quarantine Gguk seven

Relatos variados de historias que llegan de forma esporádica a mi cabeza cuando estoy triste.


Fanfiction Tout public.

#love #vottom #taehyung #vharem
165
8.3mille VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les 30 jours
temps de lecture
AA Partager

sparks burning uncontrollably

⠈ೃೀ.KookTae

[...]

—¡¡Lo prometiste!! ¡¡Jodidamente lo hiciste!! ¡¡Prometiste quedarte a mi lado!!

El sonido de la palma de Jungkook contra la mesa, su mesa, aquella mesa donde compartieron cientas de cena a lo largo de siete años, hace eco y se mezcla impetuosamente con el grito del mismo, lo que provoca en Taehyung saltar en su lugar; la piel de este se eriza justo al momento en que admira con otro sentimiento los cuencos del opuesto desbordar en caudalosos ríos salados.

Lo sabía. Sabía que obtendría esa reacción, lo estuvo pensando por días y noches de insomnio, claro que tenía una idea similar, pero aunque dio vueltas por las madrugadas imaginando las múltiples escenas, ninguna se acercó siquiera un poco a la verdad, a la que obtuvo. Porque la realidad frente suya era mil veces más letal, más dolorosa.

No estaba listo. No quería afrontar aquello que ya era inevitable.

Pero ¿Cómo nadar contra corriente en medio del mar tormentoso?

No había forma.

Iba a ahogarse.

Taehyung traga saliva de forma tan pesada que le duele la garganta, en un vago intento de resguardo, se pega a la pared más cercana, su espalda está casi haciendo un hueco en el muro, es como si buscará con desespero refugiarse entre las capas de la gruesa de pintura de la intensidad en cada letra que Jungkook le escupió.

Jungkook sorbe la nariz, tiene los ojos inyectados en puro dolor, el hombre respira agitado, como una bestia herida, sus fosas nasales se dilatan y aprieta los puños en exceso, tiene miedo, busca atacar para protegerse a sí mismo. Así que se endereza con falsa seguridad, mira con fiereza a Taehyung y sigue el rumbo equivoco de lo que ha planeado en milisegundos. No quiere respuestas, quiere ungüento a sus recientes heridas. No importa si esto le hará daño más tarde, necesita aferrarse.

—¡¿Todo fue una mentira?!... ¡Lo fue! —No permite que Taehyung responda, de igual forma no es como si el opuesto pudiera siquiera hablar. —Fue un puto juego para ti. Eres un jodido mentiroso de mierda. —Afirma, lo hace porque así lo siente, desde su perspectiva es Taehyung quien mintió, quien lo ha lastimado. El simple recordatorio de ello, provoca en Jungkook una lesión interna, le duele, no es dolor físico, es más allá de ello. No hay palabras para describir como se siente, le duele el pecho, siente un jodido hueco en el estómago, como si la confesión de su ex novio hubiera tenido el poder de penetrar su carne y arrancar todo en su interior.

Necesita sostenerse de algo. Va a derrumbarse. Más.

Le falta el aire, toma una profunda bocanada, pero el desborde de emociones le impide capturar lo necesario, una ráfaga de lágrimas le pega de tal forma que llora un poco más, y aun cuando aquello debía liberarle, siente que con cada sollozo se hunde un poco más.

—¡¡Ah!! —Grita, lo hace cuando ya no sabe cómo controlar todo, su cuerpo no reacciona a sus débiles órdenes, su cabeza está intentando decidir que es más importante, proteger su anatomía de un colapso o refugiar el corazón del impacto. Una simple palabra de Taehyung vulneró a Jungkook, una grieta que rompió su firmeza y ahora todo se cae en pedazos. —¡¡Ah!! —Patea y da puñetazos a la mesa con la esperanza de romperse el pie, quebrarse la mano, que su tobillo no soporte o que milagrosamente sus huesos se hagan pedazos, cualquier dolor es mejor, más soportable que el de su corazón desmoronándose.

Taehyung solloza en silencio al ver como Jungkook se hiere a sí mismo, los nudillos de Jungkook se cargan en un carmesí peligroso, quiere detenerlo, pero acercarse, aunque sea para retener al menor, significa sembrar en un simple acto una semilla equivoca de esperanza. Se ha terminado.

El mayor de ambos se cubre la boca con la mano, quiere contener el ruido de su llanto, se muerde la palma, clava los dientes en su carne, quiere castigarse.

—¡¡Te odio!! ¡¡Te odio!! —Grita Jungkook, se dobla a mitad de ese comedor donde solo un mes atrás recuerda haber hecho el amor. No puede más. —Te amo....

Jungkook se arrodilla, se abraza a sí mismo, rogando porque Taehyung tenga compasión. No le importa si es erróneo, está dispuesto a aceptar lo que sea que el mayor quiera darle, puede ser feliz con migajas.

