C
Cami Salva


Fleamont Potter, deseaba conseguirle un buen compromiso a su segundo hijo Harrison Fleamont Potter y si para eso tenia que hacer un maldito baile, lo haría. One Shot + extras AU Harry Potter. Todos los personajes son JK Rowling. Historia homosexual si no es de tu gusto te pido por favor que te retires o si quieres experimentar algo nuevo quédate a leer. Pareja principal: Sirius Black y Harrison (Harry) Potter


Fanfiction Livres Tout public.

#hermione-granger #remus-lupin #lili-evans #james-potter #lgbt #sirry #harry-potter #sirius-black
0
98 VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les jours
temps de lecture
AA Partager

Padre Casamentero

Fleamont Potter era perteneciente a los 28 sagrados, era el lord de la casa Potter y junto a su esposa, Euphemia Potter eran padres de su primogénito James Fleamont Potter y su segundo hijo Harrison Fleamont Potter, los dos con un año de diferencia.

Siempre fue muy querido por su familia y allegados más cercanos. Es un gran hombre, pero tenia un problema, le gustaba meterse mucho, en la vida de sus hijos. No por malo, solo era porque quería su bien y ¿Quién mejor que su padre para saber lo que necesitan sus hijos? Nadie más que un padre podria.

Eso nos lleva a donde estamos ahora, a horas del baile que organizo junto a su esposa para conseguirle un matrimonio a su segundo hijo, decir que éste no estaba nada feliz era decir poco, pero su padre no le prestaba atención en sus berrinches. El sabia lo que hacia, decía su padre cuando su hijo se enojaba por la idea.

-Sabes que no te obligare a casarte con quien no quieras, el baile es para que conozcas algún pretendiente.-Le aclaraba cada vez que su hijo se quejaba.

-¿Y por qué tanta urgencia en que me case? Padre, James se casa en unos meses no entiendo el apuro en que lo haga yo también.-Le respondió este ya cansado.

-No es que te quiera apurar, es que... -Suspiro, no se lo quería decir a su hijo pero tampoco se lo podía ocultar.- Quiero estar presente en sus bodas ¿Qué pasa si muero antes y me las pierdo? No me lo perdonaría nunca el dejarlos.-Su hijo solo lo abrazo silenciosamente, no quería pensar en que a su padre le llegaría el momento y ya no pueda estar con el.

-Lo haré, iré al baile y bailare con quien tenga que hacerlo, pero por favor si no encuentro a alguien que me llame la atención no me obligues a casarme con alguien que no amo.- Le dio una mirada suplicante.

-Nunca mi niño, ahora ve a preparar todo que Hermione y Ron deben de estar por llegar para así alistarse juntos.

-Deja de gruñir, te ves bien.-Le dijo su hermana.

-No me gusta tener el pelo amarrado Herms.- Se quejo.

-Sirius deja de quejarte y vamos que tenemos que llegar temprano.-Apuro su madre.-Tu hermana quedo con sus amigos para alistarse.

-Todavía no entiendo de que trata el estúpido baile y porque tanta insistencia en el.-Dice Sirius que lo ultimo que quería hacer era ir a la casa de su mejor amigo y ver a su hermano.- ¿Tu sabes algo Herms?

-Lord Potter busca un matrimonio para Harrison, Sirius.-Se adelanto su madre en responder.-Podrías aprovechar también y ver si alguien llama tu atención. Y Hermione ya hable con el Lord Lupin para la confirmación del compromiso con su hijo, solo hay que esperar que tu padre y hermano vuelvan de Alemania.-Les dijo seria, ninguno le llevo la contraria no quería ver a Walburga Black enojada.

-¿Lo sabias no? ¿Por qué no me lo dijiste?.-Le susurro a su hermana conteniendo el gruñido que quería dejar salir.

-¿Por qué debería hacerlo? Que yo sepa no eres nada de Harry.-Le dijo de la misma forma su hermana.-¿O me equivoco hermano?.-Le reto con una sonrisa.

