elliot Elliot Ainsworth

Se dice que el mundo cambió cuando el reino inmortal y el mundo secular se separon, también se dice que el mundo secular vivió la historia de amor más grande entre ambos mundos, aquellos que se odiaban originalmente terminaron amándose


Histoire courte Déconseillé aux moins de 13 ans. © Todos los Derechos Reservados
Histoire courte
1
1.5mille VUES
En cours
temps de lecture
AA Partager

Reino Inmortal

Hace miles de años después de que el mundo inmortal se separara del mundo secular, con el paso del tiempo son pocos los que logran pasar todas las tribulaciones y convertirse en inmortales, se dice que el camino a la inmortalidad es un camino duro de recorrer, también se dice que antes de que los dos mundos se separan las tribulaciones no eran una prueba de vida o muerte antes había más probabilidades de éxito que hoy en día, cuantas personas en este camino han perdido la vida por no poder pasar sus tribulaciones son tantos que ya no se pueden contar con los dedos.

En el mundo hay muchos rumores recorriendo cada rincón creerlos es decisión de cada individuo, hay una leyenda que hizo muy popular entre la gente común en la tierra, pues se dice qué la razón por la que pocas personas pueden ascender hoy en día es debido a que hace años cuando los mundos se separon un dragón y un fénix descendieron al mundo secular y que estos después de vagar por el mundo se enamoraron lo que hizo que el camino del cielo se enfureciera cortando el camino entre este mundo y el celestial para que nunca más aquellos que descendieron puedan regresar.

Muchos historiadores relatan en sus pergaminos que aquello causo una guerra entre mortales e, inmortales que duró mil años, dicha guerra destruyó al mundo, tuvieron que pasar otros mil años para que la tierra volviera a su estado original, pero él camino del cielo no permitiría que la tierra volviera a hacer destruida por lo que la tierra fue dividida, aquí es donde nació la era del hombre, la Tierra le fue entregada a los hombres y los hombres ofrecieron inciensos y sacrificios para adorar a los inmortales.

Al único dragón que descendió de los cielos fue adorado por las personas comunes, como el hijo del cielo.

El fénix fue adorado como un ser sagrado, aquel que representa el renacimiento después de la muerte.

Hay miles de mitos y leyendas en el mundo, pero pocos pueden afirmar cuales son verdaderos.

El Fénix y el dragón cayeron por error al mundo secular, fue durante uno de los muchos enfrentamientos que surgían cada vez que un miembro de cada clan se encontraba, la lucha era inevitable, el clan Fénix y el clan dragón, en el mundo celestial siempre estaban compitiendo entre sí, un día la princesa heredera del clan Fénix y el príncipe heredero del clan dragón tuvieron un encuentro dicho encuentro parecía predestinado y una cosa llevó a la otra, mientras ambos luchaban un fuerte temblor sacudió al mundo celestial al mismo tiempo también se abrió una grieta entre ambos mundos, el Fénix y el dragón se vieron atrapados entre la grieta una poderosa fuerza de succión salió disparada de la grieta llevándolos a ambos dentro de ella, cuando ambos abrieron los ojos después de ser succionado se dieron cuenta que se encontraban en el mundo secular, asustados se apresuraron hacia la grieta pero esta se cerró antes de que pudieran llegar a ella, intentaron utilizar su habilidades nata para poder regreso al mundo celestial pero fue en vano, lo intentaron por todos los medios pero fue imposible, cansados e, irritados por no poder regresar al mundo donde nacieron comenzaron a pelear entre ellos nuevamente, se culparon mutuamente, ninguno de los estaba dispuesto a aceptable la culpa de lo sucedido pero lo cierto era que no era culpa de ambos y estos dos encontrarían cualquier pretexto para comenzar una pelea y así pasaron cientos de años cada quien por su cuenta intentando regresar al mundo celeste sin embargo ninguno lo logró, aunque en más de una ocasión estuviera dispuestos a trabajar conjuntamente para encontrar el camino que los regresará al mundo al que pertenecían dichas treguas no duraban más de un minuto, era su propia arrogancia lo que nos les permitió avanzar.

Con el paso de los años cada uno sentó su propio territorio al igual que se hicieron de sus propios seguidores y al igual que aquellos a quienes adoraban los seguidores de cada uno comenzaban a pelear cada vez que se encontraban, ya sea por el territorio o por cosas triviales siempre había una pelea, mientras los años pasaban las cosas más enpeoraban, cuentan de alguien que se enamoro del clan enemigo, se dice que aquella persona fue desterrada a vagar por el mundo sin un lugar donde descansar, otros afirman que dicha persona fue ejecutada.

La guerra entre ambos trajo miseria y llanto a ambos bandos, pero también huvo momentos de paz aunque pequeños.

El fénix y el dragón llegaron a un punto muerto entre sus cientos de enfrentamientos, una noche mientras la princesa descansaba en los aposentos de su palacio, se preguntó cuál fue el origen de esta pelea entre su clan y el clan dragón al mismo tiempo mientras el príncipe dragón descansaba entre las montañas se preguntó que hicieron sus antepasados que causó esta guerra entre ambos clanes.

Estaban cansados de luchar uno en contra del otro, estaban cansados de esperar el día en el que pudieran regresar al mundo celestial.

Aunque sus pueblos gozaban de buena fortuna y abundancia también se vieron afectados por sus enfrentamientos, también les dieron conocimiento sobre el mundo celestial pero en este tiempo nadie había logrado superar la tribulación de los cielos, nisiquiera cuando se habían juntado innumerables tesoros sagrados, se había logrado superar la tribulación del rayo.

Un día mientras la princesa paseaba se encontró con el príncipe dragón, ella inmediatamente se puso a la defensiva en contra de él, pero él no tenía voluntad para luchar en estos momentos por lo que preguntó si no se encontraba cansada.—¿Cuantas veces hemos luchado tú y yo.?—¿No estás cansada.? Yo estoy cansado.

Tú estás cansado.? Preguntó la princesa.

Si estoy cansado, ya no recuerdo cuando comenzó todo esto.

Hemos estado luchando entre nosotros desde que nos conocimos, ha pasado mucho tiempo dijo la princesa.

No puedo recordar el pasado dijo el príncipe, seguro ha pasado mucho tiempo, me pregunto si nuestros padres aún siguen luchando entre ellos del otro lado, no hay forma de comunicarnos con el otro lado y no es como si no lo hubiésemos intentado.

Como sabes que he intentado comunicarme con el otro lado dijo la princesa.

Este príncipe sabe todo sobre ti.

¡Tú.! La princesa estaba molesta y su rostro tenía un tenue sonrojo, se dio la vuelta y se marchó dejando solo al príncipe.

Al verla darse la vuelta para irse el príncipe murmuró para sí mismo.—"No ha cambiado nada sigue siendo esa niña mimada."

Aunque ambos habían estado luchando entre sí incontables veces, lo cierto es que ninguno de los había querido lastimarse el uno al otro.

El príncipe siempre la había estado siguiendo desde el día de su nacimiento a la princesa, pero esta nunca se había dado de cuenta, recostado sobre la hierva el príncipe recordó el día en que conoció a la princesa por primera vez. Él había sido un niño muy inquiento durante su niñez, ese día se había escapado del palacio para salir a jugar, por un descuido había terminado en el territorio del clan Fénix y se había topado con el nido del rey y la reina del clan, en el nido solo había un huevo, mientras se encondia el huevo comenzó a romperse, pero parecía que el polluelo tenía problemas para salir por lo que le ayudó, lo que salió del huevo era una hermosa bolita de plumas, sus ojos eran tan puros como la luz del sol, la bolita de plumas no dejaba de mirarle luego de mirarlo buscó refugio entre sus brazos, no sabe porque pero a la bolita de plumas parecía estar bastante cómoda con la temperatura de su cuerpo, se dice que los fénix poseen una gran inteligencia desde el momento en el que nacen, esta en su línea de sangre algo que les fue heredado de sus antepasados, pero ella no parece recordar el pasado aquel día escapo por suerte del clan Fénix pero debido a que la bolita de plumas le estaba siguiendo casi no logra escapar con vida al recordar el pasado hay una sonrisa en el rostro del príncipe.

La princesa estaba molesta por el comentario del príncipe, ese idiota decía mientras caminaba, pero extraño aquellos días cuando me sostenía entre sus brazos era tan cálido, él fue lo primero que vi cuando abrí mis ojos en ese mundo, aunque tenía una mirada estúpida sus ojos estaban llenos de bondad y me permitió apoyarme en su regaso aún puedo sentir ese aroma tan familiar se sentía tan cálido, no quería dejarlo ir, por eso lo seguí pero nuestros clanes ha estado en guerra, me lo decía la sangre de la antepasados en mi cuerpo aunque me encontraba renuente a renunciar a alguien así, no tenía otra opción que dejar que regresara con los suyos, había un rastro de tristeza en la mirada de la princesa al voltearse a ver hacia atrás al príncipe que permanece tirado sobre la hierva con sus ojos cerrados.

Después de ese día no volvieron a encontrarse el uno al otro no fue hasta un año después mientras se enfrentaban uno al otro en una batalla donde se habían agotado físicamente, ocurrió lo impensable fue en un descuido que la princesa fénix fue tomada con la guardia baja, el príncipe dragón le robo un beso, la princesa se encontraba en estado de shock y todo su rostro estaba de un color rojo vivo.

Que haces preguntó ella, avergonzada por lo que había sucedido.

Siempre me has gustado respondió él, tomando sus manos entre las suyas y llenándolas hasta su pecho. Puedes sentó como late mi corazón siempre que estas a mi lado.

Tonterías dijo ella, esto no puede ser tú y yo es imposible, de ninguna manera algo como esto es un tabú entre nuestros clanes.

Porque debe ser un tabú el amor, preguntó el joven príncipe, te he amado desde el día que abriste tus ojos en ese mundo.

Yo, no sé que decir esto no está bien, estas hablando tonterías.

No son tonterías dijo, es solo que no puedo soportarlo más, no quiero enfrentarme a ti, en una guerra, no quiero estar separado de ti, se que tú también sientes lo mismo que yo.

No digas más, no hables más dijo ella, con lágrimas en los ojos, si dices algo más yo, no tendré la fuerza suficiente para dejarte ir, todo este tiempo me dije a mi misma que tengo que renunciar a estos sentimientos por ti, no quiero ser la causante de tus desgracias, no me perdonaría a mi misma.

No hay nada de malo en que nos amemos, este es el mundo secular no el mundo celestial, nada puede separnos, no se trata del clan fénix o el clan dragón, en este mundo solo existimos tú y yo, todo lo demás no importa y si al clan dragón en los cielos no le gusta luchare con todos ellos, si el clan Fénix quiere arrancarte de mi lado también lucharé con todos para traerte a mi lado, nunca permitiré que te alejen de mi lado.

Se dice que en el mundo secular una noticia dejó con la boca abierta a cientos de personas comunes, las noticias dicen que la princesa fénix y el príncipe fénix se casaron y que juntos construyeron un imperio.

Cuenta la leyenda que la unión entre la emperatriz Feng y el Emperador Dragón Long, restableció el equilibrio en el mundo y que el caos que habia causado el desequilibrio entre los mundos se equilibro, permitiendo que aquellos que habían intentado pasar las tribulaciones sin éxito, lograrán el éxito, de ahí surge la idea de que aquellos quienes gobiernan algunas regiones del mundo son la representación del dragón el hijo del cielo y que la mujer tomada como esposa principal es la representación del fénix.


Los antepasados nos dice a través de las leyendas que el fénix y el dragón se aman y que su unión es el equilibrio del Tao, la representación del Ying y el Yang. ☯

18 Avril 2022 01:46 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
1
À suivre…

A propos de l’auteur

Elliot Ainsworth Un Simple pensamiento puede convertirse en una Gran Historia, eso es lo que creo. Soy Elliot me gusta escribir sobre mundos fantásticos. Quiero escribir una historia donde la persona que lo este leyendo, sienta que es el protagonista Me gustan Los Gatos, Los Perros, El Anime y Manga.

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~