liandro-magno1611807391 Liandro Magno

Hyu Park es alguien débil por naturaleza, a los 5 años apenas pudo derrotar a una hormiga después de aplastarla miles de veces, a los 8 fue derrotada por su hermana de 5 años, a los 10 años consciente de su escasa fuerza física, decidió por todos los medios...entrenar artes marciales....¡Eh!


Aventure Tout public.

#romance #accion #poderes #comedia #espiritual #alquimia #medicina #artesmarciales #ficciongeneral #jugador
0
434 VUES
En cours - Nouveau chapitre Every 2 days
temps de lecture
AA Partager

POR FAVOR, MI MANO BUENA ES LA IZQUIERDA. PARTE 1

"Yo, Hyu Park me convertiré en un artista marcial"

Hyu un niño de 10 años, con pelo negro y una cara normal, hablo a todos sus compañeros de la clase.

"....."

"........"

"....¡Hahaha!"

La clase de pequeños aprendices se quedo callado un momento, antes de que todos explotaran en risas.

"De que se ríen, se ríen de mi, ya lo verán lo conseguiré"

"Pero que dices Hyu si tu eres el más débil de la clase"

"Hasta tu hermana menor te puede derrotar"

Las risas continuaron al igual que las reprimendas de sus compañeros, Hyu se empezó a poner furioso al escucharlos, pero justo cuando iba a continuar, el maestro marcial había llegado a la clase.

"¡Ustedes...."

"¡Que es todo este alboroto!, sentaos o tendré que castigarlos"

La clase en ese momento dejó de ser revoltosa y todos volvieron a sus asientos, algunos aun se rieron despacio provocando que Hyu se molestara.

Al notarlo, el maestro marcial solo pudo mover su cabeza en desaprobación.

(Dios mío, no se como estos niños malcriados podrán ser aceptados en la secta)

El Maestro Marcial pensó, y luego tomando aire volvió hacia a sus alumnos para hablarles.

"Bien, como saben estamos a unos días de que ustedes se gradúen de su curso básico marcial, espero no tener que recordarles que ya deben tener listas su cartas de presentación para poder ingresar a la secta más cercana, en este momento pasare a recogerlas"

"Mierda, se me olvido"

Desde su lugar Hyu maldijo en voz baja, mientras se agachaba y juntaba los brazos frente suyo para que nadie viera su expresión.

(Que hago, que hago, haaaa, por que de todas las cosas se me tuvo que olvidar eso, espera, aun puedo lograrlo)

Hyu muy discretamente sacó una hoja de papel y un lápiz, empezó a escribir rápidamente mientras el Maestro Marcial seguía recogiendo la tarjeta de presentación del primer alumno.

En total pasaron 5 minutos cuando el maestro marcial llego a la ultima fila donde se sentaba Hyu.

(Listo, esto estaba fácil, se nota que estoy hecho para ser un artista marcial, he he)

Complaciéndose a si mismo de la velocidad a la que hizo la tarjeta, noto la llegada de su Maestro Marcial y dejó que el la recogiera.

Complaciente de lo que había hecho, Hyu paso a elogiarse mentalmente como siempre lo hace.

Incluso pensó que su Maestro Marcial estaba estupefacto por su excelente trabajo, para que no se moviera de su puesto y apretara con cada segundo la tarjeta de presentación de Hyu.

"¡HYU!"

Ese día hasta los pájaros escucharon el grito de un Maestro Marcial enojado.

El maestro marcial castigo a Hyu, haciéndolo detener dos libros grandes una en cada mano afuera de la clase hasta que esta terminara.

2 horas después.

Con los hombros entumecidos, Hyu aguanto sin dejar que se cayeran, sabia que su Maestro Marcial era misericordioso, ya que no tenia la fuerza necesaria para sostener un balde de agua llena.

Al finalizar la clase todos sus demás compañeros salieron, algunos se rieron de el y otro dijeron algunas palabras, Hyu se molesto pero no tuvo tiempo de responderles.

"Hyu puedes entrar"

Desde adentro la voz de su Maestro Marcial sonó, entrando tímidamente, bajo la cabeza y siguió sosteniendo los libros.

Como todo maestro enojado quiso decir algunas palabras de reprimenda a su alumno, pero esta vez no quiso hacerlo, solo suspiro.