Pero, Taehyung no se acerca. Le ha dejado.

—¿Por qué me hiciste esto, Taehyung? ¿Por qué juraste quedarte conmigo si al final ibas a dejarme como los demás? ¿Por qué me lastimas?

¿Por qué?

Era el centro de todo, era la palabra principal en las cuestiones de Jungkook, el chico de veinte cinco años no podía creer que después de siete largos y maravillosos años, Taehyung le hiciera preguntar todo aquello.

—Te di todo ¡Todo! Hace solo una puta semana hicimos el amor ¿Acaso todo fue mentira? ¿Fingiste tus te amo? ¿Así de ruin es el verdadero Taehyung? ¿Si ya no me amabas porque permitiste que siguiera haciendo planes?... Todo este tiempo planeaste esto, eres cruel. Solo me lastimaste.

Era verdad, en parte.

Porque las víctimas tienen el poder de buscar siempre culpables.

Taehyung se quedó inmóvil, sin poder liberar su voz y decirle a Jungkook que no podía creer que enserio creyera que lo de hace una semana fue hacer el amor. Porque Taehyung no recordaba cuando fue la última vez que Jungkook en verdad lo tomaba con amor y devoción, porque lo de hace solo siete días fue un rudo acto donde él se calló para recibir lo que el opuesto le entregó, sin besos, sin caricias, solo una intromisión, calentó la verga de Jungkook con la esperanza de por medios de embestidas obtener el mismo calor de antes. Pero no pasó.

¿Cuándo llegaron a ese punto?

¿Por qué Jungkook no lo notó hasta ese momento?

¿Acaso él era culpable de haber perdido la emoción después de dar todo y no recibir nada?

Era injusto ser tachado como el villano cuando intentó noche tras noche obtener un beso de amor.

Porque Taehyung ni siquiera puede rememorar cuando fue la última vez que Jungkook le abrazó en una madrugada para dejarle un beso en la nuca y decirle que lo amaba.

Porque Taehyung no puede saber si fue un sueño o realidad todos los te amo, cuando los actos de Jungkook contrastaban ¿Acaso Jungkook no recordaba todas las noches que le dejó plantado? ¿Ha olvidado ese aniversario que le dejó con un ramo de rosas marchitos en casa? ¿Ya se le borró aquella discusión donde le grito que era un bueno para nada? ¿Se había vuelto difícil decir un cumplido y por eso ya no lo elogiaba?

Lo intento. De verdad que Taehyung intentó soportar eso y más, pero se cansó de siempre ser quien busca reparar a los demás y excusar sus actos.

"Sí, Jungkook no expresa su amor porque antes lo han lastimado, pero no importa porque él jura que me ama."

"Claro que puedo perdonar a Jungkook por olvidar nuestro aniversario, solo fue una fecha, nada especial."

"Me grito porque lo harté con mis preguntas absurdas, yo ya sabía que él es devotó a su trabajo. No debí hostigarlo."

"Pobre Ggukie, todo su pasado le ha hecho ser frío e incapaz de demostrar que está enamorado."

No pudo más.

Así que sí, si ser el villano es el precio por dejar de excusar la falta de amor. Lo será.

—No fue así, Jungkook. De verdad te ame, lo hago aun, me duele tener que ser yo el que ponga fin a nuestra relación, pero... —Se le quiebra la voz, es difícil tomar la decisión. —No puedo más. Ya no puedo. No quiero esto. Quiero ser feliz, quiero que me amen, y... —Se deja resbalar hasta quedar sentado en el suelo, pega sus rodillas a su pecho, su visión se nubla por sus lágrimas, se permite llorar, liberar parte de aquello antes de continuar. —Se acabo, Ggukie. Te amo, pero me amo más como para saber que lo nuestro se terminó desde hace tiempo atrás. Hace tiempo deje de ser tu amor y ni siquiera lo has notado. Solo nos hacemos daños al querer forzar algo que se ha terminado.

Ambos yacen en el suelo, frente a frente, sin tocarse, solo el ruido de sus llantos cubre la habitación, las luces se van apagando y con ello el fuego de lo que un día fue un gran amor. Todo se reduce a cenizas. El brillo acaba y reina la oscuridad. Ahora solo son dos personas que una vez fueron chispas ardiendo sin control.

17 Septembre 2022 17:24:48 2 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
43
Lire le chapitre suivant only what hurts leaves a mark

Commentez quelque chose

Publier!
Tetera Clasista Tetera Clasista
Era tan necesario romperme? 😭❤️
September 29, 2022, 16:48
PR Perla Rubí
Me dolió 💔
September 17, 2022, 17:50
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 4 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!