¡Nuevo concurso de escritura disponible! #UnMundoParalelo. Leer más.
Cuento corto
0
1.0mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Cuarentena en La Neblina

-La avioneta aterriza suavemente en la pista Tama Tama y al llegar a la comunidad indígena nos encontramos que todas churuatas se encontraba solas no había ni un alma todo desolado.

-A donde se fueron todos hasta los indios se fueron.

-Con razón dice: Julián el piloto, nadie nos respondió a los llamados que le hicimos sin no hay ni operador de la torre de control.

-¿Que estará pasando?

-Si en enero despegamos de acá a la pista del Pico La Neblina del Parque Nacional Sierra de la Neblina en el Amazonas venezolano frontera con Brasil y no había pasado nada y ahora que salimos de la selva para civilización no encontramos a nadie.

¿A dónde se fue la gente se preguntaba?

-Si ni indios hay que siempre que llega una avioneta se acercan para que uno de regale cosas, golosinas y cigarros que raro esto.

-Así pasamos todo el día en el pista a duras penas logramos reabastecer combustible la avioneta y llenar varios bidones de gasolina que montamos en la aeronave como precaución ya que nos daba mala espina esta situación.

-Julián subió a la torre de control y no se pudo comunicar con nadie no había electricidad los equipos estaban todos apagados ni encontró información de nada tan solo vio los reportes de los últimos vuelos había sido a finales de febrero y un notan que decía “Urgente todos abandonen de inmediato la zona y protéjanse según normativas de pandemia”, no habían mas reportes escritos de operaciones aéreas, la torre estaba con todo en su sitio ordenado pero totalmente abandonada.

-Llego muy angustiado trayéndome el papel del notan y me dijo:

-¿Qué significa esto?

-Pues más asombrado estaba yo con la soledad que existía y ahora mucho más con lo del notan.

-Bueno hagamos una cosa recorramos la comunidad a ver a quien encontramos pasamos todo el día y nadie.

-Llego la noche con una luna llena y la comunidad se veía fantasmal solo se escuchaban los ruidos de los animales, ante esto optamos recoger comida enlatados y bebidas refrescos, nos fuimos a refugiar a la torre de control bien alta que nos daba seguridad al no saber que pasaba, la noche fue de insomnio elucubrando que había pasado eso de pandemia le decía es una enfermedad de peste, conjeturas teníamos muchas.

-Julián exclamo de nuevo. -Será que lanzaron alguna bomba de esa mata gente pero no animales.

-No sé.

-Pero tiene algo de sentido me dije para mis adentros.

-Al amanecer con un sol radiante y despejado con visibilidad de 20 Kilómetros.

-¿Ahora qué hacemos? -Dijo Julián.

-Bueno veamos volemos al norte hacia la civilización y en el aire llamamos veremos qué torre de pista nos responde tenemos autonomía para 6 horas con los tanques full aparte de los bidones que llevamos nos dan otras horas extras tan solo tenemos que aterrizar y reabastecer de nuevo.

-Así pasamos vertical varias pistas y aeropuertos llamando y nadie respondía.

-Por ultimo ¿Cuánto combustible nos queda?

-Reviso para una hora. -Ok aterrizamos allá en Canaima en esa pista del campamento turístico reabastecemos y buscamos información.

-Aterrizando sin que nadie nos respondiera a los llamados de radio. -No más al estar en tierra fuimos a la torre de control.

-Y allí abandonado al igual que el campamento tan solo que esta vez habían periódicos que referían una noticia de declaración de la OMS de advertencia mundial sobre una pandemia a la que llamaban coronavirus.

-Ya con esta información se nos aclaró la situación que vivíamos.

-Pero que es eso del coronavirus conteste.

-No sé yo solo soy piloto y por primera vez en mi vida escuche esa palabra coronavirus.

.- Fuimos a todas partes en el campamento totalmente abandonado es más habían animales ya como huéspedes alojados en las habitaciones del hotel.

-Acá habían más suministros de comida y encontramos un radio de batería y corriente de esos de tubo analógicos de varias bandas lo encendimos en la banda de 60 metros y ya que se aproximaba la noche empezamos a sintonizar algunas emisoras unas en inglés otras en francés, portugués hasta que por fin una en español que es ese momento daba un parte de noticias y la confirmación de miles de personas contaminadas y otras miles fallecidas, no salíamos del asombro. -Ahora que hacemos.

-Pues nada escuchar lo que dicen al final del reporte de noticias el locutor indico que tenía que hacerse súper estricto cuarentena, usar guantes poner tapabocas no tocar con las manos nada porque el virus es muy contagioso permanecía en el aire y en objetos que era muy virulento ya que había mutado del originario de Wuthan, China, tener contacto con personas era muy peligroso pues podían ser agentes asintomáticos portadores de la enfermedad.

-Me dije para mis adentros a buena hora se nos ocurrió regresar a la civilización si nuestra misión era permanecer 6 meses en la selva creo que mejor recojamos todo lo que podamos que nos pueda servir llevar todo el combustible que el avión pueda cargar, todas las medicinas, comida que encontramos hacer de nuevo escala en la primera pista hacer de nuevo lo mismo reabastecer combustible y volar a nuestro campamento en La Neblina allá por lo menos no llegara el virus solo se llega en avioneta y creo que estaremos dijo jocosamente Julián como Robinson Crusoe y Viernes como en una isla desierta.

-Esperamos a ver qué pasa podemos regresar dentro de seis meses nuevamente a ver que hay.

-¿Y si pasan varios años eso de la pandemia?

-Bueno por lo menos no somos los únicos en La Neblina allí hay varios mineros, mujeres, indígenas hasta un cura misionero tenemos y con la radio nos enteramos como está el mundo a lo mejor pasamos varios años aislados veremos lo que dispone Dios.

Ya la mañana siguiente partimos hacia La Neblina a una cuarentena sin fin.

#historiasdecuarentena y #quedateencasa

27 de Marzo de 2020 a las 21:15 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Más historias

Hecha a la medida Hecha a la medida
LOS SUPERSÓNICOS LOS SUPERSÓNICOS
GENOVEVA GENOVEVA