rafael-villafuerte1583025906 Rafael Villafuerte

¿Imaginas como sería el mundo si la tecnología de vapor se hubiese continuando desarrollando en vez de la energía eléctrica?, bueno, ello plantea el género Steampunk y también este relato.


Fantaisie Fantaisie urbaine Tout public.

#hierro #metal #engranajes #poder #volcán #motor #tren #playa #doctor #energía #agua #vapor #steampunk
Histoire courte
0
1.0k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

...

El paciente tocó la cuenca de su ojo que había estado vacía desde aquel terrible accidente en la fábrica, se sorprendió cuando sus dedos hicieron contacto con una superficie sólida y fría. Es normal que la sienta algo extraña dijo el doctor de bata blanca, al tiempo que revisaba unas hojas.

Pasa lo mismo cuando el dentista le coloca una muela postiza, al principio la siente molesta, ajena, pero eventualmente no notará la diferencia, pero doctor no puedo ver todavía, dijo el paciente algo tenso.

Tiene que presionar el pequeño botón que está a un costado de su prótesis.

Cuando el convaleciente hizo caso al doctor, su "nuevo ojo" derecho empezó a funcionar perfectamente, el paciente sonrió de oreja a oreja y estrechó la mano del doctor con gran fuerza y entusiasmo varias veces, no sin antes elogiarlo de mil maneras.

El doctor, que se llamaba Gregoro encendió una pipa y se puso a fumar, expulsando de cuando en cuando gruesas nubes de tabaco gris, después de unos minutos se hartó, y aprovechando que era la hora del almuerzo salió raudo de su consultorio para ir a la playa. Fue a la estación y esperó al imponente tren de acero de cinco metros de alto por cincuenta de largo, subio al mismo y se acomodó en uno de los asientos delanteros del segundo piso, de pronto se escuchó una sirena que indicaba la puesta en marcha, Gregoro cerró los ojos cinco minutos, cuando los abrió un ruído les indicaba a los pasajeros que habían llegado a su destino. Aquel tren de metal había recorrido 4017 kilómetros en cinco minutos, todo gracias a una serie de eficientes motores de carbón y vapor, los cuales eran lo suficientemente sólidos como para soportar una colosal presión, la energía de vapor era uno de los grandes logros de la humanidad, ya hora había sido prefeccionada a unos límites sobrehumanos.

Gregoro bajó del tren, y caminó hacia la playa, no sin antes dejar sus zapatos y bata encima de un asiento especial para turistas, se subió el pantalón hasta las rodillas y caminó con los pies desnudos hacia la orilla del mar, aquello era muy reconfortante, realmente lo disfrutaba. Pero de pronto la arena comenzó a vibrar, y se podía percibir un lejano ruído ahogado, al principio los veraneantes no se inquietaron y siguieron disfrutando de la playa protejidos por enormes sombrillas y bebiendo vino.

Pero el ruído y el estremecimiento de la arena se hicieron más y más intensos, entonces la gente comenzó a gritar y correr buscando refugio, Gregoro, que era álguien muy bien posicionado, sabía que aquello se debía a las medidas que el gobierno del mundo había tomado para contener y extinguir la erupción del volcán Yellowstone, cuyo rugir se escuchaba aunque se ubicaba miles de kilómetros lejos de la playa.

Tal era la fortalezay fianilidad de las máquinas de vapor, que el hombre había construido enormes cohétes esféricos y cilíndricos de hierro y acero, cuyos interiores estaban llenas de complejos sistemas de engranajes, palancas, botones y pantallas inverosímiles, todas hechas para durar siglos.

Gregoro cogió sus cosas y se dirigió a la estación, esperó al tren y retornó a la ciudad, caminó raudo y al llegar a su consultorio sintió un fuerte dolor en el pecho, estaba sufriendo un infarto, antes de caer desmayado accionó un interruptor de alerta que había en la pared y se desplomó, cuando se despertó estaba acostado en la cama del hospital, frente a él yacían tres doctores y una enfermera que le examinaban con la mirada, Gregor que acostumbraba ir al grano preguntó sin titubear, ¿me reemplazaron el corazón por uno de metal y vapor?, si contestaron al unisolo sus colegas y la enfermera.

Gregoro suspiró largamente y pidió que le alcanzaran su pipa, pues quería fumar un poco.

FIN.






10 Décembre 2020 03:08:39 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~