HIJA DE LA BRISA Y LA TEMPESTAD Seguir historia

laum16 Laura AshHeart

HIJA DE LA BRISA Y LA TEMPESTAD es una recopilación de poemas fantásticos y góticos. El espíritu de sus versos es la elegancia expresada en forma de emociones, sensuales, cuidadas y delicadas. Algunos de los temas son el terror, el amor correspondido y el prohibido, los elementos de la naturaleza, la muerte, la eternidad, la psicología byroniana, los fantasmas, lo desconocido, el tormento, la oscuridad y sus sombras. Los pecados y virtudes de las almas son retratados como imágenes, relatos, diálogos entre personajes que se idolatren, imploren y odien tal y como se expresaría nuestra partícula más primaria del ser. El erotismo, la pulcritud del estilo y el refinamiento de sus tramas son recursos fundamentales. El placer, el éxtasis y la experiencia de lo sublime son el latido que retumba en el corazón de cada poética composición.


Poesía Todo público.

#terror #demonios #amor-prohibido #fantasmas #245 #eternidad #tormento #fantasía #emociones-llevadas-al-exceso #clásicos #sublime #extasis #dolor #odio #pasión #amor #traición #despecho #byroniano #sensualidad #romántico #gotico
0
717 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los miércoles
tiempo de lectura
AA Compartir

HIJA DE LA BRISA Y LA TEMPESTAD

Si fuera hija de la brisa y la tempestad,

me quedaría colgando de tus pestañas tras llovizna y vendaval.

No temería a la perdición en el abismo de tu oscilar,

ni a elemento infernal que me hiciera helar o temblar, arrepentirme y abandonar.


Me agarraría con manos violentas,

con la voluntad férrea de un corazón indolente

y un orgullo negligente.

Resistiría para que no pudieras verme,

pero sentirías al instante el calor de mi osadía

en el modo en que ese beso depositado entre suspiros sobre tu semblante,

se tornara palpitante, complaciente, exigente,

profundamente lacerante.


Permitiría a la escharcha que en heridas en mi carne se ensañara,

para que cuando el amanecer te cegara flameante,

un pie pudiera colocar insegura

en el límite entre tu perfil y mi resbalar,

para así deslizarme en mi incorregible vacilar

hasta la cuna en la que acabaría tu celeste iris en forma de media luna.




Viviría de tus ojos,

dormiría en el hueco de tus desvelos,

bebería de tu derramar de lágrimas,

crecería sin que lo supieras, entre pestañeo y pestañeo;

contemplando lo que contemplaras,

amando a quien amaras,

odiando todo aquello que con el primer mirar detestaras.


Me pensarías imaginada en tu pupila reflejada,

una tímida sombra que desapareciera presurosa

allí,

huida al lugar en que no me pudieras divisar,

escondida y encogida contra el recoveco de tu lagrimal.


Y solo cuando el cielo te pesara demasiado,

y ya no encontraras a las estrellas posicionadas de tu mismo bando,

ni hallaras en el mundo nada sublime, intocable, terrorífico ni sagrado,

me descubrirías de tus pestañas colgando.

Y solo cuando melancólico dijeras que estabas preparado,

me dejaría liberar, para caer a tu lado,

tras llovizna y vendaval,

como hija de la brisa y la tempestad.

19 de Febrero de 2020 a las 13:04 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo EN DERIVA, EN ABATIDA, NAVEGANTE EN EMBARCACIÓN POSEÍDA y LA GUERRA DE ELLA JUNTO CON LA MALDICIÓN DE LOS DOS

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión