melodyofbrokenhearts Dann Freakshow

El científico Min Yoongi creó el "Proyecto Tentáculo". ¿Quién será el elegido de probar los tentáculos por vez primera? Park Jimin; hijo de un importante dueño de corporación será el sujeto de prueba.


Fanfiction Célébrités Interdit aux moins de 18 ans.

#yoonmin #soft #+18 #inkspiredstory #smut #Yoongi #Jimin #oneshot
Histoire courte
59
5.3mille VUES
En cours
temps de lecture
AA Partager

PROYECTO TÉNTACULO

El científico Min Yoongi hasta cierto punto es frío, mejor dicho, está demente. Siempre tiene nuevas ideas locas en la mente y siempre está planeando algo. En alguna ocasión su fiel asistente Kim Namjoon le dijo que era un genio peculiar; Min Yoongi no supo cómo tomar esto, pero le gustó.


Sí, quizá Min Yoongi era peculiar, porque todos sus estudios se basaban en estudiar el cuerpo humano y el sexo.



Min Yoongi amaba el sexo, ¿podía ser culpado? Joder, el sexo era malditamente bueno. ¿Qué era mejor que el sexo? Un orgasmo. ¿Lo curioso? Todos podían tener sexo, pocos alcanzar el orgasmo; la mayoría siempre terminaba decepcionado.



A parecer de Min Yoongi, los humanos tenían el concepto de tener sexo muy distorsionado; pensaban que todo se basaba en satisfacerse a uno mismo, cuando era todo lo contrario. Sexo era más que meterla y moverse dentro. Se trataba de apreciar el cuerpo ajeno, besarlo, tocarlo, permitirse disfrutarlo y prepararlo; después hundirse en esas paredes, ser engullido placenteramente y embestir. Y más, mucho más, con parafilias de por medio; todo con consentimiento.



En ocasiones, ni siquiera era necesario meterla para alcanzar el clímax, uno podía llegar ahí con un par de jugueteos y eso se volvería más íntimo que ninguna otra cosa.



El sexo era algo digno de explorar, al igual que los diferentes tipos de orgasmos.



Yoongi habló sobre la intimidad en su tesis, expresó qué si las personas dejaran su miedo a intentar nuevas cosas en la cama con sus parejas, alcanzarían otro nuevo tipo de revelación para sí mismos. En su investigación basada en las chicas y hasta chicos que investigó, recayó en que la mayoría admitió jamás haber alcanzado un orgasmo real. Algunos lo fingían. Otros simplemente lo sentían por llegar y asumían que eso era “todo”.



Así que Yoongi no se quedó quieto con eso. Comenzó un nuevo proyecto llamado “tentáculos”. Mierda, él no estaba bromeando. Lo que quería con eso es que uno mismo pudiese darse ese placer que tanto anhelaba, sin tener que soportar a un idiota de por medio. Y si la persona en cuestión quería probar estos tentáculos con alguien más entonces estaría perfecto, ambos podrían disfrutar libremente y elevar su placer a otro nivel.



Ahora bien, ¿de qué se trataba “Proyecto: ¿Tentáculos”? Literalmente tal como decía la última palabra, eran tentáculos. Su función era buscar los genitales internos y meterse ahí, mientras estimulaban otras zonas exteriores erógenas con el fin de alcanzar el mayor punto de estimulación y placer posible.



Todavía estaba en proceso, claro, y había muchas cosas que el científico Min quería revisar antes de que salieran al mercado. Empero con un par de pruebas más esperaban ya lanzarlo públicamente al mercado. La extracción de semen de los tentáculos podría ser la nueva forma de inseminación artificial, de esa forma no sería únicamente un posible juguete sexual, aunque bien podría ser usado como tal. Tendría varios usos. Y ya había varios interesados, principalmente en Asía, parte de Europa y América Latina. Era cuestión de tiempo para que Min Yoongi fuera reconocido mundialmente por los tan esperados tentáculos.



Hasta el momento habían estado usando animales de prueba, todavía no en humanos, pero todo estaba listo para que dieran ese paso.


Min Yoongi estaba en su oficina con paredes blancas y altamente aburrida, quizá si hubiese hecho caso a Namjoon de colocar un par de plantas ya no lo hubiese sido.