"Bien, puedes bajar esos libros y..."

En ese momento Hyu soltó los libros sin permitirle terminar a su Maestro Marcial, cayeron bruscamente al suelo y levantaron un poco de polvo.

"Aigh, mis brazos ahora se sienten mas livianos, gracias maestro"

Hyu hizo una reverencia en señal de respeto. Su maestro en cambio tomo aire y dejo que el enojo pasara.

"Hyu, te permitiré entregar tu tarjeta de presentación mañana, si no lo haces bien esta vez, el castigo será mas severo, entendiste"

Los ojos del maestro marcial brillaron con una luz roja mientras pronunciaba cada palabra.

"...Ah, ¡si maestro esta vez no le fallare"

Asustado, Hyu respondió rápidamente.

"Bien, puedes irte, tu madre debe estar preocupada"

"Gracias"

Hyu salió corriendo de la habitación con emoción al ir a casa.

Cuando salió por la puerta del aula, esta se cerro y un aire silencioso paso rápidamente.

"¿Hm? Ha, ¿Qué es lo que quieres Cai?"

Al lado del escritorio del maestro marcial una figura se presento, era una chica joven de pelo negro con una mascarilla negra que cubría la mitad de su rostro. Muy parecidos a los ninjas.

"Maestro, ¿Por qué ayuda a Hyu?"

"Hm, tienes algo contra el"

"No, apenas lo conozco, pero solo hasta el día de hoy era la entrega de la tarjeta de presentación a la secta, eso, no lo meterá en problemas"

Al escuchar las consideraciones de su discípula, bajo su mano hacia el basurero del alado, recogió una hoja arrugada y le voto a las manos de su discípula.

"Esto es..."

Antes de responder, se levanto y se acerco a la ventana, bajo su mirada y vio a Hyu quien felizmente se acerco a su madre a abrazarla.

"Léelo, esto es algo que Hyu Park escribió"

La discípula Cai se deshizo de las arrugas del papel, y extendió por completo el papel de hoja, solo había su nombre escrito, un dibujo mal hecho de si mismo y 4 palabras escritas encima.

EL MEJOR ARTISTA MARCIAL

"No entiendo Maestro"

"Hm, aunque no lo creas el cuerpo de ese chicos es peculiar"

"¿Peculiar?"

"Si, en el mundo hay dos tipos de peculiaridades, las que todas quieren y las que nadie quiere, es como si una persona naciera con talento o sin uno"

Suspiro, una voz seria se superponía sobre la suya.

"El nació con debilidad muscular media, ese es un cuerpo que no es apto para las artes marciales, de hecho seria un chiste que el presentara su tarjeta de presentación a la secta, pero al menos, quiero dejar que lo intente"

"El gran maestro pueda que se enoje, en realidad el...

"Lo vale, espero que esta vez entienda y escoja un camino diferente"

Con una mirada seria miro al joven Hyu Park mientras se marchaba con su madre.

-----------------------------------------------------------

La madre de Hyu era una mujer de mediana edad, los años parecían que no pasaban en vano, ella sonría mientras regresaba con su hijo al lado suyo, realmente no tenia que hacer esto, pero todos los padres lo hacían, y era solo por una cosa, muy pronto todos empezaran su prueba para entrar a una secta marcial, si su hijo lograba entrar, no lo vería hasta que cumpliera los 18.

Como madre estaba preocupada, conocía la condición de su hijo, pero eso no lo había detenido de practicar artes marciales, a pesar de que había otras profesiones desde el desarrollo de la ciencia, aun había muchos interesados en convertirse en artistas marciales, eso era porque era un trabajo muy solicitado y también muy bien pagado. Como madre lo apoyaba, aunque esperaba que su hijo encontrara un nuevo camino el cual recorrer.

"Sabes mamá, me convertiré en un artista marcial y proteger el negocio familiar"

Hyu habló con entusiasmo, para demostrarlo lanzó un golpe al aire con su mano derecha.

"Vaya, mi pequeño en verdad se ha convertido en todo un experto en artes marciales, pero deja el negocio a tu padre, ahora enfocate en tu futuro"

Como una madre cariñosa ella acarició la cabeza de su hijo suavemente mientras decía sus amorosas palabras.

"Si Mamà, eso hare"

Con una cara sonriente Hyu siguió a su madre de vuelta a casa.

De camino a casa, pasaron recogiendo a su hermana menor, ambos hermanos estaban separados en cuanto a la educación primaria marcial, ambas escuelas eran una pero dividían a sus estudiante por el género.

En las sectas o cualquier otro poder eso no importaba.

La unico que valia, era la fuerza que cada uno poseía.

La hermana de Hyu se portaba muy enérgica y siempre demostraba todo lo que había aprendido, a veces hacía enojar a su hermano, y peleaban, pero la mayoría de veces era ella quien barría el piso con Hyu.

Caminaron cerca de diez cuadras antes de entrar a un recinto comercial muy grande ubicado en la parte central de la pequeña ciudad, aquí era donde la economía de la ciudad se sustentaba, había cientos de locales abiertos y muchas personas pasaban mirando si encontraba algo bueno.

Además muchas mulas de cargo o caballos llevaban mercancía valiosa para venderlo en pueblos o ciudades alejadas. Algunos eran acompañados por artistas marciales los cuales protegían el tesoro de los acaudalados.

Hyu y su hermana Myu se notaban emocionados al ver la fina bata de seda roja de los discípulos de la secta marcial.

Era su sueño después de todo entrar en la secta para convertirse en artistas marciales.

Pasando varias casas y locales comerciales además de saludar a algunos vecinos en el camino, por fin lograron llegar a la suya.

A pesar de estar dentro del centro comercial mas grande de la pequeña ciudad, la casa comercial no era muy grande y parecía un poco vieja. Aunque había un gran letrero con palabras elegantes.

LA MEJOR TIENDA DE ARROZ DE LA CIUDAD

El padre de Hyu un hombre de mediana edad con bigote negro,había heredado el negocio familiar del arroz por parte de sus padres, no quería desperdiciar el gran nombre que le dejaron, pero en los últimos años la venta de arroz no era ni buena ni mala.

Al menos tenían lo suficiente para que no falte la comida y que sus hijos puedan estudiar.

Entrando a la casa comercial, lo primero que hicieron Hyu y su hermana fueron ir rápido a abrazar a su querido padre, quien estaba sentado en una silla con un cuaderno y un lápiz en su mano.

"Padre"

"Padre"

"Oh mis querido hijos, que gusto que hayan llegado"

Como todo buen padre, dejo todas las cuentas de lado y les dio un gran abrazo.

"Hu, iré a preparar el almuerzo, asegurense de venir luego de que hayan terminado"

La madre de Hyu habló cálidamente, su esposo e hijos asintieron, y ella se fue al comedor de la casa, en el camino saludó a algunos trabajadores.

"Mira padre este es un nuevo movimiento que aprendí"

"Espera yo iba a enseñarle primero"

Hyu y su hermana Myu empezaron a discutir fuertemente, su padre sonrió y para no decidir por alguien, el eligió que ambos le mostraran.

"Bien aqui va, prepárate para quedarte asombrado"

"Hi, la mia es mejor"

Hyu y Myu acomodaron su postura, mientras sus pies pisaban fuerte el suelo de madera.

Su respiración se volvió más ligera y los músculos esperaban liberar la energía en un solo disparo.

"¡Yah!"

"¡Hop!"

Hyu fue el primero en mover sus pies hacia atrás y su cadera hacia adelante junto con un brazo apoyando al otro mientras lanzaba toda su energía en un codazo.
Myu en cambio movió sus brazos hacia atrás y con una media vuelta lanzo una patada hacia el cielo formando una media luna perfecta. Su golpe liberado agito el aire en un instante.

Aunque fue mínimo la diferencias de fuerzas se notaba.

"Que te pareció"

"Que tal lo hicimos padre"

Su padre cerro los ojos por un momento y en ese momento lo decidió, su hijo estaba destinado a ser el heredero del negocio familiar, mientras que su hija tenía el mayor potencial para convertirse en un artista marcial.

Aunque hace mucho tiempo atrás conocía la respuesta, no quería pensarlo, pero a una semana del gran evento, decidió que era hora de pensarlo seriamente.

Al ver a sus hijos tan entusiasmados, el se acerco rápido a ellos y los abrazo de nuevo.

"Ustedes dos serán famosos artistas marciales, sigan entrenando"

"Si padre"

"Si padre"

Ambos asintieron vigorosamente al escucharlo.

"Bien, ahora vayan a ayudar a su madre, estoy un poco ocupado en este momento"

Al final ambos se fueron y se dirigieron a la sala interior de la casa comercial.

Cuando los vio salir, la cara sonriente cambio a una de preocupación, recogió su cuaderno y su lápiz, y vio los números rojos en ellos, últimamente la venta de arroz ha ido en caída. Pero aun no era lo suficiente bajo como para despedir a los 4 trabajadores que tenía.

Soltó un suspiro, y empezó de nuevo hacer las cuentas y ordenar a sus empleados.

--------------------------------------------------------
Hyu y Myu ayudaron a preparar el almuerzo por lo cual se preparó en menos de treinta minutos.

Era una comida tradicional de casa, en platos redondos con fondo, un líquido lechoso agrio con papas y verduras, los platos planos eran utilizados para el arroz, los vegetales y la carne.

Se veía muy apetitoso, los dos hijos y su madre comieron primero, luego llevaron platos a su padre y a los trabajadores, todos quedaron contentos después de tan rico almuerzo.

Hyu se encargo de lavar los platos mientras que su hermana Myu los acomodaba.

Al terminar, Hyu fue a su habitación, tenía una importante tarea por hacer.

"Ahora es mejor hacer bien esa tarjeta"

Con entusiasmo se sentó en la silla del escritorio para sus estudios. Su concentración era grande ya que de esto depende su entrada al mundo marcial.

Su cuarto tampoco era demasiado grande como para encontrar algo que lo distraerá, solo había un ropero, una cama y el escritorio.

"No, a si no me gusta, debo hacer otro"

Hyu rompió la hoja y empezó a hacer otra tarjeta.

Esta vez se concentro en presentarse a si mismo, además de todas las enseñanzas que había aprendido en los cinco años en la escuela para pequeños aprendices.

Contaba sus experiencias y su sueño.

Esperaba que con eso podria traer algun buen maestro si lograba pasar la prueba.

El tiempo siguió transcurriendo brevemente, en un instante pasó 5 horas, y la noche oscurecía las calles y las casas de la pequeña ciudad, unas linternas con gas eran aprendidas fuera de las casas y dentra de ellas, alumbraban y daban nueva vida sobre la oscura noche.

Hyu pasó mucho tiempo escribiendo, y rompiendo varias hojas en el proceso, pero todo el esfuerzo dio un fruto inesperado, para Hyu era la mejor tarjeta de presentación que haya visto, incluso el mismo no se lo podía creer.

Se rio y abrazo su cuaderno.

"Esta genial"

Duró un momento y luego volvió a dejar su cuaderno en el escritorio.

"Hermano, madre nos llama para comer, así que ven rápido"

Desde afuera de su habitación la voz de su hermana entró, y luego el fluir de sus pasos se escuchó mientra se marchaba.

"Bien es hora de comer"

Con mucha felicidad empezó a correr a su puerta para salir de su habitación.

"¡Te encontré!"

"Mi jugador"

Al momento de atravesar la puerta Hyu cayó a un vacío, y una voz oscura y siniestra le hablo mientras era imbuido por la oscuridad.

(..Q...Qué está pasando)

El miedo se apoderó de Hyu, y empezó a temblar descontroladamente, sus ojos tenían un miedo infinito, y su cara mostró un pánico sin fin, su voz no le respondía al igual que su cuerpo.

Eso se debía a que un rostro gigante había aparecido, el rostro estaba sonriendo, la cuenca de sus ojos brillaban con color verde, pero grandes cantidades de sangre caen y desaparecen en la oscuridad, en su cabeza una corona como si de un rey se tratara.

"Hahaha, desde ahora tú serás yo, y yo seré tu"

"Tu...seras...remodelado, te convertirás en mi jugador"

"Te estare esperando"

El enorme rostro se acercó al aterrorizado Hyu y se lo comió, Hyu sintió que todo se nublaba a su alrededor, antes de que cayera desmayado.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Ese mismo día su hermana subió a ver a su hermano que no venía a comer la cena, cuando llegó a la puerta de su cuerpo, vio el cuerpo desmayado de su hermano y gritó en busca de ayuda de sus padres.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Hyu fue tendido en su cama, y atendido por varios médicos, pero ninguno logró que Hyu despertara, desde que se había desmayado, hasta el presente, habían pasado 5 días.

