Histoire courte
2
509 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Camila

Shirley abre los ojos, lo primero que ve es la ventana iluminada y sabe que es de día, y que está en su casa. Tiene que tomarse un segundo, no recuerda nada de anoche, ni como llegó hasta su cama después del trabajo. No recuerda si fumó, si tomó, con quién estaba. Le duele la cabeza, cuando levanta los brazos para tocársela con las manos se da cuenta de que le duele todo el cuerpo.

De lejos oye la voz de su madre Camila que al otro lado de la puerta le dice que va a llegar tarde a misa. “Váyanse ustedes, yo ahorita llego” les dice Shirley apenas puede hablar y se levanta con trabajo de la cama. Lentamente se baña y se viste, todavía con el pelo mojado sale para la iglesia. Ni Dimitri, ni La India, nadie del hotel responde sus mensajes.

Por supuesto llega tarde, cuando entra en la iglesia el sacerdote ya está diciendo su sermón. “Las mujeres más felices” dice “son las que más se sacrifican. Esas que cocinan para todos en la casa y son las últimas en comer; las que lavan y planchan la ropa de toda su familia mientras ellas apenas tienen un solo vestido; las que duermen poco porque cuidan el sueño de sus hijos y su marido. Esas son las mujeres más felices”.

Shirley no ha llegado a sentarse, se siente mareada al oír al sacerdote hablar tiene que detenerse antes de llegar al asiento que su madre le ha reservado junto a ella. Se sostiene del respaldo de una de las bancas pero en lugar de sentarse se da media vuelta y sale de la iglesia. La madre de lejos la mira con incredulidad y se persina, piensa que su hija anda en malos pasos. Pensamiento que la distrae por el resto de la misa. La misa termina mas Shirley no regresó nunca.

El sacerdote sale de primero, su costumbre es quedarse al lado de la puerta y saludar a los feligreses conforme van saliendo. Hoy es diferente. Cuando sale se encuentra con un muro humano de mujeres que rodean la iglesia, Shirley está al frente. Muy serias y en silencio lo miran. Dentro de la iglesia nadie se imagina lo que está a punto de suceder.

Pero el sacerdote sí que lo sabe y antes de que se mueva la primera de las mujeres empieza a gritar despavoridamente, y como al cobarde que es se le ve la carne flácida temblar de miedo. Los feligreses se amontonan en la puerta y se empujan entre ellos para poder mirar sin atreverse a salir. Nadie saca su teléfono para hacer un video, tampoco llaman a la policía.

Al fondo de la calle una chica en minifalda se agacha, toma una piedra del piso y sin más la tira hacia el cura. Le da en el hombro, el hombre ahora se tambalea además de gritar. La siguiente piedra lo bota de culo, cae en el piso con las piernas estiradas frente a él y las manos en el piso, como un niño que aprende a caminar. Las mujeres que están más adelante empiezan a caminar hacia él. El sacerdote se arrastra hacia atrás, no para de gritar y pide ayuda a los feligreses pero la gente de la iglesia ni se inmuta.

Incontables manos anónimas desnudan al sacerdote, con bastante torpeza le arrancan la ropa y su cuerpo queda cubierto de arañazos y cortes. El tipo trata de cubrirse su cuerpo blanco y gordo, pero esas mismas manos anónimas los detienen y empiezan a jalar de sus extremidades en direcciones opuestas. En un instante lo elevan del piso, cree que no podrá resistir el dolor en sus articulaciones pero el martirio continúa lento. Oye sus tendones crujir por debajo de sus propios gritos.

Se dice que murió desangrado, cuando las mujeres se fueron solo quedan algunos pedazos irreconocibles de carne en una piscina de sangre. Los feligreses se preguntaban qué había pasado con los restos de aquel hombre pero prefirieron salir por la puerta trasera a indagar más. Camila fue la primera en salir. Esa misma tarde un huracán tocó tierra en el puerto y se alojo por 3 días en los que la lluvia no dejó que nadie saliera de su casa.


@ Hotel Macondo

5 Décembre 2022 19:31:56 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~