Sombras entre la luz Suivre l’histoire

mizore23 MIzore Hirano

Aquello que se arrebato en vida sera visto caminando en muerte pues quien sufrió la probidad de la sangre estará condenado eternamente a vagar por esta tierra ya que algo tan puro no pertenece ni al cielo ni al infierno. Esa delgada linea entre las historias de cuentos de hadas y la realidad es lo que esta a punto de descubrir alguien que ha sido condenado a muerte y recibe la salvación de un completo extraño,uno que a cambio de tal hazaña le pide que cuide de una niña de no mas de 17 años.¿Que es lo que esta chica esconde y que es lo que el mismo esconde?


Fiction adolescente Déconseillé aux moins de 13 ans.

#romance #olvidada #guardianes #Vampiros #odio #celos #alma dividida #Mizore hirano #Matriarca
2
9.2k VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les samedis
temps de lecture
AA Partager

Una vieja Historia

¿Quieres que te cuente una historia?, una dulce y triste historia?.

Hace mucho tiempo existió una joven tan pura y dulce, su piel era blanca como la nieve sus labios rosas como la flor su cabello rubio blanquecino.

Ella era dulce como una y delicada, cada quien que la miraba quedaba embelesada con la figura de la joven.

Pero algo que brilla tanto rara vez carece de algo oscuro que desee aquel resplandor.

Una maldad tan oscura que tiño de rojo a una rosa tan blanca.

Y en el interior de aquella pequeña flor la oscuridad broto y la sed por la probidad de la sangre mancho a tan pura criatura.

Aquella oscuridad la instigo, la persiguió hasta completamente acorralarla, infundo el temor en quien la rodeaba.

La pequeña criatura corrió hasta desfallecer pero nadie puede escapar de aquello por siempre y finalmente fue encontrada.

En la boca de la gente solo hablaba aquella maldad sin nombre que desde adentro los devoraba.

Y allí entre la multitud regodeándose de lo logrado estaba quien no podía soportar ver aquella luz brillar por que quien es odiado quiere tener lo que quien no lo es tiene.

-¿Por qué me haces esto?.Replico la angelical voz de la criatura, con cristalinas gotas brotaban delicadas de sus ojos.

-Quemen ese monstruo. Dijo con una enfermiza y envenenada envidia.

Desde el cielo como miles de hojas negras cayeron las piedras una a una golpearon el cuerpo de la criatura lacerando aquella nívea piel, golpearon sin piedad hasta que ella ya no se movió.

Y entonces viendo su obra consumada se acerco para ver lo que el fruto de su odia había logrado, pero para su sorpresa aquella criatura no había perdido su brillo.

-¿Por qué ... me haces esto?.Dijo con un débil hilo de voz.

-Por que no puedo soportar verte brillar, nada te mancha nada rompe tu calma tu sonrisa ilumina los rincones mas oscuros . Dijo con los ojos llenos de rabia antes de acertarle el golpe final.

Dicen quienes estuvieron allí que solo algo tan puro la muerte en persona debía llevárselo, de repente el tiempo se detuvo y una a una cada objeto y persona que generaba cualquier tipo de sombra fue perdiéndola cada pequeño pedazo de las misma se resumía en un pequeño punto negro que con cada sombra arrebatada se hacia mas grande y fue entonces que una figura tan negra como el abismo mas profundo y oscuro salio desgarrando entre ella, no había expresión en ese rostro solo una cara sin expresiones, oscura y tenebrosa cuyos ojos reflejaban la nada misma.

Giro hacia la joven criatura se agacho y toco gentilmente su mejilla para recoger la ultima de la lagrimas que contenía el ultimo reto de vida,la tomo entre sus labio y por un segundo pudo verse en aquel rostro un mínimo de sentimiento.

Nuevamente volvió a agacharse beso su frente y luego beso sus labios dejando salir de su boca una suave luz azul.

De repente la piel de la criatura se torno blanquecina y sus ojos rebozaron de un vivo color tornasolado, acaricio una vez mas a la joven y luego con rostro triste dijo a quien hubiese sido su asesino.

-Aquello que arrebataste en vida lo veras caminando en muerte pues quien sufrió la probidad de la sangre estará condenado eternamente a vagar por esta tierra ya que algo tan puro no pertenece ni al cielo ni al infierno.

-La volveré a matar.

-Pero yo jamas me la volveré a llevar. Dicho esto la oscura muerte se fue tal como llego.

Dicen que el pueblo sucumbió esa misma noche y que de las ruinas del mismo quien era lo suficientemente valiente, para adentrarse en aquel pueblo maldito por la misma muerte si era lo suficientemente sigiloso para no ser notado vería una figura femenina de blancos cabellos sollozando con sus manos llenas de sangre.

12 Janvier 2018 23:52:44 1 Rapport Incorporer 2
Lire le chapitre suivant La propuesta

Commentez quelque chose

Publier!
Emma Richardson Emma Richardson
interesante, no sé si es un relato o va a ser una historia, pero me encantó... Felicidades
13 Janvier 2018 10:56:05
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 1 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!