compota 𖥻𝙈𝘼𝙉𝙐 ִ ۫ hiatus x siempre

≥ ¿Qué es Química? "Es la que tienen tu culo y mi polla cuando entran en contacto, mi vida". > SERIE LEARNING WITH SEX < 1. anatomía 2. álgebra 3. inglés 4. lengua 5. teatro 6. química 7. física OO1 ִֶָ taekook one-shot OO2 ִֶָ lemon ; OO3 ִֶָ Learning with sex #6 ( leer los shots anteriores para entender la trama ) OO4 ִֶ contenido adulto 🔞 OO5 ִֶָ no copiar, ni adaptar sin permiso COMPOTA © historia original.


#89 Dan Fanfiction #94 Dan Groupes/Chanteurs Interdit aux moins de 21 ans.

#taekook #kooktae #vkook #kookv #fanfic #BTS
2.0mille
32.2mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Learning with sex #6

El shot es básicamente lemon, pero forma parte de una serie llamada Learning with sex, y hay una pequeña historia que se va desarrollando a medida que van leyendo los shots, así que si gustan pueden leer los demás, Son estos y están ordenados cronológicamente para que no se pierdan:


» Anatomía - Álgebra - Inglés - Lengua - Teatro - Química - Física.

.

.

Tocó el timbre con su mano izquierda y retrocedió un poco, se veía de reojo en el reflejo de una de las ventanas confirmando que lucía bien... por las dudas igual volvió a arreglar el cuello de la camisa, y tocó su cabello para estar seguro que el peinado no se hubiese dañado en el trayecto.

A decir verdad hoy se encontraba entusiasmado, intentaría llegar a algo más que las anteriores veces y al tener compañía lo dificultaba bastante.

Eso le emocionaba en demasía porque sabía que en realidad, el que la iba a pasar mal era su lindo y nervioso enamorado.

Tocó su mochila para asegurarse que al menos traía algún libro, simulando con este que le enseñaba a Jeongguk para no levantar sospechas.

Mostró su encantadora sonrisa a la señora Jeon cuando pudo divisar a esta abriéndole la puerta de su casa para permitirle el paso.

Se inclinó hacia delante antes de caminar dentro, charlando un poco mientras se quitaba los zapatos para luego colocarse unas pantuflas.

—¿Cómo ha estado Señora Jeon? Aparte de increíble claramente... todas las veces que vengo se la ve magnífica.

La mencionada le alcanzó y riendo apenada le agradeció. —Gracias por todo hijo, sobretodo por venir aquí a ayudar a Jeonggukie con sus materias... Ya no es obligatorio que lo hagas y tú has seguido ayudándole todos estos meses.

—Guk se ha vuelto un gran amigo mío, no es nada... es más me gusta mucho ayudarlo. —indicó mientras caminaban hacia el comedor, tratando de no reírse por el doble sentido que solamente él podía captar en las palabras previamente usadas.

—Espera aquí sentado mientras lo llamo querido —pidió la amable mujer al acercarse a las escaleras—. ¡Baja mi vida, Taehyungie está aquí para ayudarte con tu examen! —Le sonrió de nueva cuenta y salió caminando hacia la cocina para preparar algo que brindarle a la visita.

El castaño sonrió con gracia cuando oyó al menor gritar desde arriba en su dormitorio un audible “¡¿Que?!”, junto a un ruidoso golpe que dedujo se dio por su imprevista llegada.

Y así fue, como si de un relámpago se tratase el ahora de nuevo pelinegro bajó corriendo despavorido desde la planta superior... arreglando su recién puesta camiseta y sobando su espalda.

Taehyung mordió su labio al divisar un poco del abdomen contrario asomarse por debajo de aquella suave tela. —¿Cómo has estado Guk? Veo que volviste al negro... —mencionó alzando la mirada, solo para encontrarse una mueca de asombro combinada con algo de dolor, lindo.

—Si, es tedioso mantener el color y retocarlo a cada momento... decidí dejarlo así —Jeongguk ojeaba por todos los rincones de su hogar para asegurarse que su madre no estuviese cerca; fue cuando oyó ruido en la cocina que dedujo estaba buscando algo que pudiesen comer para brindarle a la visita.

Se acercó al castaño aún más y se inclinó para poderle susurrar, viéndole abrir las piernas a modo de juego... intentando no titubear al observar el bulto que este hacía denotar al mover su pelvis hacia delante.

—¿Qu-qué mierda estás haciendo aquí antes de lo acordado? —dijo lo más claro que podía con los nervios comiéndole el cerebro, dio un manotazo en el grueso muslo derecho del mayor en son de regaño; provocándole una silenciosa risa a este—. Cierra tus largas y calientes piernas y aleja esa cosa de mi vista, si no te comportas antes de que se vaya te lo arranco sin piedad, ¿Me oíste?

Taehyung se inclinó rápidamente para robarle un beso, volviendo a burlarse de sus chistosas reacciones con una sonrisa. —El bus me trajo más rápido de lo que esperaba Jeonggukie, no iba a quedarme afuera todo este tiempo; podría morir de aburrimiento... —contestó susurrando, siguiéndole el "juego" al de mechas azabaches.

Este último frunció el ceño irritado, cruzando sus brazos a la altura de su pecho antes de hablarle serio. —Tienes carro... Taehyung, ¿De cuál bus me estás hablando?

El castaño contuvo la ruidosa carcajada que amenzaba con salir de su boca cuando le vio, queriendo jugar un poco más con la paciencia de su enamorado; pero no pudiendo seguir debido a la señora Jeon.

La cual llamaba a su primogénito para que le ayudase con lo que sea que estaba haciendo dentro de la cocina.

—Oye Guk —Le llamó mientras caminaba lejos de él, haciéndole girar para poder verle— Dile a tu mamá que no necesitas, postre... Ya lo tienes aquí listo para ser comido. —dijo señalando su entrepierna, viendo como el menor le mostraba el dedo de en medio antes de cruzar por el marco que separaba el comedor de su cocina.

Tae se levantó y caminó por la circunferencia de la gran mesa, sentándose ahora del otro lado... en el cual las sillas le daban la espalda a la pared, eso le facilitaría poder manosear a Guk sin que nadie se diese cuenta desde aquella perspectiva.

El largo mantel que caia deliberadamente unos veinte centímetros en el aire también le ayudaba a cubrir todo de mejor manera.

Comenzó a ordenar el material que supuestamente usarían para aquella tarde, sacando de su maleta libros de Inglés y Física... Recordando la primera vez que había impartido clases extracurriculares de Inglés con el menor.

Mordió su labio inferior al imaginar nuevamente lo que hicieron ese día, para luego sonreír lascivamente al ver de nuevo el otro libro.

—Hoy será química Jeonggukie, y supongo que la siguiente Física... así que debo idear maneras de hacerte aprender la fuerza de la caída libre. —habló para él solo sin que nadie pudiese oírle; contento de pensar en cómo el culo de su novio estaría enterrándose sobre su polla para aprender aquello.

Alzó la cabeza cuando escuchó al menor hablando con su madre mientras se acercaban, anticipando la llegada cambiando el semblante a uno más vivaz y amistoso.

Sin duda eso a Taehyung se le daba tan bien, dar una buena impresión y adherirse a ella por demasiado tiempo sin que conozcan su verdadero actuar le resultaba demasiado fácil.

—Disculpa que no tenga algo más presentable para brindarte querido, tu olvidadizo amigo no recordó que hoy llegarías temprano y no me avisó nada... —mencionó la señora Jeon mientras colocaba en la mesa un platón rectangular grande con muchas galletas, y en medio algún tipo de aderezo de color blanco con varios ingredientes.

El castaño quedó fascinado con lo último, en realidad sabía demasiado bien como para dejar sobras encima del plato.

Agradeció el trato y conversó de temas aleatorios con la señora, mientras Jeongguk subía a la planta de arriba lo más rápido que podía para no perderse la plática; no podía esperar que su madre se largase para poder ser cogido salvajemente por su novio.

—¿No has retocado tus raíces Taetae? La última vez que viniste... —La pelinegra siguió hablando mientras se dirigía de nueva cuenta hacia su cocina, alzando la voz para poder ser oída— Que por cierto fue hace mucho, recuerdo que habías pintado tu cabello de color negro.

—Si... —respondió como pudo mientras seguía metiendo galletas a su boca—. Al igual que Jeonggukie, en algún momento ya me cansé de seguirlo pintando y bueno... estoy esperando un poco para poder cortarlo, hasta que regrese a el castaño natural completo.

Dirigió la mirada nuevamente hacia la escalera, de dónde salió corriendo el menor con un libro y cuaderno en manos, agitado por el esfuerzo realizado se acercó caminando hacia Taehyung... este palmeaba el asiento a su lado; el cual acercó un poco más con la mano para poderle tener más apegado.

Jeon tragó con fuerza ante la situación, más nervioso que de costumbre por la no grata presencia de su madre; rogando que esta no tuviese más interacción con el mayor y que por fin los deje solos.

—Tengan, un poco de jugo de naranja para que no se atoren muchachos... —habló la señora mientras regresaba al comedor con dos vasos llenos de jugo.

—Mamá, ¿No llegarás tarde a tu salida con la señora Park? —preguntó el pelinegro— Son las... —Se inclinó un poco hacia delante para ojear el reloj que tenía detrás suyo— Casi son las cinco de la tarde, no te preocupes por nosotros ve a cambiarte.

Tae le dio un pequeño golpe por debajo de la mesa mientras sonreía por la impaciencia del contrario, mientras tanto este se hallaba arreglando todo a su alrededor para que fuese creíble lo de las tutorías de Química.

