alejandra-barajas1639189998 Nona Kookmin

Es el momento. El mal se está extendiendo y el dulce Park Jimin es su objetivo. Nadie sabe cuándo o cómo atacarán los Duques, pero Jimin y sus aliados Nephilim harán todo lo que sea necesario para liberar la tierra de los demonios y sus maneras opresivas. Los riesgos son más grandes que nunca, y Jimin está determinado a que el amor que siente sea su fortaleza, y no una carga. Pero tratar de proteger a aquellos que ama mientras corre por su vida y lucha contra las fuerzas demoníacas. Los rostros están cambiando y la confianza es fugaz. Cuando el Duque de la Lujuria envía al gran amor de Jimin, Jeon Jungkook, a trabajar en contra de él, Jimin debe decidir cuánto está preparado para arriesgar. En la entrega más sensual y vertiginosa hasta ahora, Dulce Reckoning reúne a todos los amados Neph una última vez para luchar por su libertad. DULCE RECKONING es el último libro de la saga Dulce. Ya está publicada. Agradezco mucho el tiempo que le dan a las historias.


#20 Dan Romance #5 Dan Fantaisie urbaine Interdit aux moins de 18 ans.

#demonios #angeles #pecado #kookmin #inkspiredstory #pecadoscapitales #Bl
338
15.5mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

PRÓLOGO

Ni un alma en el salón de cócteles de Las Vegas tenía alguna idea de que los demonios estaban en medio de ellos. Ni un alma creería que los cuatro caballeros que reciben miradas apreciativas y miradas envidiosas eran algunos de los mejores trabajadores del infierno que han caminado sobre la tierra. Los seres humanos pueden percibir su encanto: el poder y el misterio de sus guapas caras, y se sentían atraídos por ellos como mariposas a un brillante néctar envenenado.


Pharzuph, Astaroth, Mammon, y Melchom se sentaban sin sonreír en nuevos trajes pródigos, bebiendo martinis y whisky, discutiendo los eventos de la noche anterior. Habían tomado a cuatro mujeres en la isla privada de Melchom frente a la costa de California, las follaron, y luego las abandonaron en el muelle después de prometer transportarlas de vuelta a Las Vegas.


-Me encantaría ver a esas gordas explicándole esto a sus maridos y prometidos -había dicho Astaroth, el Duque de Adulterio, riendo mientras se alejaban.


Pero la diversión y los juegos habían terminado ahora, y ya era hora para los

negocios. Estaban sentados contemplando todo lo que habían aprendido anoche sobre traidores en sus filas y entre sus hijos.


Mammon, el Duque de la Codicia, movía distraídamente su whisky en el hielo derritiéndose, pensando en el hijo que había matado en la isla. Jooheon había sido su hijo favorito Nephilim en siglos, y había resultado ser un Judas desagradecido. El sobresalto de su traición todavía punzaba. Habían pasado

muchos años desde que Mammon había matado a alguien, y dejó un mal sabor en su boca, nunca lo admitiría a sus hermanos del infierno.


-¿No había dado señales de rebelión antes de anoche? -preguntó el Duque de la Envidia, Melchom.


-Ninguna. -Mammon inclinó hacia atrás su copa y la vació antes de golpear la mesa con una mueca.


-Es el momento de decirle a otros Duques. Nos reuniremos esta noche. -Los brazos de Pharzuph estaban cruzados mientras pensaba.


-Algunos ya han dejado la ciudad -dijo Melchom. -Como Belial.


-Los llamaremos de regreso -dijo Pharzuph con una mueca de desprecio. -No podemos dejar que Belial sepa que vamos tras él. Vamos a hacer que piense que estamos sólo sospechando de un levantamiento Neph.


Astaroth se pasó una mano a través de sus ondas rubias hasta los hombros y sacó su teléfono celular, marcando. Los demás escuchaban la conversación con sus sentidos sobrenaturales agudos.


-¿Si? -dijo una voz con una inflexión francesa.


-Hermano Rahab. Llaman los Duques desde Las Vegas. Tenemos noticias.


Rahab hizo una pausa.


-Muy bien.


-Y una cosa más -continuó Astaroth. -La vieja profecía.


-¿Qué pasa con ella? -espetó Rahab.


-¿Puedes recitarla para nosotros?


-Que yo sepa... -Su voz se volvió grave con disgusto. -Un Nephilim puro de corazón se levantará y expulsará demonios desde la tierra a las profundidades del infierno, donde permanecerán hasta el final de los días.


La tabla se calmó, y los hombres demoníacos parecieron momentáneamente enfermos.


-¿Qué tan seguro estás de su validez? -preguntó Astaroth.


-El mismo Señor Lucifer me habló de la profecía.


Los cuatro Duques intercambiaron miradas silenciosas mientras el salón bullía a su alrededor. Pharzuph se aclaró la garganta y tomó el teléfono de Astaroth, hablando en voz baja.


-¿Cómo obtuvo nuestro Señor esta información?


La voz de Rahab era un susurro peligroso.


-¿Te atreves a cuestionarlo?


Una mirada cuidadosamente en blanco se mantuvo en el rostro de Pharzuph, y su acento inglés nunca vaciló.


-No seas ridículo. Pongo en duda su origen.


Rahab estuvo callado. Luego, en un tono de desgana, admitió:


-Fue un susurrador. Uno de los Legionarios.


Una vez más los Duques intercambiaron miradas escépticas. Esta era la razón

por la que nunca nadie había tomado en serio la profecía. Parecía poco probable

que un espíritu Legionario sin valor podría adquirir información importante y recitarla correctamente.


-¡La profecía es válida! -gritó Rahab a través del teléfono. -¡Les he dicho por milenios a ustedes idiotas, que no confíen en la raza Nephilim! ¿Por qué traen a colación esto ahora? ¿Qué ha pasado?


-Vamos a discutir nuestros hallazgos pronto, hermano -le aseguró Pharzuph.


Rahab dejó escapar un gruñido antes de desconectar.


-Bien, entonces. ¿Cuál es el plan? -preguntó Astaroth.


-Primero nos enteramos de si Belial y el chico siguieron adelante con las órdenes dadas en la cumbre. A ver si todavía es virgen. Él es el número uno en mi lista de sospecha. Los ángeles de la luz nunca habían intervenido por un Neph hasta él.


Melchom apoyó los codos sobre la mesa.


-¿Cómo vamos a saber si él es puro?


Una sonrisa malvada se extendió en el rostro de Pharzuph.


-Déjame esa parte.


-¿Y si lo es? -preguntó Melchom.


-Lo mataremos inmediatamente antes que los malditos ángeles nos detengan. -Pharzuph terminó su martini y miró a una mujer que mantenía robando miradas hacia él. -Y esperen a ver la reacción de Belial para evaluar si están trabajando en conjunto o si se trata de una operación Neph.


-Nada de esto tiene un maldito sentido. -Mammon se frotó su frente. -Teníamos a un montón de ellos siguiéndolos después de la cumbre.


-Sólo durante los primeros seis meses -aclaró Astaroth. -Al parecer, han estado ocupados en el año transcurrido desde entonces.


-Vamos a tener que seguirlos de nuevo. Durante el tiempo que sea necesario.


Melchom negó.


-El Señor Lucifer no estará contento con esto, el uso de sus Legionarios cuidando Neph de nuevo cuando deberían concentrarse en los seres humanos. Estaba lívido por los esfuerzos perdidos después de la cumbre.


Pharzuph suspiró.


-Está bien. No vamos a usar a los susurradores todavía. Vamos a esperar y ver de qué nos enteramos del hijo de Belial.


Todos asintieron, y Pharzuph se paró.


-Vamos a disfrutar de unas horas de Las Vegas antes de nuestra reunión. -Se acercó a la mujer con el aura roja, que estaba cerrada en su mirada azul. -El mejor trabajo del mundo -susurró para sí mismo.


24 Mars 2022 04:24 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
32
Lire le chapitre suivant CAPITULO 1

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 32 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!