cristhian-sanchez Cristhian Sanchez

Sinopsis. Cuando Cristhian Evans conoce a su nueva vecina, Diana Holmes su vida da un giro de 360 grados aun cuando él no quería saber nada del amor y sus misterios, ella resulto ser uno muy interesante de resolver, a pesar de ser mundos distintos, hay algo en Diana que Cristhian no había visto en ninguna mujer y hará que el haga lo que sea por llamar la atención de ella y así comenzar a escribir juntos esta historia de amor.


Romance Déconseillé aux moins de 13 ans. © Copyright ©2017 100 días para enamorarla. Todos los derechos reservados

#balaoescribe #100diasparaenamorarla
10
12.2k VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les dimanches
temps de lecture
AA Partager

CRISTHIAN

*suena el despertador*

No me dan ganas de salir de mi cama en todo el día, pero es mi primer día de clases y no puedo faltar.

Abro las cortinas de mi habitación.

-es un día hermoso, el sol destella en su máximo esplendor, al menos eso logra ponerme de buen ánimo, me daré una ducha – me encamino hacia al baño.
Pongo en mi reproductor de música the scientist de coldplay –una de mis favoritas- entro a la ducha. -el agua está muy fría- mi cuerpo tiembla un poco.

pasan los minutos y termino de darme un baño y empiezo a cepillar mis dientes, mientras me cepillo reviso el horario de clases, me doy cuenta que me toca química a primera hora con Olivia Rutholf Bowen, una mujer que tiene un carácter detestable, es famosa por dejar fuera del salón a los alumnos que llegan treinta segundos tardes.

Salgo del baño, y veo por la ventana que hay vecinos nuevos en la casa de en frente, -ojala no sean unos locos como los anteriores (mis anteriores vecinos creían que a mi casa llegaban extraterrestres) -cierro las cortinas.


-Cristhian será mejor que te apures o llegaras tarde a la preparatoria. -Dice mi madre desde la cocina.
-Bajo en cinco mama- empiezo a vestirme.
Tomo mi móvil y empiezo a escribir “¿Harry pasas por mí?”
-si Cristhian en Diez estoy afuera de tu casa.
-ok listo te espero.


Harry es como mi hermano lo conozco desde la primaria y desde entonces ha sido mi amigo, confidente hasta cómplice en una que otra locura, como aquella vez que me fugue de casa para ir al concierto de coldplay.


Tomo mi mochila y bajo a desayunar. –Buen día mama y papa.
Te prepare pan tostado con jamón como te gusta. Dice mi madre
-Gracias mama pero solo comeré uno, no quiero llegar tarde tengo clases con Olivia Rutholf Bowen.
Si quieres puedo llevarte a la preparatoria-. Dice mi padre
Gracias papa pero Harry va a pasar por mí.
-Cristhian deberías ir a saludar a los nuevos vecinos, tienen una hija muy linda y es de tu edad.
-¡Mamá! Bien sabes que no quiero nada con nadie en estos momentos.
-pero si no te estoy diciendo que vayas a tener algo con ella, solo quiero que seas más sociable.
- te conozco y sé que no es por eso.
Está bien, está bien, ya no te diré más. –me dice entre risas
Suena la bocina del carro de Harry.

-Parece que llegaron por ti-. Dice papá
-Adiós mamá, nos vemos luego papá.


Salgo casi corriendo de casa, cuando me dispongo a subir al carro de Harry, mis ojos se centra en una chica bellísima su cabello largo color castaño, una sonrisa que sin necesidad de pronunciar una palabra era capaz de decir muchas cosas lindas.


-venga sube rápido Cristhian que vamos a llegar tarde-. Dice Harry
-¡ehh! ¿Qué cosa?- digo algo confundido
- Que vamos a llegar tarde-. Replica
-sí, si vamos-. Pero no dejo de mirar a esa chica.


Vaya es la segunda vez que una chica me deslumbra de esa manera y la primera no termino bien.


-es hermosísima pero lástima que por ahora no quiera saber nada de conocer chicas- pienso en voz alta sin darme cuenta que ya estaba dentro del auto.
¿También te pareció bella tu nueva vecina cierto? –dice Harry mientras conduce
¿Ehh? Si un poco – miro mi móvil tratando de evadir la conversación.
-Bueno pues si a ti no te importa yo si estoy planeando mudarme a tu casa para verla más seguido. – Dice entre risas
- idiota, lástima que lo único bueno que tienes es este auto-.

-Quizás sí, pero bueno. ¿Qué has pensado Cristhian? este es nuestro último año de preparatoria, ¿qué harás después que nos graduemos? Pregunta cambiando completamente de tema.
-Pues estaba pensando en seguir la universidad, después que me titule irme a vivir en Ámsterdam y radicarme ahí, y ¿tú que harás?-
-Pues tú sabes que yo soy malo para esto del estudio, pues he estado planeando poner mi propia tienda de artículos tecnológicos, y vivir de eso-.
-Qué poca ambición la tuya. *risas* bueno sea a lo que sea que te dediques deseo que te valla súper bien-.
-Gracias igual tú, sabes que puedes contar conmigo siempre.
- lo se hermano, lo sé. Y ya basta que me harás llorar con tanta cursilería-


Llegamos a la preparatoria, y como era de esperarse Harry quien era el chico más popular de la prepa, tenía un sitio reservado para su auto.


-Aun no puedo entender cómo es que teniendo esa cara, seas el popular-. Le digo mientras alboroto su cabello.


-Y yo aún no puedo entender cómo siendo el nerd de la preparatoria seas mi mejor amigo-. Dice y comienza a bajar del auto.

-Quizás sea porque soy lo más cercano a la inteligencia que tengas.
-Jajaja ¡Idiota!-
-Nos vemos luego tengo clases con Olivia Rutholf, sabes cómo es esa maestra de estricta-.
-¡Aburrido!, yo me iré a ver en que puedo ayudar a esas muñequitas. Dice mientras observa a un par de chicas que miran a todos lados como si buscaran algo.
-Haz lo que quieras-.

Corro desesperado hacia el salón al llegar sucedió lo que temía, Olivia R. Me dejo fuera de clases.


-¡oh! No en mi primer día ya tengo un atraso- camino resignado por el pasillo de la preparatoria.
Recuerdo el rostro de mi nueva vecina, creo que ha sido el rostro más bello que he visto en mi vida.

- ¿tendrá novio? -
-¡Ja! Pero que te está pasando Cristhian por ahora no debes interesarte en nadie tienes otras prioridades y una relación no es nada más que una distracción-. Me dije.
- Hola Cristhian! – escucho susurrar detrás de mí, es Kate Walker, una chica brillante en química la mejor de toda la preparatoria.
-Hola Kate ¿cómo Estás? -
-bien Cristhian y ¿tu? -
-pues no tan bien Olivia me dejó fuera del salón
Tranquilo Cris si te hace sentir mejor a mí también me dejó fuera de clases y eso que soy su mejor alumna.
-no Kate, no me hace sentir mejor, es mi último año y no quiero bajar mi promedio, al menos no con esa amargada-sonrío tristemente.
-¿Sabes qué? Vamos por un par de gaseosas, yo invito. Dice
Está bien Kate vamos te acompaño pero yo invito-. Digo graciosamente
- ok está bien no me opongo, jaja

……..


Estamos en la cafetería de la preparatoria, Kate no para de hablar sobre química cosa que no me desagrada pero creo que no es el momento de hablar sobre ese tema.


*Termino mi gaseosa y decido marcharme sin parecer grosero. *


-Kate, tengo que irme pronto empezará la segunda hora de clases y no quiero volverme a quedar sin recibirla.
-está bien, creo que yo haré lo mismo, cuídate Cristhian hablamos al rato-.
-está bien Kate hasta pronto.

Empiezo a correr llego al salón rápidamente empieza la clase, esta vez llegué a tiempo.
Mientras pasan los minutos no logró concentrarme.


-señor Cristhian! Señor Cristhian! Dice el profesor mientras chasquea los dedos.
-ehh ¿si Dígame?
-me sorprende que usted no este prestando atención a la materia.
-¡lo siento!, trataré de prestar mayor atención.
-eso espero. Dice


Paso el resto del día tratando de concentrarme aunque no lo consigo, al menos logro persuadir al profesor.
Suena la sirena llegó la hora de salida. Rápidamente me encamino hacia el parqueadero y como siempre ahí está Harry esperándome para llevarme de regreso a casa.


