gerendo01 Gerendo 01

Yui, Kyouko, Ayano y Chitose se han graduado. Akari y Chinatsu ya van a tercero y se han quedado solas en el club, y se dan cuenta que cuando ellas se gradúen el Club del Entretenimiento desaparecerá, así que deciden encontrar nuevos miembros para continuar el legado que Kyouko inció 3 años atrás. Pero la nueva vicepresidenta del consejo estudiantil no es tan condescendiente como Ayano, y estará dispuesta a lo que sea con tal de cerrar el club.


Fanfiction Anime/Manga Tout public.

#drama #aventura #amistad #comedia
0
424 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

¡¿El Club del Entretenimiento va a desaparecer?!

Esta serie está hecha como si fuera la última temporada del anime Yuru Yuri, por lo que he buscado un opening y un ending que pudieran encajar con este fic. Recomiendo ver el opening de Koiimo SWEET DAYS, "Colorful precious life", y el ending de Yuru Yuri Nachuyachumi!+, "Ohirune Universe" al principio y final de cada capítulo. Es opcional, obviamente, pero creo que ayudarían a meterse más en la serie. De hecho, el opening de Koiimo SWEET DAYS tiene una parodia con Yuru Yuri. De hecho tiene muchísimas parodias con distintos animes, y uno es Yuru Yuri.

Pues una vez dicho esto, empecemos con el anime… Quiero decir el fic. Yuru Yuri: La nueva generación.


El despertador sonó, haciendo que una chica pelirrosa lo parara. La chica bostezó mientras estiraba sus brazos, y luego de cambiarse bajó a desayunar.

–¡Me voy, Onee-chan! – Dijo la chica al terminar de desayunar.

–Que vaya bien, Akari. – La despidió su hermana mayor.

Akari, que desde hoy iba a tercer año de secundaria, empezó a ir hacia la escuela. Yui, Kyouko, Ayano, Chitose y Chizuru se habían graduado hacía unos días, y hoy era el primer día en que junto con Chinatsu, Himawari y Sakurako empezarían tercer año.

En el año y medio que nos hemos saltado, Akari cambió un poco. Bueno, todas las chicas lo hicieron, pero Akari era en una de las que se notaba más. A todas les habían crecido un poco los pechos (aunque a Sakurako tan poco que casi no se notaba) se habían hecho un poco más altas, les había crecido el cabello unos 30 centímetros aproximadamente, aunque Himawari y Sakurako se lo cortaban habitualmente, teniéndolo prácticamente igual que cuando iban a primer año, notándose la diferencia solo en Akari y Chinatsu, y sus caras habían cambiado un poco, haciéndolas ver más adultas y más guapas. En Akari eso era especialmente notable. En el año y medio que pasó desde primer año hasta tercero Akari se había vuelto aún más linda de lo que ya era, convirtiéndose en la segunda chica más guapa de la escuela. De hecho, mientras iba por la calle, la chica notaba como varios chicos (y también alguna chica) se la quedaban mirando más rato de lo normal, avergonzando un poco a la chica, aunque se sentía feliz, ya que su belleza había conseguido opacar su falta de presencia.

Sin embargo, cuando llegaba a la escuela, toda esa atención que recibía era redirigida a Himawari, la chica más guapa de la escuela. No solo tenía unos buenos pechos, sino que era preciosa en todos los sentidos. Sus ojos, sus labios, sus facciones, su pelo… No había nada en ella que no fuera perfecto. Y sumado a su actitud, buena estudiante, amable y buena con todas, no solo había conseguido llegar a ser la vicepresidenta del consejo estudiantil (con Ayano de presidenta) sino también que muchas chicas se enamoraran de ella. Tal era su belleza que algunas chicas que estudiaban allí, inicialmente heterosexuales, se estaban replanteando su orientación sexual.

Sin embargo, aunque en la escuela toda la atención fuese dirigida a Himawari, eso no molestaba para nada a Akari. Al contrario, estaba feliz de que una de sus amigas fuera tan popular. La pelirrosa corrió un poco para alcanzarla.

–¡Himawari-chan!

Esta se giró al escuchar a Akari llamarla, y la saludó amablemente.

–Buenos días, Akaza-san.

–Buenos días, Himawari-chan.

–¡Chicas! – Exclamó Chinatsu, que llegó también en ese momento.

–Buenos días, Chinatsu-chan. – Saludó Akari, igual que Himawari, pero esta diciendo Yoshikawa-san en vez de Chinatsu-chan.

–Buenos días, chicas. – Chinatsu se extrañó al no ver a Sakurako. – ¿Dónde está Sakurako-chan?

Himawari suspiró.

–Dijo que le molestaba que yo "quisiera ser el centro de atención", por lo de que tantas chicas me miran. Le dije que no era culpa mía si era tan guapa, y luego ella dijo que solo me miraban por mis pechos, que soy un monstruo tetón y tal, lo de siempre, y salió corriendo.

Akari sonrió de forma algo forzada.

–Ejejé… Típico de ella.

–La verdad es que no me sorprende. – Dijo Chinatsu.

Akari volvió a mostrar su sonrisa normal y se dirigió a sus amigas.

–Chicas… Desde hoy… Somos oficialmente alumnas de tercer año.

Las demás también sonrieron y asintieron. Las tres miraron al edificio de la escuela, como si por el hecho de ser de tercer año este fuera diferente.

–A partir de ahora seremos las más adultas de la escuela. Tendremos aún más kouhais que tratarán con nosotras, así que tenemos que dar ejemplo. – Chinatsu y Himawari asintieron. – Hoy… Empieza nuestro último año en esta escuela, y después ya nos graduaremos.

China y Hima volvieron a asentir. La primera habló.

–Vamos a esforzarnos al máximo.

–Lo conseguiremos. – Dijo Himawari.

Las tres chicas asintieron y empezaron a andar hacia dentro del edificio, dispuestas a empezar su primer día como estudiantes de tercer año.


Yuru Yuri: La nueva generación

¡¿El Club del Entretenimiento va a desaparecer?!


Las clases transcurrieron con normalidad, con la diferencia de que fueron un poco más difíciles que las del curso anterior, cosa que era lógica, ya que ahora estaban en el curso más alto de la escuela secundaria. Al terminar las clases, Akari y Chinatsu se dirigieron hacia la sala del Club del Entretenimiento. Al abrir la puerta que daba a la sala del club, ambas se quedaron paradas, con una sonrisa nostálgica. Chinatsu habló.

–Parece mentira que ahora seamos las mayores aquí. Aún recuerdo cuando entré aquí, como una estudiante nueva de primer año… Y ahora somos las mayores.

Akari asintió.

–Sí, es una sensación extraña.

Ambas entraron y se sentaron en sus sitios, mirando el lugar.

–Sin Yui-senpai y Kyouko-senpai este lugar parece diferente.

Akari asintió.

–Tienes razón. – Tras una pausa, Akari siguió. – Parece mentira que este vaya a ser nuestro último año aquí…

Esa frase hizo que Chinatsu se diera cuenta de algo.

–Un momento, ¿qué pasará con el Club del Entretenimiento cuando nos graduemos?

–¿Eh?

–Solo somos nosotras dos, Akari-chan. Cuando nos graduemos, este salón quedará vacío y el Club del Entretenimiento desaparecerá.

Akari se sorprendió.

–Es… Es verdad… – Esta se quedó unos segundos sin saber qué decir. – Supongo… Que hasta que no haya miembros suficientes para reabrir el Club del Té este salón quedará vacío…

–¡No quiero eso! – Exclamó Chinatsu, sorprendiendo a Akari. – Es cierto que yo quería unirme al Club del Té, pero en el Club del Entretenimiento he pasado algunos de los mejores momentos en secundaria. Aquí es donde te conocí a ti, a Yui-senpai y a Kyouko-senpai. Nos hemos divertido mucho aquí. Tengo muy buenos recuerdos del Club del Entretenimiento. ¡No quiero que desaparezca!

–Chinatsu-chan… – Akari estaba sorprendida por la determinación de Chinatsu. – Pero… ¿Qué quieres que hagamos? – Preguntó, algo triste.

Chinatsu no supo qué contestar. Solo bajó la mirada, también algo triste. En ese momento se abrió la puerta corredera, haciendo que las dos chicas se giraran para ver quién era. Al hacerlo vieron detrás de la puerta a otras dos chicas, una con el cabello marrón, ondulado hasta los hombros, y con los ojos también marrones, pero más claros que su pelo. La otra tenía el pelo negro, liso, llegándole hasta un poco más abajo de los hombros, un poco más corto que Rise para entendernos, y los ojos azules, pero no demasiado claros, sino más bien del tono del color del pelo de Himawari. La del pelo marrón habló.

–H-Hola. Queríamos unirnos al Club de la Ceremonia del Té.

Akari y Chinatsu, sorprendidas, se miraron entre ellas. Aquello era increíble. Justo estaban diciendo que el Club del Entretenimiento iba a desaparecer el año que viene, y de pronto recibieron nuevos miembros. Las chicas se emocionaron tanto que no pudieron evitar abrir la boca cuando sonrieron. Akari y Chinatsu volvieron a mirar a las otras chicas.

–¡Por supuesto! ¡Bienvenidas! – Dijeron Akari y Chinatsu al unísono mientras se levantaban y se acercaban a ellas, intimidando un poco a las dos chicas.

–Yo soy Yoshikawa Chinatsu y ella es Akaza Akari. – Dijo Chinatsu.

–Yo me llamo Segawa Hikari. – Se presentó la del pelo marrón.

–Yo soy Aoyama Kokoro. – Dijo la pelinegra.

–Es un placer conoceros. – Dijo Akari. – Sed bienvenidas al Club del Entretenimiento.

Eso sorprendió a las nuevas.

–¿El Club del Entretenimiento? – Preguntó Hikari.

–¿Este no es el Club de la Ceremonia del Té? – Siguió Kokoro.

–El Club del Té cerró hace años por falta de miembros. – Dijo tranquilamente Chinatsu.

–¡¿QUÉ?! – Exclamaron Hikari y Kokoro.

Akari asintió.

–Como esta sala quedó vacía, mis amigas que se graduaron el curso pasado decidieron usar esta sala y fundar el Club del Entretenimiento.

Las nuevas parpadearon un par de veces.

–Pero… ¿Esto es legal? – Preguntó Kokoro.

Chinatsu contestó.

–El consejo estudiantil nos da permiso.

–¿En serio? – Preguntó Kokoro incrédula más para sí misma que esperando obtener una respuesta.

Akari y Chinatsu asintieron. Hikari miró a Kokoro.

–Entonces… ¿Qué hacemos?

–Si el Club del Té ya no existe entonces deberíamos irnos…

Eso alarmó a Akari y Chinatsu.

–¡No! ¡No os vayáis! – Exclamaron, asustando un poco a las nuevas.

Chinatsu siguió sola.

–¡Por favor, tenéis que quedaros! ¡Os necesitamos!

–¿Eh? – Se extrañó Kokoro (y Hikari también). – ¿Nos necesitáis?

Akari contestó.

–Precisamente nos acabamos de dar cuenta de que cuando nos graduemos, el Club del Entretenimiento desaparecerá. Esta sala volverá a quedar vacía y sin uso.

Chinatsu siguió.

–Y aunque nosotras podamos volver a estar todas juntas el año que viene, y aunque podamos seguir quedando por las tardes para vernos, queremos que el club siga existiendo.

Akari asintió.

–Esto no se trata de nosotras. Creemos que el Club del Entretenimiento va más allá de nosotras. Aunque sea con otros miembros, queremos que el Club del Entretenimiento siga existiendo y otras chicas puedan pasar grandes momentos y vivir experiencias inolvidables en este club.

–Por favor, tenéis que quedaros. – Suplicó Chinatsu. – En dos años sois las primeras chicas que habéis querido uniros al Club del Té. Nadie más ha venido. Sois nuestra única esperanza.

Las dos chicas nuevas se miraron entre ellas, algo dubitativas. Tras unos segundos, Kokoro habló.

–L-Lo siento, pero nosotras queríamos uniros al Club del Té, así que si no vamos a poder hacer eso es mejor que…

–¡Ah, no tienes que preocuparte por eso! – Dijo alegremente Chinatsu sin dejarla terminar la frase. – Todos los utensilios del Club del Té siguen aquí, así que podéis hacer té igualmente. Yo lo hago.

Esto sorprendió un poco a las nuevas.

–¿En serio?

Akari asintió.

–Sí, Chinatsu-chan hace unos tés deliciosos. Ella también quería unirse al Club del Té en un principio, por eso me sorprendió tanto que se preocupara por la desaparición del Club del Entretenimiento.

Chinatsu siguió.

–En este club he pasado algunos de los mejores momentos como estudiante de secundaria, por eso no quiero que desaparezca. Y además he podido practicar hacer tés y mejorar durante estos dos años. Así que si lo que os preocupa es poder hacer tés, no tenéis que preocuparos por eso. – Las chicas nuevas no parecían estar del todo convencidas. – ¡Ya lo tengo! ¡Se me acaba de ocurrir algo! – Dijo Chinatsu. – ¿Qué os parece si os preparo un té?

–¡Es una idea genial, Chinatsu-chan! – Dijo alegremente Akari, que después se dirigió a las nuevas. – Así podréis comprobar por vosotras mismas cómo de delicioso es el té de Chinatsu-chan.

–Y todo lo aprendí aquí, en este club, aunque ya no sea oficialmente el Club del Té. Si os gusta el té que os prepare os quedaréis, ¿verdad? Porque eso demostraría que no hace falta que sea el Club del Té para poder practicar la ceremonia del té y mejorar vuestras cualidades. ¿Qué me decís?

Las dos chicas se miraron entre ellas. Después Hikari habló.

–Bueno, está bien.

–¡Genial! – Exclamó feliz Chinatsu. – Voy a prepararos un té increíble. Esperad un momento, en seguida estoy.

Dicho esto, Chinatsu se fue a preparar el té.

–¿Queréis sentaros? – Preguntó Akari amablemente mostrando los cojines que había a cada lado de la mesa.

–Está bien. – Dijo Hikari, y ambas chicas se sentaron, quedando Kokoro al otro extremo de la mesa donde estaba Akari, y Hikari entre Kokoro y Akari. Akari sonrió alegremente.

–¿Por qué estás tan contenta? – Preguntó Kokoro.

–Es que me hace muy feliz tener a miembros nuevos en el club.

–Bueno, aún no hemos decidido si nos uniremos. – Dijo Kokoro.

–Vamos, Kokoro-chan, no seas borde. – Dijo Hikari.

–Pero es verdad…

–Ya, pero no hace falta que lo digas de esta forma. No te lo tomes mal, Akari-senpai, ella es así.

Akari se quedó con los ojos y la boca abiertos unos segundos.

–¿Se… ¿Senpai? ¡Me ha llamado senpai! ¡Kya! – Akari se llevó las manos a las mejillas. – ¡Una chica me ha llamado senpai, qué emoción!

A las nuevas les sorprendió un poco la reacción de Akari.

–¿Es que… No te lo habían dicho en todo el año anterior? – Preguntó Hikari.

Akari asintió.

–Sí, pero me decían por el apellido, no por el nombre. Además, era gente con la que no tenía relación. Es la primera vez que me lo dice alguien que está en el mismo club que yo.

Kokoro tuvo que volver a hablar.

–Bueno, ya te he dicho que aún no es seguro que nos unamos.

–Kokoro-chan… – Le recriminó Hikari.

–¿Qué? Es verdad.

–Perdón por la espera. – Dijo Chinatsu trayendo con ella una bandeja con cuatro tazas y una tetera.

–Qué rápido. – Dijo Hikari.

Akari se fijó entonces en las tazas de Yui y Kyouko.

–Vamos a tener que comprar tazas nuevas. – Dijo con una sonrisa nostálgica.

Chinatsu asintió.

–Bueno, probad el té y decidme qué os parece. – Dijo después de servirlo en las tazas de Kyouko y Akari, lo que extrañó un poco a la chica.

–Chinatsu-chan, ¿por qué no lo sirves en la taza de Yui-chan?

–Esta taza ha tocado los labios de Yui-senpai. No dejaré que nadie más la toque. – Dijo agarrando la taza y acercándola a su pecho, lo cual sorprendió algo negativamente a las nuevas.

Akari, pensando que aquello tal vez les haría replantear su inclusión en el club, las animó a probar el té.

–¿Po-Por qué no probáis el té? – Dijo con una sonrisa algo forzada.

Las chicas accedieron y lo probaron. Solo con el primer sorbo quedaron sorprendidas.

–¡Ah, es buenísimo! – Exclamó Kokoro.

–¡Sí, es delicioso! – Añadió Hikari.

–¿Lo veis? – Dijo Chinatsu. – Y esto lo he aprendido en este club. Si queréis aprender a hacer té, no dudéis que aquí lo haréis.

Las chicas probaron un poco más del té.

–Ah, qué bueno… – Suspiró Kokoro.

–Fu fu fu… Si os unís al club y practicáis a lo mejor os podéis acercar a mi nivel.

–Chinatsu-chan, creo que deberías ser algo más modesta… – Dijo Akari con una sonrisa forzada.

–¿Entonces qué me decís? ¿Os uniréis al club?

Las dos chicas asintieron.

–Sí. – Dijo Hikari. – Si en este club podemos aprender a hacer té tan bueno como este, sin duda quiero unirme a él.

–Yo también. – Añadió Kokoro.

Eso hizo muy felices a Akari y Chinatsu.

–¡Sí! ¡Hurra!

Las dos chicas de tercer año se tomaron de las manos y empezaron a dar saltos de alegría, lo que hizo que a sus kouhais les saliera una gotita de sudor al ver aquella reacción, sin embargo, también tenían una sonrisa en su rostro.


