1566617928 Francisco Rivera

Personaje centrado en los más insospechados ambientes con los que suele tener o guardar las apariencias, tanto ajenas como propias...


Acción Todo público.
4
2.2mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

En un momento como este...

Hola. Estoy aquí, en el momento del día. Me encuentro en espera de hacer la historia del suceso que a continuación ofreceré. No se inquieten por la forma en que este relato me presente en cuanto soy...

Como ustedes deben de saber, mi historia inicia en una mañana, mientras terminaba de secarme el cuerpo. Escuchaba un grito de mujer reclamando a alguien que la dejase en paz. Casi al concluir de vestirme, peinaba los escasos cabellos aún contenidos en el mechón de la frente.

Tales gritos continuaban sacudiendo mi falta de sueño de la noche anterior; ahora no era necesario vigilar los pasos que iban desde el descanso del escalón del primer piso hasta el fondo del pasillo donde se encontraba el cuarto de pernocta ocupado por circunstancias ajenas a los huéspedes de paso, tanto entrantes como salientes.

Las catorce habitaciones que formaban el mediano rectángulo estelar resonaban desde los tacones gastados de las damiselas de compañía de furtivos amantes o de esposos frustrados que requerían compañías de pago por tarifa horaria.

Acababa de colocar sobre mis costillas las cintas, cruzando luego los omoplatos con el par de pistolas de bolsillo; asegurando la dotación de cartucheras adaptadas sobre los antebrazos, por si fuera necesario emplear balas expansivas que toda circunstancia requiriera sólo para saltar la tranca ante algún caso inesperado.

Cierta inacción en horas sucedidas de la madrugada me habían expuesto a un estado de sopor insoportable; acostumbrado a la agitación acompasada de piernas, brazos, manos y cuerpo, decidí restregar las fosas nasales ahí, donde los decibeles de una voz humana de mujer suplicaba, ahora, que la dejaran sin más, le hicieran lo que le hicieran...

Ante tal invitación a la acción ajena, decidí salir de la habitación y compensar mi tedio con lo que de seguro daría gusto a mi estresado estado de salud corporal... Ahora, a la conquista de una porción de terror humano, ante la vagancia de la dama muerte y el reducido infierno que ardía en esa Troya ajena a mi voluntad inquisitiva y entrometida de un momento como este...

16 de Marzo de 2020 a las 02:11 3 Reporte Insertar 5
Leer el siguiente capítulo Estando en el lugar preferente pero equivocado...

Comenta algo

Publica!
Ivan Ramirez Ivan Ramirez
Tengo que leer pero buena portada.
CR Cesar Reyes
BIEN
April 27, 2020, 02:45
Francisco Rivera Francisco Rivera
Acción en primer grado, casi sin sentir dentro de lo que puede ocurrir en un momento como este...
March 16, 2020, 02:06
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 9 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión