frederick-morales1641899356 Frederick Da Silva

Una joven llamada Mónica descubrirá un gran secreto sobre quien es en realidad, lo que la lleva a un viaje en el tiempo, donde se crearan varias historias alternativas. La lucha entre ángeles y demonios dará comienzo a un Apocalipsis. Por otro lado está Frederick, un chico narcisista y solitario que no le gusta el trabajo en equipo, no obstante, tendrá que unir fuerzas con Mónica para resolver un misterio sobre la humanidad, el cual será salvar la humanidad al viajar al futuro donde el Rey Arconte gobierna con los ángeles, los viajeros del tiempo ayudan a nuestros protagonistas en su lucha contra los Vigilantes, unirán a otros semidioses como Mónica para salvar al mundo se un evento post-apocalíptico.



#4 Dan Science fiction Déconseillé aux moins de 13 ans. © Todos los Derechos Reservados

#psicología #filosofía #religión #mitología #ciencia-ficción #Angeología
27
21.1mille VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les 10 jours
temps de lecture
AA Partager

PRÓLOGO

En el principio creó Dios los cielos y la tierra.


Génesis 1:1.




—En el principio solo existía un inmenso vacío, como el nuestro al querer buscar el sentido de la vida, la nada; suspendida en una densa oscuridad. El origen de la vida, ¿Quién conoce su inicio? El principio: el gran enigma de la ciencia, la incógnita que abruma a todo filósofo, la explicación que todo teólogo busca. ¿Quién lo sabe? Quizás nadie, será un misterio que se pueda resolver después de la muerte; o desaparecer tras ella.

Una luz se disipó entre las tinieblas, surgió el universo y con ello la vida. Una pluma cayó sobre el agua, una figura humanoide se formaba. Los ángeles fueron creados conforme a su categoría: Ángeles, Serafines, Querubines, Tronos, Dominaciones, Virtudes, Potestades, Principados y Arcángeles. Los Querubines sostenían el trono de oro del Poderoso; uno de ellos fue creado con la belleza perfecta, Elohim lo llamó Lucifer, el Querubín más hermoso de todos.

Un día, su corazón se llenó de envidia, queriendo subir al trono que sostenía con su aura «subiré y seré semejante al altísimo», elaboró un plan que consistía en llamar a la tercera parte de ángeles con él a la rebelión celestial. Gabriel y sus ángeles lucharon contra Lucifer, transformado en un dragón escarlata, fue desterrado, condenado a vagar en la Tierra, de esta rebelión surgieron los Príncipes del Infierno.

Doscientos ángeles fueron encargados de vigilar a los humanos pero ellos se corrompieron con la hermosura de las hijas de los hombres, eran conocidos como Los Vigilantes. Un solo continente existía, llamado Rodinia, siete reinos dominaban sus tierras: Atlántida, Mu, Nazca, Aztlán, Sumeria, Lemuria y Nod, cada imperio tenía un rey o reina donde rendían culto a los Vigilantes, excepto por los Sethitas. Un linaje predominaba entre ellos, los caínitas; hijos de Caín, la simiente maldita. Los Vigilantes fueron adorados como dioses, encargados de enseñar a la humanidad todos sus conocimientos en todas las culturas antiguas, a cambio de sus mujeres más hermosas, creando una raza híbrida de gigantes, llamada los Nefilim.

Hacía el suroeste, estaba los terrenos del fallecido Cus, sobre el río Gihon, su capital Atlántida, una ciudad de alta tecnología. El sabio Enoc, construyó tres magnificas pirámides y un majestuoso león frente a ellas, el séptimo desde Adán; linaje de los Sehtitas. Eran tiempos de Guerra, los Vigilantes y sus hijos los Nefilim, aliados con un joven Tubal Caín, comenzaron a devorar a los hombres y a las bestias del campo.

Enoc, forjó un arma contra los Vigilantes, ocho insignias que representan valores morales de los hombres. Reclutó a ocho Nefilim que no estaban de acuerdo contra el temible Semyazza, estos semidioses reunieron a sus tribus y pueblos para combatir contra los gigantes y los ángeles malvados. Una gran guerra que duró tres años culminó con la derrota de los Vigilantes. Los arcángeles: Gabriel. Rafael y Miguel se unieron a la batalla, Semyazza junto a Azazel y otros Vigilantes fueron derrocados en el monte Hermón, lugar donde habían descendido para procrear con las mujeres. Pasaron 200 años, dos nacimientos surgieron, por parte de los sethitas, el nieto del profeta Enoc nació, al cual pusieron por nombre Noah. Del otro, Thot y Ma'at tuvieron una hija.

Enoc, antes de ser ascendido al cielo y convertirse en un ángel, advirtió a Noah y Matusalén de la profecía que se cumpliría en el futuro: «temo el día en que los Vigilantes resurjan de nuevo, el día en que estos dos linajes se enfrenten una vez más y formen otra guerra. ¿Quiénes serán los elegidos para derrotar las fuerzas del mal? ¿Qué linaje perdurará en el futuro? La chica de la profecía nacerá miles de años en el futuro, descendiente de Ma'at, llamada: La Elegida, y cuando ella nazca, liberará con justicia; o lo castigará con injusticia. Volverá a reunirlos; en una próxima batalla final contra Semyazza y su Corte Celestial.

Que los Vigilantes tomen su castigo que merecen, en las prisiones eternas bajo la tierra. Yo Enoc, procuro juicio de mi boca: he aprendido todo de ellos y he comprendido que no hablaré para esta generación sino para una lejana que está por venir», profetizó.

Aquellos dioses prometieron volver otra vez, dejando sus conocimientos que podemos ver en todo el mundo antiguo, dejaron un legado; su simiente entre la humanidad —relató Mónica de sexto grado.

Mónica era una niña de once años, el reflejo del sol iluminaba su peinado con colitas y listones rojos, cuando leía exponía sus ojos rasgados. Entre aplausos y ovaciones tomaba de nuevo asiento. Todos sus compañeros junto con la maestra quedaban impactados por los cuentos que relataba Mónica; su gran imaginación la convertiría en una gran escritora.

—¿Qué fue lo que pasó con esa generación?—respondió una de sus compañeras.

—Existe una profecía del profeta Enoc. Una raza de gigantes y sus padres los ángeles quisieron conquistar el mundo, Enoc, evitó eso junto con otros dioses. La profecía apunta a que una chica salvará al mundo cuando los Vigilantes, los Ben Elohim regresen —explicó Mónica.

—La profecía de la elegida ¿Por qué nadie habla de esto?—interrogó otro de sus compañeros.

—Es un cuento que me lee mi abuelita—, esbozó una sonrisa —nadie sabe qué pasará con esa chica, si llegue a salvar al mundo, o a condenarlo—.

La maestra, orgullosa, felicitó a su mejor alumna —veo que te gusta mucho la mitología judeo-cristiana—. Parada frente al pizarrón, del lado izquierdo se podía notar un cuadro en latín que decía Felix Natalis, tomó asiento. Junto al cuadro, estaba otro más pequeño con el número 25, que juntos dicen: Feliz Cumpleaños Número 25.

La profesora le entregó la medalla del primer lugar de literatura.

Mónica, con una gran alegría lo recibió y abrazó a su maestra.

De camino a su casa, un fuerte viento sopló enfrente a ella; unas luces emanaban de aquel torbellino, una persona salió del portal. La figura de un hombre con una armadura de alta tecnología apareció. Nadie más podía ver la visión que ella tenía —Mónica... Mónica, nunca olvides quien eres, tu eres la esperanza para salvar al mundo, pero recuerda que no puedes alterar el pasado o el futuro. Nadie puede cambiar lo que está escrito. ¡Oh no! Retrocedí demasiado en el tiempo... escucha, la clave está—. El extraño del portal fue interrumpido por una silueta a sus espaldas.

Era una mujer que se le hacía familiar a Mónica.

—Mónica, aquí estás. El mundo te necesita, he venido para advertirte de algo —sus palabras se enmudecieron debido a una explosión detrás de la mujer.

Una luz blanca segó su vista unos segundos —Vence tu oscuridad—. Dijo la chica mientras se perdía por el portal. Mónica cayó inconsciente al suelo.

Unas horas después recobró la conciencia y abrió sus ojos, su madre y su abuela la abrazaron mientras ella veía el ocaso, se levantó del sillón y siguió observando al cielo, sus pupilas estaban fijas en el atardecer, levantó su mano derecha y tocó la ventana. Sus ojos se tornaron de un color amarillento, como un atardecer en las orillas de la playa de Guerrero, con su mirada abrió las ventanas y salió del tejado de su casa, se paró por un momento en el techo, los objetos a su alrededor giraban enfrente de ella, como si los controlase, su mamá observaba impactante aquella escena. Una pluma enorme caía en espiral dando vueltas por el aire, Mónica cogió la pluma con ambas manos.

—¿Qué es esto?

—Es tu pluma, Mónica —dijo una voz misteriosa que se perdió con el son del viento—. Son cenizas de ángel.

—¿Cenizas de ángel? —repitió.

22 Janvier 2022 03:03 3 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
8
Lire le chapitre suivant INTRODUCCIÓN: CENIZAS DE ÁNGEL

Commentez quelque chose

Publier!
Sebastian Ibarra Valladares Sebastian Ibarra Valladares
Ahora que lo estoy releyendo, me percato que coincidimos en muchas de nuestras visiones e ideas. Interesante historia y buena introducción que hace un recorrido por la mitología judeo-cristiana hasta llegar al destino de Mónica. Recomendable.
May 05, 2023, 05:23

  • Frederick Da Silva Frederick Da Silva
    Gracias, aunque estoy en reescribir algunas partes. Saludos. May 05, 2023, 08:25
Jennifer Cruz Jennifer Cruz
Mw gustó mucho. Espero poder leer tu serie completa
April 24, 2023, 06:00
Load more comments
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 37 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!

Fallen Angel
Fallen Angel

Una joven llamada Mónica descubrirá un gran secreto sobre quien es en realidad, lo que la lleva a un viaje en el tiempo, donde se crearan varias historias alternativas. La lucha entre ángeles y demonios dará comienzo a un Apocalipsis. En savoir plus Fallen Angel.