—Oh hijo no te preocupes, algo sucedió con Jimin, el hijo de mi amiga y nuestra salida se canceló... —dijo con una gran sonrisa en el rostro para luego proseguir— Aparte, tu padre salió temprano del trabajo también así que ya mismo ha de estar por aquí... Es más déjame llamarle para ver si puede traer algo de comida y poder comer todos juntos esta noche. ¿Te parece bien Tae, puedes quedarte un poco más así te brindo algo mejor?

El de mechas castañas sonrió ampliamente, agradecido por la propuesta.

—En realidad mamá, Tae es un chico muy ocupado, tú entiendes él tiene cosas que ha-

—Me encantaría cenar con ustedes señora Jeon —indicó interrumpiendo a su novio, bajando la cabeza en son de agradecimiento.

Ella festejó en silencio, subiendo las escaleras para cambiarse de ropa y estar más presentable cuando llegue su esposo.

—Estudia mucho hijo, no me hagas perder el tiempo a Tehyungie.

.

.

.

—Ya escuchaste a tu mamá, —Giró el cuerpo para poder verle mejor, acercando su cabeza lo suficiente como para poder juntarla con la del pelinegro— no podemos perder el tiempo; conejito...

Guk frunció el ceño alejándose un poco, molesto por la situación en la que se encontraban. —No haremos nada con mis dos padres aquí dentro, Taehyung... es una locura.

La mano derecha del mayor se situó rápidamente detrás del cuello contrario, acercándose de imprevisto y con fuerza; haciendo que sus labios se impacten con presura e iniciando así un necesitado y caliente beso.

Guk dejando que el contrario lo controle, sintiendo como la lengua de este recorría su boca a su antojo... para luego juguetear con la suya de un lado a otro; palpando la mojada punta del rosaceo músculo delinear con delicadeza sus labios... antes de volver a introducirla e iniciar de nuevo la salvaje caricia.

Tae sentía la agitada respiración del menor luego de aquello sobre su rostro, moviendo la cabeza de un lado a otro para acariciar sus narices.

—Extrañé tanto tus labios Jeonggukie, y tu aroma... —mencionó antes de colocar su cabeza en medio del hombro y cuello del menor—. ¿Qué me hiciste, por qué siento que te necesito tanto eh?

Las mejillas de Guk se pintaron de un sutil rosa que fue alcanzando sus orejas, sus palabras colocándole más impaciente de lo que ya estaba y sobretodo aumentando los nervios que no se iban para nada.

—Ah Taee, deja de comportarte así... —Alejó al contrario lentamente hasta que oyeron los pasos de la señora Jeon por sobre la escalera.

Se separaron de inmediato y comenzaron a lanzar palabras e información al azar para que no sospechara, pero no pudiendo tapar el color del rostro de Jeongguk.

—Mi vida, ¿Qué te sucede por qué estás tan rojo? —preguntó ella, tratando de idear alguna excusa pero siendo salvados por la misma mujer; la cual siguió de largo dirigiéndose de nuevo hasta la puerta de entrada— Tu padre está llegando, iré a recibirle.

Guk suspiró aliviado, tocándose las mejillas con sus dos manos varias veces, para luego pegarle con el codo al mayor por la situación que le hizo vivir.

No tuvieron el tiempo de seguir hablando, puesto que los padres del menor entraron rápidamente al domicilio.

—Un gusto Taehyung, muchas gracias por ayudar a nuestro hijo, traje para cocinar una pizza ¿Te gusta la pizza? —mencionó el señor cuando se hubo encontrado en frente de los chicos.

El castaño se levantó de la silla para inclinarse y saludar a el señor Jeon, asegurándole que le encantaría cenar aquello con su familia y que ayudar a Jeongguk con sus materias era un placer.

—Anda alistando todo cariño, iré a cambiarme ya regreso para poderte ayudar —dijo el señor mientras subía al primer piso, dirigiéndose a su dormitorio para cambiarse la ropa del trabajo.

—Debemos no sé... estudiar en verdad hoy, ya te dije que no podemos hacer... eso, mientras mis padres estén aquí.

Taehyung sonrió socarrón, mordiendo su labio inferior y acercando su boca hacia el oído derecho del contrario... dejando que su cálido aliento interactúe con la sensible piel de este; causando que el mismo se tense sobre el puesto. Para luego mencionar de manera lenta...

—Oh Jeonggukie, claro que vamos a estudiar Química esta noche... tanto así que gritarás todos los elementos de la tabla periódica mientras mi polla se hunde en ti.

Jeon apretó más fuerte el lápiz que agarraba con una de sus manos, sintiendo como su respiración se aceleraba con cada segundo que transcurría... giró su cabeza para poder ver a su novio, dándole aquella mirada de braveza que siempre coloca cuando está en descuerdo con algo.

Tae bufó, alzando los hombros dando a entender que se daba por vencido.

—Está bien está bien, vamos a estudiar... entonces.

—Listo, comienza a hacerme preguntas o lo que sea pero estudiemos.

Taehyung escribió preguntas al azar de Química que alguien de unos cinco años menor a ellos estaría recibiendo como prueba, poniendo a escribir al menor las respuestas para poder idear algo que lo hiciese salir con la suya.

Y como si un foco se encendiera encima de su cabeza, junto a el áspero sonido que las pantuflas de su suegro hacían mientras bajaba ya cambiado, le dieron el mejor plan que se le pudo haber ocurrido nunca antes.

—Veo que ya están estudiando chicos, sigan así hasta que la pizza esté lista...

—¿Por qué no nos acompaña Señor Jeon? Jeonggukie me contó hace poco que administra una de las exportadoras más grandes de la ciudad, me interesa mucho porque quiero estudiar para hacer algo parecido a aquello en el futuro.

Los ojos del pelinegro se ampliaron al oírle, paró de escribir la tonta prueba que le había puesto para ver a su padre; al cual la expresión le cambió a una de entusiasmo...

No tenía a nadie quien contarle cuando llega a su hogar, sobre lo bien que se encontraba haciendo su trabajo... mayormente porque ni su esposa o hijo entendían realmente lo que decía.

El señor rápidamente fue hacia la cocina, pudiendo escucharse un “Mi amor, ¿Puedes continuar sin mi? El chico Taehyung quiere que le hable sobre mi trabajo en la exportadora... Por favor di que sí”

Para luego verle regresar por donde se fue, sentándose en al otro lado de la mesa; en frente de los dos chicos para ser exactos.

—Listo Taehyung, dime ¿Qué quieres saber? Antes que nada, ¿No los interrumpo o interrumpimos a Jeonggukie mientras hablamos?

Tae cerró los ojos y movió la cabeza de un lado a otro negando aquello, —Usted no se preocupe que Gukie está haciendo una prueba... cualquier inquietud él me la hará saber y mientras tanto podemos seguir hablando; ¿Cierto conejito? —preguntó alzando las cejas, dando aquella expresión de inocencia que suele manejar a la perfección.

—No... no hay problema papá, conversen todo lo que quieran —respondió para agachar de nuevo la mirada hacia la blanca hoja, en la cual se encargaría no de responder las preguntas del castaño sino de maldecirle por lo que estaba haciéndole.

Apenas dos minutos de haber comenzado a oírlos -los cuáles se sintieron completamente un infierno-, pudo palpar la escurridiza mano izquierda del mayor posarse sobre su muslo, comenzando a moverla encima de este de un lado a otro...

Guk pestañeó varias veces y vio de reojo a su novio, el cual mantenía su mirada fija mientras seguía charlando con su padre.

Los cálidos dedos de Tae se encargaron de mover poco a poco el fino pantalón que el contrario cargaba; pudiendo ahora sí acariciar desde la rodilla hasta casi rozar su miembro... aquella suave y blanquecina piel que tanto le encanta morder, viéndola fijamente unos segundos hasta encontrarse seguro que dejó marcas en ella.

El castaño se regocijó con la muy esperada reacción del menor, deteniendo un momento la amena conversación con su suegro para dirigirse al contrario y distraerle. —Escribe en un párrafo la definición de química Guk —mencionó señalando la prueba, mientras a escondidas seguía manoseándole a su antojo.

Se las ideó para sacar el pene del menor desde un costado de la ropa interior, este último temblando al sentir la fría palma contraria envolver su sexo... para luego comenzar a masturbarle.

Guk asintió nervioso sin emitir palabra alguna, mordiéndose el labio inferior contra los dientes para evitar gemir cuando el placer sobrepasó los nervios.

Se sorprendió de lo rápido que se excitó al estar en aquella posición, sin poder demostrar lo bien que se sentía mientras seguía escuchando palabras que no entendía salir de la boca de los otros.

El castaño aprovechó cuando palpó como del meato urinario contrario salía pre semen.

Este lo embarró por toda la extensión lo cual le permitió fácilmente aumentar el movimiento con su mano. Tomando de imprevisto al pelinegro cuando aplastó con fuerza su glande.

Guk no pudo evitar dejar caer su cabeza con fuerza sobre la mesa, llevándose toda la atención con aquella acción.

—¡¿Hijo, Qué te pasó?! —preguntó preocupado el mayor de todos.

Tae colocó encima del hombro de Guk la mano que no estaba usando para tocarle; simulando asombro de igual forma.

—Estoy bien... —Dijo mientras trataba de normalizar su compostura, alzando la cabeza lentamente para acompañar sus palabras con una falsa sonrisa—. Solo me duele un poco el estómago, tengo hambre.

El señor Jeon se levantó hacia la cocina disculpándose con los menores, yendo a revisar si podía ayudar en algo a su esposa para que la cene no demore demasiado.

—Veo que no escribiste la definición correcta de Química Jeonggukie... —susurraba el castaño sin detener el lento movimiento sobre el falo del menor.

—Voy a tener que castigarte cómo lo hacía antes eh...

El pelinegro negaba sin poder emitir alguna otra palabra o sonido, teniendo miedo que en algún momento de descuido suelte un sonoro gemido.

—Ya no... ya no Tae, aquí no te lo ruego.

—Química es la que tienen tu culo y mi polla cuando entran en contacto mi vida... —Se acercó lo suficiente como para poder hablarle al oído, masajeando la hinchada punta de su pene sin parar. —Cuando tu estrecho culito se come toda mi gruesa extensión... eso es química Jeonggukie.

El pecho de este denotaba lo difícil que se le hacía respirar al menor, completamente extasiado de los toques y palabras contrarias.

—¿Por qué no vamos arriba mi amor? Así tú culito... —Comenzó a lamer y chupar la sensible piel de la oreja derecha de su enamorado, metiendo la lengua en aquellos pliegues donde sabía le ocasionaría problemas— Podrá sentir lo mismo que tu oído en este momento...

Taehyung se dedicó a embestir la ahora rojiza oreja una y otra vez con su mojado músculo, impactando reiteradas veces el orificio más grande para luego succionar y morder el lóbulo.

Guk mantenía la otra mano de su novio puesta encima de su boca para evitar gritar, con los ojos llorosos dándose por vencido pidiendo por más mientras movía la pelvis; tratando de coordinarse con la ahora cálida mano del mayor.

Colocó la cabeza en el respaldo mientras seguía siendo estimulado, mordisqueando el dedo índice de su novio cuando aquella sensación de placer se acumuló tanto sobre su pelvis; que cedió ante aquel maravilloso y ansiado éxtasis... donde a potentes chorros se vino; siendo estos recibidos por la palma del castaño.

El cálido semen goteaba de la mano contraria, la cual el mayor llevó hasta su boca para poder saborearle.

—Siempre dulce Jeonggukie —mencionó sonriendo, observando como las mejillas de este se sonrojaban con aquello.

Guk restregó su cara y se rascó un poco el cabello ante lo desesperado que estaba, ocultó su flácido pene de nueva cuenta con la ropa interior y se levantó con libros en mano... arrastrando consigo al mayor detrás de él.

—¿Van arriba muchachos? —Interrumpió el padre del menor mientras se dirigían hacia la escalera, dejando sin palabras a su propio hijo; al cual no le salía una respuesta puesto que no tenía una excusa buena en realidad.

—Si señor, Jeonggukie dice que se siente mejor estudiando en su habitación. Se concentra mejor estando ahí...

—Oh listo, cuando la pizza esté lista les llamo para que bajen... ¿Quieres seguir conversando luego de eso Taehyung? —respondió con otra pregunta, esperando que el amigo de su hijo lo haga afirmativamente.

—Me encantaría señor Jeon, —Sonrió al decir aquello, agachando la cabeza a modo de despedida— téngalo por seguro que seguiremos charlando.

Subían por la escalera, el castaño colocó sus manos sobre la cintura contraria para sentir cercanía mientras lo hacían, acercando su cuerpo lo suficiente cuando llegaron al primer piso.

—Ah~ —suspiró al poder palpar con los cachetes de su culo el duro falo, mismo que comenzó a restregarselo de un lado a otro. —Va-vamos al cuarto Taehyungie, ya no puedo esperar. —Alzó su mano derecha; colocándola sobre el esponjoso cabello del mayor, agarrándose de este al sentir sus piernas flaquear.

—Vamos a hacer Química en tu dormitorio bebé... —Caminaron en aquella posición hasta llegar al cuarto del menor, el mayor cerrando la puerta silenciosamente y poniéndole seguro para evitar problemas.

Guk dejó caer los libros importándole poco el ruido que estos causaron al entrar en contacto con el suelo, girando su cuerpo y alzando este un poco para que su boca pueda alcanzar la del mayor.

Iniciaron un rápido y necesitado beso, Jeon dejando que el contrario lo controle.

—Mierda, —dijo Taehyung sin separar sus labios— si que he extrañado tu linda boquita. —Se tomó el tiempo para poder saborear por completo la cavidad bucal del menor; haciendo que sus lenguas dancen al aquel unísono que solo ellos podían oír mientras estaban unidos de esa forma.

Kim delineándole por completo con la punta de su mojado músculo, complacido de haberle hecho gemir al culminar por su falta de presencia dentro de su boca.

Los dos no dejaron de acariciarse mientras se desvestían con la ayuda del otro, moviendo sus narices de un lado a otro; pudiendo palpar la cálida respiración contraria impactar con la orilla de sus labios una y otra vez.

—Por mucho que me encanta oír cómo de tus labios salen aquellos gemidos y gritos de placer cada que me hundo en ti —dijo el castaño sin dejarle de ver fijamente, tomando el menudo cuerpo en sus brazos para seguidamente empotrarlo con delicadeza sobre la pared más cercana—. Necesitamos ser silenciosos mi amor, porque me encanta ser tu enamorado y no sé si tus padres estén de acuerdo con eso sí se enteran de esta forma.

Debido a la poca luz presente en la habitación, Taehyung se agachó un poco para encender la lámpara de noche que se encontraba a un lado de ellos...

Guk tragó con fuerza para poder articular palabras, haciéndole saber al contrario que no estaba limpio como para poder hacerlo sin protección.

El castaño sonrió, sacando de la cómoda de su novio el penúltimo condón que tienen escondido debajo de la ropa interior del pelinegro; junto a una pequeña botella con lubricante.

—Eso ya lo sabía mi vida... Agárrate fuerte de mi torso con tus piernas mientras me pongo el condón.

Jeon obedeció de inmediato maravillado con la caliente perspectiva que su enamorado le entregaba.

El cuerpo del mayor completamente tenso por la fuerza empleada en aguantar su peso, el brillo del sudor en sus brazos y pecho haciéndose notar de mejor manera gracias a la incandescente luz que el foco cercano a ellos emitía.

Llevó sus dos manos rápidamente a su boca para tapar el grito de emoción que amenazó con salir sin descaro; sintiendo de igual forma a la creciente erección propia doler al excitarse con solo observarle.

—Puta madre Taehyung, ¿Por qué eres tan caliente?

El mencionado sonrió socarrón, dando dos leves palmadas en el glúteo izquierdo contrario al terminar de colocarse el condón acompañado de suficiente lubricante.

—Esa pregunta también se puede emplear hacia ti Jeonggukie —Agarró un poco más de lubricante en su mano, el mismo que usó para preparar rápidamente el culo del menor—, trata de cerrar muy bien esos bonitos labios que te cargas porque lo haré rápido ¿Si?

La espalda de Jeongguk se arqueó al palpar los largos dígitos del castaño embarrados de tal helado líquido con presura, entrando y saliendo de su ano... ensanchando más y más conforme los segundos transcurrían.

Mordía su labio inferior para evitar emitir sonidos, contento cuando pudo sentir en su espalda baja la gorda punta del pene de su pareja cubierta con el látex. Una y otra vez, como si el pene de este se estuviese moviendo, deseoso por enterrarse en él.

—Ba-basta Tae... Tu polla, puedo sentir tu polla en mi espalda casi como si rogara por hundirse en mi.

Kim sacó sus dedos de la cavidad contraria, colocándose ahora de nuevo en una posición en la que le resultase fácil embestirle... —Mi pene adora tu culito mi vida. —dijo mientras lo alineaba en la fruncida entrada antes de arremeter con fuerza.

—No podremos demorar demasiado Jeonggukie, esa pizza ya mismo ha de estar lista y estoy seguro de dos cosas... —Se inclinó sobre el menor, dejando un casto beso sobre la nariz de este— Uno: Tendremos que bajar cuando tus padres nos llamen de inmediato, y Dos: No bajaré hasta que tú y yo nos hayamos corrido al menos una vez, Así que seré rudo desde el inicio ¿De acuerdo?

El pelinegro asintió varias veces, colocando sus manos en la nuca del mayor para acercarlo a él y poder besarse nuevamente —Mételo mientras nos estemos besando, es la única forma en la que no grite.

Y así fue, el estrecho pero lubricado culo prácticamente engulló toda la extensión de una sola, el ahogado grito de Guk lo recibió la garganta y labio inferior de Taehyung... el cual fue mordido con ganas por los dientes del menor hasta sacar sangre.

Rogaban dentro de sus mentes que no se pudiese oír hasta abajo el frecuente sonido de los testículos de Tae, impactar fuertemente contra los carnosos cachetes del culo de Guk.

El de mechas azabaches lo único que quería era gritar lo bien que se sentía ser follado por su novio, como su gran extensión se abría paso con descaro dentro de sus paredes anales... pudiendo sentir la constante estimulación que solo la anchura del mismo le puede otorgar; tan delicioso, tan bueno...

Alzó la mirada hacia el techo y se excitó aún más cuando pudo ver sus siluetas en él gracias a la lámpara... uniéndose una y otra vez a gran rapidez, fusionando sus cuerpos y deseo en algo que no solamente podía llamar sexo ni hacer el amor; no... realmente sentía que Taehyung tomaba su cuerpo y lo volvía su posesión, lo reclamaba con tanto ímpetu que le causaba un cosquilleo tremendo en el pecho. .

Regresó su vista hacia la fija mirada de su novio, aquella que le veía con aquel afán de siempre... pero que se fue ablandando hasta el glorioso momento en el que le pidió ser su novio.

Le miraba con ese gusto difícil de explicar, algo inenarrable que solo ellos compartían.

—Hacia abajo Jeonggukie, —Le pidió que mire, observando cómo con facilidad hacía desaparecer su gran sexo. Gimoteó por lo bajo al no poder dejar de ver aquello; siempre tan caliente, tan sucio...— ¿Te encanta, no es así? Te encanta tanto la polla de tu novio que tu culito la recibe con ganas.

