houndix 𝖄𝖚𝖞𝖚

«Me gusta la palabra "todo", ¿te digo por qué? Porque convierte un conjunto en una unidad. "Los" elementos se convierten en "el" elemento, y eso me encanta, porque me encanta tenerlo todo...» © houndix ED. T H R E E - S H O T. jk bottom y th top. historia de tres capítulos que cuenta con contenido homosexual, lenguaje explícito, abuso, fantasía, terror y angustia. si eres demasiado sensible, por favor NO leas esto. ☞ NO COPIAS, ADAPTACIONES O RE-PUBLICACIÓN EN OTRAS PLATAFORMAS. ¡gracias por leer!


Fanfiction Célébrités Interdit aux moins de 18 ans.

#taekook #vkook #vbts #btsv #jeonjungkook #jungkook #kimtaehyung #taehyung #bts #sobrenatural #demonios #ficción #pactos #halloween #bangtanboys #bangtansonyeondan
538
11.1mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

O N E

Recordatorio: lean las advertencias, por favor.

No me hago cargo de traumas.


[. . .]


Mientras empuñaba sus manos por detrás de su espalda, Jungkook sintió su sangre hervir.

Sus ojos se llenaron en amargas lágrimas de rabia cuando escuchó la hermosa y dulce melodía de Kim Seokjin, la persona que consideraba una piedra en el camino en la academia de música.

Desde que tenía memoria, el piano había sido su mayor fascinación. Entre todos los instrumentos, era aquel el que llamaba toda su atención. Era como una obsesión de la que no podía librarse por más que intentara centrarse en otras cosas, como el estudio, los deportes u otro tipo de pasatiempos. Simplemente no era fácil desistir del piano y de toda la aura de grandeza que había alrededor de él.

Tal vez por eso siempre se preocupó en tocarlo de la mejor manera, en disfrutarlo sin límite alguno, en ofuscarse en su armonía y en querer ser el mejor haciéndolo, porque lo merecía.

Lo merecía porque podía jurar que nadie deseaba aquello tanto como él.

Nadie anhelaba tanto ser el mejor pianista como él.

Lamentablemente, que te guste tanto algo no es garantía de ser el mejor en ello.

A comparación de Seokjin, sus melodías eran comunes; simples. Sus maniobras nunca resaltaron, ni siquiera llamaban la atención.

No tenía talento como pianista. No era bueno haciendo lo que más le gustaba.

Siempre creyó firmemente que el problema eran las academias de música. Tendía a enojarse cuando un docente le aconsejaba que lo dejara y que se interesara por otra cosa u otro instrumento, mas Jungkook seguía en su interminable obsesión por el piano. Pasó por alrededor de tres escuelas musicales, porque no toleraba escuchar un: "no eres un buen pianista".

No lo soportaba.

Quería tocar el piano. Quería llevarse bien con el piano. Quería impregnarse en el piano. Quería ser el mejor tocando el piano.

El piano. No otro maldito instrumento.

Estaba lleno de envidia y lo aceptaba. De hecho, no había persona más envidiosa y frustrada que él. Todo lo que lograba sentir era envidia y desesperación. Pasaba horas sentado en un banco, frente al piano, observándolo, intentándolo... Lo intentaba y lo volvía a intentar, pero siempre se equivocaba. Nunca se sentía lleno con lo que tocaba. Era insuficiente y lo sabía; sin embargo, odiaba que se lo dijeran. Lo odiaba porque pese a ser considerablemente malo en su principal interés, confiaba en sí mismo. Confiaba en que algún día el talento que llevaba dentro saldría y podría mostrarles a todos lo que era capaz de hacer.

Pero dicho talento no existía.

Cuando escuchaba a Seokjin, cuando era obligado a oír los elogios hacia el chico, cuando era el centro de atención por su talento y por su carisma, Jungkook sabía que su talento era nulo. Y no sólo eso. También le quedaba claro que era una horrible persona por querer que Seokjin desapareciera, o que todos los pianistas buenos desaparecieran, para cederle el trono a él.

—Excelente trabajo, Seokjin. —Halagó la profesora mientras secaba sus ojos con un pañuelo. Mitad de la clase estaba lagrimeando, y Jungkook igual, sólo que no de emoción; de envidia. —No me cansaré de decir que eres el mejor alumno que he tenido a lo largo de mi vida.

Jungkook deseaba que algún día esas palabras fueran dirigidas hacia él.

—Agradezco eso, profesora Choi. —Seokjin hizo una reverencia. —Escuchar eso de usted me hace muy feliz.

Rodando los ojos, Kook apartó su mirada, cruzó sus brazos bajo su pecho e inspiró, esperando a que dejaran la cursilería de lado.

—Toma asiento, cielo. —Obedeciendo, Seokjin se dirigió y acomodó en su respectiva silla. La profesora Choi reanudó—: Jungkook, continúas tú. Muéstranos lo que preparaste para hoy.

