daavidr David Ramírez

Las dinámicas sociales de la gente me impresionan. ¿Por qué te dejan en visto? ¿por qué las musas cancelan a última hora? no sé. Pero lo que sí sé es que me ha pasado, y hoy vengo a contarlo.


Drame Tout public. © Todos los Derechos Reservados

#stalk #intensidad #desamor #chat #bio
0
73 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Descubrí a alguien

En mi viaje como persona, me he encontrado pasillos muy interesantes en la vida.


Siempre son pasajes llenos de gente, con un espíritu tan distinto como el aroma que tiene cada restaurante de un país cualquiera.


Me he encontrado lecciones que he guardado en una cajita de cartón, que era todo lo que poseía, sacándolas con la inocencia del aprendiz, con la mirada del desconcierto.


Así fui trayendo lecciones y lecciones como cubetas de agua, llenando un tanque del que puedo beber cuando la vida me ofrezca respuestas. Cada persona es un ejemplo de qué (o qué no) se debe hacer.


Si tuviera que resaltar algo en medio del mundo lingüístico, tal vez es la actitud frente a las adversidades. Yo, que soy un pollo sin cabeza de mucho cuidado, me encuentro con la incertidumbre, con las dudas, con el templo que me intimida y me enfada de tanto que impone. Ahí es cuando mis viejos amigos me tocan el hombro (o me dan una bofetada, depende de mi actitud) para volverme a la sobriedad, recordándome que si estoy solo ante el peligro, ellos son el espíritu al que les debo hacer caso.


Así que sigo esos espejismos en busca de una solución, quitándome los temblores respirando profundo, con la mentalidad más pesimista que puedo tener para no generarme expectativas y así esforzarme más, callándome todo lo posible, ciñéndome a mis victorias o derrotas pasadas sin tener en cuenta nada de lo que está pasando en el presente. Si logro salir de un aprieto, podré contarlo. Antes de eso, he perdido.


Aún tengo muchísimas luchas por concretar. Cada día es un reto en miles de cosas, pero esa sobriedad me da la confianza para creer que no me merezco nada hasta haberlo logrado. Así que me mantengo firme, haciendo lo que puedo y construyendo poco a poco.

Y hablo de todo esto porque últimamente he visto a una corriente que me consterna, que veo inadmisible y que deja en un segundo plano todo el esfuerzo que puedo dar, simplemente por un cambio de conceptos.


Hablando con un teclado, me encontré a alguien. Haciendo charlas profundas, descubrí a alguien. Me pareció muy loco pensar que la confianza avanzó demasiado rápido, con mensajes tan cariñosos como los de una amistad de hace años, todo por reconocer uno de sus logros de una manera bastante neutra y hasta corporativa. Se abalanzó hacia mí, me abrazó hasta tirarme al suelo, y aun con todo el dolor de espalda que generó la caída, se subió sobre mí y me empezó a dar besos en la cara, solo porque le dije "buen trabajo". Así se sintió.


Pero igualmente, creí que era algo común. Puede que me haya dejado llevar por la época con la que estaba, con personas más frías que témpanos de hielo, cuadriculados como ellos solos, viéndole a la vida lo que yo le veo a un techo de gotelé. Tal vez me dejé llevar por el calor del momento, y estoy recobrando esa sentimentalidad que había perdido. No soy de cambiar rápidamente cuando me lo piden, pero quién sabe. Igual doy una oportunidad.

14 Avril 2021 00:00:17 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
Lire le chapitre suivant No.

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 1 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!