— ¿Qué hay de los pasantes?, ¿algún voluntario? — preguntó el científico, su tono de voz algo monótono y aburrido mientras jugaba con su lapicero, moviéndolo ágilmente entre sus dedos.



— En realidad Min, tenemos varios voluntarios. Es cuestión de que elijas alguno antes de que el hijo de la corporación Luxus venga aquí — respondió Namjoon mordiendo la punta de su pluma.



En pocas horas el hijo de la corporación Luxus de Corea del Sur vendría, y entonces Min Yoongi se encontraría con la oportunidad de tener apoyo de una de las corporaciones más grandes y reconocidas mundialmente. Si Park Jimin decidía financiar el proyecto, tendrían un buen aliado entre manos. Tenían que convencer a Park a toda costa, puesto que sería él quien definiría si sacar el proyecto al aire sería un éxito o una falla rotunda.



El mundo se basaba en conexiones y Min Yoongi lo sabía; Park Jimin podría ser quien le abriera las puertas en Estados Unidos y parte de Canadá. Además, con un solo comentario malo que hiciera Park a los demás, todos los demás en el mercado podrían echarse para atrás, así de importante era la corporación Luxus.



El científico resopló poniéndose de pie ajustando la corbata negra y sacudiendo su bata blanca. Era guapo, tanto que uno jamás pensaría que fuese todo un cerebrito.



— Park Jimin se llamaba, ¿cierto? Escuché que es un chico demasiado mimado. Su padre, el señor Seokjin, me ofende en desmedida al permitir que su hijo defina mi proyecto. No lo culpo, me parece que tiene demasiado trabajo hoy en día. Dirigir una corporación tan grande no es nada simple. Pero por favor, ¿Park Jimin? Tiene veintidós años apenas y me parece que es en extremo un niño de papi.



— Tampoco estoy muy feliz con que venga el joven Park, pero era eso o ajustarnos a la agenda de Seokjin y retrasar todo medio año.



— Tienes razón, Namjoon, no hay nada que se pueda hacer.



— Investigaste a Park Jimin, ¿no es así? — Namjoon preguntó, curioso.



Yoongi pasó una mano por sus hebras negras y sonrió.



— Por supuesto que lo hice. Es un chico... Hermoso, sí. Pero resulta que ha tenido demasiados problemas con la prensa debido a sus escándalos. Es un tan sólo un chico de papi.



— Será difícil tratar con él — resopló Namjoon —. Escuché que Jimin hundió un buen proyecto tan sólo porque no le dieron café caliente.



— Te lo dije, es mimado.



— Un idiota.



— Sabe quién es — corrigió Yoongi —. Digamos que, este chico es hermoso y lo sabe. Su padre tiene conexiones y es importante, así que eso le da poder y lo usa a como quiere. Y si Park Jimin piensa que puede tenerlo todo y venir a joderme mi proyecto, voy a demostrarle quien manda.



Silencio. Namjoon miró con extrañeza a Yoongi, que al contrario permanecía serio, casi determinado.



— ¿Qué tienes en mente? — inquirió Namjoon.



— ¿Cuál es la forma de convencer a alguien que un producto es bueno? — cuestionó, una sonrisa de dientes naciendo en su rostro. Namjoon abrió su boca con sorpresa al entender lo que estaba pensando.



— Estás loco. Estás demente si piensas que...



— Park Jimin está aquí — informa Jung Hoseok, un pasante nuevo de hebras naranjas. Yoongi y Namjoon le prestan atención —. ¿Me preparo para ser el sujeto de prueba, jefe Min?



Yoongi ríe y niega. Namjoon se pasa una mano en el rostro.



— No, me temo que ese puesto ya está ocupado. Necesito que dirijas al joven Park a la cabina y le digas que aguarde ahí.



— ¿A la cabina, jefe? — preguntó estupefacto. Yoongi asintió —. Oh... bueno, si así lo quiere. Iré a hacer lo que me pide.



Hoseok abandonó la oficina. Namjoon sostuvo la muñeca de Yoongi y lo miró con fuerza.



— ¿En la cabina?, ¿piensas que sea el sujeto de prueba? Carajo Min, estás perdiendo la cabeza. Si después sale de aquí y le cuenta a su padre que lo usaste como conejillo de indias estaremos acabados. ¡El proyecto estará acabado! ¡Tantos años a la basura! ¡Reacciona!



La expresión de Yoongi fue de molestia antes de alejar bruscamente la mano de Namjoon.



— Saldrá de aquí siendo un amante de este proyecto y entonces será un éxito. Te lo aseguro Namjoon. Confía en mi palabra.



Y sin nada más que agregar salió de ahí en dirección a la sala de pruebas, en donde se encontraría con Park Jimin.



||| ****|||***|||



En una habitación de paredes blancas, Park Jimin permanecía en una cabina de cristal en medio, mirando todo confundido y colocando sus manos en la superficie de las paredes transparentes que lo tenían aprisionado.


La puerta doble se abrió y entonces un joven de hebras oscuras y piel pálida hizo acto de presencia, con un chico a su lado con gafas redondas que llevaba un expediente en el brazo.



Las puertas volvieron a cerrarse. Park Jimin ladeó el rostro y escrudiñó con la mirada al pelinegro que tomó asiento en una silla frente a él, acomodándose de piernas cruzadas y con su asistente a un lado.



— Joven Park, es un gusto. Me presento, soy Min Yoongi — informó con una sonrisa de dientes —; y el chico a mi lado es mi asistente, Kim Namjoon. Nos honra tenerlo aquí el día de hoy, sabemos que su padre tiene una importante agenda, pero contar con la presencia del heredero de la corporación Luxus es todo...



— ¿Sabe, Min? Sólo vengo aquí porque mi padre me obligó. Así que, bien, veré la prueba y me iré de aquí. Es incluso absurdo su proyecto, leí que se trataba de... ¿Tentáculos? Mierda, es incluso estúpido mencionarlo — rio agitando sus hermosos rulos rubios. La mirada del científico se oscureció —. Empiece de una buena vez. — Bostezó —. ¿Y le importaría sacarme de esta estúpida cabina? No entiendo por qué razón me hicieron entrar en ella en primer lugar.



— Investigué sobre ti.



— No sabe nada.



— Sé que te gusta la polla.



Jimin carcajeó pegando sus manos en el cristal, mirándole juguetón.



— Vaya, así que sabe eso. Es en serio un científico loco y pervertido, ¿no es así?



— Me gusta explorar diferentes maneras de placer, ¿eso me vuelve un pervertido? Apuesto Jiminnie, a que ninguna polla que has probado ha sido tan buena como para ponerte los ojos en blanco. Y yo puedo cambiarlo.



Jimin abrió sus ojos con sorpresa y su ceño se frunció.



— Yoongi, ¿qué estás buscando con esto? — murmuró Namjoon en el oído del científico.



Yoongi alzó una mano al aire y lo silenció. Vencido, Namjoon se paró recto. Con sus manos en el cristal Jimin suspiró.



— Lo que dije sobre que jamás has probado nada bueno es cierto ¿no?



Jimin sonrojó. — Quizá.



— Estás de suerte; hoy te mostraré algo nuevo y maravilloso.



— No comprendo ni una mierda — escupió el rubio.



— Sujeto de prueba Park Jimin, listo para iniciar — vocearon por los altavoces del interior y Jimin se estremeció.



Yoongi oprimió el botón morado en sus manos que esparció el gas con afrodisiaco. Entonces, Jimin inhalo y agitó sus manos en el aire respirando agitado, viendo un par de tentáculos empezar a trepar y enrollar sus tobillos.



— J-joder, ¿qué es esto? — jadeó ladeando el rostro, otro tentáculo enroscándose en su cintura pequeña.



— Tentáculos, Jimin, ya sabes, esa mierda que piensas es absurda. Si no te gusta te saco de ahí y ya está; forzar no es lo mío. Pero si te dejas llevar y pruebas los tentáculos por tu cuenta, podrás darme tu opinión — respondió Yoongi mirando atento a Jimin quien cayó de rodillas pegando su frente al cristal con un tentáculo apretando ligeramente su cuello. Jimin entrecerró sus ojos y se sacudió empezando a excitarse —. Mírate cariño, ya te estás sintiendo bien y apenas inicia.



Namjoon empezó a hacer un par de apuntes, por el contrario, Yoongi no apartaba la mirada de aquella preciosa y sublime escena.


— Dime cariño, ¿cómo se siente?



— Se siente viscoso y da cosquillas — Jimin soltó una risa boba, mordiendo sus labios. Un tentáculo morado y juguetón le bajó los pantalones y calzoncillos, atrapando su miembro para jugar con él — Ah... Se, se siente raro.



— ¿Raro? — cuestionó el científico poniéndose de pie colocando una mano en la superficie de cristal para ver imponente al chico —: Yo diría que se siente bien.



Jimin intentó ponerse de pie, su ropa siendo removida por los tantos tentáculos ahí. Uno apretaba su cuello, otro se enroscaba en sus muslos y el del miembro no lo soltaba, al contrario, ya se movía ahí. Un par de tentáculos similares a rosas se abrieron, colocándose encima de las tetillas empezaron a succionar. Poco a poco siendo elevando en el aire, Park Jimin fue abierto en posición de estrella, totalmente exhibido.

Gemía descontrolado, con jadeos intercalados; Min Yoongi admiraba su sujeto de prueba, el mejor que jamás hubiese podido encontrar.



Park Jimin los recibía, echando su cuello hacia atrás, chillando bajo por la sobreestimulación de su cuerpo. Derritiéndose como cera de vela; un tentáculo travieso fue a buscar su entrada y empezó a bofetear sus nalgas redondas. Ese culo se sacudía bien. Lo viscoso servía como lubricante. Los tentáculos encogieron las piernitas de Jimin y empezaron a meterse enteritos en su ano. Tentáculos finos, tentáculos largos y gruesos, tenían un festín en sus paredes; llegando así a su próstata, ese punto dulce, para entonces concentrarse en estimular esa zona.



— ¡Aghh! ¡Y-yoongi! — chilló, una lágrima siendo limpiada por un tierno tentáculo.



— ¿Qué pasa, cariño? — preguntó, socarrón — ¿Se siente bien?



Jimin asintió, gimiendo. Yoongi acarició el cristal, admirando la expresión de placer en el pequeño rubio, cuyas cejas casi unidas y labios gruesos color escarlata y húmedos le volaron la mente. Los lindos gemidos insistentes lo volvían loco, y le estaba costando ser profesional. Casi podía sentir la erección en sus pantalones. Pero es que los tentáculos tenían el cuerpo del sujeto de prueba hecho un desastre, succionando su pollita, apretando sus muslos y abriéndole y encogiendo sus piernas. Ni se diga que los pezones del chico estaban todos mojados, siendo chupa dos. Todo resbalando tan bien, como gotas de agua. Su cuello siendo apretado. Su cintura, apresada. Sus brazos estirados arriba de su cabeza y su mirada elevada en placer.



Estrellas; Park Jimin veía la galaxia entera. Sentía como los tentáculos se metían y salían de sus paredes estrechas. No dolía para nada, al contrario, se sentía tan pero tan bien. Puras estrellitas lo ponían loco, así que arqueaba su espalda admirando los tentáculos y al científico guapo que le veía fascinado. Mierda, era verdad, esto era turbio, pero se sentía bien. Amaba esto. Estaba siendo como una flor que se abre y muestra, esperando por dejar caer sus pétalos y quedar completamente expuesta. Entonces, se corrió. El mejor puto y jodido orgasmo de toda su vida.



Un tentáculo travieso acarició su rostro, su miembro siendo agitado al mismo ritmo en que sus paredes eran embestidas; todo, mientras se corría. Lloró de placer, gimió como nunca antes. Semen a montones fue expulsado y entonces el pequeño Park dejó caer su cabeza al frente. Sus adorables hebras rubias que simulaban finos hilos de oro caían preciosamente. El científico se moría por probar a ese chico.



— Mph, me encanta — lloriqueó alzando su rostro, sonriendo mientras los tentáculos abandonaban su interior y poco a poco lo dejaban en el suelo de rodillas —. M-me encanta, científico Min.



— Namjoon, sal un momento — pidió Min.



