zaintinel Zaintinel Leganto

La novedad de encontrar un empleo se derrite al enterarse que el lugar donde está no es nada más ni nada menos un lugar que desconoce.


Criminalité Tout public.

#esperanto #beca #estudios #lapicero #terapia #temperamento #trabajo
Histoire courte
1
1.0mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Estrella Dorada

Eran las 16:00 del día, y todavía habían personas esperando ser llamados por sus respectivos números otorgados por esta asociación extranjera.

Mauricio, mi amigo, con quien andaba en busca de un buen empleo aquí en Tarija, nos vimos atraídos a lo que parecía ser una agencia de empleo, ambos nos miramos y con puro gestos coordinamos en ir a curiosear; sin embargo, han pasado más tres horas, ¡tres horas!, y estoy aquí sentado en este cuarto sin poder salir de este lugar a respirar un aire fresco, y pa añadir, Mauricio se fue hace dos horas en busca de unas bebidas para refrescarnos y justamente estos encargados de aquí reorganizaron los lugares para que no esté toda una chifladera. Pobre Mauricio, ese pelau no tiene su billetera, que huevada.

Son las 17:57, y presiento que ahora sí me tocará mi número, luego de ésto pienso salir directo a un teléfono público y avisar a mi familia que estoy bien, seguramente deben de estar preocupados.

Son las 18:42, todavía no me han llamado, pero he descubierto que esta asociación es perteneciente a la nueva Unión Soviética, supongo que debatir con comunistas no me traerá problemas.

Es la 19:35, nos han invitado un vaso de agua y una galleta; además, he debatido sobre como funciona la cosa aquí, y me parece que luego de tres turnos me tocará entrar. Ojalá no cierren temprano las ventas que después de largarme de aquí me compro un Tampico.

Es la 21:04, siento que me está dando unas ganas de orinar, joder, era no haber aceptado esa agua. Todavía no me han llegado a llamar y esto se ve que está vaciandose.

Es… 22:41, ja, somos cuatro, solo cuatro, y todavía no me ha tocado mi estúpido turno. ¿¡Maldición, pero quién ha creado este establecimiento!? Tengo unas ganas de cagar, pero de las que me tengo que aguantar pa que no se me salga porque TAL PARECE, EL BAÑO ESTÁ CERRADO.

22:53, mi turno me ha llegado, estoy de ida para entrar, me dijeron sala 14. Como joden, éstos, che. Debo de subir al piso de arriba.

22:55, me he perdido un poco, ahora me encuentro en la puerta, supongo que debo de entrar, ¿nove?

Toc Toc —¿Puedo pasar? —digo, a lo que me responde con—: Adelante.

—Hola, buenas tardes. —¡Pero cómo que buenas tardes! Estas ganas de cagar me distraen.

—Hola. Muy bien, —dice, alistando unos papeles— dígame su nombre.

—Soy Andrés, Andrés Picanto, —digo, acomodándome para sentarme bien.

—Bien, Picanto, me pasa sus documentos, por favor. —Su mano se llevada hacía mí para depositarle los papeles.

—Tome. —Me quedé como opa esperando unos 3 a 6 minutos ahí, viendo como escribe y escribe.

—¿Tiene padres? —me pregunta sin mirarme.

—Sí —respondo.

—¿En qué año nació, sr. Picanto.? —Sigue sin mirarme, ocupado escribiendo unas hojas.

—En 1984, un 14 de Enero de 1984. —Todavía me siento que no estoy siendo entrevistado de la manera perfecta.

—Bien. ¿Cuáles son sus planes luego de obtenerlo? —Deja su lapicero, junta sus manos y me mira. Se me suben los nervios. ¿Qué hago yo acá?

—¿Ob… obtener qué? —pregunto desafinado.

—La beca. —Sus manos expresan un fragmento de lo que dijo.

—Aah, beca, eso. Beca. Beca… Pues verá, supongo que es eso de relacionado a los estudios. —Ni en las tierras más remotas puedo jurar que esa palabra no se ha escuchado—. Pues, verá, yo me estoy enfocando más en un trabajo, emprender y sacar adelante un negocio. Usted sabe. Esto de la economía de mi país aún no se regula bien. —Santo cielo, pero ¿Qué disparate me estoy inventado?

—Bien, señor Andrés, me ha convencido. Sé que no son los procedimientos que debo actuar según el protocolo, pero me temo que soy un mortal y como todo mortal, tomad un apetecido descanso no me hará mal. —Hace algunas cosas en ciertos papeles y se levanta—. Puede pasar mañana mismo con sus padres a las 08:30 este mismo lugar, nosotros le ayudaremos rellenar algunos datos. —Se acerca para darme un abrazo, un abrazo de despedida, supongo.

—¿Y si mis padres se encuentran laburando?

—Bueno, al ser mayor de edad, no debería haber ningún problema. Ahora, sin más, le invito a retirarnos. —Sus manos, sus manos le siguen a sus palabras.

—Bien, ¿Le espero? —digo, nervioso y sin saber qué actuar.

—Oh, no, puede irse sin miedo, estamos recién empezando este proyecto. —Suelta una carcajada suave.

—Bien, que le vaya bien, —le digo, dirigiendome a la puerta de salida.

—Espere, espere, espere. Cuénteme, ¿Tiene alguna sugerencia sobre nuestro servicio? —me habla con cierta carisma y curiosidad.

—¿Sugerencia es algo como opinar o criticar?

—Umm… algo de algo así. —Esas manos, esas manos.

—Pues, verá, si tengo la libertad de expresarlo. Había mucha cola, mire, yo he llegado aquí a las 13:20, y vea a qué hora entré. Propongo en que si van a tener muchos visitantes, se les acomode a sus necesidades, pan al panadero y chicha al sediento. Si yo tengo variedad, esto puede ser útil si el comprador es regular, pero cuando voy a un mercado, voy por llaves al llavero, no al ferretero. —Tomo aire.

»—Además, si no van a permitir entrar un vendedor, pues vendan ustedes. ¿Cuál es el afán de dejarnos morir de sed y hambre? —Encojo los hombros—. Pero, si van a vender, averiguen que consume la gente popular de aquí. No me salgan con venderme unos tacos mexicanos o salirnos con un deporte americano que se hace pasar por fútbol. —Que barbaridad, ojalá no sea un tóxico el que ha salido.

—…Picanto. ¿Su nombre cuál es, me dijo? —me pregunta, moviendo un lapicero entre sus manos.

—Andrés Picanto, —digo sin titubear.

—Joven Andrés Picanto, la gente le teme a sincerarse. Mi primo, que ha vivido en una nación donde la verdad era ocultada, estaría orgulloso de estar en frente de una persona sincera. Me temo que solo yo puedo hacer honor a este acto. Crea que sus palabras suyas no serán en vano. Esta nueva organización está con la visión de mejorar y ampliar sus nexos, no como su antecesor. Bienvenido sea, esperemos contar con su visión para crear la más grande organización del mundo. —Nos damos el último abrazo, para luego salir de la habitación y cada uno dirigirse a dónde debíamos.

Nunca supe en qué momento, pero después de haber salido de un baño que no había cerrado todavía, me encontré dentro de mi bolsillo el lapicero que llevaba el don quién me entrevistó.

¿Qué hacía con un lapicero rojo y no uno de color azul? Bueno, aunque sus palabras suenen muy… supersticiosas, no sería nada mal creer en que sea verdad. Deberé de comprarme un diccionario, necesitaré saber que es una Beca para mañana.

8 Novembre 2022 02:44:49 3 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
2
La fin

A propos de l’auteur

Zaintinel Leganto Las campanas sonaron a las tres de la tarde, el poblado se congrega en la iglesia, la noche reaparece en el día y con ello el camino de un universo se comienza

Commentez quelque chose

Publier!
Inkspired Traveler Inkspired Traveler
Me ha gustado mucho!

  • Zaintinel Leganto Zaintinel Leganto
    Me alegra bastante. Sigue disfrutando de mi otro contenido y si te apetece, puedes pasarte por "Matenmanĝo" : Lo uso como un medio blog. 3 weeks ago
~