E
Eduardo Saeta


Tomando como disparador las instrucciones para llorar de Julio Cortazar, con el debido respeto, y las imágenes que se ven a diario como consecuencia de la cuarentena me permití escribir mis instrucciones para llorar en cuarentena.


Historias de vida Todo público.

#llorar #instrucciones #cuento #quedatencasa #historiasdecuarentena
Cuento corto
1
1.3mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Instrucciones para llorar (en cuarentena)

Lloremos de una vez. Lo invito a llorar. Yo lo ayudaré. Sé que no es el momento, pero déjese llevar, su cuerpo se lo pide, lo veo en sus ojos, es su deseo. Hay una razón que lo obliga a tragarse esa primera lágrima, esa primera lágrima que desencadenaría lo inevitable. Las horas de llanto aferrado a las sábanas de la cama, gritando con la boca contra la almohada. Desahogándose hasta el fondo. Si aún insiste en no dejarse llevar lo ayudaré, lo ayudaré con algunas ideas, algunas imágenes probables o improbables.

Imagine. Imagine conmigo. Imagine una plaza de juegos vacía, no solo vacía sino rodeada de esas cintas de peligro roja y blanca. Entiendo que dicha imagen no es lo suficientemente fuerte. No me rendiré fácilmente. Imagine. Imagine conmigo, una casa, una familia dentro de esa casa, una familia confinada al encierro, una familia entregada al miedo, una familia que relegó su libertad, una familia sin caricias, sin abrazos, sin besos de la buenas noches ni en la frente. No lo puedo convencer, lo sé, usted es una persona difícil, un terco, un duro. Pero sé que llegaré al punto de quiebre. Imagine, imagine conmigo, imagine que un abuelo muere solo en el hospital, imagine que nadie le sostendrá su mano en el último suspiro, imagine que se cierran sus ojos y solo puede ver la cara de su compañero de cuarto, que asiente con la cabeza como dándole permiso, permiso para entregarse. Imagine amigo mío que una persona en el pasillo del hospital se alegra de la muerte nueva, no se alegra por la muerte en sí, sino simplemente porque se libera un respirador. Dígame compañero, dígame si no era mejor llorar con la imagen del parque, dígame si no. No puedo negar que lo noto conmovido. Creo que es el momento de sacar mi as de la manga. Imagine, imagine conmigo, imagine que hay un doctor en una habitación, en una habitación de un hospital, de un hospital en una ciudad, de una ciudad en un país, que en este momento, en este preciso momento esta decidiendo a quién le toca vivir y a quién le toca morir. Dígame, ¿no le da ganas de llorar? Pues a mí sí.


30 de Marzo de 2020 a las 19:30 8 Reporte Insertar 4
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
Iván Selbor Iván Selbor
Increíble. Ese llamado a imaginar las tragedias, a modo de leitmotiv, es perfecto. Y no se hizo difícil ponerse a pensar en todo. Voy leyendo el resto de sus escritos... creo que me topé con un gran escritor. Espero nos sigamos leyendo. Abrazo grande
Is Bel Is Bel
Muy bueno y tan real...Aunque personalmente necesito relatos que me hagan dejar de llorar.

  • E S Eduardo Saeta
    Muchas gracias por el comentario. Te cuento que es un buen disparador. Su comentario me hizo pensar en escribir unas Instrucciones para dejar de llorar. Veré si me sale algo lindo. Saludos. 2 weeks ago
  • E S Eduardo Saeta
    Aquí he propuesto el reto en base a su disparador: https://getinkspired.com/es/communities/cuentos-y-microrrelatos-11/6643 2 weeks ago
Ivan Ramirez Ivan Ramirez
Buen trabajo.

Maga Vitae Maga Vitae
Es un gran homenaje a tan querido autor, muchas gracias por compartirlo. Sólo una pequeña apreciación, en la última parte, donde dices: “Dígame compañero, dígame, si no era mejor (aquí sobra un mejor o falta una coma) llorar con la imagen del parque, dígame si no (va separado).
April 21, 2020, 17:18

  • E S Eduardo Saeta
    Muchas gracias por la opinión. Me alegro que haya gustado, pero sobre todo agradezco la sugerencia de mejora. Esos son los comentarios que no solo mejoran el texto sino nos convierten en mejores escritores. Muchas gracias! April 23, 2020, 12:37
~