polanco Carlos Polanco

Una tenue luz a la distancia inmersa en el inconmensurable mar del Universo.


Science fiction Dystopie Tout public.
Histoire courte
0
1.3mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Me ajusté el casco a mi traje espacial, pasé a al rampa de desembarco y cerré la primera esclusa, sólo otra me separaba de la superficie lunar, y de mi primer ronda.


En esta ocasión no saldría para cubrir alguna misión de abastecimiento o reparación, simplemente estaba agotado — quise decir agotadísimo —, largas horas en el cuarto de vigilancia me tenían ya al borde del colapso. accioné el modo automático y de inmediato un robot se acercó a mi asiento, me incorporé y caminé a la rampa de desembarco.


Verifiqué el sistema de supervivencia y acto seguido un boton en verde se iluminó en mi hombro derecho, su luz me llegaba de soslayo, lo suficiente como para saber que todo estaba en orden en mi traje espacial para iniciar esa caminata. Entonces accioné la descompresión de la rampa, un frio inmenso llenó la habitación, y si bien mi traje era suficiente para mantenerme protegido, esa breve sensación me alertó de mi inminente salida.


De pronto se activó la luz morada al lado derecho de la segunda esclusa, indicativa de un mensaje entrante.


—Noah ¿es necesario que salgas ahora? —preguntó Emily— el monitor indica −200◦ en el exterior, y en 30 minutos subirá a 100◦.


—Sólo unos minutos estaré en el exterior Emily —respondió Noah.


Noah cortó el comunicador, y accionó la apertura de la segunda esclusa. Se soltó del maneral y con un mínimo esfuerzo flotó hacia el exterior. De inmediato sualrededor se tornó de un negro intenso que sólo era penetrado por la luz de la rampa.


—Ya estoy aquí —pensó Noah.

Noah avanzó rápidamente hasta hallarse a 600 metros de la base, a esa distancia ya no se apreciaba la base, entonces se recostó sobre una roca y volteó su vista para mirar hacia la Tierra.


—Ya es casi un pálido punto pero de ahí provengo —murmuró Noah—, la "Memoria" de la base indica que hace 600 años estábamos mucho más cercanos, y se podían adivinar los continentes por su forma.


Noha pertenecia a la décima generación de humanos en la Luna, él nació en la Luna, pero la "Memoria" guardaba registro preciso de la historia de los huma- nos en el satélite.


—Decían que los humanos no podríamos habitar la Luna —murmuró Noah— que sólo la Tierra era habitable en sus cercanías, embargo estamos aquí y sólo el registro de nuestras memorias me permite ahora saber que ese diminuto punto en el espacio, alguna vez fué nuestro único hogar.


La Tierra en el año 2300 se volvió inhabitable y sólo un puñado de valientes emigró. Los primeros colonizadores salieron apresuradamente y la primera co- lonia la integraron setenta humanos.



—Sólo memorias, que no los recuerdos me atan a la Tierra —pensaba Noah—, pero mientras ese punto este ahí la seguiré añorando —concluyó.


Noah echó un último vistazo a la Tierra y volteó para regresar a la base.

7 Août 2022 16:37:31 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

Carlos Polanco Carlos Polanco is the author of post-apocalyptic science-fiction essays, and is a contributor to Inkspired.

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~