karyan2 Nicolas ferrer

En el pueblo de GrimHollow ocurren sucesos extraños, cosas sin explicación, personas desaparecidas, muertos, rumores y susurros extraños. Acontecimientos misteriosos están por venir y GrimHollow esta en peligro.... Brandom tendrá que hacer algo para salvar a todos.


Thriller/Mystère Déconseillé aux moins de 13 ans.

#romance #ficcion #terror #fantasia #drama #accion #asesino #escuela #295 #378 #245 #301 #332 #adolscentes #piscologico
5
4.1k VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les dimanches
temps de lecture
AA Partager

Prologo: El mal violinista

Connor corría, corría con todas sus fuerzas. Era tarde, muy tarde y Connor no debería estar allí. Tal vez eran las doce o una de la noche, normalmente a esa hora no debería haber nadie en la escuela. La «Knox High School» (o Instituto Knox) cierra regularmente sus puertas entre las ocho y nueve de la noche y sólo pueden quedarse estudiantes con actividades de club y alguno profesor.


Pero Connor estaba allí... Pobre estúpido, el idiota pertenecía al club de música, su instrumento es el violín pero no es muy bueno y siempre desafina en las prácticas del club y no hay cosa más vergonzosa que asistir a un presentación en la que el participara. Aquel día en especifico la había pasado muy mal, había llegado tarde a la práctica y se había llevado un buen regaño del señor Brackford, por lo que como castigo, tuvo que quedarse hasta tarde practicando la misma pieza musical («Milagros del cielo» era el nombre de la canción), era importante que Connor pudiera realizar su parte con al menos un desempeño decente. Y así hizo, práctico por varias horas, incluso cuando todos se habían ido.


Eran las nueve de la noche cuando Connor al fin terminó de practicar, ya podía tocar la pieza e incluso sonaba bien... Pero estaba cansado y el tonto decidió tomar una siesta, debía sentirse agotado y supuso que una siesta no causaba ningún mal... Sólo que la siesta duró tres horas y fue esa siesta la que lo puso en esta situación.


Cuando se despertó, todo estaba totalmente oscuro y Connor estaba asustado, no por estar sólo en la oscuridad de la noche, sino porque tenía miedo que podrían decir sus padres. Se dio cuenta que el guardia de seguridad no lo había visto, porque si no ya lo hubiera sacado. Estaba sólo en el salón del club de música, comenzó a guardar sus cosas y metió el violín en su estuche y cuando estaba a punto de irse, escucho el piano sonar... Fue el sonido agudo de una tecla presionada, Connor se paralizo del miedo. Creyó estar escuchando cosas... Pero luego volvió a sonar y está vez, mucho más fuerte.


Entonces Connor se asustó de verdad, estaba seguro que estaba totalmente solo en el salón, no veía a nadie, era normal, estaba bastante oscuro y el apenas se acababa de despertar. Paso la mirada por todo el salón para asegurarse y no podía ver a nadie... Hasta que me vio... Y la cara que puso fue increíble.


Cónnor estaba totalmente tieso y su cara... ¡Ohh su cara!... Que cosa tan sublime... el terror absoluto en sus ojos, ¡como le temblaba la boca!... Debió de ser bastante desconcertante su situación. Encontrarse en mitad de la noche a una persona vestida con una túnica roja carmesí y una máscara blanca como la leche y con solo dos agujeros para los ojos... La sensación que debía sentir, el no saber como reaccionar.


Sólo habían dos opciones posibles para aquella situación, huir de aquella persona porque muy probablemente debía ser algún psicópata o tratar de hablar con el extraño y descubrir que todo era una mala broma... Y Connor entendió la situación, la entendió muy bien... Porque pocos segundos después comenzó a huir de mi, Connor era menos tonto de lo que pensaba, porque aquello no era una broma.


Connor corría y corría con todas sus fuerzas, tal había sido la sorpresa que había soltado todas sus cosas e incluso su violín, era más importante su vida que un violín. Aquella persona que se había encontrado no lo seguía, pero igual corría, estaba muerto de miedo. No tenía la más mínima idea de lo que pasaba y eso lo asustaba todavía mas. Corrió durante varios minutos hasta que se encontró con la puerta principal de la escuela... Que estaba cerrada con candado. Entonces decidió buscar otra salida, pensó por un momento en gritar y pedir ayuda, pero tenía tanto miedo que las palabras no salían de su boca, además podía causar que el extraño decidiera seguirlo. Decidió ir a la salida que daba al campo de football americano, y mientras corría comenzó a sentir un escalofrío por todo su cuerpo, comenzó a sudar y su piel se puso de gallina, también sintió un poco de mareo y por un momento sintió que estaba a punto de vomitar.


Cónnor corría y cada cierto tiempo miraba hacia atrás para ver si el extraño lo seguía.... No lo veía por ningún lado. Y entonces llego a la puerta... que también estaba cerrada, y Connor soltó una maldición, apoyo su cabeza en la puerta. Estaba mareado y apenas se podía mantener en pie, se sentía mal, muy mal... Y entonces lo sintió, como una corriente de viento frío en su nuca, su mareo se puso peor y sintió unos ojos que lo miraban desde atrás... Y lo supo, supo que el extraño estaba detrás de el. Por un momento casi cae al piso por el malestar y el miedo.


Connor estuvo varios segundos apoyado a la puerta, le dolía la cabeza y no podía pensar bien, sus pies temblaban y su vista se nublaba... Entonces escucho los pasos, Tack, tack, tack. Sonaban con eco, como si estuvieran en una cueva, Tack, tack, tack... Sonaban cada vez más cerca y cada vez más fuerte, como si estuviera al lado de el y pisará el piso con todas sus fuerzas, el sonido era molesto y causaba que se sintiera peor... Entonces el sonido de los pasos paro.


Connor tuvo que usar todas sus fuerzas para poder voltear la cabeza y cuando lo hizo... Allí estaba, el extraño, a varios metros de el, parado sin hacer un sólo movimiento. Connor se fijo mejor en el extraño, la silueta era de hombre y la túnica no era una túnica, era uno de esos overoles de cuerpo completo, como esos que se usaban en las construcciones o en laboratorios (o como los que usaban en un serie española muy famosa), la máscara era blanca y tenía dos agujeros para los ojos, pero uno era horizontal y el otro vertical. Connor vio algo que antes no había visto, en la mano el extraño tenía un cuchillo.


Entonces el extraño dio un paso y fue como si todo el mundo estuviera girando. A ojos de Connor, todo daba vueltas y vueltas, como si estuviera dentro de una lavadora.


Dio otro paso y está vez todo estaba de cabeza, los casilleros, las puertas y el piso estaban en el techo.... Otro paso mas y todo comenzó a moverse, las puertas se movían de un lado a otro, los casilleros cambiaban de posición, el piso se movía como si fuera el mar.


Otro paso, todo se distorsiono, todo parecía una extraña pintura abstracta, las cosas perdían su forma y en el centro estaba el extraño que cada vez estaba más cerca. Luego otro paso, está vez todo volvió a tomar forma, pero ahora el pasillo era mucho más largo, parecía casi interminable, pero el extraño estaba más cerca.


Connor no entendía lo que pasaba, todo lo que veía cambiaba constantemente, por momentos todo estaba totalmente oscuro y por otros todo se ponía blanco, de repente todo cambiaba de colores, todo comenzaba caerse en pedazos o de repente veía cosas que no estaban allí, varios cadáveres en el piso, criaturas con apariencia extraña, personas que no conocía y de repente ya no estaba en la escuela, estaba en una playa, una selva, un edificio abandonado o en el espacio, todo cambiaba pero el extraño seguía igual y cada vez más cerca. También escuchaba cosas, gritos, aullidos, sonidos irreconocibles y también olía cosas, a cadáver, a frutas, a lluvia o a comida descompuesta... El extraño estaba cerca.


Connor cayó al piso, ya no podía aguantar más tiempo parado, la cabeza le dolía, todo su cuerpo temblaba, veía, olía y escuchaba cosas que no existían, se estaba volviendo loco. Y entonces allí estaba, tirado en el suelo boca arriba y el extraño lo observaba con el cuchillo en la mano... Ya no sabía que era real, sólo sabía que el extraño estaba allí.... Y Connor cerró los ojos y antes de perder el conocimiento sintió una punzada de dolor en el estómago y el extraño se acerco a el y le susurró algo.


—«Dulces sueños pequeña gaviota, nunca me gustó como tocabas el violín».... Y Connor se fue para siempre.....


Connor estaba muerto y Cernunnos se sentía mejor que nunca.....

3 Septembre 2020 23:07:52 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
3
Lire le chapitre suivant Chris (1): De regreso

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 8 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!