te espero mirando al mar Suivre l’histoire

a
atenea garcia


Pau es una joven de 24 años que lo deja todo motivada por un desengaño amoroso y se muda a Barcelona para empezar desde cero y conseguir su sueño. Con su nueva y alocada compañera de piso, le trastocará todos sus planes, amigas inseparables que harán locuras para divertirse como solo ellas saben, incluso emborracharse hasta tal punto que terminan sin saberlo en un club selecto, conociendo a un grupo de chicos y sin saber como han vuelto a su piso. Pau despierta al día siguiente solo acordándose del sabor a frutos rojos, olor a mar y esos ojos azules que tanto le impactaron de ese hombre.


Romance Déconseillé aux moins de 13 ans.

#romance #deseo #seducción #amistad #amor
19
15.5k VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les jeudis
temps de lecture
AA Partager

una amistad para toda la vida

Salir de trabajar después de un día duro y pasear sin rumbo es lo que necesito en este momento, puede que venirme a Barcelona haya sido la mejor decisión que he tomado, pero es complicado vivir en un sitio donde apenas tienes contactos.

Me mudé hace apenas 6 meses y por suerte he encontrado trabajo rápido, uno precario, porque si para una chica de 24 años con carrera universitaria trabajar como dependienta en una multinacional es hoy en día lo mas común.

Voy andando por el barri gótic admirando los arcos y las fachadas de piedra que adornan esta zona con tanto encanto, eso y un buen café es suficiente para hacerme feliz y evadirme de todo, pero eso no significa que en muchas ocasiones en un mismo día me replantee el volver a casa, creo que he dejado perder muchas cosas y a muchas personas por venirme a Barcelona, pero creo que es lo mejor que podía hacer en ese momento o eso creía.

Un sonido me quita de mis pensamientos, cojo el móvil y es mi amiga Candela.

—¿Sí? —contesté.

—buenos días ¿como se encuentra mi viajera favorita?, tía te tengo que contar novedades no te lo puedes ni imaginar, estoy de los nervios.—me dijo casi chillando.

Se le notaba agitada y acelerada, Candela es así de espontánea todo lo que se le pasa por la cabeza lo suelta sin pensar, directa, creo que era una de las razones por las que éramos amigas desde los 5 años, podía confiar en ella, nunca me fallaría.

—¡Para el carro! que te pasa Candela, casi me mato del susto.—era cierto me tropecé subiendo a la acera.

— Es que lo que te tengo que contar es para estar así.—me dijo casi chillando.

—¡¡Vale vale!! pero despacio y poco a poco.—me aleje de la multitud de la gente y me introduje en una calle que sabia que no pasaban muchos turistas, solo los que se equivocaban, mal guiados por un mapa o GPS.

— Mira Pau no puedo estar mas tiempo así, he llegado a la conclusión de que no puedo vivir sin ti…— no la deje terminar.

—¡¡No puede ser!! ¿¿me lo estas diciendo enserio??, dime que tengo nueva compañera de piso por favor — estaba muy nerviosa, no podía apenas articular palabra.

Por fin tendría a mi alma gemela conmigo , mi amiga mi confidente. Con ella había pasado de todo, los mejores momentos de mi vida han sido con ella, también alguno que otro malo, porque que nos echaran en circunstancias, que me reservaré por ahora, del hotel en Mallorca en la segunda noche de pasar allí no es lo que se dice una buena experiencia, eso si, es una anécdota cojonuda que contar a nuestros hijos (cuando sean mayores).

Si con ella había pasado por todo tipo de vivencias, lo sabia todo de mi… me obligaba a contarle hasta con pelos y señales las relaciones intimas que tenia con cada tío con el que me acostaba.

—¿Me puedes decir donde estas? llevo 10 minutos aporreando la puerta y ya me han mirado mal dos mujeres que bajaban al portal.—eso terminó de dejarme en shock.

—¿Estas en Barcelona ya?

—No guapetona, estoy en tu portal, asi que mueve ese culo y ven corriendo.— y sin despedirse colgó, no podía evitar tener cara de tonta con una sonrisa de oreja a oreja.

Allí estaba ella con sus dos maletones, su minifalda vaquera, un top granate, su media melena pelirroja bien alisada, y esos labios rojos que tanto le caracterizaban, creo que no ha cambiado de tono de labios desde que se pintó los labios por primera vez.

—Pero no llores, que solo llevamos tres meses sin vernos, que es eso para nosotras que podemos con todo.— ella tan segura como siempre y yo hecha un mar de lagrimas.

—Es que aun no me puedo creer que estés aquí.

— Ya bueno alguien te tenía que enseñar a disfrutar de esta ciudad.

En menos de media hora ya estábamos, un miércoles a las siete de la tarde, con nuestros pijamas una botella de vodka, y mucho chocolate.

estuvimos hasta las tres de la mañana hablando, teníamos muchos cotilleos que contar y muchas cosas que ponernos al día.

Candela como no podía ser menos, me contó sus últimas ‘’relaciones’’ que había tenido, que para el resto de la humanidad son rolletes de una noche, para ella lo máximo que puede tener con un hombre, no se hace ilusiones con nadie, no se encariña y así no sufre. Tiene por norma no pasar de la segunda cita haciendo excepción a una tercera si esta muy bueno el muchacho. Es simple de entender ella dice no creer en el amor, pero es una coraza para no poder quebrar ni lo mas mínimo su corazón.

Ahí donde la veis fuerte y segura ante todo el planeta, es humana y mas frágil de lo que nos imaginamos, creo que en solo una ocasión la he visto desolada, la muerte de su madre en un accidente de tráfico, ahí estaba ella con 13 años cambió los juegos de niña con la única preocupación de disfrutar y jugar a convirtiéndose por fuerza mayor en adulta, para poder cuidar de su hermano menor y su padre roto de dolor.

Creció afrontando todas las adversidades, que a su hermano no le faltase de nada y haciendo que su padre volviese a ser parte de aquel hombre que tenia como referente, padre de familia, luchador, amante de los animales y por ello veterinario de vocación, en definitiva todo un referente para ella.

A las 7 de la mañana sonó el despertador, yo entraba a trabajar a las 9 pero siempre me gustaba desayunar con tranquilidad, encender el ordenador y ponerme al día, revisar todas las paginas de interés y también como no las de cotilleos, era algo que no podía evitar. Me costó encontrar el teléfono, anoche nos quedamos las dos dormidas en los sofás creo que si no recuerdo mal se hicieron las 3 de la mañana y aun estábamos con las chucherías.

Me levanté sin hacer ruido, Candela necesitaba dormir, después de un viaje en coche tan largo y trasnochar, era mejor que durmiese. Mi cuerpo me pedía una ducha bien caliente, nunca ni el día mas caluroso del año me ducho o me baño con agua fría, es mi momento del día en el que mas me relajo y necesito el agua hirviendo para poder relajarme. Una vez vestida me preparo un buen café, os he dicho ya que amo el café, y mas aun el Frapuccino, me paso todo el invierno esperando a que haga buen tiempo para empezar a prepararlos, soy ya toda una experta, podría trabajar en starbuks ya que los preparo exactamente igual o mejor que los que hacen allí.

Me siento en frente del pc y sigo con mi rutina mañanera, no os he contado pero mi casa es un mini estudio, eso si bien decorado, yo soy de las que piensa que menos es más, esta decorado todo al estilo nórdico todo con tonos blancos que dan sensación de mas espacio, con la cocina abierta que da al salón con una barra americana, el piso ya venia así pero tuve que pintar yo misma todas las paredes, y echar lejía y amoniaco por todos los rincones de la casa. No os podéis imaginar la mierda que tenía del antiguo inquilino, esa fue una de las razones por las que me pude costear el piso el dueño del estudio me rebajó bastante el alquiler por tener que costear yo las reformas. El salón consta de dos sofás uno sofá-cama de tres plazas y otro de dos color tierra con la alfombra del mismo color, en la pared hay una estantería de madera con dos lejas bajas donde se encuentra la tele, todos los DVD de mis películas favoritas, y libros varios. Al lado está mi escritorio una pequeña mesita con una silla y el pc, y muchas revistas.

Por último el piso dispone de 2 mini dormitorios donde solo caben la cama y una mesita de noche y un baño central con un armario lleno de maquillaje que poco uso, he de admitir que no se maquillarme, siempre intento poner empeño en ello pero termino usando únicamente 3 productos, la bbcream, un poco de colorete y rímel, no se si es por que así me veo mas natural o porque cuando me maquillaban mis amigas me veía pintada como las puertas.

Estoy apunto de salir de casa ya lista dejando a Candela aun roncando, cuando me vibra el móvil, un WhatsApp que no quería recibir era del principal causante por el que me había mudado a Barcelona y me había alejado de mi familia. El susodicho se llama Angel un adonis del siglo XXI, prestigioso abogado con un aspecto varonil y rasgos perfectamente marcados. Un hombre tan ambicioso que creo que nunca será feliz, desea tenerlo todo y aun así no encuentra la felicidad.

Nuestra relación era complicada, eso si el nunca me había dado esperanzas de mantener una relación tradicional, para el el sentimiento que tenía hacia mi estaba fuera de cualquier tipo de etiqueta, y por ello no llevábamos la típica relación de pareja si no que nos veíamos de vez en cuando y nunca dormíamos juntos el simple lo achacaba a que tenía que irse a trabajar temprano y que si dormíamos juntos no descansábamos bien.

Él era 5 años mayor que yo siempre me decía que era muy infantil que tenía que madurar que ya tenía una edad como para hacer según el ‘‘jilipolleces’’ y ‘’numeritos’’ de niñita. Yo sabía que esa relación era tóxica pero ahí estaba yo como una masoca pillada por el y creyéndome todas sus historias. hasta que llegó el día, en la que nuestra ‘NO’ relación terminó despues de 2 años de estar para mi juntos, fue a media tarde cuando me soltó la bomba:

—Pau no puedo seguir así esto no funcionará nunca, ademas me voy a vivir con Andrea— soltó las palabras con una soltura como si hablase del tiempo, yo no entendía nada.

— ¿Como? ¿que me estas diciendo Angel? deja las bromas, va vamos al centro que tengo que comprar.

—Pau reacciona que te estoy dejando, no puedo seguir con esto, nosotros no seremos felices, ella me da esa estabilidad, que contigo es imposible.

—¿enserio? ¿me estas diciendo esto después de más de 2 años de relación? que tipo de persona eres— no reaccionaba, ni llorar me salía del shock en el que me había dejado.

— Sabes que con ella estaré mejor, Andrea es como yo, tu nunca has podido estar a la altura, siempre con esos pájaros en la cabeza, Pau es mejor que lo dejemos aquí y que podamos algún día ser amigos—ahí estaba yo aguantando como podía del tirón con cara de haber visto un fantasma sin poder articular palabra.

—puedo cambiar Angel enserio pero no te vayas, te necesito, quédate conmigo.—ilusa de mi rogando a un hombre que se merecía una buena castración de huevos.

—Pau no hagas esto mas difícil enserio te lo pido, la decisión esta ya tomada, Angela y yo vamos en serio se vendrá a vivir conmigo el mes que viene.— sin media palabra me giré y me fui, odiaba que alguien me viese llorar y mas si se trataba de él que siempre se metía conmigo porque le parecía una persona débil.

El último mes antes de mudarme fue difícil, caer en la cuenta de que has estado 2 años viviendo una mentira es complicado de digerir y mas cuando ha sido con una persona por la que había tenido el mayor sentimiento de amor. Hoy no puedo asegurar eso, creo que era mas una dependencia que amor, estaba enganchada, obsesionada en parecerle la chica perfecta y que me ajustase a lo que el pedía que me olvide de mis sentimientos, pero no definitivamente no era amor ni sentimiento de querer a alguien.

Por medio de su entorno —que casualidad que fuese justo cuando terminamos— me enteré que ellos habían estado viéndose desde hacia 6 meses al parecer al poco de que ella empezase en el bufete de abogados donde él es uno de los mas prestigiosos. 

26 Avril 2017 11:47:22 1 Rapport Incorporer 7
Lire le chapitre suivant el pasado vuelve

Commentez quelque chose

Publier!
Not  Real Not Real
Me gusto mucho tu comienzo, soy nueva en la pltaforma.
29 Septembre 2018 12:47:51
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 1 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!