santiago-camargo1582019228 Santiago Camargo

Cada capitulo de este libro esta inspirado en una situación, la cuál, todos, o mejor dicho, la mayoria de nosotros, ya hemos pasado por ella. Por ejemplo, el primer capítulo hace referencia a una luz en el cielo, o sea, una estrella solpitaria que se encuentra quieta, viendo a las demás pasar, y sin actuar.


Poesía Todo público.
0
743 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Luz en el cielo

Todo comienza con una luz en el cielo, una estrella única que se encuentra sola, y que sigue brillando a pesar de su soledad. Al rededor de ella, solo hay oscuridad, una oscuridad tan grande que entra en una parte de ella, haciendola sentir dos sentimientos a la vez, tristeza y felicidad. Miles de estrellas pasan de largo de vez en cuando, pero eso pasa cada cierto tiempo. Algún día esa tristeza de su corazón desaparecerá, pero al quedarse quieta sin hacer nada, sin acompañar a esas estrellas de vez en cuando, no progresará. Nosotros muchas veces somos como esa estrella solitaria, no seguimos adelante y nos plantamos los pies con la semilla de la tristeza, dejando crecer esa planta tan deprimente. Para luego, quedarnos en una situación donde la salida se vuelve más complicada de lo que era antes. Hay veces que es necesario quedarse quieto, sin seguir a esas luces, porque muchas de ellas son engañosas. Brillan por brillar, disfrazandose de buenas estrellas, cuando en realidad son como lobos disfrazados de ovejas. Ser una luz para el mundo no es fácil, te juntas con otras luces, pero terminas siendo una estrella muerta por el engaño. No siempre es así, hay luces que brillan por brillar, y hay luces que brillan para alegrar, la que debemos seguir verdaderamente son las luces que aman, que alegran y que festejan de felicidad. El enemigo siempre trata de atacarte por la espalda, sí, ese enemigo que es la pura oscuridad, la estrella que se disfraza de santidad, cuando es pura maldad. Se aprende a diferenciar quién es quién, cayendo y levantandosé, nadie es perfecto, porque se aprende por los errores. De tantas veces que nos caemos y nos levantamos, aprendemos a ser mejores, a ser maestros de la vida.

18 de Febrero de 2020 a las 10:06 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Ruego de tristeza

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Más historias

Surgiendo de las cenizas Surgiendo de las cen...
La Oscuridad La Oscuridad
POEMAS DE CONFINAMIENTO POEMAS DE CONFINAMIENTO