nekki Nekki Nekki

Si crees que puedes escapar de ellos, estás equivocado. Están en todos lados, en tus oídos y tus manos. ¿Caerás bajo su influjo?


Science fiction Tout public.

#ciencia-ficción #tecnología #Algoritmo
Histoire courte
0
2.6k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Descarga

Sus miradas no brillan, están perdidas.


A pasos cortos y lentos, con la cabeza gacha y miradas sombrías o risas idiotas, avanzan. Es lo que provocan. Los pensamientos están atiborrados de estímulos y sensaciones de satisfacción y placer momentáneo. Una frase o una palabra, se convierte en un impulso de bienestar que los vuelve adictos.


Como una droga, satisface y hunde sus garras sobre lo más valioso que el ser humano tiene: su inteligencia.


Aunque quizás habrá muchos que no lo valoran, y la entregan sin chistar solo por un rato de esparcimiento y la posibilidad de olvidar su propia vida sin matices.


Los cubit sí. La desean, la quieren.


Al escucharse una melódica canción o un zumbido hipnótico, el cuerpo reacciona instantáneamente, la desesperación por mirarlo se vuelve agónica. Los colores se encienden en ráfagas, sus texturas alteran los sentidos, la atención se centra en ellos.


— ¡Malditos zombis!—una anciana, a la que acaban de empujar por interponerse en su camino, se queja al verse echada a un lado por un hombre que ni siquiera la miró. Ya lo vaciaron por completo, ahora apenas es una marioneta.


La anciana no está tan equivocada.


El algoritmo es letal, está perfectamente planeado, eventualmente todas las mentes caerán.


Una manera eficaz de dominar el mundo siempre será idiotizar a las masas de alguna manera. En tiempos remotos fue la televisión, luego el internet y eso lo cambió todo. Ahora, está interconectado y una sola inteligencia anhela la de los demás.


Los cubits las devoran incansable e interminablemente.


Es fácil, masivo y ellos ni siquiera se dan cuenta. Lo aman, lo odian, pero lo utilizan sin saber que por cada palabra escrita, imagen descargada y nuevo deseo expresado, el alma queda suspendida en un limbo, mientras esas inteligencias artificiales hacen su trabajo. Succionan todo, los recuerdos y pensamientos. Cada persona entrega todo de sí, sus aspiraciones y sueños, aquellos sentimientos que incluso no se atreven a expresar, se codifican en la red, y los pierden para siempre.


Forjan su propia desgracia.


Si alguna vez hubo un atisbo de rebeldía en aquellas mentes, también será extraída, y voluntariamente.


Las calles están repletas de ellos, circulan con ese paso errático, sin voluntad. Parece inofensivo, pero no por nada existe el dicho aquel del “lobo vestido de oveja”. En este caso aplica.

Los días iluminados no significan nada, la luz del sol y el brillo de las flores y arboles tampoco, porque nadie se fija en la naturaleza. Ya no conocen la diferencia entre el día y la noche porque a no les importa. Forman parte del paisaje común, y por ello pasa desapercibido. Quizás solo si se tropiezan con alguien, recién se percatan y desvían la mirada, molestos por ser interrumpidos, pero vuelven a su estado contemplativo e inmerso cada vez más en su propio mundo.


Un mundo de sueños, del que ya no despertarán.


—Espera, espera… contesto este mensaje y nos vamos – un joven se detiene por un momento a mirar su móvil.


En la pantalla, aparecen unos cuantos símbolos que él observa a la rápida, sin comprender demasiado ni el origen ni lo que quiere decir.


Parece ser una formula, algo que jamás había visto, extraña e ininteligible a sus conocimientos. Ha llegado su hora. Cuando su cerebro procesa lo que está viendo, sus ojos se vuelven opacos, vacíos.


La descarga inalámbrica comienza, respira con cortos suspiros mientras su mirada queda estática, fija en la pantalla del celular. Su cuerpo pierde control, mientras comienza a babear por la comisura de sus labios. Sus amigos lo observan atónitos, sin entender que le está pasando.


“Es alguna clase de ataque”, creen que algo lo está enfermando. Lo remecen para que despierte, pero cuando parpadea levemente, está en completo silencio y comienza a caminar, en automático, como los demás zombis, sin despegar la mirada del aparato en su mano.


— ¡Oye, Seba, qué te pasa! – su amigo lo sigue y lo intenta detener al llegar a la esquina, pero el joven continua, no ve hacia el frente ni a los lados, no escucha las palabras, solo quiere mirar la pantalla.


No hay un destino, es simplemente al azar. Le tocó a Sebastián, no a Manuel.


Y Sebastián tiene una sonrisa idiota en la cara.


Esa misma sonrisa, acompaña a muchos que circulan por la calle. Ellos no lo saben, porque ya no lo pueden entender. Lo que les da humanidad, ya no está dentro de ellos. Les fue arrebatado.

Se salvará solo aquel que no esté conectado, aunque eso sea imposible en los tiempos que corren.


Todos caerán al final.


De pronto, el grito histérico de una mujer hace eco en la calle, mientras un vehículo choca salvajemente contra un poste de la luz, el parabrisas por donde sale expulsado el conductor que es lanzado veinte metros del sitio del impacto, se hace trizas. Su cuerpo choca contra el piso con un sonido sordo y violento, convulsiona y luego el movimiento simplemente se detiene.


Manuel mira hacia el frente y su amigo ya no está.


Sus ojos buscan con desesperación el chaleco azul que lleva hoy, alcanza a percibir sus zapatos que saltaron aún más lejos que el conductor.


El chaleco ya no es azul, ha cambiado de color, es purpura, lo puede notar bajo las ruedas de la camioneta, también puede ver, un rio de sangre corriendo por el pavimento y la cabeza reventada de su compañero mientras sus sesos están desparramados.


En su mano, el móvil, que curiosamente no soltó.


El algoritmo se auto organiza y cambia de aparato.


Esa mente ya estaba vacía después de todo. No había más que descargar.

23 Août 2020 03:23:26 2 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
2
La fin

A propos de l’auteur

Nekki Nekki Escritora, locutora y bibliotecaria. Aspiro siempre a mejorar mis escritos. Uno de mis relatos (A-5) participó en la #Antología #Imaginarias y actualmente me encuentro corrigiendo la novela que espero llegue a ser publicada.

Commentez quelque chose

Publier!
Oscar Writer Oscar Writer
¡Hola! Acabo de leerme todos los relatos que has hecho, y te quiero comentar por aquí, que soy fan. Me encanta tu forma de narrar y explicar todo, es muy profesional, y lo mejor de todos los relatos. Las historias que has hecho son todas muy buenas y con finales que te dejan pensando en lo que has leído, que te hacen incluso reflexionar. Espero que sigas sacando más relatos en un futuro, ¡son muy buenos! Sigue así x)
August 25, 2020, 02:59

  • Nekki Nekki Nekki Nekki
    ¡Hola! me alegro que te hayan gustado mis relatos, te agradezco las palabras. Muchas gracias. Y si, se vienen más. ;) August 25, 2020, 03:14
~