fixloose1584381411 sonia

Aparecen. Desaparecen. Aparecen. Desaparecen. Abre los ojos. Aquí están. Están.


Ciencia ficción Todo público.

#2020 #misterio #381
2
1.3mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los miércoles
tiempo de lectura
AA Compartir

01

-Feliz cumpleaños, Sonia.

Dijo la pequeña que se acababa de sentar en su cama. Sonrió al notar como entre sus manos agarraba una pequeña caja, junto a un envoltorio mal fabricado. Apenas tenía 6 años esa dulce niña que podía llamar como enana de jardín. Sin apartar la vista de ella, tomó en sus manos esa caja abriéndola al instante. No pudo contener la emoción. En ella había una fotografía, algo antigua pero que en ella aparecía una pequeña Sonia juntos eran la primera generación de la Orden, y ahí estaba, con apenas 7 años, bajo los brazos de Amy. Dios resguarde su alma.

Un golpe le sacó de su memoria de recuerdos. Ambas giraron su rostro hacia la puerta dejando de ver a uno de los guardias en ella.

-Kru, te espera.

Quedó por unos momentos en silencio, asimilando, no esperaba que fuera tan pronto. Asintió con su rostro, haciendo que aquel hombre se retirara. Suspiró, volviendo a guardar aquella foto dentro de la caja para luego posteriormente cerrarla. Fijó su mirada en la pequeña, esta vez algo cristalizada, debido a las lágrimas que amenazaban con salir.

-Eres increíble, enana. -Mostró su sonrisa más sincera acariciando suavemente la cara de está. Tomó un último suspiro antes de poder salir de aquella habitación, su refugio durante 11 años.

⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀*****

-Nunca pensé que acabaría llegando este día y parece ser que mis deseos nunca acaban cumpliéndose. Feliz cumpleaños, Sonia.

Se encontraba frente al hombre que ahora dirigía todo el patriarcal de la Orden. Por así decirlo, el ocupante más importante. Su postura se mantenía firme frente a la mesa presidencial y dos guardias a ambos lados del hombre que ocupaba la silla principal. Asintió con su rostro, bajando su mirada para luego fijarla en él, por agradecimiento. Sus manos se encontraban tras su espalda, como signo de respeto y educación. Y sus oídos, atentos a escuchar las palabras que ella tanto ansiaba de él.

-Fuiste la más pequeña de tu generación, en llegar a convivir aquí y aún después de 11 años, sigues aquí. -Sus palabras iban navegando por su cabeza a la vez que aquel hombre las pronunciaba. No dejaba de observar cada uno de sus movimientos. Se levantó, empezando a andar por la sala, hasta llegar a una cuadro especifico, ya que aquella sala se encontraba decorada de varios de esos. Suspiró a la vez que meneaba su cabeza, intentando no alterarse, al ver por dónde se dirigía con sus pasos.

-Fue especial esa época, según los escritos que se mantienen y por lo que tú has podido contar. Lastima que no estuviera ahí por ese entonces. Pero te recuerdo igualmente, peleona desde pequeña y por no mencionar, las miles de trastadas de alguien tan rebelde como tú. -Se quedó ante aquel cuadro, el cual resguardaba el símbolo de la Primera Generación de la Orden. Cada año iba cambiando, a la vez que el mandato de este lugar y guardando, quedándose como un recuerdo y una victoria.- Y aunque es verdad que las reglas aun se siguen manteniendo y con ello, el derecho de libertad a todos aquellos mayores de edad que lo deseen..

Sus pasos esta vez se dirigían a Sonia, con la misma lentitud que una tortuga. Cogió ella misma aire, manteniendo su firmeza desde el primer segundo. Aun aguantaba. Kru, se posicionó delante de ella, fijando su mirada grisácea en los ojos de una chica que acababa de cumplir esa mayoría de edad.

-Sé que estás aquí ahora mismo por eso. Soy ahora mismo el responsable de este lugar y por lo que tengo previsto, lo voy a ser durante bastante tiempo -Susurró esas palabras. La respiración de Sonia comenzaba a alterarse más de lo normal.- Por lo que las cosas están empezando a cambiar. No vas a salir de aquí.

-¿Qué?

-¡Lleváosla!

-¡Kru, no!

Sus gritos sirvieron en vano ya que al instante notó como dos hombres la sujetaban de sus brazos, arrastrando hacia atrás. Sus fuerzas eran insuficientes contra ellos dos. Solo se podía escuchar pataleos y gritos de una lucha fallida. El impacto con el suelo y el golpe de una puerta cerrarse la dejaron por unos segundos quieta en el suelo.

-¡No, joder! -Se levantó rápido comenzando a aporrear la puerta. Algo que no serviría de nada, ya que ahora mismo, se encontraba prisionera.

⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀--------

¡Hola, hola! Aquí va una pequeña introducción, (más que nada para poder subir algo). Ya que me gusta saber la opinión de la gente ante mis escritos y las historias que cuento.

Por lo que agradecería que todo aquella persona que haya llegado a leer esto y quiera más, se manifieste, ya que eso impulsa a la imaginación y a la inspiración de cualquier escritor/escritora para seguir creando.

16 de Marzo de 2020 a las 18:10 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo 02

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas