moonerebos Moon Erebos

[...] Kyle siempre ha considerado que es una buena persona, es amable con otros y salvo pocas ocasiones bastante paciente [...] sabe que está en lo correcto al hacer lo que sea necesario por mantener a Cartman a su lado. [...]


Fanfiction Dessins animés Déconseillé aux moins de 13 ans.

#sabotaje #weightgain #fluff #romance #kyman #agedupcharacter #ericcartman #kylebroflovski #southpark #
Histoire courte
0
805 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Capítulo único

Este pequeño y precioso fic va dedicado a mi beta por su maravilloso cumpleaños, no hay mejor forma de meterme de cabeza en un nuevo fandom que haciendo un regalo

Espero lo disfruten

Arte de portada de boyoov (tumbir . com)

———————————————

Just a little bit of weight

Kyle Broflovski siempre ha considerado que es una buena persona de principios firmes, no sólo por lo que dictaba su religión o la educación que le dieron sus padres, sino también por su propia forma de ver el mundo y a las personas. Es educado, comprensivo y salvo unos pequeños problemas con la forma en que maneja su ira, en los cuáles ha estado trabajando en los últimos años, es bastante paciente, dispuesto a ayudar a otros. La única persona que verdaderamente lo saca de sus casillas al punto de volver llegar a lo físico es Eric Cartman, la misma persona de la que, aún en contra su buen juicio, está enamorado.

Sonríe para sí mismo terminando de preparar el desayuno pensando en cómo ni siquiera para algo tan simple como formar una relación las cosas fueron precisamente normales para ambos; no recuerda con exactitud en qué momento de su adolescencia los dos pasaron de odiarse al borde de intentar matarse múltiples veces, al menos por parte de Cartman, a simplemente discutir de forma casi amigable y cariñosa. De alguna forma se habían vuelto más cercanos con el paso de los meses, compartiendo experiencias de las que ni Stan ni Kenny llegaron a enterarse y sin darse cuenta sus pensamientos se empezaron a ver plagados con la imagen de Cartman y la idea de compartir sus vidas juntos aún cuando estuvo a punto de ahorcar al castaño múltiples veces.

El momento exacto en que su relación de amistad pasó a ser romántica no está del todo claro para él, fue como un acuerdo tácito entre ambos, comprendiendo lo que el uno sentía por el otro sin necesidad de decir las palabras en voz alta; sin embargo, dicho acuerdo había permanecido en relativo secreto hasta cierto día, el cual ahora conmemoran como su aniversario oficial, en una fiesta a la que ambos asistieron en su último año. Uno de sus amigos había hecho un comentario al aire, medio en broma, de como Cartman y él parecían orbitar alrededor del otro más que de costumbre y con orgullo sin siquiera pensar en sus palabras el castaño había respondido con algo que dejó más que claro que ambos eran pareja oficialmente. La mirada de sorpresa en los ojos de los demás cuando, en lugar de negarlo, Kyle simplemente lo confirmó pasando un brazo por los hombros del castaño, aún le divierte.

—¡Kahl! —la voz de Cartman resuena por todo el departamento que ambos comparten, sacando al joven de sus pensamientos. —¡Kahl!

Kyle termina de servir el desayuno colocando los platos en la mesa alzando la vista para ver a Cartman a medio vestir caminando hacia él con el ceño fruncido sosteniendo una de sus camisas favoritas en una mano apretándola como si lo hubiera ofendido enormemente. Por el estado arrugado de la tela, el pelirrojo se puede imaginar la causa del enojo de su pareja, quién al no recibir más respuesta de su parte que una ceja alzada bufa petulante dejando la camisa en el respaldar de su silla antes de sentarse.

—La estúpida camisa no me cierra, ninguna de mis estúpidas camisas lo hacen, de nuevo —explica el castaño extendiendo sus manos hacia el frente como si pidiera una explicación.

—¿Guardaste alguna de tus viejas camisas como te dije que hicieras, gordo estúpido? —pregunta poniendo uno de los platos en sus manos. Cartman lo mira ofendido por unos segundos antes de aceptar el cubierto que le ofrece y empezar a comer, murmurando entre dientes—. Deja de comportarte como un cerdo y traga antes de responderme —regaña tomando asiento frente a él, tomando un bocado de su plato.

Cartman lo mira y muy lentamente toma otro bocado masticándolo con la boca abierta, haciéndolo de la forma más ruidosa y desagradable posible. Cuando no puede soportar más la vista, Kyle patea su pierna por debajo de la mesa provocando que se atragante y empiece a toser lo que en respuesta le arranca una pequeña carcajada.

—Imbécil —murmura el castaño cuando logra recuperarse, pero en lugar de seguir molestándolo toma un par de bocados más como un ser humano normal tragando antes de seguir hablando—. Dije que dejes de actuar como un jodido sabelotodo, judío de mierda —rueda los ojos—, sí las guardé como dijiste, pero son horribles, quiero ponerme esta.

