Histoire courte
3
147 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

EL IDEAL

Hace mucho tiempo que me convertí en lo que ahora soy y todavía lo recuerdo muy bien. Recuerdo que todo empezó cuando se introdujo en mi cabeza aquella pregunta ¿Qué es un ideal?


Busqué su significado en el diccionario pero no quedé muy conforme, por lo tanto pregunté a diversas personas y sus respuestas eran tan vagas que mi duda aumentaba más.


¿Por qué nadie podía contestarme? ¿Acaso ninguno se formuló esa pregunta alguna vez? ¿Nadie sintió la misma duda que siento ahora?


Caminaba por las calles de la ciudad sin rumbo alguno, sumergido en mis pensamientos. Por eso no ví aquel extraño fenómeno que, tiempo después descubrí. Cuando empecé a prestar atención por dónde iba caminando, me di cuenta de que algo no estaba bien. De repente ya no me encontraba en mi ciudad, la avenida no estaba allí como tampoco lo estaban los edificios. En realidad no había nada familiar en aquel lugar.


Todo era verde, los árboles, las flores, el.cesped hasta esa luz que lo iluminaba todo. Se movía por todos lados, podía estar en todas partes a la vez. Era muy brillante y etérea.


De repente escuché una suave voz que decía:

—Cálmate, no tienes nada que temer.

—¿Quién eres? ¿Dónde estás?

—Aquí a tu lado y allá a la vez

—¿Qué dices?

—Éste lugar ya no es tu mundo muchacho.


Escuchaba sorprendido lo que esa voz me contaba. Realmente era algo muy extraño, me contó que ese lugar era el centro de los colores. Aquí estaban las esencias de todos los colores que conocíamos.


—Tienes una gran duda ¿Cierto?

—Así es, quiero saber qué es un ideal.

—Todos nosostros nos preguntamos lo mismo alguna vez .

—Entonces ¿Podrías decirme lo que significa?


—Debes encontrar tú mismo la respuesta. —me decepcionó oír aquello —Pero —prosiguió —Puedo ayudarte a encontrar la solución. Para mí el ideal es lo que motiva a la persona a realizar algo. Es la constante esperanza por algo mejor. Puedes preguntarles a los demás si quieres.


Así continué mi camino y llegué a otro lugar en el cual predominaba el azúl. Aquel sitio era en especial encantador.

—La escencia del azúl ¿Verdad?

—Así es —respondió otra voz totalmente diferente a la anterior y mucho más tierna.

—Quisiera... —empecé diciendo.

—Saber qué es un ideal ¿No? —dijo la voz.


Su respuesta me asombró y la voz sonrió. Estaba en todas partes en verdad, aquello comenzaba a resultarme familiar ya.


—Puedo decirte que, para mí es la paz que cada uno lleva en su interior. Todos deberíamos sentir esa extraordinaria paz espiritual.

—Gracias.


Continué mi camino hasta llegar donde se encontraba la esencia del amarillo, quien me dijo con voz dulce pero firme a la vez.

—El ideal es la sabiduría que cada uno tiene, ese conocimiento que no se encuentra en los libros y que, sin embargo, es tan importante.


Así proseguía durante mucho tiempo visitando la escencia de cada color y preguntándole lo mismo. Recuerdo que el último fue el color violeta.


—¿Qué puedes decirme sobre el significado del ideal?

—Vaya pregunta —dijo una voz calmada —Es bastante complicada. Puedo aproximarme a la verdad, ya que nadie posee la verdad absoluta. Para mí es la capacidad que tenemos para curar las heridas tanto físicas como del alma. Poder calmar los dolores físicos de los demás suele ser.


Una vez que me fuí de allí continué mi camino pensando en todo lo que me dijeron. Así fue apoderándose de mi un terrible cansancio que me invadió de golpe. Caí en un profundo sueño.


Pasaron varias horas antes de despertar, algunos todavía afirman que fueron meses. Lo concreto es que al despertarme ya no era yo mismo. No podía sentir mis pies ni mis manos, ni siquiera la cabeza.


Algo muy extraño había ocurrido conmigo, todo a mi alrededor había tomado formas diversas. Hasta yo mismo estaba diferente, había cambiado. Me sentía más liviano, casi etéreo y podía estar en varios lugar a la vez. Aún podía ver, escuchar hasta sentir pero mi cuerpo había desaparecido.


También podía iluminar aquel hermoso lugar que por cierto tenía un color extraño ya que nunca antes lo había visto. Era nuevo y no sabía muy bien por qué.


—No te preocupes, esto es normal—dijo una voz.

—¿Normal? ¿En serio lo dices?

—Claro—dijo la voz— Encontraste la respuesta a tu pregunta ¿Verdad? Por eso todo cambio en tí.


Al pensar un poco descubrí que era cierto, ahora yo mismo sabía lo que un ideal significaba.

—El ideal—dije lentamente—Es la energía que las personas poseen para hacer las cosas, el valor que se requiere para decir lo correcto.


La fuerza de poder avanzar, hacerse notar y nunca quedarse atrás y solo. Todos deberíamos caminar siempre adelante, como el búfalo que nunca retrocede por el contrario avanza, lucha, es duro y frío algunas veces. Pero otras veces se vuelve alegre y suave. Si, es lo que significa para mí un ideal.


—Muy bien, ahora deberás ayudar a los demás.

—¿Cómo hacerlo?

—Transmitiendoles a todos un poco de tu poder y energía. También deberás escoger un nombre.

—Muy bien pero ¿Qué nombre debo elegir? Debe transmitir poder y energía. Ya está ¡Rojo! ¡Ese será mi nombre!


Desde entonces me encuentro en todas partes de este mundo. En las cosas, en la naturaleza y hasta en los sentimientos de quienes habitan este mundo.


Así que ya saben. Fuerza, poder y energía se requiere para avanzar siempre adelante y lograr triunfar.



14 Avril 2021 02:30:15 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
3
La fin

A propos de l’auteur

María Elena Me gusta leer y amo escribir. Mis géneros favoritos son la fantasía, el terror, el suspenso, los fanfic y el romance.

Commentez quelque chose

Publier!
Isabella Sambuceti Isabella Sambuceti
Buenos días, mi nombre es Isabella y soy del equipo de verificación. Pasé a leer tu historia y esta quedará “En Revisión” hasta que puedas corregir los puntos que marcaré a continuación: • La fuente del cuento está en tamaño pequeño y no, normal. • Las rayas de diálogos no van separadas de las palabras, los verbos dicendi son los que van en minúscula y si quieres continuar con el diálogo debes poner una coma o punto, ejemplo 1: —Cálmate, no tienes nada que temer. Ejemplo 2: —Debes encontrar tú mismo la respuesta —Me decepcionó oír aquello—. Pero... —prosiguió—. Puedo ayudar a encontrar la solución. • Hay algunas palabras que le faltan tilde y/o punto y coma. Para que puedas corregir sin ningún problema, te dejo el link del Manual de Escritor Novel de los Embajadores de Inkspired, tienen consejos que pueden ser de mucha ayuda: https://getinkspired.com/story/67240/manual-del-escritor-novel Luego de hacer las correcciones correspondientes, responde este comentario y volveré a revisar tu historia para poder verificarla. Espero que tengas un muy buen martes, ¡saludos!
April 13, 2021, 15:24
~