zuspect ZPT

Segundo Volumen de "Soy el Villano". Luego del mensaje a nivel mundial por parte del vicepresidente de Golden Heroic, el mundo está por cambiar y estos cambios los veremos desde el punto de vista del protagonista, el cual tiene la misión de conseguir compañeros, ya que, la situación es crítica.


Fantasía Épico Todo público. © ZuspecT

#sobrenatural #misterio #viaje #historia #muerte #fantasía #aventura #poderes #anime #sangre #peleas #villano
19
5.3mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Una Compañera del Pasado

Cuando estaba afuera de la base, pude ver que las casas alrededor de la montaña estaban con las luces encendidas, todas y cada una de ellas.


«Luego de ese mensaje, todos irán a actualizar su rango, puede que algunos logren entrar a ese edificio, y seguramente aseguren su vida con lo que recibirán de dinero».


Empecé a bajar la montaña lentamente, por si había personas esperando a que alguien saliera de la base.


«Lo que ese tipo dijo en pocas palabras es... que nos tiene acorralados y saben la ubicación de cada grupo, debo ir con cuidado».


En lo que bajaba de la montaña, pude ver que había una gran fila para entrar a la catedral.


«Pareciera que están todas las personas en esa fila, obviando a los ancianos y a los menores de veinte».


Había personas que no entraban a la fila porque sabían que no tenían lo necesario y algunos entraban a la fila para probar suerte.


Pero algo quedaba bien en claro, todos estaban muy curiosos de ver su nuevo rango.


«Ahora que lo pienso... ¿cómo harán los rangos "S"?, solo conozco a dos y creo que son los únicos del país, la jefa y Velo; en el caso de la jefa, mandó a Frania a investigar, por lo que, no creo que tenga problemas; ¿Velo hará lo mismo o tendrá una esfera para medir su rango para si mismo?».


Las esferas para medir el rango fueron hechas por un rango "S" en el pasado, que tenía el poder de crear todo lo que imaginaba, solo se mostró una vez en el mundo hace unos doscientos años y dejó un total de cinco mil esferas.


Dejé de pensar en eso y me centré en mi objetivo.


«Si busco a una persona que tenga mis ideales... no... eso no va a funcionar... puede haber algunas personas en este país con mis ideales, pero... no me van a seguir solo por tener los mismos ideales, sería arriesgado; incluso algo muy sospechoso si me dijera que si quiere unirse a mí».


Me senté en la tierra mientras pensaba.


«Esclavos... hace unos años descubrí que se pueden comprar esclavos en este país, pero una vez les quitas las cadenas pueden hacer lo que quieran y no están forzados a seguirte... no sirve».


Me empecé a rascar la cabeza en busca de una idea.


«Forzar a alguien mediante el miedo... suena bien, pero hacer que haga lo que quiera por miedo va a resultar tedioso, en algún momento tratará de escaparse y me traicionará... no sé que hacer...».


Me levanté y empecé a caminar, llegué a las calles de la ciudad y las personas iban de un lugar a otro, algunas se quedaban en sus casas y miraban todo lo que estaba ocurriendo.


Habían reporteros por todas partes de la ciudad informando sobre lo que ocasionó el mensaje, las personas corrían para sacar el mayor provecho a sus respectivos trabajos, ya que, la fila iba a demorar, entonces empezaron a vender sillas y comida.


—¡Vendemos sopa!


—¡¿Quién quiere alguna silla?!


—¡Por aquí hay bebidas!


—¡Una silla te compro!


—¡Quiero alguna bebida!


La ciudad estaba repleta de personas, había mucho ruido.


Alcé mi mirada hacia la catedral, y me pregunté. «¿Cómo hicieron para actualizar todas las esferas de cristal?».


Empecé a escuchar un gran ruido de las afuera de la ciudad, subí la montaña para ver lo que era y observé varias antorchas. «Así que incluso las personas que viven afuera de la ciudad quiere saber su nuevo rango».


El tener un nuevo rango significaba que puedes tener una mejor oportunidad en la vida si es un rango mayor al que tenías, todo dependía de tu poder y el como lo usas.


La fila no estaba avanzando nada y después de observar bien, descubrí el porqué.


«Hay dos personas en la entrada de la catedral... al parecer hay otro más detrás de ellos que le está haciendo algo a la esfera de cristal, intuyo que actualizando con los nuevos rangos».


Me alejé un poco de toda la conmoción y de reojo pude ver a una persona conocida. «¿Papá?».


Había visto a mi padre, que a pesar de tener un buen trabajo, quería probar suerte y a lo mejor podía entrar a ese edificio.


«Tienes el poder de absorber la electricidad de todo tipo de máquinas, pero nunca te vi pelear; ¿mamá estará por aquí?».


Luego de pensarlo mucho, finalmente hallé una respuesta.


Una sonrisa se dibujó en mi rostro. «¡Claro! ya sé quién me va a seguir sin poner resistencia y es de confianza», empecé a correr en un dirección.


Hace un tiempo había una compañera con la que me juntaba en las clases para hacer los trabajos en grupo, siempre que la veía tenía una sonrisa en su rostro, pero algo estaba mal, lo podía sentir.


El como lo descubrí fue algo complicado, una vez fui a devolverle un cuaderno prestado a su casa, al tocar su puerta, nadie respondía, toqué una y otra vez, pero no había respuesta.


Fue entonces cuando decidí dar un vistazo por las ventanas de la casa y pude ver a una pareja viendo a la que era mi compañera.


Ambos estaban desnudos mientras la miraban, y tenían varias cicatrices en sus espaldas; ella estaba con una mirada vacía y sin la sonrisa con la cual siempre la veía.


Aquel día descubrí mi verdadera naturaleza, solo que lo suprimí hasta cuando exploté con el asesinato.


La pareja, al parecer eran los padres de ella, y tenían una sonrisa en su rostro, ya que, planeaban matarla.


Le cortaron las venas de las manos, pero la vendaron para que no muriera, la colgaron con una soga al rededor de su cuello, pero la bajaron para que no muera... la intentaron ahogar, pero la sacaron del agua para que no muriera.


Ellos querían matarla, pero querían hacerla sufrir antes que eso sucediera, los padres eran unos completos psicópatas.


Pero yo al ver todo eso, no estaba enojado, ni asqueado por lo que veía, estaba disfrutando.


Desde aquel día, ella nunca volvió al instituto, y yo sabía el porqué, la habían encerrado en el sótano y la dieron por desaparecida, cubrieron la puerta del sótano con cemento para que la puerta no existiera.


«¡Ella es! ¡Debo encontrarla!», estaba totalmente seguro, ya que, luego de todo lo que le hicieron, ella misma se intentó suicidar, pero sus padres no le dejaron, fue entonces cuando la escuché murmurar. —Alguien...


Había llegado a su casa, y abrí la puerta de una patada, rompiéndola.


La pareja que vi en aquella ocasión estaban alistando unos látigos.


—¡¿T-Tú quién eres?!— Me dijo el padre.


Al mirarle sonreí, salté encima de él y le empecé a golpear en el rostro.


La madre, estaba preparando su poder, al parecer, podía crear serpientes.


—¡Perfecto para una torturadora!


Las serpientes me miraron y se lanzaron hacia mi rostro, yo actué rápidamente y agarré la cabeza del padre para hacer que las serpientes lo mordieran, y así fue.


Las serpientes mordieron sus ojos, sus mejillas y su barbilla.


La mujer asustada empezó a buscar algo con lo que atacarme.


«Así que no puede crear más», caminé lentamente hacia la madre y la agarré de la cabeza, para luego arrastrarla de su cabello por el piso de la casa.


La razón de que yo tenga más fuerza que el padre fue debido a que rodeé el aura de mi poder en mis manos, algo que ellos no sabían hacer.


El padre había muerto por todo el veneno que había recibido, las serpientes empezaron a rodear su cuerpo con sus estirados cuerpos.


Arrastré a la madre hacia una pared, la cual estaba al lado de un pico. «Así que todavía no lo abren».


La madre estaba en lágrimas mientras me miraba horrorizada. —Te daré lo que quieras, solo déjame ir, incluso puedes violarme— Me dijo con una sonrisa forzada.


«Pero tu te lo buscaste, eres un estorbo para lograr mi objetivo», no la quería matar, quería hacerlo frente a ella.


Empecé a romper la pared de cemento, que parece ser que siempre lo sellaban, el pico estaba muy desgastado, tardé diez minutos en romper la pared con el pico, mientras sostenía el cabello de la madre.


Empecé a buscar en la cocina un cuchillo.


—Este servirá.


La madre empezó a orinarse mientras me veía. —¿Q-Q-Qué planeas hacer con eso?


La ignoré y la seguí arrastrando, abrí la puerta del sótano, había sangre en las escaleras, en las paredes y todo estaba totalmente oscuro.


Había una pequeña jaula al fondo, había una chica indefensa y totalmente desnuda.


Al acercarme la miré y estaba totalmente maltratada, tenía cortes por todos lados.


—¿Me recuerdas?


Ella alzó la mirada y pude observar sus ojos, estaban totalmente llenos de sangre.


Miré a un lado y había una rata muerta en un plato, y lo que pareciera ser orina en otro.


—Así que eso comes, bueno al menos tienes algo para comer.


Ella empezaba a reaccionar una vez me vio detenidamente.


—J-Jhon...


—Oh, así que me recuerdas, ha pasado un tiempo.


Intentó tocar mi rostro con sus manos delgadas, pero no lograba tocar ni mis zapatos estando en esa jaula.


—Solo espera un poco.


Miré a la madre y ella estaba atemorizada. —¿Dónde están las llaves?


—N-N-N-No hay llaves.


«Usaré mi poder para romper el candado...».


Me agaché y la miré. —Tengo un regalo para ti.


Le mostré a su madre mientras la agarraba de su cabello.


—¡Sorpresa!— Le dije con una sonrisa, mientras cortaba el cuello de su madre en frente de ella.


Ella empezaba a llorar mientras soltaba una leve sonrisa.


—Bueno es hora de... ¿uh?


Abrí la jaula convirtiendo en polvo el candado y mientras ella tocaba mi rostro, yo tocaba el de ella, pero porque había algo raro.


Un mechón de su cabello estaba tapando un ojo, al apartar ese mechón con mis dedos, pude ver que no había el ojo que debería estar ahí.


—Así que no tienes ojo... «¿Uh? esa no es la única sorpresa». Había una cola que estaba moviéndose en el piso.


Y al arrastrar parte de su cabello pude ver unas orejas de gato.


—Eres de las que se puede transformar, servirá.


Algunos poderes te permiten transformarte en otros animales, y algunos nacen ya con características de estos animales, pero normalmente lo ocultan.


Ella al tenerme muy de cerca, me empezó a abrazar y a llorar en mi hombro.


—No me dejes...


La abracé y empecé a sonreír al saber que había conseguido a alguien que me siguiera. —Tranquila. «Ahora me perteneces».

14 de Marzo de 2020 a las 19:39 4 Reporte Insertar Seguir historia
7
Leer el siguiente capítulo Peligrosamente Positiva

Comenta algo

Publica!
Josué Tecce Josué Tecce
Bueno, para empezar lo mas notable en esta historia es el llamativo worldbuilding orientado a un mundo de rol. No es algo que no se haya hecho antes, pero eso no significa que no pueda llegar a ser interesante, no está mal tomar una idea de otra persona si esta se emplea de manera diferente. Ahora, el problema real radica en la edición del capitulo. Puede notarse una evidente falta de recursos narrativos; las palabras se repiten, el sufijo "mente" abunda demasiado en algunos tramos, llegando a ser molesto y confuso. Otro tema a resaltar es la inexistencia de los puntos-seguido. Un punto y aparte debe ser utilizado para finalizar un párrafo, el utilizar este recurso de mala manera solo conseguirá atontar la historia y confundir al lector porque será mucho mas difícil comprender cuando ocurre un cambio de escena o se termina de hablar de algún tema en especifico. Estos inconvenientes hacen que deba darle a la historia una calificación de 3/5, sin embargo, es una historia que promete y por eso mismo, estaré atento a nuevas actualizaciones.
March 18, 2020, 14:23

  • ZPT ZPT
    Gracias ;) Todavía no soy un escritor totalmente experimentado y estas críticas me sirven mucho para mejorar. Nuevamente ¡Gracias! March 18, 2020, 16:20
JO Jorge Osorio
A empezado una nueva familia. Te respeto y te admiro, sigue adelante con esta excelente historia.
March 16, 2020, 04:11

  • ZPT ZPT
    Gracias :) Espero que estés bien junto a tu familia por el tema del coronavirus. March 16, 2020, 14:55
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 19 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión