ayiyi7 Yiyi A

No se trata de encontrar su peso ideal. Sino de encontrar tu contrapeso perfecto. Después de ser objeto de desprecio por su novio a largo plazo por tener sobrepeso, Park Jimin decide hacer algunos cambios drásticos. En un vano intento de recuperar a su novio, Jimin hace lo más absurdamente aterrador que puede pensar. Se une a un gimnasio. Jeon Jungkook es un entrenador personal que no está seguro de que alguna vez estará listo para salir de nuevo. Está harto de chicos que sólo están interesados en la imagen corporal perfecta, nunca lo ven por lo que realmente es. Así como Jungkook tortura a Jimin con cosas como la dieta y el ejercicio, Jimin enamora a Jungkook con recetas y risas. A medida que las líneas de amistad empiezan a difuminarse, Jimin está convencido de que no hay manera de que Jungkook pueda estar interesado en un tipo como él. Jungkook sólo tiene que convencer a Jimin que la vida no se trata de alcanzar su peso corporal ideal. Se trata de encontrar su contrapeso perfecto.


Fanfiction Groupes/Chanteurs Tout public.

#bts #kookmin
153
6.0mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

1

La mayoría de la gente no puede decirte el momento en que su vida cambió.

Un día tienen veinte años de edad con el mundo a sus pies, y luego al siguiente están más cerca de los cuarenta y se preguntan a dónde diablos su vida se fue.

No hay ceremonia con togas y sombreros divertidos para decir que te has graduado de marcar una casilla de un grupo de edad. Nadie te da un certificado por completar una década más. Simplemente un día eres joven y al otro ¡BAM! Eres viejo. Bueno, te consideran viejo.

Tengo treinta y cinco años. No me clasifico como viejo. Bueno, no lo hacía.

Hasta que Taemin, mi novio con el que viví ocho años llegó a casa y me dijo que todo había terminado. No habría más un nosotros.

Que no quería pasar la vida con un hombre viejo con sobrepeso.

Yo ya no era divertido. Ya no cuidaba de mí mismo. No era lo que él quería.

Y ese fue el momento en que mi vida cambió.

Sólo para ser claro en una cosa, mi ahora ex novio es de la misma edad que yo. Y cuando me llamó un anciano, no tenía derecho a entrometerse con mi edad.

Estaba viviendo como quería mi vida. No salía a bailar, no corría por el parque, no quería hacer senderismo los fines de semana. Cosas que aparentemente a él le interesaban ahora.

Sin embargo, yo prefería paseos al café, sí. Y fines de semana en una cabaña de madera leyendo libros, haciendo tours de vino, y cocinando demasiada comida exquisita, también.

Yo estaba más interesado en disfrutar de las mejores cosas de la vida, mientras que evitaba los treinta años de la misma manera que un gato evitaba ir al veterinario. Y al parecer eso me hizo viejo.

Así que el comentario de edad lo podía ignorar porque me gustaba lo que me gustaba.

Pero el comentario de sobrepeso me golpeó fuerte.

Después de que me había superado el impacto de sus palabras y la impresión de ver sus cosas en cajas llenas y su llave de la puerta principal sentada en el banco de la cocina, la realidad me golpeó, sí, realmente me estaba dejando.

Pero la mayor sorpresa fue después. Después de dos botellas de vino y sollozando con mi mejor amiga, Rosé, en el piso de la sala de estar ahora casi vacía, me dirigí al baño. Borracho y un lío emocional, me quité la ropa con la intención de ducharme. Sólo me vi en el espejo y, por primera vez, me vi.

Y vi cómo Taemin me vio, y vi por qué me dejó.

Tenía sobrepeso. Me veía viejo. Yo era un puto desastre.

Así que sí, eso era, el punto más bajo de mi vida fue el día en que mi vida cambió.

Dos días más tarde me paré en la parte delantera del gimnasio local, que estaba a diez minutos de mi casa, por donde había pasado mil veces, reuniendo coraje para entrar. Con una respiración profunda y una nueva determinación, empujé a través de las puertas y caminé hasta el mostrador de recepción. Una joven y apta mujer sonriente me sonrió.

―¿Puedo ayudarte?

―Sí. Mi nombre es Park Jimin. Y necesito ayuda para recuperar a mi novio.

Ella parpadeó.

―¿Perdón?

―Mi vida― modifiqué rápidamente.

Gran trabajo Jimin.

Que idiota. Anunciar que no tienes vida y que eres gay para romper el hielo. En serio, esto es por lo que estás solo.

―Quise decir, necesito ayuda para cambiar mi vida.

Oí a alguien riéndose a mi lado, y me volví para ver a un magnífico hombre de un metro con ochenta centímetros de alto que me sonreía. Tenía el pelo un poco largo y castaño, ojos azules eran impresionantes, y llevaba un uniforme de gimnasio tan apretado que parecía que estaba pintado. Le tendí la mano, y casi temía que temblara por temor a que me aplastara los dedos o algo así, pero era cálido y firme.

―Me llamo Jungkook. Y has venido al lugar correcto.

******

Historia ambientada en Sídney, Australia.

19 Août 2021 15:55 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
28
Lire le chapitre suivant 2

Commentez quelque chose

Publier!
Monniqque Zen Monniqque Zen
Excelente historia, inspiradora. Gracias por adaptarla y felicidades porque tú trabajo de adaptación es maravilloso.
February 21, 2023, 16:09
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 15 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!