Pocos días más tarde se realizó la elección de los miembros del consejo estudiantil. Ganó Himawari por una amplia mayoría, y Sakurako quedó fuera del consejo estudiantil. Eso fue porque en el anterior mandato se había reformado el reglamento. Antes, cada estudiante votaba a una chica, y entraban las 5 más votadas, siendo presidenta la más votada y vicepresidenta la segunda más votada. Pero en el anterior mandato, Hideki Nanami, una chica de primer año que entró en el consejo, propuso un cambio. Que en vez de votar una sola chica y que resultaran elegidas presidenta y vicepresidenta automáticamente las dos chicas más votadas, se realizaran 3 votaciones diferentes. Una para presidenta, otra para vicepresidenta, y otra para el resto de miembros, de forma que para la presidencia y vicepresidencia solo entraran en el consejo la chica más votada para cada cargo. Lo justificó diciendo que hay chicas que quieren entrar en el consejo estudiantil, pero no quieren ser presidentas ni vicepresidentas, ya que es mucha responsabilidad, sino simplemente ser miembros del consejo, para ayudar a sus compañeras, pero sin ningún cargo, pero que con el sistema actual eso no se podía asegurar, ya que si las alumnas creían que esa chica sería la mejor presidenta, la votarían a ella, en contra de lo que quería. Además, dijo que aquello también serviría para asegurarse que las chicas que se presentaran para presidentas y vicepresidentas estuvieran muy convencidas de ganar, ya que, al saber que si no son las más votadas quedarían fuera del consejo, no se presentarían si no estaban muy seguras de ganar, por lo que las que se presentaran tendrían confianza en sí mismas creyendo que ganarían, y que eso sería positivo para el consejo estudiantil, porque alguien que ocupe un cargo en el consejo necesita tener confianza en sí misma.

Tras un largo debate, Nanami finalmente logró convencer a Ayano, Chitose y Himawari, así que la medida se aprobó con los votos de ellas y el de Nanami, y con el voto en contra de Sakurako, que veía aquello como un impedimento para que pudiera ser presidenta o vicepresidenta del consejo estudiantil. Y finalmente fue así.

Akari, Chinatsu y la propia Himawari le dijeron varias veces que no se presentara como presidenta, sino como vicepresidenta, ya que si perdía contra ella quedaría fuera del consejo, pero esta se negó. Aquello sería como aceptar que había perdido contra Himawari, y su orgullo le impedía hacer eso. Cada vez que le decían eso solo conseguían que Sakurako se enfadara con ellas. Al final pasó lo que todas sabían; Himawari y Sakurako se presentaron como candidatas a presidenta, y ganó Himawari, lo que dejó Sakurako fuera del consejo estudiantil.

No hace falta decir que Sakurako cogió un cabreo impresionante, y acusó a Himawari de haber aprobado esa medida solo para echarla del consejo.

Por su parte, como candidata a vicepresidenta solo se presentó una chica: Hideki Nanami, la chica que presentó esa medida, por lo que fue elegida. Nanami, de pelo azul claro, liso, hasta la cintura, y de ojos verde claros, era considerada como la tercera chica más guapa de la escuela, por detrás de Himawari y Akari.

Para el resto de miembros se presentaron 5 chicas, pero solo entraron las 3 más votadas, que fueron Umeki Tsubasa, una chica de segundo año y que iba a la misma clase que Nanami, Miyamoto Yukiko, de primer año, y Hiroki Hotaru, también de primer año, una chica que era amiga de Himawari y todas sus amigas. Eso era porque la madre de Hotaru y la de Himawari eran amigas. El año anterior, su familia se mudó, y por casualidad encontraron piso justo al lado de la casa de Himawari, quedando Hotaru, Himawari y Sakurako viviendo en la misma calle. Al ser la madre de Himawari y de Hotaru amigas, estas decidieron presentarlas. Se hicieron amigas rápidamente y después también de Akari y las demás. Hotaru era una chica muy linda, amable, simpática e inocente, siendo prácticamente igual que Akari. Su personalidad era muy similar a la de ella, pareciéndose también mucho a las de Kaname Madoka, de Madoka Magica, Kobayakawa Yutaka, de Lucky Star, y Mihama Chiyo, de Azumanga Daioh.

Hotaru tenía el pelo marrón claro, algo más claro que el de Chiyo, que también era marrón, pero más oscuro, liso y le llegaba hasta un palmo más abajo de los hombros.

Nada parecía indicar que aquel año fuera a pasar nada fuera de lo normal. Simplemente iba a ser un año escolar más, como cualquier otro. Nada más lejos de la realidad. Ese año estaba a punto de empezar una batalla que iba a decidir el destino del planeta.

… Vale, no tanto. Pero sí que iba a empezar una importante batalla dentro de la escuela que llegaría a niveles insospechados.

7 Octobre 2022 09:55:47 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
Lire le chapitre suivant Nuevos miembros

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 15 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!