sihugar Sihugar Ray Guillermo Pacheco Villegas

Molly es una pequeña niña que se aventura por un mundo de misteriosos biomas.


Histoire courte Tout public.

#jake #molly #sihugar-ray
Histoire courte
4
1.3mille VUES
En cours
temps de lecture
AA Partager

La Aventura de Molly

Había una vez una pequeña niña que deambulaba por unas calles muy desconcertada a lo sucedido, pues su rostro se mostraba con hollín, mas sus ropas se encontraban gastadas y ya hacían sucias...

La pequeña niña, jugaba con su amigo quien era un globo de helio, ambos reían sin saber que una desgracia había caído en la tierra, pues ellos eran los únicos sobrevivientes...

En una tarde, después de tanto jugar... Molly caminaba entre los escombros destruidos y al resbalar encontró una pequeño foto. Se encontraban unas personas muy sonrientes y felices, Molly parecía tener una vago recuerdo de ellos, pero no podía recordar con exactitud quienes eran, así que pensó que tal vez su mejor amigo supiera algo...

-Bussi sabéis quienes son?

Bussi a ver la foto sabia que eran los padres de Molly, se quedó en silencio por más de un minuto recordando los momentos felices que pasaban en familia, recordó a su hermana Mei, quien en su cumpleaños deseo con esmero que aquel globo con Helio tuviese vida y la acompañase por el resto de su vida. Recordó momentos tan felices y de aquella casa, que sin pasar de alto a la historia, no podía olvidaros, porque le traían recuerdos muy bellos... una lágrima suya caía al suelo.

Bussi quien se marchaba, alejándose para secar sus lágrimas (Decidió no contarle lo sucedido o quienes eran los padres de Molly, todo para no herirla)

Bussi se asomaba a la orilla de la villa en el que vivían, allí quizá estaba por permanecer en soledad más no pudo aguantar su pena y quebró en llanto, sus pequeñas lágrimas eran percibidas en el cristalino lago que resplandecía como espejo a la luna y al globo.

Bussi, se quedó allí pensando en su amiga... cuando en lo más lejos se podía escuchar los ladridos de un perro, era la mascota de la familia quien siempre hacía sonreír a ellos. Bussi, conocía bien de él porque siempre lo lamía y temía a que lo rompiese. La alegría de Bussi no se hizo esperar, más solo deseaba dormir en paz... así que con prisa y tanta alegría fue a donde se encontraba Molly.

Tal fue la sorpresa que la noche se convirtió es un festín de risas y juegos, Molly, quedaba tendida en su cama, pues de tanto jugar y reír no pudo más, aquel día se quedó sin energía... Bussi, cuidaba por la seguridad de Molly, pues la cuidaba como si fuera su mejor amiga, por lástima aquel día Bussi, ya se encontraba mal, de tantos juegos y peligros que pasó junto a Molly, hoy no aguanto más... Bussi quedo rendido ante su sueño y poco a poco sus pesados párpados se cerraron hasta que quedó dormido en el aire.

Su cuerpo comenzaba a levitar y levitaba cada vez más, pues Bussi no era un globo cualquiera y ascendió hasta lo más alto y cada vez más... hasta llegar a una altura impresionante, la luz del día comenzaba a salir en el horizonte y sus pequeñas brisas junto aquel resplandor se podía notar en lo más alto del cielo... unos segundos pasaron cuando el globo estalló en lo más alto de la sima y este comenzaba a descender paulatinamente más la brisa del viento se llevaba la cuerda que se aferraba a Bussi...

La pequeña Molly comenzaba a despabilarse algo cansada, pues fue Bobby, su perro quien ladraba para despertarla... el día tenía por vientos fuertes más el cielo se encontraba con nubes grises...

Molly fue a buscar a Bussi, pues estaba tan preocupada por él, que cogió un cortavientos más su paraguas.

los truenos comenzaban a rugir y la lluvia empezó a caer abruptamente.

Molly se mostraba enojada, pues en plena lluvia junto a Bobby, rebuscaban y rebuscaban sin saber el paradero de Bussi, en una ocasión Molly cayó al charco y se rasguño las manos y rodillas, se esforzaba por no llorar a pesar que sus gestos indicaban la tristeza de la pequeña.

Molly, se encontraba empapada y se moría de frío. Bussi no se encontraba en ninguna parte de la villa. Tanto esmero por encontrar a Bussi, Molly se asusto con un trueno atemorizante, los rayos impactaban violentamente.

Las fuerzas de Molly, decaían, y una y otra vez se resbalaba y caía sobre los charcos de lluvia, ahí en aquel lugar ya no podía aguantar derramar unas lágrimas por su amigo, sus manos se encontraban tan débiles temblorosas y muy rosadas.

Molly alzó fuerza y se asomó a un edificio destruido y entre las vigas busco refugio y se sentó e inclino su cabeza entre sus rodillas, agachando su mirada, el llanto no se podía oír por la lluvia que era continua y de aquellos truenos.

Se podía ver que en las manos de Molly, se encontraba aquella cuerda que aferraba a Bussi.

Bobby se asomaba a Molly y se recostaba al lado suyo y así como un perro que llora apenado, estaba presente. Molly, quedó inmóvil en aquel lugar por más que la lluvia y el frío permanecían en el lugar.

Al día siguiente el sol deslumbró como ninguno, aún se podía divisar los charcos formados por la lluvia.

Molly, quien levantaba la vista y veía que su amigo Bobby quien temblaba de frío y se encontraba mojado, Molly no dudo ni un solo segundo en ayudar a su amigo, llamó por su nombre y este reacciono como si le dijera estoy bien, vayamos a correr...

Ambos se marchaban muy apenados a casa, más en su viaje comprendió que su amigo fue a cumplir el sueño que tanto anhelaba, Molly al llegar a casa preparaba los últimos alimentos que le quedaban y se ponían a desayunar junto a Bobby.

El silencio era abrumador en aquel momento... pasaron dos horas cuando se veía a Molly despedirse de su casa y el recuerdo de su familia, tomó aquellas fotos dónde vio a Bussi, con tanta devoción posar con su hermana y su familia. Se le veía salir de casa con una mochila muy grande...

-Vamos Bobby -dijo muy feliz Molly-. No olvides despedirte de casa.

-Guau guau!

Molly y Bobby, encaminaron por una larga travesía, pues pasaron por ciudad y ciudad aprendiendo cada día experiencias confortantes... y pasó el tiempo que uno de sus viajes en busca de algún amigo, hallaron una ciudad donde habían muchos niños de su edad, se conocieron como inocentes que no temen de nada y se pusieron a jugar hasta no dar más... Molly no pudo aguantar su felicidad y de por sí una lágrima suya caía y se desvanecía entre el viento, sin dudarlo fue abrazar a Bobby quien ladraba con tanta emoción, allí empezaron a jugar todos los niños y jugaron tanto que no pararon de reír, estaban tan felices de haber encontrado misterioso lugar y así terminaron felices por siempre...

29 Mars 2022 02:45:03 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
2
À suivre…

A propos de l’auteur

Sihugar Ray Guillermo Pacheco Villegas Bienvenidos criaturitas de otro mundo. Alo morita? Vamos [email protected] dale con joda!!! HDA 😈

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~