Histoire courte
0
1.4k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

La luna te guiara

Habían pasado horas en la carretera en el que Gerald había tomado en la intercepcion anterior, según un amigo de el, era el mejor tramo que había para poder acortar el camino hacia New York. El claro nunca había tomado aquella ruta, ya que usualmente salia con horas de anticipación, para evitar justamente eso.


Pero en aquella oportunidad no tubo otra opción. Aquella parte de la ruta, estaba algo desgastada por el tiempo o quizás por la poca mantencion que aquellas partes del país tenían. "No es un camino muy concurrido" replico para si mismo.


Ya había atravesado bastante camino desde que ingreso a aquella ruta, el asfalto hace tiempo que se había terminado y solo quedaba un camino de tierra algo inestable, pero para la camioneta que poseía Gerald, aquello no era un problema.


Algo confundido por no divisar nada a su alrededor, y después de andar bastantes kilómetros por aquella ruta, se detuvo a un costado y observo su celular. No había señal, "claro como puede verla aquí" diciéndose a si mismo. Le quedaba poca batería, por lo que decidió abrir su mochila y sacar un pequeño mapa que traía consigo. busco la ruta en la que se encontraba, pero para su pesar esta pareciese que no existía, "algo lógico" se cuestiono.


"Es una ruta antigua y descuidada, es muy posible que esta no exista en los registros". Busco el lugar donde iniciaba aquel camino y siguio con su dedo la ruta para ver si encontraba algo que lo ayudase a identificar por donde estaba. Al no encontrar nada fructífero, quito el freno de mano y se dispuso a conducir nuevamente.


Ya llevaba horas conduciendo por aquel lugar desolado, para donde mirase la oscuridad de la noche ocultaba cualquier signo de vida que se pudiese reconocer, el cielo estaba despejado pero sin estrellas, solo la luna a lo lejos se reflejaba en el cristal de parabrisas. Ya cansado y algo enojado por que se vio obligado a tomar aquella ruta y que seguramente pensó que su amigo le había engañado en una especie de broma cruel, prendió los focos de su camioneta para observar mejor su entorno.


La sorpresa lo carcomió por dentro, al percatarse que había un abismo a cada costado de el, como si la camino de tierra terminase a pocos centímetros en cada costado. Algo nervioso y confundido acelero e intento ir lo mas rápido posible a cualquier lugar donde conduciese aquella ruta. Las horas seguían pasando y aquel camino no terminaba. Fue entonces que decidió detenerse por completo, y cerrar su ojos un momento que quizas "despertaria de esta pesadilla" penso.


Para su pesar, no había ido a ningún lugar, y aquella ruta interminable seguía allí. Ya desesperado observo su celular e intento marcar algún numero de emergencias, pero ninguno conectaba; Fue cuando se dio cuenta que en su brazo una extraña pulsera celeste se encontraba en su muñeqa. Se pregunto "como eso llego allí, si yo no uso pulseras".


Al acercarse mas para inspeccionarla, se dio cuenta que esta decía su nombre, edad y una fecha que curiosamente era de un dia anterior a su partida. Y fue cuando se percato, que no se había perdido, simplemente había llegado a casa. Y frente de el, la luna se agrando casi ocupando todo el cielo oscuro, y de la luna surgió una gran luz amarilla, y unas voces susurraban su nombre y daban instrucciones a otros casi de forma irreconocible.


En un momento de lucides su pupilas se enfocaron y observo que varios doctores intentaban revivirlo; Pero ya era demaciado tarde, Gerald cerro sus ojos por ultima vez, y se entrego a la oscuridad.

14 Novembre 2020 19:13:17 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

David Blanco Cocinero profesional, amante del arte en todas sus expresiones, dibujante amateur, pintor principiante. ---> Mis obras de arte (oleo) https://www.smellslikeart.org/autor/eluneh-db

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~