xttaenokaterux 슈 정

Me dijiste que lo averiguara, ¿me ayudas a hacerlo? |🔞 |Hetero. |Corto 1000% mío. • Prohibida su copia. ©xttaenokaterux


Fanfiction Érotique Interdit aux moins de 18 ans.

#fanfic #erótico #bts #jimin #345 #park #dirty
27
1.1mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Bi

— ¿Y ahora qué?


—¿Cómo que "y ahora qué"? —lo escuché imitarme del otro lado de la línea telefónica. Di una vuelta debajo de la colcha.


— Hoy es mi Domingo de paz, te permito que no m...


— ¡Hemos quedado para hoy a las tres de la tarde, ¿se te olvidó?! —cerré los ojos y alejé el celular de mi oído. Si, definitivamente me había olvidado.


— ¿No podemos después? Es que estoy super cansada.


— Choi, cancelé mis planes de hoy para poder quedar contigo. —esta vez habló un poco más calmado pero con un ápice de decepción, lo que me está haciendo sentir culpable.


— Pero eras tú el que quería quedar conmigo.


— ¡Por eso mismo!


— Joder. Mira sabes qué, ya no te quiero escuchar gritarme por el auricular.


— ¡Pues no me importa, a mi no me vas a dejar plantado! Voy a tu casa. —y colgó.


Tener un amigo gay es extremadamente cansado, y más si ese amigo gay es Park Jimin. Demasiado drama para mi pobre persona.



Volví a darme la vuelta dirigiéndome a mi habitación luego de abrirle la puerta, estaba envuelta en la colcha y caminaba mientras pisaba esta misma. Él seguía quejándose de lo mala amiga que era mientras se despojaba del abrigo y los zapatos en la entrada. En un momento sentí una presión en la colcha, por lo que al yo seguir avanzando esta fue arrancada de mis brazos donde cubría mi cuerpo.


Con cara cansada y de pocos ánimos me volteé viendo que Jimin la estaba pisando.


— No voy a dejar que me dejes sólo en la sala. —me miró de arriba a abajo—. ¿Por qué no tienes algo más cubierto? —hizo mueca de asco a verme con mi ropa de dormir, y sin sostén.


— ¿Y qué haces mirando? Así es como duermo, no jodas. —bufó antes de darse la vuelta e irse a sentar al sofá.


Me agaché a tomar la colcha luego de darle una mala mirada.


Salí de la habitación luego de ponerme encima del pijama un abrigo oscuro y me tiré en el sofá, lejos de él.


— ¿No vas a brindarme algo?


— Jimin, como jodes. Estás cansado de venir aquí y hacer todo lo que haces en tu casa, hoy que estoy cansada te ha dado para molestar. —comenzó a reírse. Lo sentí acercarse a mí pero aún así no abrí los ojos.


— Hace frío.


— Ajusta la calefacción.


Luego de volver a escucharlo bufar y ponerse de pie a hacer lo que le dije, volvió al sofá donde encendió la televisión y la subió a todo volumen.


— Maldita sea Park Jimin. —abrí los ojos ya fastidiada y lo miré enojada—. ¡Largo de mi casa! —le arranqué el control de la televisión y volvió a reírse.


— Es que no me estás prestando atención. —le escuché decir cuando terminaba de mutear el sonido. Lo miré y estaba haciendo un ridículo puchero. Rodé los ojos.


— ¿Qué mierda es lo que quieres hablar? Empieza de una vez.


— ¿Cuál es la prisa?


— Mientras más rápido termines, más rápido te vas y voy a poder volver a mi tranquilidad habitual de cuando no estás cerca. —hizo un sonido de estar herido.


— Eres peor que Yoongi.


— Ahora que lo mencionas, ¿por qué no vas a joderle el domingo a tu noviecito? Debe de estarte esperando. —no me respondió al instante, ni a los segundos, por lo que abrí los ojos y lo miré raro ante su silencio—. ¿Qué pasó?


— Le terminé. —wow, eso fue nuevo.


— ¿Y eso?


— No lo sé. —suspiró y recostó del sofá mirando hacia el techo—. Es muy complicado.


— Pero, ¿le terminaste tú? —asintió. No entiendo nada—. Pero si el Jueves estaban muy melosos, ¿pasó algo? —me miró y no me dijo nada.


— Si que el chisme lo mueve todo eh, mira como se te fue el sueño de una. —bromeó.


— Jimin, esto es en serio, quiero saber cómo te sientes. —luego de mirarme unos segundos más volvió concentrarse en el techo—. ¿Por qué le terminaste, te dijo algo?


— No, no. No es nada de eso. Es extraño, no sé qué me pasa. No me he estado sintiendo igual que antes. Sabes, siempre he creído que soy gay pero el único hombre con el que he estado es Yoongi, y encima el único que me ha gustado ha sido él. Sin contar las estupideces que hacía en secundaria con chicas, fuera de eso no había querido a nadie de verdad hasta que le conocí a él pero.. —alcé una ceja y este suspiró—. ¿Que me haya gustado sólo él me hace gay?


Que complicado.


— Bueno, este.. no lo sé. —soltó una carcajada.


— No sé en qué estoy pensando la verdad. No sé nada.


— Pero tampoco te han gustado chicas, ¿no? —me miró, pensativo.


— Diría que ¿no? —fruncí el ceño.


— Si o no.


— ¿Si pero no? —rodé los ojos.


— Sé más claro, que te encuentres lindo a alguien no significa que te guste. —seguía viéndome y pensando. La verdad es que no tengo ni idea de temas sobre orientación sexual, sólo trato de ayudarlo con la poca "lógica" que tengo.


— Lo sé, pero ese es el punto. ¿Puedes conectar con alguien pero no gustar de esa persona? —supe que mi cara se desfiguró porque este volvió a soltar una risa.


— Si, digo, en plan cuando tienes un mejor amigo, o alguien cercano que aprecias.


— Ajá, pero, ¿Qué pasa cuando crees que puedes conectar más allá con esa persona?


— ¿No lo sé? ¿Por qué "creer" y no estar seguro de ello? Digo, conoces lo suficiente a esa persona, por lo tanto tendrías más o menos una idea de si pueden "conectar más allá" o no.


— Pero, ¿y si en verdad no conoces tan bien a esa persona?


— Fácil, lo averiguas. —volví a recostarme del sofá y a cerrar los ojos.


Me siento mal por él, ya que no está seguro de su sexualidad pero yo juraba que él era gay, digo, a penas nos conocemos hacen unos tres meses pero por el solo hecho de ser alguien observador te das cuenta.


— Chi, ¿te dormiste? —no le respondí porque sentía la lengua adormida. Más bien porque quiero concentrarme en mi cansancio y dormir un poco.


Lo sentí moverse en el sofá y todo iba bien hasta que su calor corporal estaba demasiado cerca. Me estaba empezando a poner nerviosa, pero vamos, seguro sólo quería sentarse cerca mío. Eso quería creer.


Hasta que sentí su respiración sobre la mía e inmediatamente abrí los ojos, encontrándome con los suyos y espantándolo un poco, aunque no tanto como para que se alejase de mí, lo que me sorprendió aún más.


— ¿Qué haces? —susurré. Maldita sea, me sentía diminuta.


— Me dijiste que lo averiguara, ¿me ayudas a hacerlo?


¡¿QUÉ MIERDA?!


📷
12 Octobre 2022 00:00 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
7
Lire le chapitre suivant lo

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 2 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!