- ¿Que tal hermano? Me pregunta
- por tu culpa me dejaron fuera de clases-.
-jaja no es mi culpa que tu nueva vecina te haya deslumbrado. Y no hayas
Embarcado rápido al coche-.


Había logrado ya no pensar tanto en ese bello rostro y viene Harry a recordármela.
-no seas idiota. Ni siquiera me acordaba de ella, venga vámonos-.


Camino a casa enciendo la radio, para tratar de concentrarme en la música y no pensar tanto en esa bella chica, pero es inevitable, pasan los minutos y legamos a casa.


-¿Irás a nadar hoy Cristhian? me pregunta
- no lo sé, tengo varias cosas que hacer es posible que hoy no.
-Está bien igual te llamaré luego para confirmar.
-Ok Harry, nos vemos-.


Camino hasta la puerta de mi casa, toco el timbre y nadie atiende, saco mi móvil para llamar a mi mamá.


-¡Hola!
-¡mamá! ¿Dónde estás? estoy que toco el timbre y nadie atiende.
- lo siento hijo por no avisarte, tu padre me invito a almorzar y luego iremos de compras al supermercado, tardaremos un rato en llegar, ve a la casa de Harry y luego pasamos por ti, ¿vale?-
-está bien mamá nos vemos luego.
Mierda ir a casa de Harry con tantas cosas pendientes no será una buena idea, mejor esperaré aquí sentado tarde o temprano llegarán.

-¡maldita sea como funciona esto! -Escucho gritar.
Era la hija de los vecinos tratando de encender una podadora de césped.
Al verla que no podía encenderla me dirijo hacia ella. Y con un poco de nervios le hablo.
-Hola ¿pasa algo?
- Hola pues si aquí luchando con este aparato que no quiere encender.
-si quieres puedo ayudarte, no soy técnico en estas cosas ni nada pero tenemos una igual en casa.
-¿enserio? Pues sí, te lo agradecería muchísimo. Tengo que tener todo el césped listo para cuando lleguen mis padres. Dijo
-¿has revisado la gasolina?
-pues no ni siquiera había pensado en eso.
-pues sí, aquí está el problema no tiene gasolina.

-Jajaja que tonta soy. Dice sonriente
-su sonrisa me deslumbra aún más es perfecta.
-Gracias, no sé qué hubiese hecho sin tu ayuda, ahora si a terminar de limpiar el jardín.
-si quieres te puedo ayudar a limpiar, mis padres no están en casa, aún tardarán en llegar y no tengo llaves.


-¿enserio me ayudarías? Gracias pues manos a la obra. Por cierto que mal educada soy no me he presentado, mi nombre es Diana Holmes y ¿tú eres?
- mi nombre es Cristhian, Cristhian Evans.

-Pues Cristhian será mejor que continuemos o tardaremos más-. Dice


Por un largo rato continuamos limpiando el jardín de su casa hasta que por fin terminamos.
- Uff que cansada estoy, de no haber sido por tu ayuda no hubiese terminado de limpiar. Iré por algo de beber.
-no hace falta que te molestes.
-pero si no es molestia, de alguna manera tengo que agradecer tu ayuda. ¿No crees?-

- está bien acepto.
Ella se dirige al interior de su casa y regresa con una jarra con jugo de naranja que por cierto era una de mis bebidas favoritas.

Mientras bebemos le pregunto

-¿de dónde vienes?
-su cara acaba de cambiar totalmente
-ehh mira ya llegaron mis padres-. Me dice cambiándome totalmente de tema como si no quisiera hablar de eso
-Ven te los presento.
- mejor otro día los míos también acaban de llegar.
-está bien otro día será. ¡Hasta pronto!
- si hasta pronto Diana.


Me voy a mi casa pero sin dejar de pensar porque su cara cambió cuando le pregunté de donde venía, es como si tratase de ocultar algo o evitar que la conversación se haga más profunda.
Subo hasta mi habitación, me dispuse a buscarla en redes sociales, para mi gran sorpresa no había rastro de ella por ningún lado, es raro que una joven en esta época no use redes sociales.

30 Octobre 2017 03:27:24 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
1
Lire le chapitre suivant Diana

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 2 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!