El pelirrojo mira en su dirección como si pudiera ver la pieza de ropa, cortando la pequeña sonrisa que se quiere formar en sus labios al notar que efectivamente no puede ver ni siquiera un atisbo hacia los lados del enorme pecho de su pareja. Come un poco más, deleitándose en la molestia que se empieza a hacer presente en el rostro de Cartman hasta que finalmente este se cruza de brazos demandando su participación en la conversación.

—Aunque pudieras hacer que los botones te obedezcan —dice lentamente apoyando su codo en la mesa y su mentón en su mano—, la has arrugado tanto que es imposible la utilices sin verte ridículo.

—Odio cuando tienes razón —Cartman suspira dejando caer su frente en la mesa rumeando su mala suerte—. Estúpido gimnasio que no sirve para nada, estúpida dieta, estúpida camisa —murmura entre dientes alzando su cabeza y dejándola caer nuevamente con suavidad.

Por un segundo Kyle se siente culpable, pero la sensación pasa rápidamente cuando Cartman se endereza para seguir comiendo con un dramático suspiro.

—Podemos ir a comprar más camisas luego —ofrece Kyle terminando su desayuno y levantándose para servirle un poco más al castaño—, piezas que está vez si te ajusten.

—Pero esa es mi favorita —protesta Cartman recibiendo la segunda porción de comida sin objeciones—, tú me la regalaste —agrega luego de un rato sorprendiendo a Kyle, quién, habiendo terminado, se había puesto a lavar su plato y lo que utilizó para hacer el desayuno. Kyle suspira dejando lo que está haciendo y seca sus manos con una toalla de cocina cercana, caminando hacia la mesa.

Sabe que la preocupación de Cartman no es exactamente que la camisa no le sirva, sino que eso significa que ha subido de peso nuevamente. Por supuesto a él, en realidad, no le importa mucho su peso o lo que otros pudieran pensar sobre su apariencia, jactándose de su físico ante cada mal comentario que ha recibido, inflando el pecho con orgullo o batiendo sus pestañas a la par que responde mordazmente; a pesar de ello se había propuesto perder peso y Kyle lo había apoyado desde el primer momento, motivándolo a su manera. El problema, para Cartman, es que es demasiado orgulloso como para aceptar que sus intentos han sido efímeros y demasiado testarudo para cambiar de opinión; el problema para Kyle es que, a pesar de apoyarlo incondicionalmente, no puede evitar sabotearlo a la más pequeña oportunidad.

—Compraremos toda la ropa que necesites, las veces que sean necesarias —el pelirrojo se detiene frente a él tomando su rostro en sus manos sentándose en su regazo—. Un pequeño altibajo no significa que has fallado idiota —besa su frente sonriendo suave contra esta cuando el castaño abraza su cintura con fuerza a pesar de murmurar cosas que suenan como ''estúpido judío presuntuoso'' contra su hombro.

Kyle siempre ha considerado que es una buena persona, es amable con otros y salvo pocas ocasiones bastante paciente; incluso cuando empezó a notar como otros miraban a Cartman en el momento en que decidió perder peso por el simple placer de hacerlo. Incluso aunque sabe que otras personas afirmarían que lo que hace está mal, sabe que está en lo correcto al hacer lo que sea necesario por mantener a Cartman a su lado.

¿Qué importaba si cada cierto tiempo se aseguraba de darle dos o tres porciones de más de comida? Nada que el trabajo que hacía en el gimnasio no equilibrara, ¿Qué más daba si aprovechaba su tiempo a cargo de la cocina para preparar alimentos con alta carga calórica para contrarrestar los momentos en que Cartman reducía la cantidad de veces que comía al día? Se mantenía al margen con las grasas y algunos condimentos para mantener los beneficios de la dieta que esté practicando su pareja en el momento.

—¿No ibas a ir a algún lugar? —pregunta separándose lo suficiente para verlo a los ojos, acariciando suavemente su mejilla.

¿Qué importaba si Cartman sabe perfectamente lo que está haciendo y de todas formas lo deja salirse con la suya quejándose de su aumento de peso como si en realidad le importara? Lo importante es que de esa forma nadie se atrevería a tratar de robarlo de su lado.

—No, acabo de encontrar algo mejor que hacer —responde el castaño sonriendo divertido, levantándose con él aún en sus brazos presumiendo la fuerza que ha ganado después de tanto tiempo en el gimnasio.

Nada más importaba, piensa Kyle protestando por ser llevado a la habitación de esa forma a pesar de la risa que se escapa de sus labios.

Nada más le preocupa, después de todo lo que más ama de Cartman es la forma en que el bastardo ve el mundo y no la forma en que el mundo lo ve a él. Un poco más o menos de peso no va a cambiar eso.

18 Août 2022 03:25:56 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

Moon Erebos 🇩🇴 | 23 | Esp/Eng | She/They | Moon Erebos (Wattpad, FF) | LunaIssabella (AO3) PFP of Picrew, artist Baydews (twitter)

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~