En esos días su madre entregó personalmente la tarjeta de presentación que su hijo había hecho con mucho esfuerzo, no quería que su trabajo fuera en vano.

Al cuarto dia de haberse desmayado, la graduación en la escuela de pequeños aprendices comenzó y terminó sin Hyu.

Y al quinto dia sus padres solo podían orar para que su hijo despertara, su hermana también estaba preocupada, aunque a veces no lo demostraba.

Faltaban tres días para la prueba de la secta marcial, si Hyu no asistía, entonces su sueño terminaria.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

"....Esto que es"

NOMBRE DEL JUGADOR:

Al anochecer del 6 dia Hyu había logrado levantarse, sus padres y su hermana no estaban cerca para verlo.

Pero al momento de levantarse, al abrir los ojos, una pantalla apareció frente suyo.

Hyu aun segui atemorizante por el rostro del viejo, y por la oscuridad que le cernía en cada momento, tocándose su cabeza adolorida apenas podía recordar las palabras que le había dicho.

"Mi jugador, ¿que significa?"

Aunque seguía pensando, no pudo encontrar una respuesta adecuada.

Movió su visión un par de veces a la derecha y a la izquierda, pero sin importar lo que hiciera la pantalla no desaparecia.

"Si no escribo mi nombre volveré a ese lugar, no quiero"

Resignado, y volviendo a recordar tal aterradora experiencia, decidió escribir su nombre, fue hacia su escritorio y sacó un lápiz.

Cuando trato de que su lápiz tocara la pantalla, está la atravesó.

"¿Eh?"

Sin importar lo que intentara, no podía tocarlo, y tampoco podía moverlo.

"¿Ehh?"

"¿Ehhhh?"

Trato de muchas formas pero no podía tocarlo con otro objeto.

"Si no puedo escribirlo, como se supone que ponga ahí Hyu Park........¿Eeehhhhhh?"

Hyu se enojó porque no encontraba una solución, pero cuando dijo su nombre algo cambió.

NOMBRE DEL JUGADOR: HYU PARK

BIENVENIDO

PERFIL DEL JUGADOR: HYU PARK

REINO: (SIN REINO)

HP: 77/100

QI: 10

PUNTOS PARA USAR: 0

FUERZA: 8

ATAQUE: 10

DEFENSA: 7

VELOCIDAD: 5

PODER: 8

INTELIGENCIA: 11

AGILIDAD: 5

PERCEPCIÓN: 6

RESISTENCIA: 7

SUERTE: 9

CARISMA: 13

TÍTULOS: PEQUEÑO APRENDIZ

HABILIDADES: NINGUNA

HABILIDADES ESPECIALES: NINGUNA

ARTÍCULOS GUARDADOS: (4/100) [ABRIR INMEDIATAMENTE]

Sucesivo otra pantalla aparece indicando las estadísticas de Hyu, al mismo tiempo Hyu quedó sorprendido.

"¡¿Eeeehhh?!"

28 Janvier 2021 04:28:02 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
2
Lire le chapitre suivant CAPÍTULO 2: POR FAVOR, MI MANO BUENA ES LA IZQUIERDA, PARTE 2

Commentez quelque chose

Publier!
Andréss Navas Andréss Navas
¡Hola! Vengo de paso por tu historia para verificarla, ¡y vaya que pinta muy bien! Las historias verificadas abarcan un público mayor en nuestra plataforma, por eso nos aseguramos de que sea presentado con la mejor calidad posible. Por favor toma en cuenta las siguientes correcciones, luego responde a mi mensaje y volveré para continuar la revisión: -Rayas en lugar de comillas para los diálogos. Si continuarás usando comillas (práctica aceptada en textos americanos), procura identificar con comas quién ejecuta acciones o participa en conversaciones. Por ejemplo: "Hu, iré a preparar el almuerzo", dijo su madre. -Espaciado entre párrafos. Saludos y un fuerte abrazo. Andrés N. Embajador.
April 05, 2021, 06:39
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 11 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!