anigguk Ani gguk

Jungkook no espero quedarse varado en medio de la nada. Menos que un hombre tan hermoso como irreal lo acogiera en su finca. • Titulo: Como las uvas • Vampiros; romance; suspenso • Publicada: 23/12/22 Wattpad: ©anigguk Inkspired: ©withyoujt Inkitt: ©withyoujt ⛄「 ESPECIAL DE NAVIDAD 」⛄ 「 No permito adaptaciones ni copias 」


#86 Dan Fanfiction #89 Dan Groupes/Chanteurs Interdit aux moins de 18 ans.

#sobrenatural #navidad #vampiros #jungkook #vkook #taekook #taehyung #smut #vino
1.6mille
14.4mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Único

Jungkook sabía desde un comienzo que su idea no había sido del todo buena. El auto que había rentado para trasladar el pino que en un futuro se convertiría en el árbol de navidad de sus sueños, había sido ridículamente barato y ahora sabía la razón del porqué.

El auto apenas resistía su peso, el querer llevar un árbol de más de dos metros era imposible, en un comienzo no hubo problema, fueron cinco minutos de un viaje de regreso a casa tranquilo hasta que el auto comenzó a sonar extraño y se detuvo en medio de la nada echando humo.

Maldijo por lo bajo al hombre que se lo rentó, pero trato de mantener la calma, solo debía de comunicarse con una grúa y que ésta lo traslade a un lugar menos terrorífico de dónde estaba.

Lamentablemente para él la señal en su teléfono había desaparecido, y mirando al cielo con un suspiro comenzaron las primeras gotas de lluvia que poco a poco se convirtieron en un gran torrencial.

Jungkook solo quería adelantar el tiempo y volver a estar en su abrigada casa con un chocolate caliente en sus manos, gimió al imaginar el rico sabor a chocolate.

Comenzó a caminar lejos de la carretera, dejando el auto atrás para poder hallar señal antes que su celular muriera, y a lo lejos con su vista empañada pudo visualizar una luz.

Al principio pensó que era una choza o casa de algunos albañiles, pero lo que pensó con anterioridad se fue convirtiendo en un gran finca, el olor de las uvas era inmenso y parecía casi emborrachar tan solo el olerlo.

De alguna manera sonrió pues su suerte iba cambiando, tocó suavemente la puerta de la casa que se hallaba ahí, pero no encontró respuesta.

Bien, debió pensar primero que los dueños quizás eran ricos y no iban a querer ayudarlo menos en tales fachas en las que iba. Así que simplemente y sin querer generar un problema se dio media vuelta.

Pero sorprendentemente la puerta se abrió con un gran crujido, Jungkook sonrió y sin pensar entro, estaba listo para agradecer a quien sea que abrió la puerta, pero no había nadie ahí.

La oscuridad era inmensa y lo único que daba luz era la puerta abierta, que con un frío aire duro fue cerrada. Jungkook saltó en su sitio tras eso. Pasó saliva con miedo pues la oscuridad lo invadía, no podía ni ver sus propias manos.

De una manera abrupta se prendieron las luces, lo que le permitió ver la gran escalera que se hallaba en medio de esa casa, que desde adentro ahora parecía inmensa. Agradeció que la luz se hubiera hecho ver, pero no podía mantenerse tranquilo pues, ¿como hubiera sido posible tal hecho si no había nadie ahí?

Aún que sus dudas fueron calladas al ver a un hombre bajar las grandes escaleras del medio, estaba vestido con una bata color vino abierta casi del todo dejando ver su pecho, mientras que su cabello negro revuelto se movía en cada escalón que bajaba con delicadeza.

Jungkook dejó de respirar un momento al verlo por la impresión. Era hermoso, lo más bello que pudo haber visto. La piel del hombre se veía tersa y sin imperfecciones, era alto y con una buena musculatura. Sus labios delgados eran pálidos y su ojos negros, aun que oscuros transmitían mucho. Sus miradas se encontraron, el hombre se había parado en medio de los escalones para observarlo.

“La lluvia empeorara. Está bien que te quedes aquí mientras pasa” soltó, con una voz ronca que le erizó el cuerpo.

“Gr-gracias” dijo “y perdón por irrumpir en su hogar. Soy Jungkook, un gusto” alzó su mano.

El hombre lo miró fijamente, como analizándolo. De arriba abajo, poniéndolo nervioso “Kim Taehyung” tomó su mano que está en el aire para llevarla a su boca “un placer” dijo sobre ella.

La mano del hombre estaba helada y no pudo pensar correctamente el porqué luego de que Taehyung besara el dorso de su mano tan delicadamente. Sus piernas flaquearon y espero que el hombre no lo haya notado al igual que sus mejillas rojas cuando atrajo su mano a su pecho. Aún sentía como los labios suaves del hombre la había besado.

“Déjame enseñarte la habitación donde dormirás.”

Jungkook asintió y siguió al hombre. Taehyung parecía salir de un cuento, literalmente parecía un príncipe. Demasiado hermoso para su bien. No había duda de que Jungkook era un romántico empedernido de alguna manera y conociendo al mundo cruel siempre había querido conocer a un príncipe y Taehyung parecía serlo solo que era un poco tenebroso. Aún que eso no lo molestaba, solo lo intrigaba más.

Su hogar era una finca en medio de la nada y parecía vivir solo, no había rastro de trabajadores, pero todo se mantenía en un buen y casi nuevo estado. Todo demasiado extraño para él, pero simplemente se dejó llevar.

“Aquí es, siento el desorden, pero generalmente no recibo visitas” Taehyung abrió una habitación, que, si se hallaba media desordenada y algo empolvada, pero con una gran y suave cama a la vista. Y solo con eso se permitía ser feliz.

“No pasa nada, gracias de nuevo.” le dijo entrando a la habitación.

“Buenas noches” dijo Taehyung, casi en un susurro grueso.

Jungkook se quedó solo en la habitación y con ello se permitió tirarse a la suave cama que se le había prestado, el cansancio lo invadió y como pudo solo se despojó de sus zapatos para poder envolverse correctamente con las mantas. Escuchando como un eco en sus oídos esa rica voz diciéndole "buenas noches".

•••

“Uhm...” Jungkook soltó un quejido, su boca dolía y la sentía extrañamente estirada, chupando algo.

“No muerdas, cariño…. Agh si si así”

Jungkook abrió los ojos al escuchar esa voz, su vista se encontro con los ojos negros de Taehyung, que lo miraba con una sonrisa, mientras tenía en un puño su cabello.

Finalmente se dio cuenta que se hallaba chupando la polla del hombre, sus ojos se abrieron de asombro, pero no había manera de detenerse no sabía si era la mano que lo tenía agarrada firmemente su cabeza o la excitación que sentía al tener ese pedazo de carne palpitando en su boca.

Francamente no le importo más y siguió haciéndolo, su cuerpo ardía y solo quería seguir viendo como Taehyung disfrutaba de él. No quería que lo dejara de usar mientras siguiera soltando esos gruesos gruñidos y esas excitantes palabras.

“Vamos bebé más rápido.” soltó, moviendo ahora su pelvis haciendo que sus huevos chocarán fuertemente su barbilla.

Taehyung se corrió en un grueso gemido, y rápidamente levantó su cuerpo que se hallaba arrodillado y desnudo del suelo.

Lo tiró a la cama sin delicadeza y se subió encima de él abriendo sus piernas. “Maldita sea qué preciosos muslos tienes bebe. Quiero tanto morderlos hasta poder sentir tu sangre en mi boca.”

Jungkook salió de su ensoñación ante tales palabras, su vista borrosa por la excitación captó por fin los colmillos afilados que tenía Taehyung. Los cuáles estaban a punto de romper la suave carne de sus muslos.

“Espera, no no lo hagas.” pidió con su corazón latiendo con rapidez.

“No temas. No te dolerá amor”

Fue extraño, pero creyó tales palabras. Aún que no quería ser mordido, no ahora. Jungkook en un impulso tomó el rostro de Taehyung y lo alejó de sus piernas. Para fundirlos a ambos en un fuerte y algo torpe beso.

Taehyung no sé espero eso pues sus labios estaban inmóviles mientras él hacía todo el trabajo. Vamos le había chupado la polla ¿y ahora no quería besarlo?

Jungkook se alejó con el ceño fruncido y antes de siquiera poder reclamarle a Taehyung, este lo tomó fuertemente para devorarlo con sus labios. Jungkook solo pudo abrir su boca para recibir tanto fervor, tanto anhelo.

Taehyung literalmente estaba tomando todo de él, su boca succionaba la suya y su lengua recorría su interior jugueteando con la suya en un rico beso que nunca quería que acabase.

Jungkook gemía mientras sentía su polla palpitar, aún que su agujero se sentía igual de necesitado él quería más. Quería que Taehyung se apoderara de él no importaba que él fuera un…

•••

“Uhmm…” Jungkook abrió sus ojos, sintiendo una humedad entre sus piernas, pronto se dio cuenta que se había corrido en sus pantalones. Era un sueño. Todo lo que había sucedido había sido producto de su cabeza, pero se sentía tan real.

Con un suspiro frustrado se quitó los pantalones y su ropa interior. La lluvia seguía afuera y no parecía haber pasado muchas horas.

Mientras caminaba tratando de encontrar un lugar donde pudiese lavar el desastre que había hecho con su ropa, sus piernas se sentían débiles, y esperaba no haber hecho ningún sonido raro lo suficientemente fuerte para que Taehyung lo haya escuchado.

Estaba sin pantalones pero su camisa larga lo cubría perfectamente. Esa no era el impedimento para que el no querer toparse con Taehyung él se sentía de alguna manera avergonzado al haber imaginado al hombre que lo había ayudado en tales situaciones. Jungkook se sentía bonito pero aquel hombre estaba a otro nivel, difícilmente él podría causarle algo a Taehyu-

“¿Qué haces?”

Jungkook dio un grito y volteo rápidamente hacia el dueño de la voz.

“Taehyung, hola uhm” murmuró, tratando de bajar la camisa que cubría sus partes íntimas, ahora la sentía demasiado corta.

Taehyung fijó su vista en sus piernas desnudas y en un paso lento su vista subió hasta su rostro “¿Sucedió algo?” pregunto.

“Bueno, ehh. Mis pantalones estaban muy mojados para poder dormir y… también sucios me era imposible dormir con ellos.”

“Entiendo. Puedo prestarte unos.” dijo y comenzó a caminar a lo que era su habitación. “Pasa, creo tener unos de tu talla.”

Jungkook esperaba nervioso mirando la espalda ancha del hombre. Su vista con dificultad se apartó de aquella hermosura. La habitación de Taehyung le era raramente familiar casi igual a su sueño.

Un fuerte aire le erizo la piel. Taehyung estaba frente a él mirándolo, esperando a que agarrara los pantalones que le estaba ofreciendo.

“Puedes cambiarte en el cuarto de baño, es ese” señaló a una habitación que se hallaba en el mismo cuarto.

Jungkook fue rápidamente hacia ahí pues sentía, al recordar aquel sueño, como se endurecía. No tenía la valentía de pedirle ropa interior a Taehyung así que solo se puso el pantalón que apenas cubría su entrepierna algo encendida.

Esperó un momento antes de salir, tratando de respirar adecuadamente mientras mojaba su rostro caliente con un poco de agua. Finalmente salió y encontró a Taehyung ya acostado, casi pareciendo dormido.

Jungkook se mordió el labio acercándose nervioso al rostro de Taehyung era inimaginable la belleza de aquel hombre.

Su mano se acercó al rostro contrario para comprobar lo suave que era aquella piel, era extraño cómo se sentía atraído como un imán al hombre. Cuando su mano estuvo a milímetros de tocar aquella piel, Taehyung abrió sus ojos.

Jungkook no supo el porqué, pero en su mente apareció el "es ahora o nunca" que hizo llenarse de valentía para besar a Taehyung.

Esperaba el rechazo, pero no le importó aquello y movía sus labios de la mejor manera que podía. Ni en sus mejores sueños había podido imaginar a un hombre como Taehyung, no quería ni desaprovecharía tal oportunidad.

Taehyung se separó de él y se sentó en su cama. Otra vez Jungkook pudo captar con sus ojos aquellos colmillos al igual que en su sueño.

Los ojos del hombre se iluminaron llegando a tonos rojos que llegaron a asustarlo.

“¿Estás dispuesto a correr el riesgo?”

•••

Jungkook despertó agitado. La luz apenas traspasaba las cortinas gruesas, pero indicaban que ya había amanecido. Sentía un malestar en su cuerpo mientras caminaba el largo pasillo que lo iba a llevar a la salida. Tenía miedo, mucho miedo.

No sabía a qué, pero lo único que quería era salir de ahí.

“¿Ya te vas?” escucho a lo lejos. Pero no había nadie cerca de él. “Perdón, pero no puedes salir de aquí.” Tras esa palabras Taehyung se apareció enfrente de él y la luz se esfumó.

“Déjame…” susurro.” ¡Quiero irme de aquí!”

“No puedes.” Jungkook sintió como alguien jalaba su cuerpo y algo frío lo abrazaba.

“Hace años que no recibo visitas, igualmente ninguna fue tan exquisita como tú Jungkook.”

“¿Qué es lo que quieres?” preguntó temblando.

“Tu sangre… y compañía ¿Es mucho pedir?”

Jungkook quería reír, cerraba sus ojos tratando de volver a despertar quería que fuera otro sueño.

“Es la realidad, Jungkook no soy el príncipe que te hice creer.” Jungkook se asombró ante tales palabras, mientras las manos frías recorrían su espalda. “Tu mente uhmm de alguna manera no caía del todo ante mi. Estuve a punto de tenerte a mi merced, pero despertaste.”

“¿De qué hablas?”

“Ya sabes lo que soy. Un monstruo, de aquellos cuentos de los que te advierten que huyas de mí. Soy el que siempre se queda solo en su miseria. Mientras ve a todos felices.”

Jungkook trataba de ver el rostro de Taehyung ahora, sus palabras sonaban dolidas ante su confesión, pero no sabía si otra vez estaba jugando con su mente, aunque aún le era imposible de creer que Taehyung fuera un-

“Un vampiro. Soy de los malos Jungkook, no me tengas compasión. Mato personas sin importarme sus familias ni de cuan dolor les causaría su pérdida.”

“Pareces arrepentido” la oscuridad pareció perder fuerza. Y Taehyung fue consciente de eso, su rostro cambió mostrando una mueca extraña

“Vete.” Taehyung lo soltó “Eres peligroso para mí.”

Jungkook a pesar de la oportunidad no la tomó y fue él, el que se aferró a Taehyung. Culpen a su corazón que palpitaba fuerte y nublaba sus sentidos. El cual sentía compasión y quizás un indicio de algo más ante la inexplicable conexión que sentía con Taehyung.

“¿Por qué soy peligroso para ti? Me temes ¿por qué?” preguntó en un susurro.

Escucho a Taehyung tragar

“Tu mente, sentí la impresión que te di. Lo que sentiste por mi. Me gustó y todo de mi te siente mío. Mío.” su voz se hizo otra vez gruesa. “No debes sentir eso, soy un monstruo y tu eres bueno, lo sé.”

“A qué le temes realmente Taehyung, te dio miedo de lo que sentía, pero tú, ¿tú que sentiste?”

“No hagas esto. Solo vete”

Taehyung desapareció y la luz volvió. La fuerte luz lo aturdió mientras la puerta abierta parecía como su salvación. Era como elegir el cielo contra el infierno. Y Jungkook no podía, no podía elegir su bienestar sobre el de otros. Taehyung sonaba tan solo y dolido.

Ahora que sabía que era parecía igual que cualquier villano de un cuento ser controlado por algo. Quizás su instinto por la sangre había dañado a muchos, pero se arrepentía por ello que era lo importante.

Mientras subía las escaleras y se alejaba de la puerta de salida, su cabeza lo invadía con distintos escenarios donde era asesinado por Taehyung. De alguna manera intuyo que era otra vez Taehyung jugando con su mente para que se fuera.

Encontró la habitación de Taehyung y con valentía abrió la puerta y encontró a Taehyung tomando su cabeza entre sus manos. Parecía sufrir, sus gruñidos y jadeos eran dolorosos de escuchar.

“Taehyung” se acercó lentamente a él.

“¡No te acerques!” grito levantándose del suelo, alejándose lo más posible de él “Ya ha pasado Jungkook, ya has muerto en mis manos.

“¿De qué hablas?”

“Tus sueños eran recuerdos Jungkook. Recuerdos que yo también había bloqueado. Mientras creía jugar con tu mente la mía jugaba conmigo.”

“Quieres decir que me mataste antes” Taehyung asintió “Y porque ahora estoy aquí vivo, no soy alguien muerto Taehyung.

“¡No lo sé! Lo único que puedo ver es a ti muerto en mis brazos lleno de sangre… Y eso me duele, me duele muchísimo.”

“Siento amarte Taehyung, si realmente paso que acabe muerto y de alguna manera estoy aquí otra vez es quizás porque nuestro destino es estar juntos.”

“¿Me amas? Cómo es posible eso. Soy un monstruo entiéndelo. No traigo nada bueno y no merezco nada bueno, nada como el amor.”

“Todos lo merecen, más las personas que nunca lo han sentido. Quiero amar, amarte podría ser realmente fácil Taehyung si dejas que lo haga.”

“Estás dispuesto a ello ¿A arriesgarte? Podría matarte mientras estés durmiendo. Ahora mismo podría estar jugando contigo. ¿Cómo es que confías tanto en mí?”

“No lo sé Taehyung. Pero confío, confío raramente en ti. Sea lo que sea que soñé, me hizo sentir cosas. Quiero sentirte, anhelo de alguna manera tenerte conmigo… otra vez” Jungkook se acercó a Taehyung.

Taehyung no se alejó está vez y mientras Jungkook se acercaba a él, él separó sus labios para recibir aquel beso.

Los labios de Jungkook se sentían conocidos, tan familiares y suaves como las uvas y el vino que bebía con adicción. Lo que pensó es que fácilmente podía volverse adicto a aquellos labios. Sus manos apretaron fuertemente la cintura contraria.

Escucho como un quejido delicioso salía de los labios de Jungkook al romper aquella carne y tener su sangre en sus boca. Sus fosas nasales se dilataron y sus ojos ardieron en rojo mientras miraba a Jungkook dar sin dudar su labio cortado a él.

Jungkook le hacía tanto mal. Lo enloquecía de alguna manera, y quería todo de él.

“Tranquilo” dijo con una suave risa.

“Eres realmente dulce” relamió sus labios, deleitándose con su sabor.

“Y así me querías dejar ir” bromeó.

“Ahora va a ser imposible aquello. Estás atado a mi” respondió con la voz gruesa y con sus ojos aún rojos.

Jungkook debía de tener miedo pero no lo tenía.

“No voy a querer irme, Taehyung. Jamás voy a querer irme”

•••

Jungkook despertó otra vez. No sabía exactamente qué día había llegado a la finca de Taehyung, pero ambos habían creado una rutina algo extraña para Jungkook.

Taehyung claramente era algo sensible a la luz, no sé quemaba ni nada eso, solo lo ponía enfermo como si fuera alérgico a la luz del sol.

Entonces Jungkook debía hacer algunos cambios, pues si él dormía durante la noche que era donde Taehyung estaba más activo no había manera que pudieran hacer algo juntos como vagar fuera de la casa recogiendo uvas o que Taehyung le enseñará cómo hacía vino con ellas mientras él se hallaba casi sonámbulo.

Por ello él había cambiado tal horario biológico que había tenido toda su vida. Ahora dormía en las mañanas y se despertaba con todas sus energías por las noches.

Taehyung había querido imponerse a tal cosa pues no quería que tras ese cambio brusco se enfermara ya que había algunas razones para que nuestro despertar sea de esa manera. Pero él no pudo hacer nada contra sus ideas de acoplarse a él.

Con ahora esas horas juntos Jungkook pudo descubrir cómo Taehyung vivía y como aquel instinto que a veces lo controlaba era retenido.

Taehyung ya no se alimentaba con sangre, pues hallaba cruel aquel acto en cambio había tratado de saciar su sed durante años con las uvas y el vino. Esto a pesar de que hacía creer a Taehyung que ayudaba realmente no lo estaba haciendo, lo estaba matando en cambio.

Su instinto de sangre no era nada más que una llamada de su cuerpo por ayuda. Era como si un humano solo se alimentara de las uvas y el alcohol del vino, eso lo terminaría matando con el pasar del tiempo.

Al igual como estaba sucediendo con Taehyung, a pesar de que él se negaba a volver a consumir sangre no había manera de que Jungkook no hiciera nada por él. Era fácil y de alguna manera excitante para Jungkook persuadir a Taehyung más cuando estaba controlado por su instinto.

Este era más fuerte y descuidado cuando se trataba de él. Antes tenía sus precauciones cuando aparecía ya que pensaba que era una amenaza para él, pero ahora sabía que lo único que quería era mantenerse vivo.

Sentía como si estuviera traicionando a Taehyung cuando se dejó morder y se sintió más culpable cuando le era imposible detener sus gemidos.

Mientras Taehyung absorbía con fervor su sangre el solo lo tomó del cabello con fuerza, mirando al techo lanzando sus gemidos al aire. Tampoco fue indiferente a los gruñidos complacidos que soltaba Taehyung.

Cuando terminó de tomar su sangre Taehyung lo miró con horror.

“No me hiciste daño, estoy bien Taehyung” le dijo tomando las manos contrarias.

“Estás lleno de sangre... yo- yo también.”

“Me gustó, realmente lo hizo. Solo me siento un poco débil ahora. No me moriré por eso.”

Luego que Taehyung lo miró mal por aquellas palabras se dedicó a cuidarlo y alimentarlo lo mejor que podía.

Taehyung desde aquel momento comenzó a morderlo sin miedo a matarlo pues rara vez perdía el control y cuidaba realmente la cantidad de sangre que tenía de él.

El vampiro era tan suave y dulce con el que le era imposible no dejarse llevar por su corazón alocado que sabía de alguna manera que no habría rechazo.

Entonces comenzaron los abrazos, los besos, los apodos cariñosos y las noches de pasión que sin querer terminaban con una mordida profunda de Taehyung en su cuello.

En la cama Taehyung no era para nada calmado. Sus gruñidos y pequeñas mordidas eran esparcidas por todo su cuerpo de una manera incontrolable, era casi posesivo, como si marcará como su territorio todo su cuerpo.

Era suyo, Jungkook lo sabía, no había fuerza en el mundo que lo alejara de Taehyung y no había manera de que Taehyung lo dejará ir fácilmente. Sabía que Taehyung mataría por él, por cualquiera que se acercará a él con otras intenciones.

Y a Jungkook le encantaba eso. Una sensación excitante le recorría el cuerpo cada vez que Taehyung se encontraba de esa manera tan posesiva-

“¿Jungkook?”

“¿Eh?”

“¿Estás bien cariño? Te sentí un poco ido.”

“Bien, solo estaba recordando algunas cosas.” dijo mientras se mordía el labio.

“¿Otra vez los recuerdos de nuestras vidas pasadas?”

“Oh sí eso. Fue sobre eso.”

“¿Qué fue está vez? Yo no tuve ningún recuerdo.” abrazo su cintura dejando pequeños besos “Quizás cómo nos conocimos antes… o como te follaba contra alguna superficie… uhm”

Jungkook tembló, la voz de Taehyung se volvía excitantemente gruesa cuando le hablaba al oído.

“La segunda por lo que veo ¿verdad?”

Bueno Jungkook sabía que exactamente no había tenido algún recuerdo de su pasado, pero los había tenido de su presente y no era del todo mentira, el aceptar lo que estaba preguntando Taehyung.

“Estás mudo cariño. Quieres otra vez solo disfrutar por lo que veo” mordió el lóbulo de su oreja “Creo que podemos dejar la búsqueda del árbol por hoy. Volvamos a casa bebé.”

“Desesperado uhm… tranquilo cariño tenemos toda la noche.”

Taehyung se despojó de su ropa para quitarle la suya también. Ya en la cama se permitió abrir sus piernas sin dudar para que Taehyung se acomodara entre ellas.

Podía sentir su miembro palpitar contra el suyo mientras se besaban. Sus manos acariciaban la espalda y cabello de Taehyung mientras que él mantenía su agarre en sus piernas.

Luego Taehyung bajó dejando su respiración caliente por dónde pasaba su boca para acomodarse en su cuello. Pero antes de morderlo empujó su pelvis para adentrarse en él.

Él soltó un gemido al aire ante tal sensación de llenura, Taehyung era ridículamente grande y él tenía una fascinación con su miembro duro como un mástil. Siempre, de alguna manera lo quería dentro de él ya sea en su boca o en lo más profundo de su trasero.

“¿Te gusta bebé?” soltó una pequeña risa ronca “Yo sé que, si cariño, te encanta tenerme así.”

“Uhm... si lo amo tanto Taehyung… agh.”

Los movimientos de Taehyung comenzaron a ser más fuertes y erráticos. La habitación solo estaba llena de ellos, de sus gemidos y respiraciones fuertes.

Era tan excitante, tener a tal hombre gruñendo encima de él, excitado solo por hallarse en su profundo interior.

“Voy a…”

“Hazlo si… No pidas permiso solo hazlo Taehyungie.”

En segundos nada más pudo sentir como afilados dientes se enterraban en la suave carne de su cuello, su sangre se sentía drenada y le daba una sensación extrañamente excitante.

Se corrió tan rápido después de tal mordida y los duros movimientos que hacía Taehyung, pero el vampiro siguió. Bajo hasta sus pezones primero chupándolos para luego encajar sus dientes en él.

Jungkook soltó un gemido agudo a tal placer. Todo su cuerpo reacciona de una manera diferente a Taehyung, una más excitante que la otra.

“Tus gemidos, maldición gime más para mi, mi amor.”

“Taehyung~ uhm… más por favor.”

Si, si, si

“Tan rico, eres delicioso, como me absorbes con entusiasmo cariño. Eres tan adicto a mi como yo lo fui a las uvas. Ahora mi adicción y mi perdición eres tú mi vida.”

“Taehyung… bésame” No podía, claro que no soportaría no tener a Taehyung consigo. Era imposible y deseaba profundamente quedarse así, aferrados el uno al otro.

“Uhm… mierda.” Taehyung lo mordió con dureza.

Jungkook sintió como su interior era llenado por una sustancia fría, de la cual estaba tan familiarizado. Y simplemente sonrió con el placer palpitando en todo su cuerpo.

Taehyung se quedó bastante tiempo en su cuello, para luego acostarse junto a él. No tardaría en quedarse dormido y a pesar de que deseaba que Taehyung sintiera indicios de sueño en su ser también era de alguna manera reconfortante que el vampiro amara verlo dormir como también arrullarlo mientras conciliaba el sueño.

El vampiro cada vez y en cada casi amanecer lo veía, veía a Jungkook. Y recordaba que en lo profundo de su muerto corazón siempre había deseado encontrar a alguien que lo amara aún sabiendo lo desagradable que fue y pudo ser en un comienzo.

Las uvas habían sido su salvación por mucho tiempo, pero Jungkook había llegado y se convirtió en su verdadera salvación. Para Taehyung Jungkook sería su uva, su adicción. Su gran y eterno amor.

Fin

📷

-Una breve explicación. En esta historia Jungkook y Taehyung están conectados. Ellos han tenido miles de vidas antes de esta. Hubo una en particular, dónde la muerte de Jungkook fue causada por Taehyung. No de una manera intencional, simplemente Taehyung no pudo controlarse al momento de absorber la sangre y Jungkook murió en sus brazos. Aquel recuerdo fue el que se le desbloquea a Taehyung cada vez que se vuelve a encontrar con Jungkook, este intenta irse, pero Jungkook ya lo perdonó y no lo culpa. Así que hace todo lo posible para que Taehyung ya no tenga más miedo y vuelvan a estar juntos. Y así el ciclo se vuelve a repetir. Eso es todo, espero que hayan disfrutado dulces. Nos leemos <3

22 Décembre 2022 00:57 7 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
432
La fin

A propos de l’auteur

Ani gguk • 𝖶𝖺𝗍𝗍𝗉𝖺𝖽 @anigguk2 • Inkspired: @anigguk • Inkitt: @anigguk

Commentez quelque chose

Publier!
MC Martu Caste
AMEEEE😭💗
January 07, 2024, 12:51
hoba star hoba star
que lindo encontrarse en sus otras vidas💕
October 25, 2023, 23:54
Mía Kim'Jeon Mía Kim'Jeon
Leí en su descripción "cogiera en su finca" y era "acogiera" jajaja 😂 ya no leo bien.
October 06, 2023, 03:30
SR Shirley Ramirez
Fascinante y detallado 👏👏👏👏👏💐
September 21, 2023, 04:04
Kris Dixel Kris Dixel
👏👏👏👏👏
September 11, 2023, 03:30
C Chocokrispy Neskuy
Biem, mirando el lado normal, aquien diache se le ocurre quedarse en medio de la nada y entrar a una casa y más aun quedar en la misma casa con un completo extraño?!!
April 17, 2023, 02:03
Nico Nico
Miedo a quedarse varado en medio de la nada 👁️
December 30, 2022, 11:04
~