Guk asintió con la cabeza, moviéndola sobre la lisa textura de su pared. Quedó maravillado cuando él inclinó su cuerpo hacia delante, casi abrazando ahora a su enamorado mientras este seguía soportando su cuerpo en sus brazos y le seguía penetrando con constancia.

Mordió el hombro de este al fijarse que detrás de ellos quedaba especificamente su espejo de cuerpo completo... viendo el fornido cuerpo de Taehyung desde atrás.

Los glúteos de este casi rebotando por la fuerza usada, su exquisita piel canela llena de sudor... la ancha espalda flexionando los músculos cada que embestía.

Lo único que podía verse de si mismo eran sus piernas, una a cada lado de la cintura contraria moviéndose por inercia gracias a las arremetidas; agarrándose con ímpetu para tratar de hacer menos difícil el trabajo.

Jeongguk cerró los ojos, de los cuales salieron lágrimas mientras sus dientes seguían clavados en la suave piel del mayor.

Tae sonrió con suficiencia, contento al haber cambiado el moviento de pelvis que empleaba, ahora haciendo que el menudo cuerpo de su pequeño salte prácticamente sobre su polla. —¿Lo encontré no es así? —preguntó, seguro de haber hallado aquel punto que le vuelve loco.

Jeon asintió frenéticamente sin poder moverse, dejando que aquellas lágrimas de placer sigan saliendo de sus rizadas pestañas.

—Déjame ver si... Ah~ si puedo... —Taehyung puso todo de si para llegar más lejos, alegrándose cuando al colocar su mano sobre el vientre contrario; pudo palpar vagamente la punta de su polla haciéndose notar con orgullo con un pequeño bulto.

El cuerpo del pelinegro empezó a temblar por la estimulación otorgada, cosquillas por todos lados; las potentes embestidas dejando su mente en la luna... le faltaba poco para acabar y el mayor lo sabía.

Comenzó a jugar con la cordura y estabilidad de este, preguntando cosas relacionadas a la química asegurando que si no contestaba, no le permitiría eyacular.

Fueron las últimas dos preguntas, luego de los tres minutos más desesperantes de Jeongguk que le hicieron ver estrellas.

—¿Qué era un agente catalizador, Gukie?

—Ace-aceleran la velocidad de reacción al... Ah~ Entrar... entrar en contacto con otra —Jeon movía la cabeza de un lado a otro frente a la de su novio, pidiéndole con aquello que le deje terminar. Todo aquello mientras la mano izquierda del mayor envolvía con fuerza su glande, y las constantes embestidas seguían su curso como en un principio.

—Así como mi polla ¿Verdad Guk? Es la única que puede hacerte ver estrellas cuando entra en contacto con tu culo... —Los gemidos del menor fueron callados nuevamente por un torpe y rápido beso.

—Y está última Jeonggukie, no es de química pero quiero que sepas... —El castaño debía terminar pronto, presentía que en cualquier momento los padres del contrario les llamarían. —¿Sabes qué es el amor Jeongguk? —consultó desacelerando las embestidas, pero volviéndolas más certeras y fuertes; con la poca fuerza que le quedaba.

—¿A-ah, qué cosa? —contestó de igual forma con otra pregunta, la anterior tomándole de imprevisto.

—Amor es lo que siento por ti, Jeon Jeongguk... —respondió con rapidez, permitiendo que el menor se corra al sacar la mano del falo de este... por lo consiguiente el también.

El culo de su novio se volvió más estrecho, más difícil para poder embestirle... llegando al punto de no poder moverse por la constante estrechez que el otro me otorgaba.

Se vino a chorros dentro del condón unos segundos después, sintiendo a su pene comenzar a ponerse flácido... envuelto entre el látex y su propio viscozo y cálido semen.

Las piernas del mayor temblaron al ya no tener la adrenalina y éxtasis de su parte, cayendo con el pelinegro sobre el mullido colchón de este último.

Los dos trataban de regularizar sus respiraciones, Jeongguk escuchando los rápidos latidos del corazón contario mientras dejaba reposar su cabeza sobre el sudado pecho del mayor.

—¿Es cierto? —Hizo de nueva cuenta otra pregunta Guk, no veía el rostro del castaño y pensó que sería mejor; puesto que si aquellas palabras fueron dichas por el calor del momento... al negárselas no vería como su expresión cambiaría de entusiasmo, a una de completa tristeza.

Tae tomó en sus manos el rostro contrario haciendo que le mire, tomando unos segundos para poder apreciar la belleza de su enamorado...

—Esas lindas mejillas sonrojadas cuando digo algo inapropiado, esa hermosa sonrisa que me dejas ver solamente mi cuando te hago reír, tus ojos llorosos cuando hacemos el amor... tus preciosos lunares, tu bonito cuerpo... Jeongguk, estoy perdidamente enamorado de ti. Te amo...

Y esta vez las lágrimas fueron de un placer distinto, las cosquillas que sintió en el pecho fueron de alegría... y el cuerpo le tembló pero porque él también amaba a Tae; y aquel sentimiento le hacía sentir escalofríos por todo el cuerpo.

Volvieron a juntar sus labios de nueva cuenta, compartiendo ahora una lenta y embriagadora caricia... que embargaba por completo sus seres.

Se rieron en conjunto cuando se dieron cuenta de sus apariencias; preocupados al mismo tiempo por si los mayores se dieran cuenta.

—¿No estás molesto? Digo, porque mis padres aún no lo saben... —indicó con cierta preocupación.

—Ya les digo suegros así que... —respondió alzando los hombros haciendo reír al pelinegro— Solo falta que ellos me digan Yerno.

“¡Chicos está lista la pizza! Bajen rápido sino se enfría...”

Los dos suspiraron abatidos sin estar seguros si bajar o no, la verdad era que no parecían haber estudiado ni un poco... los cabellos desordenados y aquel aroma a semen no se les iba por nada del mundo, ni aunque se echaran la botella de perfume de Jeon encima.

—Bueno de algo estoy seguro que les podré decir... —mencionó el mayor mientras salían del dormitorio; dejando expectante a su novio— De que hicimos Química aquí arriba, lo hicimos... ¿Viste como te corriste? Puta madre creo que hasta me llegó al ojo; nunca te habías corrido tanto.

Reía mientras bajaban luego de recibir un golpe en su brazo, el mismo que colocó sobre el hombro de su chico antes de que llegaran a la planta baja.

—Mamá, Papá... debemos decirles algo.



16 Novembre 2021 17:28 24 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
699
La fin

A propos de l’auteur

𖥻𝙈𝘼𝙉𝙐 ִ ۫ hiatus x siempre Hi I'm ⨳ 🖇️ Manu • 𖥻 𝗹♡𝘃𝗲𝗹𝗶𝘃𝗲 𝐊𝐕 𖦹 he/him

Commentez quelque chose

Publier!
Gricel Calero Gricel Calero
👍👍👍👍👍👍😍😍😍😍💜💜💜💜💜 ya había leído las anteriores en watppat solo me faltaba química física y graduación 👍
June 28, 2023, 17:31

Mirna Sol Mirna Sol
Quiero MASSSSSS.. es posible ???
May 10, 2023, 01:17

Samantha Luna Samantha Luna
ESTO ES ARTE 🥺💖
March 25, 2023, 03:58
LG Leivis Gonzalez
Vine aqui por tiktok pero ya te habia leido en wattpad. Joyas de historias❤
March 19, 2023, 21:13
𝄀𝕸𝖆𝖊𝖗𝖎 𝕱🧸 𝄀𝕸𝖆𝖊𝖗𝖎 𝕱🧸
ESTE ES MI FAV HASTA LOS MOMENTOS Y SE DIJERON QUE SE AMAN 😭😭😭😭😭😭
March 18, 2023, 04:23
Verónica De Somebody To Love Verónica De Somebody To Love
Les van a decir 🤧 lloro 😭
March 14, 2023, 20:11
Marco Campos. Marco Campos.
Una temática extraña, no se mucho de ella, pero buen trabajo.
December 14, 2022, 13:41
Taekook 78 Taekook 78
Voy a llorar 😭💞
November 11, 2022, 22:35
𝖘𝖆𝖒 𝖜𝖔𝖔𝖋𝖊𝖗 𝖘𝖆𝖒 𝖜𝖔𝖔𝖋𝖊𝖗
Uffff increíble. Lo mio totalmente taekook sobre todo.
November 06, 2022, 01:44
Kathe Aliaga Kathe Aliaga
Me encanto
October 24, 2022, 21:31
CAROOO solis CAROOO solis
NO ME DEJA LEER CARAGO
August 14, 2022, 00:49
Nico Nico
Cuando le dijo que lo ama 🤧 felicidad
July 11, 2022, 10:59
Angélica Benere Angélica Benere
Súper genial te quedó ♥️
April 18, 2022, 03:33

S a u S a u
Dios, amo todo 🤧 ✨a r t e✨ Hace mucho había leído el primer OS, pero no recordaba dónde y lo perdí, hasta hace poco que lo volví a encontrar y pude leerme toda la mini saga, maravillosa decisión 💗
March 17, 2022, 02:51
Irene Wang Irene Wang
AHHHHHH por fin les dirán🤧🥰
March 02, 2022, 20:19
iris ¿¿ iris ¿¿
quiero leerlo pero no encuentro teatro alguien sabe donde esta o me puede pasar el link?, porfavor
December 01, 2021, 16:39

•.¸♡ Kim Jonnie ♡¸.• •.¸♡ Kim Jonnie ♡¸.•
Ame esto 😭
November 18, 2021, 02:27

Nico Nico
Amé 👌🤧 les dirán ptmr ✨
November 17, 2021, 02:45
VK Vkook Kootomie
Ahh me encanta
November 16, 2021, 18:51
~