escritoporisabellad Isabella Sambuceti

Tras una maldición, May se convierte en una mujer lobo. Descubre qué hecho desencadenó para que a ella le lanzaran la misma.


Histoire courte Déconseillé aux moins de 13 ans.

#iniciomaldito #VillaMalditaInkspired
Histoire courte
6
6.1k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

En lo que me convertí.

Era un 7 de Mayo cuando todo cambió para mí, donde me convertí…
No sabía que me harían esto, pero debía aceptarlo y así fue, al principio me pareció muy complicado, pero luego me di cuenta que no era una maldición; ellos pensaron que me harían daño, pero realmente me hicieron un bien.

Pero... no entremos tanto en detalles sin antes contarles quién era y en qué me convertí.


Soy May, tengo dieciocho años e iba a una escuela muy prestigiosa de Hechicería. Al tener padres hechiceros, obtuve un poder muy raro (o eso me decían en la escuela para que mis padres pagaran). Estaba en mi último año y querían darme un título de “Hechicera Suprema”, pero seamos sinceros… si quería trabajar entre humanos, ¿a quién iba a mostrarle ese título? Se reirían o asustarían y no queríamos eso.

Pero, las cosas cambian de un momento a otro y agradezco que sea así porque no aguantaba tanta presión por parte de mi director: “Ay, que tu hechizo sea más complejo” “Ay, que debes ponerte recta para que el hechizo sea mejor” “Ay, que debes presentar propuestas mejores que las de tus compañeros y antes de tiempo” y sí, todas sus frases comenzaban con “Ay”.

Cuando escuchabas esa palabra, sabías que venía lo peor para ti.

Voy a serles lo más sincera posible, pero ninguno sabíamos dónde había sacado un título para ser director hechicero, porque nunca nos enseñó a hacer un hechizo.
Pensábamos que era humano y por eso presionaba a sus mejores alumnos, porque hacíamos lo que él no podía.

Desde el comienzo de clases, para ser exactos en febrero, dije un “Basta” para mí misma y para mis compañeros de mejores promedios.
Decidí crear una rebelión, un grupo en contra de mi director.
Le comenté a mis padres y ellos estuvieron de acuerdo, nunca les hice algún problema con respecto a mi escuela, pero ellos habían visto lo estresada que volvía de la misma.

En total, en mejores alumnos éramos dieciocho y solo tres se unieron a mi rebelión.

Kaleb fue el primero en unirse a mí propuesta, siempre fuimos unidos y si saltaba alguno de los dos, el otro lo acompañaba.
Por esa misma razón, no tuve que explicarle mucho de qué trataba porque había recibido un sí de su parte.

Con Annie y Mary nos conocimos por medio de un trabajo que nos pidió una profesora excelente, ella siempre buscaba formas de que sus alumnos aprendan; estas dos chicas me caen súper bien y no necesito hablarles todos los días para saber que puedo contar con ellas y así sucedió, en el recreo las hablé para informarles lo que quería hacer y aceptaron haciendo un par de chistes de por medio.

Intenté convencer a los otros catorce alumnos y todos me salían con excusas, muy tontas, y las mismas eran porque el profesor imponía miedo a través de amenazas y como ellos no eran tan fuertes como lo hacían creer, se quedaron de brazos cruzados y siguieron bajo el dominio del director.

Kaleb me dio sus palabras de apoyo y me abrazó, eso me hizo sentir que debía seguir con este plan para derrotar a este malvado.

Nos juntamos en todos los recreos y cada uno aportaba sus ideas, hacíamos cuatro por día, hacer esto nos unió mucho a los cuatros y a principios de Mayo ya teníamos muchas ideas para elegir.

Decidimos que habrían cuatro planes por si uno salía mal, y comenzamos a hojear alrededor de unas diez hojas, todos nos parecían unos súper planes, pero hicimos un juego.

Este trataba de poner las diez hojas formando el círculo de la mesa, luego que uno se levantara, se tapara los ojos y con su dedo índice elevado tenía que caminar alrededor de la mesa hasta tocar una hoja.

Elegimos las ideas: cuarenta y tres, setenta y siete, cincuenta y uno y sesenta y uno; las ordenamos de mayor a menor y empezamos a organizar las cosas para hacer la gran rebelión, la que cambiaría nuestra vida.

—¿Estás cien por ciento segura de la decisión que vas a tomar, amor? —me pregunta mi mamá un tanto preocupada.
—Sí, sí. No te preocupes, hasta traje a Kaleb para organizar bien lo que tenemos que hacer —Lo agarro suavemente del brazo y atraigo hacia la par mía—. Saluda, Kaleb —murmuro.
—¡Hola! ¿Cómo se encuentra? —Sonríe.
—¿Lo tenías escondido detrás de la puerta? —Ríe—. Muy bien, pequeño. Aunque estás muy alto, ¿qué te dan de comer?
—¡Ay, mamá! Vamos, Kaleb. Hay cosas por terminar —Lo agarro de la mano y vamos hasta el comedor.

Además de ultimar unas cosas, charlamos de todo lo que podía pasar si nos salían mal los cuatros planes. Comenzaba a bajar los brazos, pero Kaleb volvió a darme palabras de apoyo y que siempre estaría para mí, pase lo que pase. Yo me sentía dudosa y él siguió convenciendome.

De estar en un modo derrotista, pasé a un modo ganadora y todo gracias a él.

Le propuse que se quede a comer para agradecerle todo lo que estaba haciendo por mí y aceptó.


7 de Mayo


Hoy es el gran día, en donde todo puede salir bien o mal, solo esperamos que sea para bien…

Llegamos a la escuela y comenzamos a caminar los cuatro juntos

—Ay, chicos. A ustedes los andaba buscando —Aparece el director de la nada.

Annie y Mary nos miran sonrientes y luego al profesor.

—¿Sí? ¿Qué necesita? —pregunto.
—Acompáñenme a dirección.

Seguimos al profesor hasta su oficina e hizo que nos sentemos.

—Ay, chicos. Me enteré por los pasillos que quieren hoy hacer una rebelión. ¿Es cierto?
—Plan veintidós —murmura Kaleb.
—Cállate —murmura Mary y lo mira mal.

El plan veintidós constaba en evadir al director por si se enterara de la rebelión.

—Ay, profesor. ¿Cómo cree? —digo riendo.
—Sí, sí. Lo suponía ustedes siempre destacaron y no puedo creer que quieran tener actitudes de humanos… —Se sienta.
—Oh, ¿entonces los magos no pueden rebelarse? ¿Dónde está escrito eso? —pregunto molesta, en ninguno de los tantos libros que este sujeto nos hizo leer decís algo así.
—¡Plan cuarenta y tres! —gritan Annie y Kaleb y sacan una soga para comenzar a atarlo.
—Están haciéndolo precipitado —grita Mary.

Luego de unos minutos, logran mantenerlo atado.

—Señor director… ¿Usted es humano? —pregunto acercándome.
—¿A qué viene la pregunta? —indaga mientras intenta sacarse la soga.
—Usted nunca hizo un hechizo y siempre nos exige cosas que, a veces, nimguno puede hacerlo.
—Ay, pobre niños tontos… —suspira—. ¿Quieren un hechizo? Lo tendrán

Termina de hablar y rompe las sogas, tarda unos segundos para convertirse en el hechicero más temible de la historia.

—¡Ay, carajo! —chillo—. ¿No es el del último libro que leímos el que puede hacer varios hechizos a la vez y también transformarte?
—Sííí. ¡Vámonos! —Me agarra Kaleb de la mano, yo a Mary y Mary a Annie y corre!os a la puerta, esta se cierra en nuestras narices.
—¿Qué? ¿Qué les sucede? Ustedes querían ver lo que era. Sé que fui un mal director, pero ustedes unos pésimos estudiantes al querer desafiarme y todo tiene una consecuencia…

En ningún momento nos soltamos de la mano, si lo hicimos juntos, pagaríamos la consecuencia juntos.

El director comenzó a hacer un hechizo el cuál no sabíamos de que se trataba, lo último que logramos escuchar fue como gritaba que nos lleven a un bosque.



Nos despertamos al mismo tiempo, quise gritar cuando nos vi a los cuatros todos peludos. ¡Nos convirtieron en lobos!

Intento hablarles, pero no puedo, no salen palabras.

«¿Cómo le hago ahora» pienso.

A los segundos, comienzan a responderme a través de los pensamientos, nos damos cuenta que ese es nuestro método de comunicación y hablamos de lo que vamos a hacer en el futuro y cómo vamos a sobrevivir.



Pasan las semanas, nadie sabe de nosotros y por esa razón, empieza una huelga en la escuela nuestros familiares son los que van delante de la misma.

Decidimos visitarlos para que vean que estamos bien, pero que nosotros no vamos a volver porque ya estamos acostumbrados a esa nueva forma de vivir.

10 Octobre 2020 02:11:07 4 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
11
La fin

A propos de l’auteur

Isabella Sambuceti ¡Hola! Soy Isabella Sambuceti, pero uso el seudónimo IsabellaD. Tengo dieciocho años y me encanta escribir historias, mi género favorito es Fantasía y todos los años en el mes de Octubre realizo treinta y uno microrrelatos de Terror. Soy fundadora de un proyecto llamado Buzón de Microrrelatos. Tengo doce gatitos, porque soy rescatista y un perrito llamado Denzel.

Commentez quelque chose

Publier!
Ivana Simón [Ivis] Ivana Simón [Ivis]
Muy buena historia y aunque lo dices en el prólogo el giro en el final le da un toque de sorpresa. ¡¡Excelente trabajo!! ♥
June 15, 2021, 03:00
Pozo Valenzuela Pozo Valenzuela
😈😎👍¡¡¡MUY BUENA!!!
October 20, 2020, 03:32
Jancev Jancev
¡Jajajajaja! Por eso es que más sabe el diablo por viejo... ¡Buena historia, Isa!
October 14, 2020, 02:58

~