2
114 VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les dimanches
temps de lecture
AA Partager

El Inicio

Me desperté temprano aquella mañana. Me levanté de la cama, me bañé e iba a desayunar, cuando de repente mi amiga Diane me llamó por el celular.

–Hola, perdón por molestarte, pero necesito pedirte un inmenso favor.

–­¿Claro, de qué se trata? –pregunté.

–Necesito que me acompañes a una entrevista. ¡Estoy muy nerviosa para ir sola!

–Hmmmm...

– ¡Henry Cavill va a estar ahí!!! Voy a entrevistarlo y no puedo ir sola. Él es demasiado guapo y yo estoy demasiado nerviosa para ir sola. ¡Vamos, por favor!!!

En realidad, no me gustaba la idea de estar cerca de semejante hombre: alto, increíblemente guapo, con ojos hermosos, gran cuerpo y hermosa sonrisa. Además, soy todo un desastre frente a los hombres guapos, aún mucho peor que Diane. Ella sabe cómo coquetear y ocultar su nerviosismo, mientras que yo me río nerviosamente, no puedo mantener contacto visual con ningún hombre y me sonrojo increíblemente fácil.

–Por favor, ¡di que sí! ¡Me aseguraré de que te puedas tomar una foto con él!

En realidad, eso lo hacía peor. ¿Yo al lado de él, con mi loca risa nerviosa y mi cara increíblemente sonrojada? ¡Definitivamente no!

–Bueno, ya que no dices nada, paso a recogerte, ¡¡¡chao!!!

¡Oh no, esto no puede estar pasando! ¡¡¡Nnnoooooo!!! Pensé.

Intenté llamar a Diane, pero apagó su celular.

¡¡¡Diablos!!!.... Será mejor que me aliste.

No tenía idea qué ponerme, así que saqué toda mi ropa del closet para ver que podía usar... pero no tenía nada que me sirviera.

¡Rayos! Está bien, respira, respira... ya encontrarás algo...

Al final decidí usar algo casual: un pantalón azul con una blusa del mismo color. Algo cómodo pero que fuera bonito. No quería verme toda extravagante porque no me hubiera sentido bien usando ropa así... además que no era mi estilo, ya que definitivamente era una mujer muy introvertida.

Finalmente, Diane llegó.

–¡¿Eso es lo que te pusiste?! –preguntó ella, atónita ante mi atuendo.

–Sí, ¿tiene algo de malo?

–Hmmmm, no.… nada.

Sabía que no decía nada porque se veía mucho mejor que yo, así que también tendría mucha más oportunidad de estar con Henry Cavill. Me odié a mí misma por ello, pero era demasiado tímida para usar ropa ajustada y sexy.

Una vez subimos al taxi, Diane estaba tan feliz que se puso a cantar en el auto, mientras que yo me arrepentía por completo de la ropa que escogí. Me veía tan común, tan ordinaria en comparación a ella...

Grrrr, debo aprender a dejar de menospreciarme.

Finalmente llegamos a un gran edificio, entramos y tomamos el elevador hasta el piso diecisiete, y golpeamos en la habitación 1741 donde aparecía el logo de Superman. Un guardia de seguridad nos abrió la puerta, Diane mostró su pase de prensa y nos dejaron entrar.

Fue entonces cuando me di cuenta: Henry Cavill no estaba solo.

Me quedé boquiabierta con lo que veía...

4 Avril 2021 00:00:33 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
Lire le chapitre suivant Incredulidad

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 14 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!