Nervioso, Jungkook repitió aquello de inspirar y acató a la orden. Sus manos estaban temblando y gracias a las horribles emociones recientes no tenía del todo en cuenta la canción que planeaba tocar. Su cabeza era un desastre, por un lado diciéndole que debía ser el mejor y lucirse, y por el otro los celos tan patentes hacia Seokjin que lo llevaban a querer superarlo a cómo dé lugar.

Quería mandar a Seokjin al carajo con un: "soy mucho mejor que tú".

Tomó una honda respiración, y entonces comenzó. El movimiento de sus dedos era inestable y ni siquiera pudo llegar a la mitad de la canción porque sin querer se había entrecortado, casi desafinado.

Sabiendo perfectamente que lo había arruinado, bajó la cabeza. La clase entera se quedó en silencio, y no fue hasta cinco segundos después que un suspiro emanó de la boca de la profesora, quien también se animó a hablar:

—¿Has practicado?

—Toda la noche. —Reprochó, como si ella y el piano tuvieran la culpa de su error. —Creo que al piano le falta algo de afi...

—El piano está en perfecto estado. —Interrumpió. —Lo que acabas de hacer no es de alguien que practicó toda la noche. Lo hiciste mal desde que comenzaste, Jungkook, que te desafinaras sólo nos hizo un favor a todos de no seguir escuchándote.

Dolía.

—¿Puedo intentarlo una vez más? —Ella volvió a suspirar.

—¿Para qué? ¿Para volverlo a arruinar? No, Jungkook. Las cosas se consiguen con tiempo y práctica. Espero un cambio de actitud ahora porque si no lo haces, lo que va a pasar es que te quedarás estancado y no lograrás nada. Eres el peor de mis alumnos en este momento.

El peor.

¿Tiempo y práctica? Todo el tiempo que tenía lo empleaba en practicar.

Subiendo la cabeza, dirigió su mirada hacia la maestra y luego a sus compañeros. Algunos de ellos tenían una mueca de lástima y otros de burla. Seokjin ni siquiera perdía el tiempo en mirarlo o sentir algo hacia él, pues estaba bastante ocupado con uno de los vídeos de muestra en su teléfono celular.

—Vuelve a tu sitio, y considera mis palabras. No pierdas el tiempo ni me hagas perder el mío.

—Le juro que practiqué toda la noche...

—Entonces simplemente no tienes talento. Practicar toda la noche algo tan simple y que te salga lamentable te dice más de una cosa, Jungkook, y una de esas es que estás perdiendo el tiempo. Tal vez el piano no es lo tuyo.

Mismas palabras, diferente persona que las decía...

Se levantó bruscamente del banco del enorme piano en el aula, mas no para volver a su lugar. Ignoró los llamados de la maestra cuando cruzó la puerta de salida, y no bastándole también la azotó. No se esforzó en retener las lágrimas que rodaron por sus mejillas en los pasillos de la academia, mientras se dirigía con el corazón y las esperanzas completamente rotas a la puerta principal.

Estaba desesperado, destruido, frustrado...

¿Por qué no era bueno en lo que más le gustaba? ¿Por qué todos los sacrificios que hacía por el piano parecían ser en vano? ¿Por qué no podía ser tan bueno como Seokjin, o tan siquiera bueno?

Se esforzaba tanto por tocar bien, pero no llegaba a ser ni decente.

Encontraría una salida, no obstante.

No iba a desistir del sueño que tanto persiguió. Siempre se visualizó como un chico respetable, siendo catalogado por todos como "el mejor pianista". Quería ser valorado y aclamado. Quería tocar las melodías más preciosas, únicas y exitosas. Quería muchas cosas y todas vinculadas con el piano.

No iba a desistir del piano ni de su sueño.

Iba a hacer lo que estuviera en sus manos por conseguir lo que quería, por más irreal o aterrador que pareciera, pero lo iba a hacer.

Y cuando la vida te falla, cuando por las buenas no se puede... Siempre queda la opción de hacerlo por las malas.

16 Novembre 2022 08:03 10 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
162
Lire le chapitre suivant T W O

Commentez quelque chose

Publier!
ishid satou ishid satou
No era necesario que lo humillara de esa forma maldita vieja
December 24, 2023, 03:44
Jeon Vante Jeon Vante
Ojalá y no la arrolle un carro
November 26, 2023, 01:44
Mer Ryu Mer Ryu
Vine tarde para decirle fokiu a la vieja esa de su profesora?
October 30, 2023, 01:55
ti taekook is real
PUTA VIEJA DE VERGA
April 23, 2023, 23:42
Deni V Deni V
Pinche vieja madafoker, ojalá se quede atorada en el baño la perra
February 08, 2023, 19:11
Kristen TK Kristen TK
Pinche vieja me calló de la verga
December 21, 2022, 06:26
Valen Valen
Arte pura 💞
November 18, 2022, 17:35
liscookie111 liscookie111
Ahh me encanta 💗
November 17, 2022, 02:59
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 2 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!