-Solo vamos.-Gruño mientras pasaba por la chimenea adelantándose a su hermana y madre.

-¿Fui muy dura?.-Le pregunto a su madre.

-No, se tiene que dar cuenta que si no deja de ser un cobarde lo perderá por idiota.

-Lenguaje madre.-Le dijo divertida.

-Camina niña.

No hacían ni dos horas del baile y ya se quería ir.

No lo pueden culpar, ya le habían presentado a un montón de chiquillos presumidos y el solo quería ir a dormir. Apenas pudo escaparse del heredero de la casa Parkinson se fue junto a su cuñada que también no tenia buena cara.

-¿También te quieres ir?.-Le sorprendió por al lado.

-No es eso, pero ya me canse de la charla de la señora Smitt sobre porque no tengo que elegir amapolas en vez de rosas, cuando es mí propia boda.

-¿Y James?.-Pregunto, ya que era raro que no estuviese encima de ella.

-Con Remus y Sirius hablando "cosas de hombres".-Ambos rieron, esa "cosa de hombres" era ponerse a comer y hablar sobre un libro romántico que les obligo a leer Remus y les termino gustando a los otros dos.

Se pusieron a hablar por un rato y se les sumo Hermione quejándose sobre Remus que la dejo sola con la madre de este para irse con los chicos y escapar de la gran "charla" que les estaba por dar su madre.

-Buenas noches, ¿Interrumpo?.-Interrumpió una voz al ver quien Harrison se quedo callado maldiciéndose porque no estuvo ignorándolo todo este tiempo para que el idiota se aparezca de la nada.

-Para nada Sirius ¿Qué pasa?.- Lo saco de ensoñación la vos de su mejor amiga hablándole a su hermano.

-Sus parejas las andan buscando y me mandaron a llamarlas.-Le dijo con una mirada inocente que no se creía ni el.

-Gracias por avisarnos, vamos Herms.-Su amiga asintió dejando su copa en la mesa.-Harry nos vemos luego, suerte con lo de tus pretendientes.-Este asintió viendo como se iban sus amigas, se iba a dar la vuelta cuando una mano lo detuvo.

-¿Podemos hablar?.-Al ver que se estaba por negar suspiro y hablo de nuevo.-Por favor Harry enserio necesito hablar contigo.-Harrison asintió y lo llevo al cuarto vació al lado de las cocinas.

-¿Qué quieres Sirius?

-Hablar.-Dijo serio.- De nosotros, quiero entender porque aceptaste lo de buscarte un prometido.

-¿Disculpa? ¿Nosotros? Que yo sepa no hay un nosotros Sirius y si acepte o no el buscarme un matrimonio es asunto mio, no tuyo.-Le recalco serio.- Hasta donde yo sabia, eras tú el que no quería que tengamos algo serio.-Como le dolía decir eso en voz alta, porque lo hacia más real, pero era la verdad o al menos lo era para el.

-Sabes que eso no es así, te lo dije no quiero algo pasajero contigo.-Se le escucho serio pero también dolido.

-Lo dijiste, si.-Le acepto.- Pero me demostraste todo lo contrario.-Le dijo ya dolido.-Dos años Sirius. Dos años aguantando tus idas y vueltas, que me quieres pero que no quieres que tu amistad con mi hermano se acabe y por eso no podemos decir nada, dos años sin poder estar contigo pero tampoco con nadie porque te comportas como a un niño que le sacaron su juguete favorito.-Harto estaba ya, quería llorar.-Estoy harto, harto de que vengas me digas que me amas y planeemos un futuro juntos para que luego me ignores como si fuera escoria.-Ya ambos estaban llorando uno por sacar todo lo que tenia dentro y el otro porque se dio cuenta que fue una mierda con la persona que ama.- ¿Qué quieres de mi? ¿Eh? ¿Qué espere años en las sombras como si fuera tu amante? Ni siquiera a tu familia les pudiste decir que sentís algo por mi. Y si Hermione lo sabe es porque es mi mejor amiga, no por elección tuya y no vengas a decir que no lo aprobarían cuando sabes bien que les encantaría unir nuestras casas, para ser solo una y más porque tu madre es mi madrina.-El otro quería decirle que tenia razón, que fue un idiota, que no se lo merece, pero también que lo ama, aunque nada salio de sus labios solo se quedo callando viendo esos ojos verdes cerrarse por ultima vez para darse la vuelta en dirección a la puerta.- ¿Sabes qué? Tengo que irme me deben de estar buscando, adiós Sirius.

Al salir dejo a un Sirius Black como nadie a visto, llorando descontroladamente mientras golpeaba todo a su al rededor. En simples palabras se veía destruido.

También dejo atrás a una persona que ninguno de los dos vio, una que vio el sufrimiento de ambos chicos y que esperaba que todo resultase bien por el bien de ambos.

-¿Donde estabas Sirius? Te estuve buscando, están por empezar el brindis y no estabas.-Le regaño su madre.

-Estaba ocupado siendo un idiota madre.-Hablo con un nudo en su garganta.

-¿De qué hablas Sirius?.-Le dijo seria aunque también preocupada podía ver lo mal que estaba su hijo, pero antes de que pueda contestar se escucho el llamado para el brindis.

-Buenas noches a todos.-Hablo Fleamont llamando la atención de todos los presentes.- Estoy muy complacido de haber pasado está velada con ustedes, les agradezco su venida a mi casa.-Les sonrió he hizo una señal a los elfos para que entreguen las copas.-Como sabrán este baile fue organizado principalmente para la búsqueda de alguien digno para mi hijo, pero también para tener una linda velada con viejos amigos, por eso les pido que alcen sus copas y brindemos.-Todos alzaron sus copas esperando las palabras finales, en ese mismo instante Sirius vio al heredero Malfoy limpiando la comisura de la boca de Harrison y exploto mientras dejaba caer su copa.

-¡No maldición!.-Grito llamando la atención de todos.

-¡Sirius ¿Qué te ocurre niño?!.-Le dijo su madre viéndolo como si se hubiese vuelto loco.

-¿Qué ocurre Sirius?.-Pregunto consternado Fleamont viendo al mejor amigo de su hijo al que también quiere como uno propio.

-¡¿Qué me ocurre?! ¡Toda esta maldita fiesta me ocurre!.-Exploto.- ¡Ocurre que soy un maldito idiota que perdió a la persona que amaba por cobarde! ¡Ocurre que ahora tengo que ver como le consiguen un matrimonio a la persona que amo! Verlo ser feliz con alguien que no soy yo.-Ya no grito, solo hablo, le hablo directamente a el mientras lo veía acercarse con lagrimas en sus ojos al igual que el.- Ver como hace con otro lo que planeo conmigo,casarnos en la playa, el viajar principalmente a Italia en nuestra luna de miel y luego a todo Europa, tener un niño y dos niñas las que me harían querer cruciar a sus pretendientes ya que serian mis princesas, mientras que su hermano seria el que me sacara de quicio como yo con mis padres.-Sollozo con una leve risa al igual que el otro involucrado.-El llegar a viejos mientras vemos a nuestros nietos hacer enojar a sus padres para luego darles chocolates.-Dijo con una sonrisa de tristeza.-Te veré amando a alguien más y todo por mi maldita cobardía, por tener miedo al creer que un día despertarías y te darías cuenta que no valga la pena, lo hiciste de igual forma al comportarme como lo hice y no tengo justificación.-Nadie ha dicho nada y si lo hicieron no se enteraron porque ahora era como si solo estuvieran solo ellos dos.-Pero soy egoísta y no puedo dejarte ir, no a ti. Es como si fueses mi locura pero también mi tranquilidad, eres como mi complemento y ya se que el tiempo que perdí no vuelve con el viento pero aunque pase toda mi vida esperando que me perdones lo haré, se que en tus ojos todavía hay amor y que tienes miedo de que pueda dañarte otra vez pero...-Paro un momento para agarrar al chico de la mano para verlo directamente a los ojos.-¡Joder! Harrison me mato antes de ver otra lagrima en tu rostro y si me das la oportunidad de ser tu pareja veras que no te arrepentirás.-Le dijo con una sonrisa que se veía tierna para el de ojos verdes.-Te llevare el desayuno todos los días a la mañana y veremos esas películas muggles que tanto te gustan, también podríamos comprar un perro para los niños, son muy lindos pero por favor no un gato ya sabes que no me gustan.-Sonrió mientras lo escuchaba así de nervioso al gran Sirius Black.-Tendremos nuestro propio campo de quidditch y les comprare a los niños cuando cumplan el año sus primeras escobas, esas que son para niños.

