O
Octw


Connie ha muerto de la manera más trágica. Pero muy pronto descubre que la muerte no es el final, y tras la vida nos espera un paraíso no terrenal. Pero el infierno también existe... ¿Podrá Connie salvar a Steven de la desesperación y la tortura eterna?


Fanfiction Dessins animés Déconseillé aux moins de 13 ans.

#espiritual #Mas-alla-de-los-sueños #vida-despues-de-la-muerte #accion #sobrenatural #mas-alla #steven #Connie #steven-universe
0
175 VUES
En cours
temps de lecture
AA Partager

El último día de mi vida

Nota Preliminar:


Este Fanfic sobre la serie Steven Universe es un proyecto colaborativo basado en la novela "What Dreams May Come", de Richard Mathesson. Existe una película que fue titulada en castellano "Más Allá de los Sueños", interpretada por los actores Robin Williams y Annabella Sciorra.


Para todos los aficionados a la serie Steven Universe: esta historia se ideó meses antes de que supieramos que Steven puede revivir con sus lágrimas. Para conservar la consistencia de la historia y su idea original, se decidió que en este universo creativo no fuera capaz de hacerlo.


Gracias a todos los que se animen a leer.


-----------------------------





Connie Maheswaran no sabía que aquel sería el último día de su vida.


Su muerte fue tan inesperada y brutal como el ataque de las rubíes. Las atacantes llegaron en el momento menos oportuno.


Connie había ido con sus padres al templo de las Gemas de Cristal, y ella se iba a quedar allí toda la noche. Habían hecho planes con Steven, y solo salieron un momento para llevar a los señores Maheswaran al automóvil.


La nave aterrizó casi sin ruido, y por eso no se dieron cuenta de nada, hasta que escucharon el grito de guerra de las rubíes. Pero no eran solamente las cinco que ellos conocían: las acompañaba un pequeño ejército que se fusionó en tres rubíes gigantes antes del ataque. Y había otras gemas, de una clase que ellos nunca habían visto.


Era imposible huir. Tan pronto como los vio, Steven hizo una burbuja para proteger a Connie y a sus padres. Pero las rubíes atacaron coordinadamente y lograron romperla. Steven retrocedió con su escudo y le gritó a Connie:


- ¡Llévate a tus padres! ¡Huye de aquí!


Steven les cubrió la retirada, pero pronto se vio abrumado por los enemigos. Afortunadamente, las Gemas de Cristal llegaron y la batalla se equilibró. Entonces atacaron las otras gemas, lanzando rayos blancos parecidos a descargas eléctricas.


Connie había logrado poner a sus padres a cubierto tras unas rocas, y contempló angustiada que las atacantes ganaban terreno otra vez. Su espada estaba en el templo, pero no había tiempo de ir por ella. De todas maneras, se escapó de los brazos de su madre y corrió hacia la batalla.


- ¡Connie! ¿Qué haces? ¡Regresa aquí! –le gritó su padre.


- ¡Steven me necesita! ¡Aquí estarán a salvo!–respondió sin dejar de correr.


- Nos fusionaremos, y podremos luchar con ventaja -pensó.


Pero nunca logró hacerlo. Las rubíes pequeñas la vieron llegar y la atacaron. Connie luchó cuerpo a cuerpo hasta donde le fue posible. Aunque estaba bien entrenada, el calor de las rubíes quemaba su piel. Golpearlas le producía heridas y ampollas, y ni siquiera podía sujetarlas con la fuerza suficiente para lanzarlas.


Herida y cansada, se las arregló para llegar muy cerca de Steven. Él peleaba con determinación, apartando a las rubíes con golpes de escudo y haciendo retroceder a las gemas desconocidas. Pero su retaguardia estaba descubierta, y Connie reparó en que una de las gemas desconocidas estaba a punto de atacar a Steven.


- ¡Cuidado, Steven! –gritó, y corrió para utilizar su cuerpo como escudo.


El rayo la golpeó de lleno. Connie sintió que todos los músculos de su cuerpo se contraían a la vez. Ni siquiera tuvo oportunidad de sentir dolor antes de comenzar a desvanecerse.


Al oír el grito de Connie, Steven volteó. La vio caer, y todavía consiguió ver que ella volteaba para mirarlo antes de cerrar los ojos para siempre.


- ¡¡¡Conniiieeee!!! ¡¡Noooo!!! – Grito Steven, y trató de correr hacia ella. Pero el enemigo no cejaba en su ataque y le impedía abrirse paso. Se puso tan furioso que comenzó a golpear y lanzar escudos con toda su fuerza. Su burbuja se transformó en un erizo de púas afiladas, y lastimaba a sus enemigos de tal forma que tenían que volver a sus gemas.


Cuando logró llegar junto a Connie, la tomó inmediatamente entre sus brazos. Su cuerpo estaba completamente laxo, exangüe.


- ¡Connie, por favor! ¡No te mueras! –Grito Steven, desesperado.


Siguiendo un súbito impulso, la besó en la boca. Fue la primera y la única vez que sus labios tocaron los de ella.


Inmediatamente, las múltiples heridas de Connie se cerraron.


Pero sus poderes no fueron suficientes para resucitarla. Y la Dra. Maheswaran tampoco pudo hacer nada por su hija.


***


- ¿Dónde estoy? ¿Por qué todo se ve tan borroso? -pensó Connie, intentando enfocar la mirada. Las cosas se veían como si estuvieran detrás de una cortina de agua.


A lo lejos distinguió a su madre, llorando desesperadamente. Varios de sus compañeros del hospital intentaban consolarla. Su padre lloraba también, abrazado a un féretro blanco. El féretro estaba tapado y no podía distinguir a la persona que estaba dentro de él.


- Esto es... ¿Un funeral? Pero... ¿de quién?


Nunca se había sentido tan desorientada. Comenzó a sentir mucho miedo. ¿Qué era lo que estaba pasando?


Escuchó una voz familiar y volteó para ver. Le pareció reconocer la silueta del señor Universe. El pobre hombre se vía tan preocupado y triste. Volteaba alternativamente hacia la salida, y hacia los padres de Connie.


- ¡Señor Universe! -gritó Connie -. ¿Dónde está Steven?


Entonces, Connie escuchó la voz sonar a su costado.


- Ellos ya no pueden oírte, pequeña.


La niña se sorprendió mucho al escuchar la voz. Respondió con miedo y cautela.

- ¿Quién eres?


- Pronto lo sabrás, linda. Creo que todavía no puedes verme, ¿verdad?


- No. ¿Usted puede decirme qué está pasando?


- Moriste, corazón. Estás despidiéndote del mundo de los seres vivos.

15 Février 2021 16:30:25 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
1
Lire le chapitre suivant Aún estoy aquí

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 1 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!