Á
Ángel Vargas


La Organización de Ciencias Restringidas logran finalmente el viaje por el tiempo; un sin fin de opciones surgen para decidir el destino a analizar. Sin embargo el líder de la operación mantiene un ambicioso plan en secreto, logrando llegar a la etapa egipcia. El grupo de aventureros descubre una versión de la antigua civilización muy distinta de la que conocían, mientras que se va formando una chispa de amor entre dos de los integrantes del grupo. Después de violar las reglas, son testigos de un fenómeno sobrenatural que los deja boquiabierta, despertando en ellos la ambición y misterio. Creando así una división del grupo y generando enemigos temporales que ponen en peligro su propia vida y el curso de la humanidad... dejando como final: ¿El triunfo de la ambición?


Fanfiction No para niños menores de 13.
0
777 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

EL INICIO DEL CAOS

Era ya el año 2053, el destino de la humanidad era distinto al que se esperaba. Todo había cambiado. El mundo estaba en su máximo esplendor, los problemas ambientales ya no eran considerados como tal, el gobierno se unió en uno mismo, por lo que la economía era fija y creciente. Pero el hombre luchaba por una ambición; por una vanidad que arriesgaba su propia existencia, pero eso, parecía no importarle hasta que...

Por fin lo habían logrado, después de tanto tiempo, trabajo e investigación lo tenían. Los viajes atreves del tiempo ya eran posibles, y a diferencia de los viajes al futuro, ahora podían volver al pasado.

El director de proyectos de la Organización de Ciencias Restringidas (ORS) por sus siglas en inglés, anunció al personal la gran noticia en una conferencia especial.

El director se dirigió a los líderes anunciando:

-Buenos días, primero que nada. Hay nuevas noticias para la comunidad. Quiero ser yo el que las informe lo antes posible; es un orgullo para nosotros haber podido desarrollar tan importante avance en la historia de la humanidad. Hemos trabajado en este proyecto por muchos años, comenzamos a la mitad de los años dosmil-treinta y después de más de 20 años y gracias a las distintas aportaciones teóricas como: Gravitational theory of wormholes, gravity of the dimensional bridges; la teoría de la relatividad, impuesta hace ya tiempo; entre muchas más recientes como las mencionadas. Hoy podemos asegurar que todo ese trabajo ha rendido fruto, y no fue en vano.

Lo que se consideraba ficción, hoy es realidad. Esto abrirá puertas a nuevos descubrimientos que podremos analizar en presencia. Claro que hay riesgos, muchos a decir verdad... pero riesgo que decidimos unánimemente enfrentar con responsabilidad.

Ahora bien, esto no lo sabe el mundo, y así es mejor, nadie debe saberlo. Nadie. si están escuchando esto es porque son los más adecuados para trabajar en ello, así como lo más aptos para recibirlo, si alguien más se entera... Si la población logra enterarse habría un caos por saber más, y no se detendrían hasta obtenerlo. Somos uno solo, no hay más. No se trata de ellos, sino de nosotros y nuestros planes y avances. Hemos aprendido a guardar secretos, no perdamos la costumbre.

Comenzaremos la operación hacia al pasado, trataremos de estudiar los secretos del antiguo Egipto, el líder a cargo será nuestro colega y quien fue clave para este acontecimiento, Lennar.

¿Quién mejor que él para este trabajo? De hecho, Lennar fue quien propuso la etapa egipcia para su respectivo estudio.

Y bien, la expedición será realizada próximamente... Gracias por su honorable asistencia, estaremos conectados.

Semanas después, todo estaba listo. Habían experimentado con objetos, y captado imágenes del viaje; todo normal. Al parecer nada resultaba peligroso. El equipo de excursión, ya había sido notificado.

Una noche cercana al gran día , Lennar realizó una cena especial en la que invitó a todos los integrantes: Matt, Dina, Thomas y Bruce. Todo marchó bien esa noche, rieron y contaron parte de sus vidas; desde que llegaron ala Organización nunca habían charlado tan profundo, lo común solo era intercambiar datos. Pero esa cena no era para hablar sobre el trabajo, más bien era una despedida.

-Bien, fue una cena espectacular -anunció Lennar mientras se levantaba- no había hecho esto desde ya hace mucho tiempo, hay que socializar más. Un honor trabajar con ustedes y haber compartido ésta cena con todos. En fin, mañana nos espera un día atareado lleno de pruebas y arreglos. Pasado mañana será el gran día, ¿Pueden creer que seremos los primeros hombres en romper el espacio-tiempo y viajar al pasado? ¡AL PASADO! Ya han viajado al futuro, pero nunca al pasado. "Quien lo diría, un viejo de 48 años viajando al pasado, puff"- añadió mientras se salia del recinto.

Reinó el silencio por unos segundos. Todos intercambiaron miradas entre sí.

-Chido el cotorreo- Dijo Bruce mientras se apoyaba en la silla para incorporarse. Al instante todos hicieron lo mismo imitándolo. Se saludaron y cada uno se dirigió a su pequeño dormitorio.


Eran las 22:32 pm exactamente y Matt se hallaba en su cámara arreglando sus pertenencias que usaría para el viaje. Se detuvo, recordó a Dina. Sonrió, ese día había estado tan cerca de ella, aunque no mantenían mucha comunicación, parecía que estaba enamorado, ¿Era posible?, ¿Era posible enamorase de alguien con quien no mantenía una relación ni amistosa? Su lógica le decía que no. O quizá sí. No lo sabía, esas preguntas comúnmente las evadía; pero algo era seguro, siempre que pensaba en ella era menos productivo. O hacía dos cosas, hablaba con ella, o se resistía de nueva cuenta.

-Al carajo, quizá no haya otra oportunidad en el futuro, ¿o en el pasado?.- Pensó y volteó. Sus recamaras estaban una frente a la otra, separadas por unos 2 metros de distancia entre una puerta y otra.

Ambas estaban abiertas, y al final del estrecho pasillo estaba su cama, y de espaldas estaba ella, con su cabello recogido, parecía que doblaba algo y lo introducía en Gravedbol.

Aún de espaldas no perdía esa perfección, los ojos de Matt comenzaron desviarse hacia donde no debían, en cuento lo notó, cambió su mirada nuevamente y sacudió su cabeza. Continuó contemplándola y después de unos segundos se convenció a sí mismo y se dirigió a ella. Tocó la pared de metal, el sonido apenas se percibió. Al verlo, ella sonrió.

-Hola- Dijo Matt

Heey! - Respondió Dina -¿Qué haces por acá?-

-Mmh, vine a saludar. Mañana será difícil hacerlo, tú sabes, tenemos que arreglar todo para el viaje y eso.-

-Sí... Parece que te agradó la idea de socializar más. ¿Sabes?, no comparto ese pensamiento. Es decir, tengo mis propios planes, y socializar solo retrasa mi trabajo. Pero de vez en cuando, no está mal. Como hoy, por ejemplo.-

-Vaya... Te iba a... Bueno, en fin. ¿Nerviosa?-

-¿Por qué habría de estarlo?-Sonrió levemente y volvió a lo suyo- Más bien,-añadió- emocionada. Aún no me lo creo.-

-Ni yo... Pero ya solo falta un día-.

-Sí... ¿Sabes? Ya es tarde, debemos descansar bien. Te deseo la mejor de las suertes, como dijiste, mañana será un día pesado y aún debo de terminar de guardar... y supongo que tú igual por lo que veo. -miró hacía el cuarto de Matt. La indirecta era obvia. Dina no estaba muy dispuesta a crear lazos amistosos.

-Lo siento, de verdad. No era mi intención...

-Ohh no, no; no tienes nada que preocuparte -sus ojos se clavaron en los de Matt, brillaban como nunca.- No has hecho nada. Sé que tenías buenas intenciones...- fue lo último que recordaba.

No supo como volvió, de repente estaba en su recamara. Parecía que había sido hipnotizado por sus palabras. Después de reaccionar se sintió algo decepcionado, ella era dulce y amarga. "Agridulce", Pensó mientras se le dibujaba una sonrisa en su rostro. Sacudió la cabeza, aún tenía pendientes, no había tiempo de ponerse estúpido. "Era un adulto maduro, capaz de auto regularse".



8 de Abril de 2020 a las 06:26 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo CAPITULO 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión