dinoteye Jaxx 🦕🌱

Un tritón y un humano. recuerdos olvidados y una vida en común. Taekook M-preg Todos los derechos reservados. No se aceptan copias o adaptaciones.


Fanfiction Groupes/Chanteurs Déconseillé aux moins de 13 ans.

#Taehyung #bts #Jungkook #vkook #taekook #bangtan #tae #taegguk #kook #vgguk
449
10.0mille VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les 30 jours
temps de lecture
AA Partager

⚘ Blue Scales — 0

Nuevo inicio


En las oscuras aguas del océano Pacífico, una gran y poderosa cola de escamas azules danzaba sin parar. El ser acuático se movía con rapidez, ya que tenía que llegar pronto a la orilla de la playa o si no se lamentaría durante todas las horas que le restaban al día.

Una vez que emergió a la superficie, respiró hondamente la paz. No se sofocó, era la ventaja de ser como es. Retiró los mechones de cabello que le entorpecían su visión, dejándolo observar perfectamente al castaño de cabello rizado que reposaba tranquilamente en la cálida arena mientras que la salada brisa marina desordenaba sus risos de un lado a otro.

Suspiró encantado. Sacó su cuerpo del agua para luego de irse a esconder detrás de unas grandes rocas y que la poca gente que andaba paseando, no observaran su cola. No podía permitirse un error de esa magnitud. Su secreto y el de muchos dependía solo de él, en ese momento.

Cuando estuvo más que seguro de que nadie lo estaba mirando, tomó la piedra blanca que colgaba de su cuello, acunándola entre ambas manos. Cerró los ojos y esperó hasta que pudiera estirar sus piernas.

Las sintió un poco entumecidas gracias al tiempo que no las usó. Por lo que, primero se tuvo que acostumbrar a ellas antes de acercarse al muchacho que seguía tomando el sol. De no ser así, solo quedaría como alguien que no sabía caminar una vez que cayera frente a él.

El ser mítico no se tenía que preocupar de su desnudez. Cada vez que mutaba, sus escamas se transformaban en un brillante traje de baño. Era la envidia de uno que otro hombre, ¿y cómo no? No era lo único que deslumbraba.

—Hey—saludó el tritón directamente a su objetivo.

El contrario se exaltó por lo repentino que fue. Dirigió sus ojos a él, mirándolo extrañado antes de darle una tímida sonrisa cuadrada. Bastante hermosa y brillante, tal y como la recordaba.

—Hola, ¿sucede algo?—preguntó ladeando la cabeza. Los ojos del ser marino destellaron por la tierna escena que presenció.

—No, nada… En realidad, me acerqué porque te he visto por este lugar durante estos días, pero no me atrevía a acercarme a saludarte… hasta ahora, claro—explicó su llegada soltando una pequeña risa. Tal vez había mentido un poco—. Soy Jungkook, Jeon Jungkook.

Terminó de presentarse. Dudó si lo hizo bien, hace tanto tiempo que no conocía a nueva gente que creyó haber olvidado como se hacía.

—Oh, ¿en serio? No te he visto, perdón, soy algo despistado… Soy Kim Taehyung, es un gusto conocerte—imitó a la vez que se levantaba de la arena y le extendía la mano, esperando que el contrario la tomara.


Taehyung…


El agarre de Jungkook fue delicado, pero con la suficiente fuerza para no soltarla tan fácilmente. Las mantuvo unidas por largos segundos, adorando la calidez del humano antes de separarlas con gran pesar. Y no muy al contrario, el cuerpo del castaño sintió su cuerpo llenarse de cosquillas, haciéndoseles tan conocidas, sin embargo, no le dio más importancia.

—¿Eres de por aquí cerca?—le cuestionó al cabello rizado para generar un poco de plática.

—Umm… La playa me queda un poco lejos de mi casa, pero me gusta venir, así que vale la pena el tiempo invertido—respondió Taehyung invitándolo a sentarse nuevamente—. Tiene algo que te relaja, no sé si me hago entender…

Jungkook asintió feliz. Claro que lo entendía.

—Ya, te creo… Supongo que la brisa marina hace lo suyo, además, esta playa tiene buenas vistas, y en la noche… es… simplemente hermoso, no encuentro palabras para describirlo—explicó—. No nos olvidemos de las estrellas, parecen estar cerca de ti.

—¿En serio? No he tenido la oportunidad de quedarme hasta la noche…—Hizo un pequeño puchero. El tritón sonrió nostálgico. Oh, eso no era verdad.

—Espero que pronto tengas la oportunidad de apreciarlo… Te juro que será algo de lo que no te arrepentirás—.

Taehyung sonrió hacia él y asintió con la cabeza, creyendo ver las pequeñas luces en los ojos de su acompañante.

El silencio reinó cuando ambos miraron el mar frente a ellos, donde se creaban pequeñas olas que mojaban la arena de la orilla una y otra vez, casi rozando las puntas de sus pies. No había sonido más relajante que el agua colapsando.

Las ansias de Taehyung por volver a la costa, surgieron desde que había despertado en esa blanca y pulcra habitación de cuatro paredes, totalmente vacías de decoración.

Él le hizo caso a lo que le indicaba su corazón. La sensación que experimentaba en ese momento, era hermosa, pero aún sentía que algo le faltaba. ¿Qué sería eso que tanto anhelaba volver a ver?


Me gustan las estrellas…


태국


Las horas pasaron, el atardecer comenzó a hacer presencia en la playa y en todo el país. Por cada pequeño rincón, los rayos dorados se colaban. El castaño miró la hora en su celular luego de sacarlo de su bolsillo y se levantó, sacudiéndose el short que traía puesto ese día. Sus acciones no tardaron en llamar la atención de Jungkook, así que se apresuró a explicarle.

—Ya tengo que regresar a casa… Espero poder charlar otro día contigo, y tal vez… deberíamos intercambiar números—sugirió el de sonrisa cuadrada, temiendo estar apresurándose mucho. Pero cómo no hacerlo, el chico le había caído demasiado bien.

Mierda, piensa rápido. Se dijo el tritón internamente. Él no tenía un celular, aún no existía uno que resistiera las profundidades del océano, y si llegara a tenerlo, lo tendría como un adorno o tesoro.

—Por ahora no tengo un celular, se me estropeó…—le dijo y se apresuró en agregar—. Pero podemos vernos nuevamente antes del atardecer, ¿te parece?

Taehyung no objetó, no era algo raro que pasara, al contrario. Hace unos días, uno de sus propios amigos había dejado caer su celular y la pantalla se le hizo trizas, luego no podía ver ni escribir.

—¡Seguro! Solo debo preguntar si me dejan salir…—murmuró lo último. Odió eso por unos segundos.

Sus salidas a la playa o a cualquier lugar se habían reducido porque no podía esforzarse tanto. Al menos, ya sabía que esa rutina no duraría por mucho tiempo, así que sólo tenía que aguantar un tiempo más.

—Está bien—Kook asintió con una sonrisa—. Entonces, que llegues bien a casa, ten cuidado al cruzar las calles…

No pudo evitar que su voz sonara un poco desanimada. Él había tardado casi una hora en llegar a la orilla, incluso dando todo su esfuerzo. Le hubiera gustado estar junto a ese humano durante todo el día y no solo por más de ciento veinte minutos. Requería de su presencia.

A mí también, [...], me recuerda al brillo de tus escamas, tan preciosas...

El de ojos cafés asintió y terminó de despedirse con su mano antes de correr al lado contrario del mar. El tritón se quedó en su sitio por unos minutos más hasta que dejó de verlo.

Suspiró pesado, ahí se iba otra vez.

Esperó hasta que la última persona que vagaba por la playa se fuera para volver a su propio hogar con mayor tranquilidad. Ya no tenía motivos para estar ahí, no hasta el día siguiente.

El agua seguía siendo cálida para él o tal vez era porque estaba acostumbrado desde que nació. Humectaba su piel y hacía danzar su cola llamando la atención de los pequeños peces que vivían ahí también, todos conviviendo sanamente.

Antes de adentrarse a lo profundo del océano, en donde estaba su hogar, se giró hacia donde se reflejaba el rayo de luz de la luna. ¿Hizo bien en volver a dejarlo ir? ¿Tuvo que detenerlo y hacer que se quede por un tiempo más?


¿Taehyung? ¡Taehyung!


Cerró sus ojos con fuerza, intentando apartar los grandes miedos que comenzaron surgieron hace meses. Volvió a nadar. Ya era tarde para arrepentirse, estaban muy lejos del uno al otro.

Así que, terminó por ocultarse en la oscuridad hasta que sus escamas dejaron de brillar y burbujas dejaron de aparecer.

16 Décembre 2021 02:34 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
43
Lire le chapitre suivant Blue Scales — 1

Commentez quelque chose

Publier!
Eddy J Eddy J
Ohh, curioso
February 13, 2022, 20:47
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 7 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!