cutietaekoo Andy Tete

Taehyung era cruel con todos. Pero cuando lo conoció a él, todo cambió por completo. °boypussy


#97 Dan Fanfiction Interdit aux moins de 18 ans.

#Taekook #boypussy
1.7mille
59.9mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Capítulo 1

Antes de empezar, aclaro que Jungkook tiene partes femeninas.





El Reino de Daegu, gobernado por Kim Taehyung, un joven rey de 28 años. Un rey frío, que impone poder y temor, respetado por todos y odiado por muchos.


Taehyung creció sin amor familiar. Su padre, el anterior rey, era un viejo que se preocupaba meramente por sus posesiones materiales antes de su propia esposa e hijo.


Al pequeño Taehyung le tocó ver cómo su padre llevaba distintas mujeres a su habitación, aún cuando su madre estaba presente en el palacio, aún cuando el mismo Taehyung le avisó a su madre de esto y ella solo le sonrió tristemente, diciendo que estaba bien.


Su madre, ante el rechazo notorio de su esposo hacia ella, solo pudo desquitarse con su propio hijo, dejándolo abandonado para ella salir de ese lugar, importándole poco lo que pasara con el menor. Así es como el rey tomó a ese pobre e indefenso niño, y lo convirtió en la réplica de él: cruel, frío y calculador. Una persona materialista. Borrando todo rastro del dulce e inocente niño que fue alguna vez.


Y así vivió.


Siendo despectivo con todos, creyéndose más que cualquier otra persona solo por ser de la familia real. No sintiendo nada cuando su padre falleció, solo anhelando el ya ser rey para obtener aún más poder.


Sin ser consciente de lo que el futuro tenía listo para él.


■ ■ ■


Pasaron algunos años desde que fue coronado, y como la tradición lo dicta, el rey debe desposar a alguien antes de llegar a la madura edad de los 30 años.


A Taehyung se le dio todo el tiempo del mundo para que encontrara a alguien y se enamorara. Pero todos sabemos que eso no pasó.


Su corazón no era capaz de sentir amor, ni siquiera sentir una pizca de cariño. No sabía que era eso. No conocía esa palabra.


Los ayudantes reales, al estar al tanto de la situación, ordenaron traer a todos los príncipes y princesas que estén disponibles para un matrimonio. Provocando esto un revuelo en todo el país. Era la oportunidad de ser esposo o esposa del rey que gobernaba el reino más importante de todos.


Todo el mundo había escuchado sobre Taehyung, alguien frío pero condenadamente atractivo. Sus rasgos finos pero duros encantaban a quien lo mirara por más de un segundo.


En total, 15 príncipes y princesas fueron seleccionados para asistir al baile que se realizaría en el castillo. Baile en el que el rey elegiría a su futura esposa o futuro esposo.


Los preparativos comenzaron de inmediato una vez que todos confirmaron su asistencia. Todos corrían de aquí para allá, tomando sus medidas para el traje, seleccionando las cortinas y manteles, la loza más fina, los mejores tragos y aperitivos, la impresión es lo más importante.


Decir que Taehyung estaba cansado, era poco. Estaba apunto de tener un colapso debido a la desesperación que le provocaba toda la situación. No lo dejaban en paz, el solo quería tener un momento a solas.


Trataba de mantenerse sereno, pero la rabia ya le estaba pasando la cuenta, y eso no sería bueno para nadie.


■ ■ ■


El día del baile llegó.


El rey se levantó esa mañana, callado y calculador como siempre. Pensando en que haría.


El no quería casarse, por supuesto que no; le valía una mierda tener esposo o esposa. Pero si quería seguir teniendo poder y joyas, sería necesario desposar a alguien, por más que odie esa idea.


"Es cuestión de tiempo que se aburra y me pida el divorcio" murmuró para sí mismo, consciente de que nadie aguantaría su duro carácter.


"Si no se va, le haré la vida imposible." Dijo simplemente, con una sonrisa cínica en el rostro.


Una vez listo con su traje, bajó al vestíbulo para recibir a sus "queridos" invitados.


Una vez entró, suspiros se oyeron, para luego caer en un profundo silencio, todos atentos a lo que el rey iba a decir.


Taehyung sonrió con burla.


Patéticos. Pensó.


"Buenas tardes a todos. Es un gusto poder gozar de su compañía." Dijo con voz fuerte para que todos oyeran, para luego hacer una pequeña reverencia, notando que todos lo imitaban.


Pasó la tarde entre saludos y sonrisas falsas.


No iba a negar que había príncipes y princesas preciosas, pero ninguno lo tentaba lo suficiente.


Aún así, se extrañó al notar que solo habían 14 presentes, y el claramente recordaba que le habían dicho que eran 15.


Frunció el entrecejo, normalmente le hubiera dado lo mismo y hubiera ignorado la situación, pero en esos instantes, sintió una extraña sensación, una necesidad de averiguar que pasó con el invitado número 15.


Buscó con la mirada a un sirviente y le hizo un gesto con la cabeza en señal de que se acercara.


"¿Si mi señor?" Preguntó con la mirada gacha.


"¿Que pasó con la otra persona? Estoy seguro de que se enviaron 15 invitaciones y se confirmó la asistencia de todos"


"Si mi rey, pero el príncipe de Busán no estaba muy emocionado por asistir, no ha entrado al palacio. Si no me equivoco, se quedó caminando por los alrededores. Si me permite señor, sus palabras fueron que no quería estar aquí, por eso decidió no entrar."


Taehyung bufó, no evitando sentirse ofendido.


¿Quién se cree ese niñato para actuar así? Oh, iba a conocer al verdadero Kim Taehyung.


Se dio media vuelta, dirigiéndose hacia la puerta que dirige al jardín.


Sintió de inmediato el helado viento en su rostro. ¿Acaso ese príncipe estaba loco? Ahí fuera le iba a dar una hipotermia.


Solo tuvo que caminar dos minutos cuando vio al chico. Este estaba de espaldas a el, muy entretenido mirando las flores mientras las tocaba suavemente.


"¿Puedo saber qué haces aquí?" Preguntó con voz autoritaria, provocando que el chico pegara un salto en su lugar, girándose a mirar a Taehyung.


"Y-yo, lo siento. No creí que estuviera prohibido tocar las f-flores" respondió apenado.


"No esta prohibido eso, hablaba de qué haces acá afuera cuando eres un invitado del rey allá adentro" cuestinó sin dejar de ver al príncipe.


Taehyung debía de admitir que ese chico lo atraía de cierta manera, sin duda era precioso. Su cuerpo con curvas y ese precioso traje que se ajustaba en todas las partes correctas, dejándolo ver sus pequeños senos y diminuta cintura.


"Oh eso" dijo tímido mientras jugaba con sus dedos. "No lo vi necesario, señor"


"¿A qué te refieres?"


El chico se encogió de hombros.


"Allá adentro hay príncipes muy guapos y princesas hermosas. Sin duda al rey le gustarán más ellos que una extraña mezcla como yo." Dijo simplemente. "Además, he oído que el rey es atractivo, muy atractivo, así que no veo razones para que me note."


"¿Y cómo estás tan seguro de eso?" Preguntó con una pequeña risa, joder ese chico estaba volando su cabeza. Se sentía flotar, una extraña sensación. No entendía qué le sucedía, solo sabía que necesitaba seguir hablando con ese precioso chico.


"Solo lo sé. Nunca he sido alguien que llame la atención." Dijo con un tono apagado.


"Yo no estaría tan seguro de eso. ¿Cuál es tu nombre?" Preguntó.


"Oh disculpa, soy Jeon Jungkook, príncipe de Busan" se presentó con una pequeña reverencia. "¿Puedo saber tu nombre?"


Taehyung sonrió.


"Taehyung, Kim Taehyung. Rey de Daegu, mucho gusto."


Y Jungkook sintió como el aire abandonó sus pulmones.

17 Février 2022 02:56 2 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
451
Lire le chapitre suivant Capítulo 2

Commentez quelque chose

Publier!
karen karen
ME ENCANTA, ME ENCANTA, ME ENCANTA.
November 13, 2022, 14:21
Nico Nico
Nuevaaaa ✨ y me está gustando
September 12, 2022, 04:21
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 2 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!