saryta Sara Pozo Dominguez

Una historia basada en hechos reales, sobre los crímenes que Clara observa durante toda su vida. Víctima de su familia, deve sobrevivir a agresiones sexuales i otras calumnias. Cuando Clara ya es mayor de edat investigará algunos crímenes que parecen tener relación.


Non-fiction Interdit aux moins de 18 ans.

#crimen #historia #infancia #familia #mentiras #hechosreales #secretos #novelas #mihistoria
0
1.0mille VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les mercredis
temps de lecture
AA Partager

Me portaré bien

Por primera vez he decidido hablar en una hoja de papel, escribir como dirían algunos; otros solo pensamos en explicar las cosas para que permanezcan en la historia.

En la actualidad la gente tiene miedo al pasado y la verdad no me interesa el porqué… solo sé, que sin el, no existiría el destino, pero en realidad existe. Como decía Gandhi; Todo lo que hacemos en la vida es insignificante, pero por muy insignificante que sea… hay que hacerlo!

Este libro es algo más que yo decido hacer en mi vida, sencillamente, otra cosa de las que hago y aunque resulte insignificante hay que hacerla.

Pues bien vamos allá; La historia debería de empezar por el principio, así me enseñaron y como soy yo la que escribe así será:

El primer recuerdo que me viene a la cabeza es el cariño de mis padres, recuerdo un sentimiento muy dulce, bonito, tierno y placentero, en mi cama, mientras ellos me acariciaban i cantaban nanas para dormirme. Casi consigo sentirme bien, pero rápidamente aquel recuerdo se desvanece. Unos intrusos que resultaban ser familia rompen sin piedad todos i cada uno de los pocos recuerdos buenos que me quedan en mi frágil memoria.

Ellos se encargaban de enseñarnos el “bien” y el “mal” pero en mi infancia los recuerdo como unos extraterrestres. De los 4 a los 7 años yo tenía una visión muy inocente donde los seres que me rodeaban pertenecían a un mundo en el cual las personas tenían súper poderes, ellos podrían ser los mejores en todo pero también hacían cosas muy raras, no sabía por qué pero me parecían muy raras de verdad.

Uno de los súper poderes que algunos poseían, en concreto mi primo menor, consistía en abducirme, en cualquier cama que pudiera encontrar libre, para allí poder tocarme, pellizcarme por todo el cuerpo y introducir sus asquerosos dedos por mi vagina. A continuación se encerraba en el baño, nunca supe lo que hacía durante tanto rato pero luego tiraba de la cadena, entonces yo me imaginaba que por aquella cloaca se tele trasportaba hacia otro mundo, para dejar los restos que pudieran recoger en mi, como muestras de piel, cabello , sudor… realmente tenía mucha imaginación cuando era pequeña y seguramente fuera lo que me permitiría seguir viviendo.

Los demás súper poderes los poseían casi todo el resto de mi familia i consistían en ponerme triste, hacerme llorar incluso enojar a mi padre hasta el punto de pegarme palizas mientras ellos reían de mi.

Ahora a mis 32 años me consuela pensar en lo savia y valiente que puede resultar ser la mente de un ser humano, evidentemente padezco terribles secuelas que dejan huella en todos y cada uno de mis pensamientos. Algunas de ellas son los llamados flashbacks, estos puedo combatirlos con los pocos recuerdos buenos que me quedan. Lo cierto es que entre las sábanas de aquella triste cama se acobijan todo un sinfín de recuerdos, pero gracias a nuestro inteligente celebro se acaban esfumando, y supongo, que a lo largo del tiempo se fueron consumiendo entre sudor y lagrimas.

Me gusta pensar que hoy en día siguen allí, porque lo único que se quedó implantado en mi celebro, fue aquel sentimiento de culpa, como si una maldita pulga se agarrara firmemente en mi autoestima absorbiendo mi razón de ser.

No recuerdo haberme comportado malamente, de hecho también he sufrido un sinfín de torturas fuera de aquella triste cama. Estas las recuerdo perfectamente y no hay pulga que absorba la nítida imagen del recuerdo.

Me portaré bien! Repetía i repetía constantemente entre aquellas sábanas, mientras mantenía una leve sensación de consuelo por parte de aquellos seres extraterrestres que me abducían en el fruto de mi imaginación. Resulta muy frustrante, aún recordar tanto miedo, dolor, culpa y pedir consuelo a un criminal, o a un extraterrestre en la imaginación de mi niña interior

Esta es la historia interminable de mi vida. I es interminable porque sigo sintiéndome culpable de todo lo que pasa a mi alrededor, sin haber hecho nada, sin haber movido una triste ficha, siempre parece ser mía la culpa.

Y me repito constantemente, ahora fuera de aquella triste cama, me portaré bien!

Otra de mis secuelas por todo lo vivido en mi infancia es la desconfianza, el terrible presentimiento de que todo el mundo quiere hacerme daño, herirme o dejarme en evidencia delante de alguien. Resulta muy cansado ir con un escudo a todas partes, padezco hipervigilancia como dirían los psicólogos… siempre alerta de todo lo que ocurre a mi alrededor, salto a la mínima i no aguanto según que comentarios, me parecen intrusivos y despreciables.

Por no hablar de la ansiedad que me genera salir de casa, normalmente ya tengo preparado un protocolo en mi mente de como actuar si algo sale mal. Con el tiempo he aprendido que no hay mejor desprecio que no hacer aprecio y la ausencia es mi mejor arma en toda situación de peligro. Para mi, todo es un peligro, aún así según los profesionales que me han tratado, alagan mi resiliencia, como si realmente la tuviera, cuando en verdad estoy cagada de miedo las 24 horas del día.

No puedo relacionarme con normalidad en mi entorno. Con todo lo que he pasado, cuando vuelve a pasar algo grave, soy capaz de normalizarlo, aún así voy con efectos retardados, despierto tarde y al cavo de unos días me hundo en una terrible depresión como si la vida se acabara.

He acabado por ser una persona fría, con depresión pero fría, poco cariñosa i siempre evadida de la realidad. En la actualidad mi pareja se queja mucho de mi conducta, me gustaría poder ser yo misma, disfrutar de mi hijo, de la poca familia que me queda i poder ser feliz. Me gustaría que este libro me ayudara a ser sincera con todo el mundo a no decir mentiras, sin miedo y libre como nunca lo fui. Este es mi momento y es ahora cuando me toca a mi!


11 Octobre 2022 08:07:18 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
1
Lire le chapitre suivant El sapo que no quiso convertirse en principe

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 5 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!