AA Partager

De caracter dulce

Poco a poco y con el paso de los años me doy cuenta de la cantidad de estúpidos bocazas con los que contamos en España, y digo España porque es donde resido, pero supongo que de igual modo que aquí, allí o allá también los habrá.

Aunque lo pueda parecer no soy de carácter arisco, todo lo contrario, soy un ser muy social al cual le gusta rodearse de personas de una cierta conversación y no de aquellos mono temáticos futboleros o boca chanclas reyes del cuñadismo, estos me duran lo mismo que un caramelo en la puerta de un colegio, me voy o les echo, ambas educadamente y dependiendo de la situación. Unos de los problemas que más veo y qué más me repatea las criadillas, es el de “soy experto en todo, sin estudios de nada y no me ha contratado la NASA porque no quiero, ofertas no me faltan“. Eso te lo dice con el palillo en los dientes mientras escupe saliva al hablar y se rasca los huevos sin miramientos. En serio, lo decía mi abuelo en paz descanse, “una hostia a tiempo quita mucha tontería“. No digo de cebarse y dejar a nadie incosciente que por ganas algunas veces no sería, pero con una hostia tendríamos arreglado miles de problemas.

A colación de lo anterior y desconociendo de dónde es el lector, le digo que en mi país, un cachete o un azote, sin fuerza, de esos que me daba a veces mi madre , que era más de aviso que de hacer daño, puede traer consecuencias muy graves. No me creen, pues no es la primera vez que tengo oido decir a un niño de 7 u 8 años “si me pegas te denuncio”. Lo peor de todo es ver como los padres progresistas sin cerebro (especifico porque de estos últimos también los hay con dos dedos de frente), asiente y con sus santos bemoles gritan, consignan y exigen a los cuatro vientos que los niños deben criarse sin la corrección o con la mínima posible de la autoridad maternal o paternal y lo de poner una mano encima nunca. Aunque tu hijo le arranque las visceras a otro a mordiscos no lo toques, ni lo agarres fuerte, no vaya a ser que por el azote o el agarrón el niño se traume para toda la vida. Eso sí, mientras dan lecciones sus hijos mean fuera del tiesto y no pasa nada porque mi hijo es mejor que el tuyo porque es mio y punto. Esto de los “progres” da para otra entrada, ahora y si me disculpan voy a jugar con mis retoños, que para algo soy un padre autoritario y malvado según algunos mencionados anteriormente.



2 Novembre 2019 14:51:21 0 Rapport Incorporer 1

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~