-Sirius no cre...-Trato de hablarle.

-Lo más seguro.-Le interrumpió hablando rápido con miedo que todo lo que ha dicho sea en vano y le diga que no quiere saber nada más con el.-Es que sean un gran buscador como tu o también pueden ser bateadores como yo.

-¿Me podrías dejar hablar Black?.-Este asintió resignado preparándose mentalmente para un rechazo.- No creas que les vas a regalar a nuestros hijos escobas para niños siendo tan pequeños idiota, es peligroso.-Termino de decir con una sonrisa.

-¿Éstas eh diciendo lo que yo creo qué estas diciendo?.-Le dijo nervioso por su respuesta, decir que el resto de la gente seguía sin saber lo que estaba pasando era la verdad.

-¿Ésto responde tu pregunta?.-Le beso, paso sus manos al rededor del cuello del contrario mientras este lo hacia por su cintura, fue un beso suave que fue tomando rienda suelta al pasar los minutos, se estaban diciendo todo lo que sentían en ese beso, como el amor que se tenían o el miedo por perderse el uno al otro, todo.

-Supongo que la fiesta termino sirviendo para que encuentres pareja ¿No hijo?.-Les interrumpió su padre logrando que se separaren de inmediato sonrojados.- Al final nuestro plan funciono James.

-¡¿Plan?!.- Gritaron su familia y los invitados más próximos a la escena, todos sorprendidos por lo que se escucho.

-Si bueno.-Empezó a explicar James pero se notaba nervioso y más por la mirada de muerte que le estaba mandando su madre y su prometida.- Sabíamos con mi padre que ambos se querían y pensamos que si hacíamos esto Sirius reaccionaria y te pediría salir, pero no espere que hayan tenido una relación clandestina o algo así, luego hablare contigo Sirius.-Le dijo serio al ver que estaba por hablar su amigo.-Y también lo hicimos porque padre se quería hacer pasar por un padre casamentero como el de la película que nos obligo a mirar mamá.-Finalizo con una sonrisa mientras su padre le envió una mirada de muerte por mandarlo al frente con su esposa presente.

-Lores Potter espero puedan permitirme tomar la mano de su hijo Harrison Fleamont Potter en matrimonio.-Hablo serio Sirius dejando ver que su propuesta era verdadera y seria.

-Si mi hijo le acepto tienen mi bendición heredero Black.-Le dijo también serio pero con una sonrisa sincera.

-Y nosotros estamos felices de recibirlo formalmente en la familia Black, Harrison.- Le hablo Walburga con una pequeña sonrisa.

-Gracias.- Dijo Harrison sinceramente.- Gracias a ambos.- Les sonrió para luego girarse a su ahora prometido.-¿No te he dicho que me pone mucho verte con el pelo amarrado?.-Le pregunto susurrando en su oído con una inocente sonrisa para quien lo viera.

Pero Sirius lo conocía y esa sonrisa tan inocente traería una larga noche y el no se opondria para nada.

14 Juillet 2021 18:41:22 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
À suivre… Nouveau chapitre Tous les jours.

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Histoires en lien