ema249 EMA UB

¿Qué es lo que ves en aquella dama? ¿Qué tiene? No tiene nada, solo un alter que por las noches se destapa, mata, ama y causa delirio en un inocente bartender que cree conocer la fórmula del agua tibia.


Érotique Interdit aux moins de 18 ans.

#asesina #alter
1
2.5mille VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les 30 jours
temps de lecture
AA Partager

Alter

Le mordí la oreja izquierda, mi lengua resbalaba por su cuello, mientras mis manos tomaban ese pedazo de carne sensible que palpitaba dentro de su ropa interior, escuchar las suplicas me excitaba demasiado, así que era imposible que lo soltara, lo tenía preso, sus manos atadas a los ganchos de la pared, sus ojos cubiertos con mi mascada y su cuerpo expuesto para degustación personal, la mesa estaba puesta, tenía que aprovechar y probar.

¿Quién tiene la culpa? ¿Qué yo lo tenté?

Nunca, yo le advertí de las cosas que le haría, pero él se lo tomó a broma, jamás bromeo con nada, le dije que lo amarraría a mi pared, le dije que tentaría su cuerpo hasta que suplique, le dije que no lo dejaría venirse hasta que yo quisiera, le dije que después de mis manos, no existirán en el mundo otras manos capaces de tocarlo como yo lo había tocado. Guerra avisada no mata gente.

Siendo las ocho de la noche, llegaba el bartender, con su cara de ingenuo, totalmente nuevo, pero con esos ojos que te devoraban en silencio, se atrevió a decirme que no esperaba ver a "mujeres como yo en un lugar infestado de hombres" frase suficiente para probar que su concepto estaba errado.

Ese día esperaba a mi presa 22, el puñal estaba listo en mi cartera, tenía planeado cortarle la garganta en el baño o en el callejón que daba al bar, pero no tenía planeado jugar con el bartender, desde ese día pensó que estaba tentándome, desde ese día me propuse convertirlo en mi conejillo de indias, el sería el cuerpo perfecto para practicar todas mis técnicas.

**************************************************************************

¡Niñita buena! ¡Niñita de mamá! ¡Ejemplo! ¡Orgullo de papá!

Tal vez, las expresiones anteriores son ciertas; hasta que la acera de la calle da la vuelta.

¿Cuándo nació Vania?

Quizá el día, ese día hace trece años en el que el mejor amigo de mi padre intentó meter sus manos entre mis piernas y en respuesta le di una patada y le rompí la nariz.

El tipo le dijo a mi padre que habíamos estado jugando a las luchas y que por accidente mi pie se estrelló en su rostro ¡Accidentes! ¿Debí decirle a mi padre? No, no creo, mi padre era bueno, pero era tonto, seguro se dejaba engatusar por su amigo con sus grandes excusas, por eso se cogía a mamá casi todos los fines de semana, tengo grandes dudas; mi hermano menor ¿será mi hermano menor?

Cuando tienes once años, los intentos repetidos de violación del amigo de tu padre, tu madre cogiendo como animal con el mismo tipo, los vecinos tomando como ejemplo de rectitud a mi familia, mi hermano mayor engañando a mi cuñada con su hermana ¡Maldición! mirar toda esa mierda nociva termina por trastornar la mente de cualquiera.

Sentía asco de mi familia, de la escuela, de mis compañeros y de toda la gente, así que me esmeré por salir rápido de ese lugar; excelentes calificaciones, terminar la carrera universitaria a los 21 ¡que risa! ¿Para qué?

Una respuesta; asesina de una organización criminal.


Hasta aquí vamos bien echando el cuento: Sonia es la niña bien, trabaja de asistente de gerencia, responsable, pendiente de los padres, le gusta practicar natación y de vez en cuando sale a pasear con sus amigas (esas perras no existen)

Vania, mujer malvada, asesina para CORSO (nadie sabe quién es), gusta de degollar a sus presas, tres veces herida de bala, en su tiempo libre gusta de practicar tiro al blanco con las presas de colegas.

¿Mi primera vez? Tuve miedo, no lo niego, en principio jamás intenté matarlo, yo solo quería defenderme, él intentaba violarme y yo no había peleado tanto protegiendo mi cuerpo para que un vándalo cualquiera quisiera abrirme de piernas. Fue con una lápiz que se había escurrido de mi bolso que me defendí, se lo clavé en el ojo, gritó y yo corrí hasta una esquina, ahí apareció un tipo con gabardina diciendo

"¿Qué has hecho señorita? míralo agoniza, sería conveniente que termines el trabajo, no le estás haciendo un daño al mundo, es violador, ya se ha cogido a tres mujeres por el sector, es un favor a la humanidad"

Me negué y lloré, nunca había matado ni una mosca, pero ese personaje sufría por culpa mía, tomé la pistola ofrecida y le disparé en la cabeza, no hubo ecos, gatos asustados corriendo entre tejados, ladridos de perros en los callejones o curiosos asomando por ventanas, tenía silenciador y así con ese silencio la muerte le llegó.

Me quedé de rodillas en el piso, seguramente iría a prisión, todo terminó.


Aquí estoy 3 años después matando sin piedad ¿Por qué? paga bien, y matar gente mala me pone en el papel de abogado del diablo.

6 Octobre 2020 21:12:02 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
À suivre… Nouveau chapitre Tous les 30 jours.

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~