escuchaban más claramente.

Rompí las tablas de madera en esa zona, y efectivamente ahí estaba una tapa rectangular muy pesada la cual quité con dificultad. Habían unos peldaños que iban hacia abajo y se perdían en la oscuridad. Me alumbré con una linterna y no ví nada durante varios segundos pero percibí un olor a carne descompuesta, pensaba cerrar la entrada, pero de un momento a otro observé varias formas humanoides que venían hacía mí arrastrándose por los peldaños. Retrocedí espantado y coloqué muy deprisa la pesada tapa, ¿que había sido eso?, estaba desconcertado más por el hecho de que estas delgadas figuras parecían tener colgajos de grasa y sangre en sus cuerpos, como si no tuvieran piel.

Arreglé el piso lo mejor que pude acomodando las tablas rotas y salí presuroso de la habitación hacía el patió a tomar el sol, sentía ganas de vomitar, no sabía que hacer.

En mi interior me preguntaba porque esas criaturas estaban allí abajo, no parecían ser fantasmas, sus cuerpos se veían muy reales. De ninguna manera podía quedarme allí ni mis abuelos tampoco.

Mi mente comenzó a tener pensamientos irracionales, como que debajo de la ciudad había un mundo de galerías habitadas por hordas de muertos vivientes deseosos de carne. Y quizás estos habían sido resucitados por ritos paganos de algún grupo de poder o secta. Todo era demasiado para mis frágiles nervios, recuerdo que me tambalee y caí pesadamente al suelo como un borracho.

Desperté más tarde recostado en la cama de mi habitación, estaba muy débil, me sentía que si no hubiera comido durante días. Sin duda mis abuelos me habían visto desmayado en el patio y seguramente habían llamado a algún vecino y me habían arrastrado hasta mi cama.

Volví a quedar en la inconciencia a los pocos minutos.

Cuando volví despertar empecé a sospechar que algo malo estaba ocurriendo, no, no era normal que durmiese tanto y que estuviese tan débil, necesitaba comida y algúna bebida urgentemente, estaba a punto de desvanecerme cuando recordé que en el pequeño mueble que se encontraba a un lado de mi cama, habían algunos caramelos. Hize un enorme esfuerzo para estirar la mano y conseguirlos, lo logré y comí con gran avidez, esto me dio algo de energía y lucidez.

Se me ocurrió buscar mi celular en la cama, tantee por todas partes hasta que lo encontré, me disponia a llamar a la policía o a alguien de confianza para pedir ayuda, pero me dí con la ingrata sopresa que estaba apagado, mi aparato estaba completamente cargado la primera vez que quedé inconsiente, ¡debían de haber pasado varios días desde aquella vez!. Volví a ordenar mis pensamientos, torpe y lentamente me incorporé y miré debajo de mi cama, la tapa yacía a un lado, me pregunté como no sentí el olor y pensé que dado que había estado tanto tiempo expuesto a esa inmundicia mi olfato se había acostumbrado.

Entonces recordé a los abuelos, y me dirigí tambaleante hacia la habitación que estos ocupaban en la parte delantera de la casa. No estaban allí ni en ninguna parte, salí a la calle y no había gente, nadie, absolutamente nadie. Busqué durante días y no encontré un alma. Ahora estoy solo en esta ciudad desierta, con muchas preguntas y sin ninguna respuesta, estoy a punto de volverme loco...

FIN.


-Gracias por pasar por el post.

17 Février 2023 09:03 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~