— ¿Salir? Me pidió hacer apuntes sobre esto para el reporte principal.



— Ahora te pido que salgas. Vuelve en quince minutos.



— Diez.



— Solamente vete.



Namjoon resopló quejándose entre dientes y saliendo de ahí. Yoongi rodeó la cabina de cristal, la abrió con una llave especial y se adentró. Encerrado con Jimin, caminó a él y lo puso de pie. Las piernas de Jimin temblaron, pero pronto lo rodeó de los brazos y se sostuvo de él.



— Al inicio, escuché a muchos decir que mi idea es enferma. ¿Crees que lo es?



— Es maravillosa.



— Todo es subjetivo, Jimin. Los condenados siguen encontrando maldad en cosas hermosas — decía, los tentáculos empezando a removerle la ropa y tentar su cuerpo —. Los religiosos se niegan a explorar el sexo, y esto los vuelve ignorantes a la hora de satisfacer a sus parejas. Pero cariño, el sexo es precioso. El sexo es conexión. — Lo tomó por el mentón y lo alzó para que lo viera —. Y si yo te tomo ahora, puedo hacerte sentir cosas que jamás imaginaste. Te haré alcanzar tu mejor segundo orgasmo.



Jimin pasó saliva y asintió viendo los labios ajenos de manera intensa.



— Haga lo que quiera entonces, está bien — susurró.



Yoongi lo besó intensamente, sus labios probando el sabor del otro, sus lenguas jugando entre ellas y siendo un océano feroz. Ambos desnudos, con los tentáculos encima de sus cuerpos, no dejaron de besarse ni un segundo. Yoongi bajó sus manos a las posaderas de Jimin, le apretó el culo con sus manos pálidas venosas y masculinas y entonces empezó a besarle el cuello. Bajó del cuello a las tetillas, sin dejar de acariciarle la nuca. Jimin se dejó hacer, inhalando aún el afrodisiaco presente que era tan bueno y agitaba los tentáculos.



¿Jimin había sentido estrellas? Ahora sentía la galaxia entera. Todo lo sentía y no podía dejar de querer más. Yoongi sabía lo que hacía, no era como ningún otro chico con el que hubiese estado. Este chico sabía dónde tocar y daba besos tiernos. Pero bien, Min Yoongi en definitiva no era como los otros chicos; Yoongi era un científico que había creado tentáculos, mierda.



Tentáculos finitos se metieron a su uretra y empezaron a estimular, a la par que de nuevo su próstata era estimulada. Jimin iba a enloquecer. Yoongi lo recostó de espaldas en tentáculos que simularon una cama, y fue así como elevó las piernas de Jimin que pronto fueron tomadas por tentáculos; en ese momento, le empezó a meter la punta de su gruesa y gorda polla.



Conforme la metía Jimin abría sus ojitos, su boca formando una adorable “o”. Sus rulos, un total desastre, pero su mirada brillando como nunca antes. Su cintura fue tomada con fuerza, el gordo pene metiéndose de una estocada y empezando a embestir. Y Jimin habría gemido por los tentáculos en sus paredes calientas que se contraían tomando y engullendo la polla del científico, empero, un tentáculo grueso que se movía muy travieso ya se le había metido a su linda boquita.



Chupando travieso un tentáculo, admiraba al científico hacer su trabajo de metérsela hasta el fondo para después sacarla. El sonido de pieles era maravilloso. Yoongi pensaba que ni Afrodita podría verse tan maravillosa como Jimin en ese instante, tan abierto y dispuesto, sus ojos yéndose para arriba con un montón de tentaculitos resbalando por su cuerpo entero.



— M-mierda cariño, eres hermoso — gimió ronco y eso a Jimin le hizo reprimir un gemido.



El hecho de que Yoongi gimiera sin vergüenza era una reliquia. Los demás hombres reprimían sus gemidos al tener sexo y eso no prendía nada. Pero este científico gemía tan malditamente caliente, se movía a un constante buen ritmo, se la metía entera... Era mágico.



El tentáculo salió de su boca y ahí pudo gemir, contrayendo sus paredes sintiendo pronto su orgasmo.



— Oh, Y-yoongi, me voy a correr — jadeó ladeando la cabeza.



— Está bien cariño, te ves hermoso así.



Florecitas, estrellas, mariposas en el estómago; Jimin volvió a correrse con un gemido tan cachondo, agudo y tierno que Yoongi también se corrió. Yoongi echó su cabeza hacia atrás, moviéndose con fiereza, dejando en el interior de Jimin hasta la última gota de semen.



Finalmente, cuando ambos cesaron su placer y estuvieron saciados, los tentáculos empezaron a volver a su lugar y desaparecer. Pronto, Yoongi abrazó a Jimin sentándolo de a poco en el suelo.



Cansado y temblando, Jimin cerró los ojos recargando su frente en el hombro del científico que le proporcionaba caricias en la espalda.



— Está bien cariño, está bien — le decía al oído.



Jimin abrió sus ojos como pudo y miró maravillado a Yoongi.



— Puedo hacer que tu proyecto sea un éxito.



— ¿Puedes?



— Lo haré; pero tengo dos condiciones.



Oh... condiciones.



══ ✧ ❀ ✧ ══



Seis meses después.



— Así que los tentáculos fueron un éxito total, justo como había predicho el jefe — dijo Hoseok ahora empleado general.



— Lo fue, es un demente. Nunca falla en lo que dice. Por un momento pensé que nos caería una demanda de la corporación Luxus — continuó Namjoon dándole un sorbo a su café. Miró a un par de mesas retiradas a Yoongi riendo con el hijo del señor Park; se veían felices —: Pero los dementes se reconocen supongo, y él encontró al suyo.



Hoseok asintió bebiendo su té caliente. Estaban en una cafetería ubicada en unas zonas más caras y prestigiosas de Corea del Sur, en las que jamás se habrían permitido la oportunidad de estar si no fuese porque el proyecto fue todo un éxito y el valor de la compañía se elevó.



— Entonces es cierto que el hijo de Park sale con el científico Min.



— Completamente cierto — explicó Namjoon —. Puedes darte una idea sobre quién le pidió a quién salir a una cita.



— Park.



— Por supuesto. Yoongi está completamente enamorado. Ahora, Park Jimin no es solamente quien le ayuda a probar sus nuevos tentáculos, sino también su novio.



— Vaya...



En la mesa de Jimin y Yoongi, el rubio hablaba sobre sus antiguos amigos de la preparatoria mientras Yoongi le prestaba atención y sonreía.


Min Yoongi siempre estaba bien atento a Jimin, sin importar nada. Le encantaba ese chico rubio. Las dos condiciones habían sido: 1) Tengamos una cita, y 2) Déjame usar los tentáculos otro día.



La cita salió perfecta; no sólo conectaron en la cama sino también en otras cosas. Jimin cambió su actitud y paulatinamente dejó de ser tan mimado; Yoongi llegó a cambiar su vida para bien. Jimin también cambió a Yoongi para una cosa mejor. Yoongi era el cerebrito, Jimin impulsivo le enseñaba que había cosas en la vida que no tenían explicación, pero eran dignas de ser admiradas, como el cielo. Yoongi pensaba que Jimin era tan lindo como el cielo.



— Taehyung piensa eso sobre Jungkook, ¿no crees que exagera?



— Tal vez, pero deberías ignorarlo.



— Mmm, tal vez deba hacerlo. Le recomendé que prueben un par de tentáculos para la reconciliación — siguió el rubio tomando la mano de Yoongi —. Por cierto, ¿ya casi están listos los tentáculos de BDSM?



— En verdad quieres probarlos, ¿cierto?



— Fui el que te dio la idea de crearlos.



Ambos rieron.



— Espera un poco cariño; los tendré listos para ti.



Sonrisas traviesas. Sonrisas juguetonas. Sonrisas de enamorados dementes.



Ninguno en esa cafetería notó, el tentáculo que jugaba con los pezones de Park Jimin.

2 Juin 2022 01:27:50 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
20
À suivre…

A propos de l’auteur

Dann Freakshow Me gusta tocar géneros variados para explorar mi estilo narrativo. Bienvenido al viaje. Sigo escribiendo escritos sin valor

Commentez quelque chose

Publier!
Any O-o Any O-o
mi nueva obsesión
August 29, 2022, 18:29
~