aleja_reyes Alejandra Reyes

¿Mi vida? Mi vida solía ser normal, o así podía describirla yo, pero todo eso antes de conocerle a Él. El amor era un tema totalmente fuera de mi conocimiento, incluidas todas las rarezas que se pueden hacer por alguien a quien se ama. Pero la primera vez que lo ví entrar por aquella puerta, jamás pasó por mi mente que mi vida cambiaría tanto pues lo primero que pensé fue que jamás había visto a una persona tan extraña y misteriosa como lo era él. Y cómo olvidar el momento en que sus ojos esmeralda hicieron contacto con los míos, provocando que un estremecimiento recorriera todo mi cuerpo. Cuando llegué, sentí que todos eran diferentes a mí, como si algo me sacara de lo normal, pero no podía saber el origen de ese sentimiento tan extraño. ¿Quién diría que conocernos no iba a ser una simple coincidencia, sino que estábamos destinados a estar juntos?


Fantaisie Épique Tout public.

#luna #alpha #mate #alfa #hombres-lobo
0
3.3k VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les vendredis
temps de lecture
AA Partager

Capítulo 1 El inicio

Era un día como otro, me levante, tome un baño, me vestí con unos jeans Azules, un suéter, y con unas zapatillas de Nike, a propósito tengo unas zapatillas Nike, y no practico ningún deporte, desayune y me fui al instituto, al llegar todo era como siempre, todos estaban con su grupo de amigos, y yo como siempre buscaba a «mis amigos», Maddie (Su cabello es largo y rubio, sus ojos azules, sus labios son gruesos y rojos, su tez es pálida, mide 1.70, delgada y esbelta) y Haziel (Su cabello es castaño y alborotado, sus ojos marrones claros, su tez bronceada, mide 1.76, atlético y guapo) ahí estaban como siempre no se percataban si estaba ahí o no.

—Hola chicos, ¿Cómo están? —pregunte.

Ellos seguían hablando sin siquiera ponerme atención, no era nada nuevo para mí.

—Hola Amara, ¿Cuándo llegaste? No te habíamos visto – contesto Maddie con tono de sarcasmo.

Rodé los ojos.

Como siempre con su sonrisa que reflejaba hipocresía pura, ella es una hipócrita por naturaleza.

Perra

—No me han escuchado, los saludé y me ignoraron, como si yo no existiera —dije mirándolos con enojo.

—Amara no seas tan dramática, no te hemos escuchado —replico Haziel.

Como era de esperarse, él siempre la defendía. Haziel y yo nos conocíamos desde que éramos niños, pero luego llego Maddie y provoco muchos problemas entre nosotros dos, lo que causo innumerables peleas que antes no habían existido y lastimosamente fueron aumentando cada vez más hasta que nuestra amistad quedo rota.

Ya no confiaba en el como antes.

—Mejor vayamos a clases —dijo Haziel cansado.

(...)

Las clases se pasaron volando «mis amigos» me hablaban, pero no les prestaba atención ya que desde hace mucho tiempo quería sintieran en carne propia lo que yo sentía día a día. Trate de acercarme a otras personas para por fin librarme de estos dos, pero me fue imposible debido a que Maddie siempre se interponía en mi búsqueda de nuevas amistades. Ella esparcía rumores sobre mí por todo el instituto. Pero de algo siempre he estado segura la hare pagar por todo lo que me ha hecho.

Por fin las clases habían terminado y ya no sería necesario ver a mis amigos los hipócritas, pero para mí desgracia Haziel se me acerco.

Ellos no dejan en paz nunca.

—Amara, ¿Quieres ir al cine con nosotros? —pregunto Haziel.

Puse los ojos en blanco

Haziel siempre quería forzar una amistad con Maddie, lo cual para nosotras dos era imposible. Además, para que quiera que fuera con él y Maddie al cine, siempre me sentía como el mal tercio.

—Claro, si tú quieres —añadió.

—Gracias, pero no quiero ir con ustedes —respondí cortante.

(...)

Luego llegue a mi casa, prepare mi almuerzo, subí a mi habitación, lo primero que vi al entrar fue las paredes azules, mi cama en la mitad de la habitación, y los 4 puffs en cada esquina de la habitación, corrí y me lance a la cama a pensar que pasaría mañana, esperando a mi madre, siempre me preguntaba, ¿Estaría trabajando? o ¿Que estaría haciendo?, ella nunca estaba en casa.

(...)

Ya eran las 00:00 horas y mi madre no había llegado aún, mientras yo estaba mirando una película en netflix, al rato se escuchó un sonido proveniente del primer piso, baje y era mi madre.

—Hola Amara, ¿Me has estado esperando? —pregunto dejando su bolso en el sillón.
—Si —respondí

Aunque no era verdad solo me había quedado despierta, para ver la película que desde hace mucho tiempo tenia ansias de ver.

—Que descanses amara, más tarde te tengo que dar una noticia —dijo subiendo a su habitación.
—Lo mismo —dije

Llegué a mi habitación, me puse mi cómoda pijama, hice mis necesidades y me acosté. Poco a poco mis parpados fueron pesando hasta que caí en un profundo sueño, no obstante, mientras me quedaba dormida no podía dejar de pensar en lo que tenía que decirme mi madre.

(...)

Ya eran las 8 am, era muy tarde para ir al instituto, me bañe, me vestí, y me arregle, baje a prepararme el desayuno, y vi que mi mama me había hecho el desayuno. ¿Quién es esta mujer? y ¿qué han hecho con mi madre?

—Buenos días Amara —dijo

—Buenos días — sorprendida.

—¿Por qué pones esa cara de sorprendida? —pregunto riendo

—Porque nunca estas aquí, y hace mucho tiempo no me preparas el desayuno —dije obvia

—Amara vamos a ir al instituto, para sacar los papeles, nos vamos a mudar —dijo

—¿Por qué? —pregunte

No es como si me quisiera quedar ni nada de eso, la única persona a la que le importaba ya no estaba, así que no tenía ningún pretexto para quedarme, no tenía nada, ni a nadie quien me quisiera.

—Te acuerdas que tenía algo que decirte—dijo

—Si —dije

—Me han ascenso Amara, todos estos años he trabajado muy duro para conseguir este ascenso y por fin lo conseguí —dijo sonriente

Si supiera las veces que la necesite, cuanto me hizo falta al ir creciendo, se perdió de mi niñez, es la etapa donde un niño necesita más a sus padres, y la perdió solo estar concentrada en su trabajo, espero que este ascenso si valga la pena, porque perdió más de lo que gano.

—Felicidades mama —dije con una sonrisa falsa.

—Desayunemos, nos arreglamos y nos vamos —dijo tomando su taza de café

—Ok —dije mordiendo mi tostada con crema de maní, para luego comerme los huevos y beber la taza de café.

30 minutos después...

Al llegar nadie estaba en la entrada del instituto, había un silencio infinito en esta entrada, era un día nublado y frio, entramos al instituto, mire el pasillo desolado y los casilleros que había en él, las puertas de cada salón estaban cerradas.

Caminamos hasta llegar a la oficina del director.

—Buenos días, estamos aquí para retirar los papeles de mi hija —dijo mi madre

—Claro, sigan —dijo la secretaria

—Amara espérame aquí afuera, mientras hablo con el director —dijo mi mama

—Ok — dije

(...)

—Hija, ¿Por qué no vas y te despides de tus amigos? —dijo mi madre, al regresar de hablar con el director, pude ver que en su mano estaban los papeles.

—Ya lo hice mientras tú estabas firmando y haciendo todos los trámites para sacar los papeles.

Aunque era mentira, no quería despedirme, ¿Para qué me iba a despedir de esos dos? se darían cuenta de que no estoy aquí en 3 o 4 meses, una vez falte al instituto por dos semanas y ellos no notaron mi ausencia.

—¿Nos vamos mama? —pregunte

—Sí, amara —dijo— hija contrate un servicio de mudanza que ya ha empacado todas las cosas, son muy rápidos así que nos vamos ahora —dijo

—¿Ya nos vamos de New york? —pregunte

—Si —respondió

Efectivamente cuando llegamos a la casa ya estaba vacía, los carros de la mudanza ya estaban preparados para irse, veía a mi madre a lo lejos diciéndoles algo, luego se subieron a los carros los conductores y arrancaron.

—Amara nos vamos a Alabama —dijo

Revelándome el nombre de mi nuevo hogar.

Veía por la ventana el camino saliendo de New York. La ciudad que me vio crecer, la ciudad que nunca duerme, en la cual, a pesar de ser una ciudad muy bonita, me trae malos como buenos recuerdos, nada es perfecto es la vida, tienes que luchar lo que quieres y yo desde hace tiempo perdí.

18 Mai 2020 02:13:14 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
Lire le chapitre suivant Capítulo 2

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 3 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!