hye Hye

Hace años que no sé lo que es vivir, las emociones para mí, eran manifestaciones de débiles que se corrompían con los sentimientos de un corazón frágil. Tú hiciste de mi corazón, la perfecta combinación de fragilidad y fortaleza. Me enseñaste a amar, a reír, y a tener un motivo por el que luchar. Hoy ese motivo corre por nuestro jardín y me llama papá... Dijiste que sería suficiente, que estaría bien. Pero no lo es, te necesito a mi lado... Y no lo lograría, no podría, si no fuera porque el invierno llego y con el... Tu...



Romance Todo público.

#invierno #amor #secreto
54
5.1mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Prologo

Entro Julio.

Veo a mi pequeña, aun no la entiendo. Con sus cinco años y una habitación completa de muñecas, prefiere salir al crudo invierno para divertirse en un bulto de hojas secas.

— ¡Papi! — su vocecita hechizada me llama entre tantas hojas secas, caen por sobre de ella, forman una esfera de destellos amarillos a su alrededor.

Le echó un vistazo a mi reloj, aún faltan algunas horas y estoy seguro como se verá su rostro en cuento se entere que no he podido terminarla.

No puedo darle un fin, no puedo ponerle un cierre.

— ¡Papito! — Arruga su frentecita, me ha descubierto, levanto mis manos en señal de perdón, me dedica un beso con su manita y continúa lanzando al aire pequeñas cantidades de hojas al cielo.

Me llevo los pulgares a las presillas de mis jeans, tengo puesto el polo que me regalo cuando cumplimos un año de casados, huelo mi colonia, es su favorita, me siento un adolescente tratando de complacerla.

— ¿Papá? — su manita rosada me tironea de la parte baja de mi polo azul.

Acaricio su cabello, tiene las mejillas sonrosadas y una especie de aire congelado sale de su boquita.

— ¿Papi…?— arruga su frente y me mira molesta.

—Lo siento, princesa. ¿Me decías? — deslizo mis dedos en sus ondas desordenadas, tienen el mismo cabello.

—No estés preocupado…— me sonríe, tiene su pequeño mentón apoyado en mi cadera, parpadea un par de veces, esos luceros brillan más con cada pestañeo que hace.

— ¿Te dejo mi preocupación a ti? — me provoca sonreír ese ligero rubor que ha subido a sus mejillas.

—Ella volverá — me lo declara con determinación.

—Lo sé—

—Recuerda…— hace una pausa en la que me permito empaparme de su belleza; me toma de la mano y los dos miramos al oeste, en dirección al rio.

—Recuerda papito… el invierno siempre la trae a casa…

15 de Abril de 2020 a las 14:26 4 Reporte Insertar Seguir historia
16
Leer el siguiente capítulo Before 2 de julio de 2011

Comenta algo

Publica!
David Vásquez Gallego David Vásquez Gallego
Gran escrito, bases sólidas, y un estilo original, soy nuevo, te invito a pasar por mi perfil y que leas uno de mis cuentos, saludos desde Colombia
April 24, 2020, 04:55

  • Hye Hye
    Muchas gracias por tu comentario, me alegro el día. Ahora me paso por tu perfil. Un abrazo. April 24, 2020, 13:30
Romina Nogueiras Romina Nogueiras
Hola! me gusta como escribes, aun no entiendo mucho de que va tu libro pero le daré una oportunidad ! muy bueno.
April 23, 2020, 03:37

  • Hye Hye
    Hola, gracias por tu comentario, me hace feliz que te guste mi manera de escribir y espero con ansias que Mi Secreto logre conquistarte. April 23, 2020, 12:59
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 23 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión